Persecución: La Vida de los Santos

Posted on

ESJ-2019 0205-004

Persecución: La Vida de los Santos

Por Dustin Benge

John Hooper, un reformador y pastor inglés, fue severamente perseguido por su inquebrantable posición sobre la verdad de las Escrituras que eventualmente lo llevó a ser quemado en la hoguera. En 1555, tres semanas antes de su martirio, John Hooper escribió lo siguiente en una carta: “Ahora debes apartar todos tus pensamientos del peligro que ves, y marcar la felicidad que sigue al peligro …Cuídate de contemplar demasiado la felicidad o la miseria de este mundo, pues la consideración y demasiado amor o temor de cualquiera de ellos, nos aleja de Dios.”

En 2 Timoteo 3:12, Pablo dice: “Y en verdad, todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús, serán perseguidos.” Pablo está profundamente persuadido de que el conflicto es inevitable entre las vidas justas de los santos y las vidas impías en el mundo. Esto es nada menos que una tensión entre la luz y las tinieblas.

En la conclusión de sus declaraciones de bienaventuranzas en Mateo 5, Jesús pronuncia la bendición divina sobre aquellos que sufren persecución porque exhiben las características piadosas de las bienaventuranzas anteriores.

Jesús define la persecución como el surgimiento de dos fuentes:

En primer lugar, los verdaderos discípulos de Cristo son perseguidos “por la justicia” (Mat. 5:10). Las declaraciones de bienaventuranza pueden dividirse en dos grupos de cuatro, cada uno de los cuales termina con una referencia a la “justicia.” El primer grupo concluye en el versículo 6, “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia,” y el segundo grupo en el versículo 10, “Bienaventurados los que son perseguidos por causa de la justicia.” Las tres bienaventuranzas que conducen al “hambre de justicia” son descripciones de un tipo de vacío sagrado: benditos los pobres de espíritu, benditos los que lloran por su condición de necesitados, y benditos los que son mansos y entregan su causa a Dios. Estas tres descripciones de necesidad se cumplen en forma de misericordia, pureza y pacificación. El resultado inevitable es la persecución por esta misma justicia. En otras palabras, la justicia que se exhibe en la vida del cristiano a través de las características de misericordia, pureza y pacificación provoca violencia en aquellos que no conocen a Cristo. Los impíos observan las vidas justas de los creyentes como una condenación a su propio comportamiento injusto. En respuesta, atacan en ridículo y a veces a través de formas severas de persecución.

En segundo lugar, los verdaderos discípulos de Cristo son perseguidos “a causa de mi[Jesús]” o “por mi[Jesús]” (Mat. 5:11). Jesús advirtió a sus seguidores del tipo de trato que podían esperar: “Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre” (Mat. 10:22). En el versículo 11, Jesús está resaltando un título cristológico con el cual los creyentes se identifican y son perseguidos. Según Lucas 6:2, es el título “Hijo del hombre” el que puede haber instigado la ofensa particular de los incrédulos. Este título identifica a Jesús como un Rey de origen celestial que reinará sobre un reino universal y eterno y que es digno de adoración por todos los pueblos de la tierra. Esta declaración fue considerada blasfema y demostró ser la clave para la condenación final y la muerte de Cristo en la cruz. El mundo está bien cuando los creyentes identifican a Jesús como un maestro moral o un gran líder, pero cuando un cristiano atribuye autoridad divina, realeza y gobierno universal a Jesús, se indignan y se enojan. Jesús decía: “Si te identificas conmigo, si me proclamas como el Hijo de Dios, si me proclamas el rey legítimo, enfrentarás implacablemente la oposición, la ira y la persecución de aquellos que no están de acuerdo.” Jesús está diciendo que la identificación con él en esta coyuntura vital de su confesión de ser el “Hijo del Hombre,” es lo que nos da a la justicia del cristiano su carácter distintivo.

Jesús procede en Mateo 5:11 ofreciendo tres expresiones de persecución que sus discípulos experimentan en este mundo. Primero, él dice que ellos te “insultarán,” lo que significa que los que se oponen a la justicia cristiana y al evangelio se burlarán de ti y te avergonzarán verbalmente. Segundo, la palabra “perseguir” en el versículo 11 significa “correr, perseguir o salir corriendo.” La idea es que los discípulos de Cristo puedan ser perseguidos de pueblo en pueblo con la mala intención de abusar de ellos violentamente o entregarlos a las autoridades para su procesamiento. Tercero, el versículo 11 dice que “digan todo género de mal contra vosotros falsamente.” Esto significa que los perseguidores de los seguidores de Jesús levantarán falsas acusaciones en su contra que no tienen fundamento pero que en realidad son mentiras inventadas.

Una vida dedicada a la justicia y a la piedad será perseguida o vilipendiada o rechazada, porque tu vida santa es una acusación en contra de su vida pecaminosa. La razón de la persecución es la justicia santa, candente y ardiente, y una relación comprometida y devota con el Señor Jesucristo. En Mateo 5:10-12, Jesús bendice a los que se identifican con él y les responde: “Tú eres mío.”

Thomas Watson, el gran escritor puritano, dijo de los cristianos: “Aunque sean siempre tan mansos, misericordiosos y puros de corazón, su piedad nunca los protegerá del sufrimiento. Deben entregar su arpa en los sauces y tomar la cruz. El camino al cielo es por el camino de las espinas y la sangre. Establézcalo como una máxima, si sigues a Cristo, verás las espadas y las varas. Pon la cruz en tu credo.”

¿Esto le describe a usted? ¿Está listo para enfrentar la oposición y la persecución por identificarse con el Señor Jesucristo en todo sentido? Para los que son libres en Cristo y gozosos en la persecución, son la “sal de la tierra” y la “luz del mundo.”

Fuente

Un comentario sobre “Persecución: La Vida de los Santos

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    6 febrero 2019 en 9:06 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s