Estudios Sobre Proverbios: Introducción

Posted on

ESJ-2018 0809-001

Estudios Sobre Proverbios: Introducción

por Dave Dunham

Vivimos en un mundo y un tiempo que necesitan desesperadamente la recuperación de la sabiduría. Salomón se preguntó: “¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, y los burladores se deleitarán en hacer burla, y los necios aborrecerán el conocimiento?” (Prov.1:22b), y tal vez todavía nos estemos preguntando lo mismo hoy. La sabiduría parece escasear y, sin embargo, es un elemento necesario para una vida sana. El libro de Proverbios está escrito para instruir a los lectores sobre la naturaleza de la sabiduría y sobre el camino para alcanzarla. Haríamos bien en leerlo y aplicarlo hoy.

El libro de Proverbios es representativo de un tipo de literatura común en el antiguo oriente cercano: la literatura de la sabiduría. Históricamente, un rey podía encargar a un sabio que formara un libro de sabiduría aceptada que se utilizaría en la educación y la instrucción de los jóvenes. Proverbios corresponde al tipo literario y sirve como “una antología compuesta por varios textos de diferentes autores y diversos períodos de tiempo” (Dillard y Longman, Una introducción al Antiguo Testamento, 236).

El enfoque principal del libro es la diseminación de la sabiduría a los hombres jóvenes (1: 4), siguiendo la intención original de la literatura de sabiduría antigua. De hecho, los primeros nueve capítulos del libro sirven como un discurso extenso sobre la sabiduría. El preámbulo (1:1-7) establece el objetivo de todo el libro, que es dar al lector una guía para el logro de la sabiduría. Exploraremos el Preámbulo con más detalle en las próximas semanas, pero el punto importante es notar que su énfasis como superíndice del libro está en la búsqueda y el logro de la sabiduría.

Es importante notar que el comienzo del libro establece su base teológica. Si la mayoría de la gente ve el libro en términos de la breve y concisa frase de los sabios, muertos desde hace mucho tiempo, la inscripción se abre con un principio fundamental: el temor del Señor es el comienzo del conocimiento (v. 7a). Dios está aparentemente ausente de la última parte del libro. Pero el superíndice establece su rol y supremacía en la búsqueda de la sabiduría. Sin Dios, nadie puede reclamar sabiduría. Pablo establece este punto de una manera convincente en 1 Corintios 1:20:

¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde el polemista de este siglo? ¿No ha hecho Dios que la sabiduría de este mundo sea necedad?

La “sabiduría” del mundo no es sabiduría en absoluto, sino necedad. Y, aunque el hombre afirme ser sabio, realmente cuando niegan a Dios son necios (Romanos 1:22). La sabiduría está enraizada en la relación con Dios, quien en última instancia es sabio (Romanos 16:27). El objetivo general del libro, entonces, es conducir a los hombres a buscar la sabiduría, pero buscarla correctamente a través de la relación con Yahweh.

Proverbios es fácil de desglosar en un esquema. Se han presentado dos posibles opciones, una gran disección y una demarcación más complicada. La primera opción indica dos partes: capítulos 1-9 y capítulos 10-31. La primera parte contiene el discurso extendido sobre la sabiduría, mientras que la última parte está compuesta del dicho conciso. Sin embargo, esta segunda división tiene un desglose más detallado digno de exploración. Un esquema más complicado, entonces, podría verse así:

Preámbulo (1: 1-7)

Discurso extendido sobre la sabiduría (1: 8-9: 18)

Proverbios solomónicos 1ª. Parte (10: 1-22: 16)

Dichos de los sabios (22: 17-24: 34)

Proverbios solomónicos 2ª Parte (25: 1-29: 27)

Dichos de Agur (30)

Dichos del Rey Lemuel (31: 1-9)

Poema para una mujer virtuosa (31: 10-31)

(ver Dillard y Longman, 238)

Este desglose más detallado nos permite seguir las señales dentro del texto que ingresan en las nuevas secciones. Es natural que el flujo del libro siga este esquema. También muestra las diversas contribuciones que componen el libro, incluso cuando no sabemos mucho sobre todos los diversos autores y colaboradores.

La “sabiduría” moderna también tiene una plétora de contribuyentes y voces. Existe la “sabiduría” de varios políticos, filósofos, científicos y expertos disponibles para nosotros. Podemos tener “sabiduría” 24/7 a través del ciclo de noticias e Internet. Pero para todas las diversas voces y contribuyentes, parece que no somos mejores como sociedad y cultura. Y las voces en competencia no agregan nada a nuestra sabiduría colectiva. El problema, por supuesto, es que toda esa supuesta sabiduría comienza en el lugar equivocado. No hay temor de Dios. Podemos notar que gran parte del libro de Proverbios omite cualquier mención explícita de Dios, sin embargo, el libro comienza con el marco apropiado. Todo lo que sigue se construirá a partir de este importante punto de partida del “Temor de Jehová”. El apóstol Santiago nos dice que hay dos formas de sabiduría, una es verdadera y otra es “demoníaca” (Santiago 3:15-17). Tenemos muchas personas que dicen ser sabias, pero lo que tenemos que hacer es “sabiduría de lo alto”. Proverbios nos ofrece tal sabiduría, inspirada por Dios mismo y atrayéndonos a él.

En las próximas semanas no detallaré cada sección, ni cada proverbio en sí mismo. Más bien, tengo la intención de explorar algunos de los temas dominantes que surgen del libro y explorar cómo cada uno se desarrolla dentro de la teología general de Proverbios. Espero que te unas a mí en esta búsqueda de sabiduría.

Un comentario sobre “Estudios Sobre Proverbios: Introducción

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    10 agosto 2018 en 5:22 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s