¿Una Generación Aburrida?

Posted on

ESJ-2018 0810-002

¿Una Generación Aburrida?

POR DEREK THOMAS

La nuestra es la primera generación de cristianos que se ha preguntado seriamente: ¿cuánto tiempo puedo dedicarme a entretenerme? En toda la lectura que he hecho en los siglos XVI y XVII, nunca me he topado con esta pregunta seriamente. No es que estos siglos, o los cristianos que vivieron en ellos, fueran anti-ocio, ¡asesinos de ocio cada uno! no eran. Nadie ha hecho más para disipar esa caricatura de los puritanos, especialmente, que Leland Ryken en su libro elogiado con justicia, Worldly Saints..

Sin embargo, la nuestra es una generación en la que el tiempo libre se ha incorporado a la estructura de la semana como un derecho. Tenemos horarios marcados para entretenernos – los viernes por la tarde, el fin de semana, incluso (¡ay!) los domingos por la tarde, a pesar de los fuertes textos de las Escrituras que nos advierten de las consecuencias de esto último (ver, si lo desean, Isaías 58:13-14) De alguna manera, nunca se nos ocurre preguntar por qué es que nunca leemos sobre Jesús o los discípulos simplemente “divirtiéndose”. No hay noticias de que Pablo “saliera” con los muchachos en Efeso o Corinto. ¿Qué dice la Biblia sobre el ocio y la forma en que deberíamos usarlo?

Aquí hay un principio, es difícil de asegurar y es probable que se use mal, pero de todas maneras es una Biblia: Dios nos ha dado un patrón, un ritmo si se quiere, de un día seguido por seis. Un día de ‘descanso’ seguido de seis días de ‘trabajo’. Dejando de lado por un minuto si es apropiado usar el Día del Señor para el entretenimiento, el principio que parece ser correcto es que no hay nada inapropiado en gastar alrededor del 15% de la semana, una o dos horas al día, para entretenernos.

Pero esta es la cuestión: es demasiado fácil convertirse en un adicto a la televisión y desplomarse frente al televisor durante 3, 4 o incluso 6 horas seguidas. Eso es dejar que el entretenimiento se salga de control. No es que unas pocas horas sean malas para nosotros (aunque, por supuesto, ¡depende de qué es lo que estamos viendo!); es solo que, como diría Pablo, no es conveniente.

La verdad es que, a pesar de todo el entretenimiento ofrecido, la nuestra es quizás una generación aburrida. Tenemos películas, centros comerciales y reproductores de MP3 y, sin embargo, el quejido “No hay nada que hacer” aún se puede escuchar, alto y claro. Una encuesta reciente reveló que el 71% de nosotros queremos más “novedad” en nuestras vidas. El aburrimiento está en aumento. El Dr. Richard Winter, un psicólogo del Seminario Teológico Covenant sugiere que los estadounidenses están entretenidos hasta la muerte. “El aburrimiento puede provenir de una estimulación excesiva. Existe un sentido en el que se necesita más y más emoción, más estimulación para mantenerlo interesado”, escribe. De hecho, los programas de televisión de hoy revelan que las personas están dispuestas a hacer cosas más groseras y repugnantes para encontrar el entretenimiento necesario.

En su libro, Still Bored in a Culture of Entertainment [Sin Embargo, Aburrido en una Cultura de Entretenimiento], el Dr. Winter examina cómo el aburrimiento se ha incrementado a medida que hay más tiempo libre disponible. De hecho, dice que la persona promedio hoy tiene alrededor de 33,000 horas de ocio más que una persona a mediados de los 1800.

Winter dijo: “Estas son actividades adictivas, por lo que las personas pasan horas y horas, y eso se convierte en su realidad … viven en una realidad virtual, en lugar de la realidad real del mundo de Dios, el universo físico en el que estamos instalados. “

Aquí hay una idea garantizada para revolucionar nuestra evaluación del valor del entretenimiento: ¡comience a leer libros otra vez! Nunca hubo un momento en que los mejores libros estuvieran más disponibles que el presente. Unas pocas horas al día leyendo buena literatura nos compensarían generosamente.

¿Has leído buenos libros últimamente?

Un comentario sobre “¿Una Generación Aburrida?

    Hno. Samuel escribió:
    11 agosto 2018 en 1:26 pm

    Por qué se aburren o se desaniman?

    Voy a dirigirme especialmente a los jóvenes. Somos un cuerpo, pero actuamos como un club de amigos o colegas. Muchos jóvenes pasan la mayoría del tiempo en la escuela, con compañeros que en su mayoría no son cristianos. Entonces está de más preguntarnos cual va a ser su modelo a seguir o imitar? Obviamente los que comparten con ellos.

    Fuí líder por tres años de un grupo de jóvenes en una congregación. Cuando llegué eran siete jóvenes desanimados y muchos no querían no axistir a las reuniones.

    Comencé a motivarlos a que se llamaran, salieran juntos, comieran juntos, en otras palabras, que fueran un cuerpo. En tres años se convirtieron en una familia. De tres pasaron a más de ochenta.

    Porque se aburren? No se sienten como parte de una familia, si no como jóvenes que se ven dos o tres veces a la semana por un par de horas y después no tengo con quien compartir mi vida cristiana. Qué me queda? Facebook, Twitter, YouTube, etc.

    Para concluir, si los enseñamos a amarse y motivarse al amor y las buenas obras se sentirán motivados y se reuniran, compartiran y sentiran el amor de Jesús y no tendrán la sensación de estar solos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s