Apologética en la Época Medieval

Posted on

Apologética en la Época Medieval

I. Anselmo de Canterbury (1033-1109)

A. Anselmo adoptó el lema de Agustín de “Yo creo en el orden que yo pueda entender.”

B. Sugirió que la fe precede a la razón en los asuntos divinos.

C. Anselmo es conocido por promover el argumento ontológico para la existencia de Dios. En su obra Proslogion, Anselmo afirma que la idea de Dios es la prueba de que Dios existe.. Como él declaró: “Creemos que [Dios] es un ser mayor que lo que nada pueda ser concebido.” Él también dijo: “por tanto no hay duda de que existe un ser mayor el cual nada mas grande puede ser concebido, y que existe tanto en la comprensión como en la realidad.” El argumento ontológico de Anselmo es único en que se trata de un argumento a priori, un argumento de la mente y no de la experiencia.

D. Anselmo es conocido por sus argumentos a favor de la necesidad de la Encarnación de Jesucristo. En su Cur Deus Homo (“¿Por qué Dios se hizo hombre?”), sostuvo que la vida de Jesús y la muerte eran necesidades lógicas. De esta manera, promovió lo que se conoce como la “teoría de la satisfacción” de la expiación.

Según Anselmo, Dios es como un rey cuyo honor ha sido ofendido. Puesto que el honor de Dios y la justicia han sido pisoteados, debe haber una adecuada satisfacción por estos delitos. Esta “satisfacción”, sin embargo, debe ser igual a los delitos. Puesto que Dios es divino y los seres humanos son limitados, no existe una manera posible en la que los seres humanos podrían pagar la pena necesaria para restablecer el honor de Dios. Jesús es divino, sin embargo, fue capaz de pagar la satisfacción necesaria. Como un representante del hombre y de Dios, Jesús, satisfizo el honor de Dios e hizo que una buena relación con Dios fuese posible.

II. Tomas Aquino (1225–1274)

A. Aquino es el más importante teólogo / filósofo de la Edad Media. Sus ideas dominaron el pensamiento católico romano hasta el Concilio Vaticano II de la década de 1960.

B. De Aquino fusionó la teología cristiana con las enseñanzas del antiguo filósofo griego, Aristóteles. Aunque no es la primera persona de su tiempo en utilizar a Aristóteles, Aquino se basó en los conceptos aristotélicos cuando formuló sus propios puntos de vista de la filosofía y la teología.

C. Aquino ofrece cinco pruebas de la existencia de Dios, que una vez realizada la revisión puede ser destilada en dos argumentos principales-el cosmológico y el teleológico. El argumento cosmológico afirma que todos los contingentes y cosas existentes como la tierra se basa sobre algún ser sin causa para su existencia. Para Aquino, la tierra entró en existencia por el Dios cristiano, quien no tiene una causa. (El argumento cosmológico de Aquino es paralelo al concepto de Aristóteles de la “fuerza motriz” que puso todas las cosas en movimiento.)

El argumento teleológico, que también utilizó Aquino, afirma que la increíble complejidad en el universo señala a un ser inteligente que creó todo. El universo, por lo tanto, no es el resultado de una ciega casualidad.

D. Aquino sostuvo que existía una estrecha relación entre la fe y la razón. Para la mayoría de su historia, la Iglesia ve la fe como superior a la razón y no ve la necesidad de justificar las verdades del cristianismo por el uso de la razón humana. De Aquino, sin embargo, ver la fe y la razón trabajando conjuntamente. De hecho, en su opinión la razón podría ser utilizada para justificar muchos de los elementos de la fe cristiana. A diferencia de algunos teólogos, antes y después de él, Aquino consideró que el cristianismo no necesita temer a la razón. Cuando se utiliza correctamente, afirma algo de lo que Dios ha revelado en la Biblia.

E. Aquino sostuvo que la naturaleza revela muchas verdades acerca de Dios. Por ejemplo, el estudio de la naturaleza podría revelar a una persona que Dios existe y que él es poderoso. De esta manera, Aquino creía que podía aprender acerca de Dios mediante el estudio del mundo. Aquino no afirmó que todo lo que sabemos acerca de Dios proviene de la naturaleza. Existen algunas cuestiones como la doctrina de la Trinidad, que sólo pueden ser conocidas a través de la Biblia.

Michael J. Vlach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s