Una Conversación Con Un Cienciólogo

Posted on

ESJ-2019 0529-001

Una Conversación Con Un Cienciólogo

por Jordan Standridge

He oído hablar mucho de la Cienciología a lo largo de los años, pero nunca tuve la oportunidad de hablar con alguien que lo creyera.

Todo eso cambió el domingo pasado por la tarde.

Mi amigo y yo fuimos de puerta en puerta alrededor de nuestra iglesia, conociendo a los vecinos de nuestra iglesia y ofreciendo oraciones. Terminamos en la casa de un hombre que nos dijo que era parte de la Cienciología. Nos invitó a entrar y pasamos más de una hora hablando con él.

Era un hombre muy gentil, y descubrimos que había crecido como bautista, pero al final de la conversación quedó muy claro que estaba muy en alto en la religión de Cienciología. En su estante había varias carpetas que sólo pueden comprar aquellos que están en lo alto de la religión de Cienciología, y que cuestan miles de dólares para tenerlas.

Es muy fácil burlarse de la Cienciología y pensar que sus seguidores están locos, pero todo eso cambia cuando tienes a alguien en mente mientras piensas en él.

Como dije antes, Tim era un hombre muy gentil que era amable y respetuoso y nos escuchaba cuidadosamente mientras compartíamos el Evangelio con él. Por supuesto, su religión le hizo tener puntos de vista extraños sobre la realidad y su existencia. Esto le hizo creer que existía en varios cuerpos diferentes antes de esta vida, y, finalmente, regresará a un estado angélico donde será más feliz.

Hay mucho en la Cienciología, y tal vez escriba un artículo en el futuro, pero salí de esta conversación con algunos pensamientos que se hicieron claros y que podrían ser de ayuda para usted si alguna vez se encuentra con un cientologista en el futuro. Creo que estos puntos nos ayudarán cuando pensemos en las religiones en general.

Los Humanos Son Generalmente Buenos

La premisa de Tim era que los seres humanos son generalmente buenos. A través de algún trabajo para entender cómo podemos controlar nuestra mente, seremos capaces de caminar lentamente de regreso a nuestro mundo anterior, donde alguna vez estuvimos antes de nuestra rebelión. Los cientologistas pasan mucho tiempo en prisión ayudando a los prisioneros a desbloquear sus mentes para que puedan ser “salvados” de sus vicios y comenzar a trabajar en su camino de regreso hacia su forma angélica. En resumen, los humanos son buenos y cualquiera es redimible – todo lo que tienes que hacer es ayudarles a controlar sus mentes, y a través de sus propias emociones pueden mantenerse a sí mismos de lo que llamaríamos pecado.

Los Humanos Pueden Arreglarse

A través de un proceso de expansión y “lucha por la supervivencia” en ocho dimensiones diferentes y a través de muchas vidas, nosotros los humanos (que somos ángeles caídos) podemos finalmente regresar a un estado de realidad angélica. Si lentamente desbloqueamos nuestras mentes para ver, no sólo nuestras vidas pasadas sino, en última instancia, nuestro futuro; la meta es regresar a nuestro estado original de estar con nuestro creador antes de que nos rebeláramos y fuéramos enviados a esta vida. En resumen. Tenemos la capacidad de volver a nuestro estado original. Se anima a los seres humanos a seguir su conjunto de ética llamado “el camino a la felicidad” (que es más o menos una mezcla de los Diez Mandamientos y los principios budistas) y si lo hacen, pueden redimirse lentamente. Obviamente, tengo mucho más que aprender, aunque cuanto más profundizo en ello, más confuso se vuelve. Pero en resumen, como cualquier otra religión, entrena a su pueblo a glorificarse a sí mismo y a su capacidad de salvarse a sí mismo, anulando así cualquier necesidad de ser redimido por Dios sólo a través de Jesucristo.

Los Seres Humanos Se Convertirán En Dioses

Muchas religiones tienen un punto de vista similar que en última instancia exalta a la humanidad hasta el punto en que podemos convertirnos en dioses. En la Cienciología, tienen un creador, pero él mismo se expande y crece constantemente en su gloria. Los seres humanos se convierten en dioses en última instancia. Y es entonces cuando, una vez más, se me recordó esta simple realidad: el diablo está en el negocio de robarle la gloria a Dios. Él crea religiones que no son neutrales, sino que su objetivo principal es robarle la gloria a Dios a través de exaltar al hombre y hacer que el hombre crea que puede ganar su camino de regreso a Dios a través de las obras, lo cual es una blasfemia, o a través de ellos mismos alcanzando un estatus semejante al de Dios, lo cual también es blasfemo. De cualquier manera, la meta es siempre disminuir a Dios y Su gloria y exaltar al hombre para robar Su gloria.

Es realmente fácil marcar algunas religiones como ridículas y burlarse de ellas en nuestras mentes. Especialmente las religiones iniciadas por L. Ronald Hubbard, quien (supuestamente) dejó claro que lo estaba haciendo por dinero. Y sin embargo, el domingo me encontré con un alma que pasará la eternidad en el cielo o en el infierno, y mi corazón se rompió por él con compasión. Espero que ores por Tim, y si alguna vez te encuentras con un Cienciólogo, o con algún otro, que les señales con amor a Cristo, que es el único que merece gloria y adoración.

Un comentario sobre “Una Conversación Con Un Cienciólogo

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    30 mayo 2019 en 12:09 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s