¿Intolerancia Anticatólica?

Posted on Actualizado enn

clip_image002¿Intolerancia Anticatólica?

Por Jason Hauser.

Recientemente hemos recibido un correo electrónico con la siguiente declaración: “Usted es uno de los fanáticos más anti-católicos que me he encontrado. Obviamente no sabe tanto acerca de la doctrina católica romana de lo que dice saber.” Esta crítica tiene a menudo una de dos premisas. 1) Todos los diferentes sistemas de creencias son válidos y nadie tiene derecho a cuestionar algo diferente. 2) El catolicismo romano es la religión verdadera y si no se somete a ella usted esta tristemente engañado.

Este correo electrónico particular, apoyó la última idea. Tal acusación no ve que la posición contraria es culpable del mismo rechazo a lo que se opone a lo que ellos creen. Excepto sin embargo, su autoridad no es la Palabra de Dios, sino las tradiciones de los hombres. Ellos continúan haciendo sus propios juicios y utilizan términos peyorativos para describir a todos los que no están de acuerdo con ellos. Siendo un ministerio formado por ex católicos, tenemos un profundo amor y carga para los que confían en el catolicismo a pesar de sus críticas incomprendidas de nosotros. Como Jesús mandó, a fielmente esforzamos para hacer discípulos, enseñándoles todo lo que Él ha mandado (Mateo 28:18-20). Al mismo tiempo, no nos sorprende cuando somos rechazados por hacerlo (Jn. 15:20).

La posición anterior, de que todas las creencias diferentes son igualmente válidas, es la que ha ganado popularidad en nuestra cultura post moderna. Aunque este punto de vista parece tolerante y aceptable superficialmente, es un ataque a la Palabra de Dios. La Biblia no deja de hablar sobre su propia autoridad como siendo de Dios. Los que niegan esta verdad no son de una opinión diferente, sino más bien se han colocado en contra de Dios, oponiéndose a Su misma Palabra. Esta es la naturaleza del pecado que nos lleva a aferrarnos ciegamente a nosotros mismos, a los demás, a la religión, o cualquier otra cosa, con tal de que no sea la Santa Palabra de Dios.

El cristiano que aborda abiertamente la naturaleza no bíblica de la religión católica es a menudo criticado por ser ignorante de la verdadera doctrina católica. El Arzobispo Fulton J. Sheen dijo una vez: “No hay un centenar de personas en los Estados Unidos que odian a la Iglesia Católica, sino que hay millones que odian lo que erróneamente perciben que es la Iglesia Católica.” ¿Es posible que todos los católicos que abandonan la autoridad de Roma y están bajo la autoridad de la Palabra de Dios simplemente no han comprendido la doctrina católica? ¿Y qué vamos a hacer con algunos de estos apologistas católicos que vienen de posiciones de liderazgo en iglesias protestantes? Es interesante notar que los protestantes que se convirtieron en católicos afirman que se encontraron con la “plenitud de la fe” a través de la recepción de la Eucaristía, adorando a María, y creyendo la afirmación de Roma por una historia ininterrumpida de sucesión apostólica. Por el contrario, los católicos que se arrepienten de confiar en la enseñanza católica y afirman una nueva sumisión a la Palabra de Dios a través de la obra de Jesucristo, afirman que han nacido de nuevo (Juan 3:3). No es una cuestión de nuevas perspectivas, o detalles, o prácticas, sino de tener una nueva vida. Tienen nuevos ojos para ver, nuevos deseos, un hambre de la Palabra de Dios, y un nuevo odio por el pecado que una vez los mantenía en esclavitud.

La única manera que alguna vez tendremos claridad sobre quién tiene la verdad es analizar quien abarca más de cerca la Palabra de Dios. La razón por la que Proclamando el Evangelio comenzó y continúa hasta nuestros días, se debe a la confusión sobre los claros contrastes entre la Palabra de Dios y lo que Roma enseña. Muchos católicos se jactan de que van a ir a la tumba basándose en un sistema que tenga sentido para sus mentes naturales. Un sistema donde se puede adorar y conocer a Jesús a través de una oblea de comunión semanal, en el que hacer buenas obras para aumentar y no poner en peligro su salvación, donde María le ayuda a usted y a Jesús, y el purgatorio se encarga de todo lo que la sangre de Cristo no pudo. Nosotros sinceramente oramos por los engañados para que Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad (2 Tim. 2:25).

No hay nada más importante que permanecer en la Palabra de Dios y probar si la enseñanza que ha adoptado es bíblica o no (Hechos 17:11). La Palabra de Dios nos exhorta a más no sólo para probar la veracidad de la enseñanza de otro, sino ponernos a prueba a nosotros mismos para ver si estamos en la fe (2 Cor. 13:5). La Palabra de Dios está llena de declaraciones para lo seguidores genuinamente redimidos semejantes a Cristo en contraste con lo que eran antes (Gal. 5, Ef 2;. 1 Juan).

Un comentario sobre “¿Intolerancia Anticatólica?

    CESAR MORENO escribió:
    16 julio 2013 en 11:52 pm

    hermanos, muchas gracias por tan valiosos aportes. Ruego al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que les permita por mucho tiempo, continuar con esta labor. El Señor les continúe bendiciendo. Hoy encontramos muchas páginas que contemplan la apostasía y “endulzan” el evangelio, para no quedar de intolerantes, fanáticos o puritanos. Que el Señor tenga misericordia de ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s