Cómo el Arrepentimiento Conduce al Evangelismo

Posted on

ESJ-2019 0410-004

Cómo el Arrepentimiento Conduce al Evangelismo

Por Jordan Standridge

Muchas personas en la iglesia nunca han aprendido acerca del arrepentimiento diario, y esto ha tenido consecuencias devastadoras en su evangelismo personal.

Parte de las consecuencias de una mentalidad de creyente fácil es que muchas personas que han llegado a conocer al Señor en las iglesias estadounidenses nunca han aprendido a mantener una relación continua con el Señor y con otros creyentes. Todas las personas salvas -si es que son realmente convertidas- han llegado a un lugar en sus vidas donde “se arrepintieron de sus pecados y confiaron en Cristo”, pero tal vez nunca se les ha enseñado que el arrepentimiento no se detiene después de ese primer evento, sino que debe continuar cada día hasta que mueran.

Cuando alguien peca contra el Señor, nunca debe actuar como si nunca hubiera ocurrido, sino que debe regresar al Señor y pedir Su perdón para restaurar adecuadamente la relación. Por supuesto, sabemos que Dios nos perdonará nuestro pecado, pero eso no significa que podamos tomar atajos en nuestra relación con el Señor.

Muchas personas tratan a Dios como tratan a sus madres. Una madre le dice a su hijo su estudiante de secundaria que haga algo, responde en una actitud terrible, así que su madre los envía a su cuarto. El hijo nunca piensa en lo que hizo, sólo pasa dos horas en su habitación enfurruñado mientras juega en el Xbox, para finalmente salir de su agujero después de un par de horas preguntándose qué hay para cenar, sin darse cuenta ni pensar en el hecho de que deshonró a su madre y nunca se reconcilió con ella.

Todo pecado contra el Dios del universo es un acto de traición. Cada vez que pecamos estamos escogiendo una cosa que Dios creó sobre Dios mismo. Estamos adorando a la creación más que al Creador. Estamos pervirtiendo un regalo maravilloso que Dios dio y diciéndole que no estamos agradecidos. No existe tal cosa como un pecado inocente o pequeño.

Y por lo tanto, se deduce que no hay tal cosa como un pecado por el cual no valga la pena pedir perdón a Dios.

David, el hombre conforme el corazón de Dios, nos modela cómo es el arrepentimiento en el Salmo 51. Pero lo que es verdaderamente asombroso acerca de este salmo es que David entiende el vínculo entre la falta de arrepentimiento y la falta de evangelismo.

Lo dice tan claramente en el Salmo 51:12-15:

12 Restitúyeme el gozo de tu salvación,
y sostenme con un espíritu de poder.
13 Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos,
y los pecadores se convertirán a ti.

14 Líbrame de delitos de sangre, oh Dios, Dios de mi salvación;
entonces mi lengua cantará con gozo tu justicia.
15 Abre mis labios, oh Señor,
para que mi boca anuncie tu alabanza.

Observen cómo David es claro acerca del hecho de que él nunca ha perdido su salvación, sino que ha perdido el gozo de ella. La culpa de su pecado pesaba mucho sobre él y le impedía compartir la verdad sobre su Creador. El vínculo es tan claro. Si Dios lo perdona, si Dios limpia su corazón, entonces podrá enseñar a los transgresores los caminos de Dios. Es por eso que en los versículos 1-11 le pide perdón a Dios. Suplica a Dios que lo purifique. Porque sabe que sin ello su evangelismo se verá impedido. Cuando tenemos el pecado sobre nosotros, simplemente no podemos y no queremos compartir el Evangelio con los que nos rodean.

Pienso que algunas personas nunca comparten el Evangelio porque nunca han aprendido la importancia del arrepentimiento diario. Esto sale a la luz en las conversaciones todo el tiempo.

Hay algunos hombres que nunca han pedido perdón a sus esposas. Nunca han aprendido a declarar el pecado que cometieron, a mirar a los ojos de sus esposas, a admitir el pecado y a preguntar a sus esposas si las perdonarían. Por supuesto que no evangelizan; no tienen idea de cómo arrepentirse apropiadamente cuando pecan contra alguien. Incluso cuando hacemos un intento a medias de reconciliación, cuando “nos disculpamos” o cuando decimos “lo sentimos”, nos quedamos cortos. Decimos sentir cuando alguien tiene cáncer o pisamos a alguien por error, ciertamente no nos disculpamos cuando le gritamos a alguien o estallamos contra nuestros hijos. En vez de eso, debemos pensar en todas las formas en que pecamos contra ellos, acercarnos a ellos con humildad y pedirles perdón.

Es lo mismo con Dios. Cuando escogemos el pecado sobre Él, necesitamos pedir Su perdón. No podemos tomar atajos, porque cuando lo hacemos le decimos al Dios del universo que no lo necesitamos o que no queremos una relación con Él.

Y esto es lo que sucederá: cada vez que tomamos en serio el pecado y nos arrepentimos, sabemos que Dios nos perdonará y este acto diario de arrepentimiento nos impulsará hacia el evangelismo. Este será un recordatorio diario del increíble Evangelio en el que creemos y será mucho más difícil acapararlo para nosotros mismos, porque estará fresco en nuestras mentes cada día, realmente cada momento del día ya que pecamos varias veces al día.

¿Quieres crecer en tu evangelismo? Pues bien, el primer paso no es tomar una clase de entrenamiento de evangelismo, ni ver videos de YouTube, ni memorizar el camino de Romanos, sino más bien arrodillarse diariamente y pedirle a Jesús un corazón limpio. Tomar en serio tu pecado y arrepentirte de él te dará una conciencia limpia que te impulsará a cantar a otros el maravilloso y perdonador Dios que amas.

La próxima vez que peques, no lo ignores o lo cubras de azúcar, ruega a Dios que te perdone, pídele perdón a la persona en contra de la cual pecaste, y luego continúa tu día contándole a todas las almas a tu alrededor acerca del Dios que perdona a los pecadores malvados como yo.

Un comentario sobre “Cómo el Arrepentimiento Conduce al Evangelismo

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    12 abril 2019 en 10:45 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s