Aplicando la Teología de un Gran Dios A Tu Vida Durante Las Pruebas

Posted on

ESJ-2019 0810-001

Aplicando la Teología de un Gran Dios A Tu Vida Durante Las Pruebas

Por Josh Buice

Cuando te encuentras por primera vez con la teología de la soberanía absoluta de Dios sobre todas las cosas, es como si vieras el mundo a través de nuevos ojos. Cada página de la Escritura, a medida que la volteas, es como si la verdad de la grandeza de Dios saliera de las páginas. Muy pronto te encuentras a ti mismo escarbando más y más profundamente en la Palabra de Dios, hablando con amigos, escuchando atentamente la predicación, leyendo libros y disfrutando de Dios de una manera que no lo has hecho en años pasados.

Una cosa es pensar en la soberanía de Dios en la salvación y la soberanía absoluta de Dios en la creación desde una perspectiva académica o desde la perspectiva de un estudio bíblico, pero ¿qué sucede cuando el médico entra en la habitación y te diagnostica cáncer? ¿Qué sucede cuando usted recibe una llamada telefónica inesperada informándole que su ser querido acaba de fallecer? De repente, es hora de emplear esa teología en acción en tu vida. Es ahí, en el dolor de la tragedia, donde uno se da cuenta del valor de una teología de un Dios tan grande en formas que los meros académicos no pueden comparar.

El Trabajo de Aplicación

La aplicación de la Biblia no es el trabajo del pastor solamente. La labor de aplicación es algo en lo que cada creyente debe participar regularmente. Cuando la congregación está escuchando el sermón, debe haber una participación activa de todos los presentes en la sala, ya que cada uno busca tomar la verdad y aplicarla a su propia vida.

Imagínese al pastor predicando a través de un pasaje y está llevando a casa la soberanía de Dios, y él describe la omnipotencia de Dios mirando muestras de las Escrituras a través de la Biblia. Un joven está sentado enfrente donde asiste a una universidad local. Es su primer semestre como estudiante universitario y tiene muchos temores e inseguridades por las que está pasando. Se siente increíblemente pequeño cuando entra en el campus grande y extenso, huele los libros cuando entra en la biblioteca y se sienta en el gran salón de conferencias para escuchar a uno de sus profesores enseñar a un par de cientos de estudiantes.

Al otro lado de la iglesia, un hombre de setenta y nueve años está contemplando el reciente diagnóstico de cáncer y sus opciones de tratamiento. Ambos individuos se encuentran en diferentes etapas de la vida, sin embargo, ambos hombres están enfrentando desafíos. Es la misma Palabra de Dios siendo presentada a ambos, pero ellos trabajan y participan en el sermón para aplicar la gran verdad a su propia situación personal a fin de encontrar refugio en su gran Dios.

Mientras que el pastor puede proporcionar un par de declaraciones de aplicación general, es la responsabilidad de los individuos en la congregación escuchar la Palabra, trabajar para entender el texto, y luego conectar los puntos del contexto antiguo a su situación actual para aplicar la verdad a su propia vida personal. Demasiado a menudo la gente se sienta y le pide al pastor que les dé de comer con una cuchara mientras se pierde el sentido de un sermón. Debe haber compromiso y participación y trabajo personal en el escuchar apropiado de un sermón.

El Consuelo De La Soberanía De Dios

David declaró en el Salmo 27:1: “Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?” A lo largo de toda la Biblia, encontramos declaraciones audaces acerca de nuestro gran Dios.

Fue Martín Lutero, quien en medio de una peligrosa temporada de persecución fue secuestrado por sus amigos después de su famosa posición en Worms y llevado al castillo de Wartburg. Mientras estaba escondido, en la seguridad de la estructura, tradujo la Biblia al alemán. Trabajó a la velocidad implacable de 1.500 palabras por día.

Durante 1527, una época oscura invadió la vida de Lutero, tanto espiritual como físicamente. Estaba físicamente enfermo debido a las presiones del ministerio y la batalla de la Reforma. Luchó contra los mareos y se desmayaba a menudo. Sentía como si fuera a morir. Pero entonces, Dios lo condujo a través de ella.

Pronto la Peste Negra se extendió por Alemania matando a mucha gente. Era tan mala – mucha gente huiría por su propia seguridad. Lutero se quedó y convirtió su casa en un lugar de refugio, un hospital improvisado. Durante esta crisis, su hijo casi muere.

Con este telón de fondo, Lutero escribió las palabras “Castillo Fuerte Es Nuestro Dios,” que es uno de los himnos más famosos de la historia de la iglesia. Mientras enfrentaba la plaga, miraba la muerte negra que lo rodeaba, y contemplaba la fragilidad de su propia vida (y la de su familia) -pensó en los muros del castillo y en cómo una vez encontró refugio. Luego consideró las palabras del Salmo 46 y aplicó las grandes verdades de la soberanía de Dios a su oscura situación.

Castillo fuerte es nuestro Dios,
Defensa y buen escudo.
Con su poder nos librará
En todo trance agudo.

No importa a lo que se enfrenten usted hoy mientras viaja por este mundo con demonios llenos que amenazan con deshacerlos, pueden caminar con la confianza de que su Dios es grande. “Porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4). ¡No importa a qué prueba usted enfrente o qué desafío se le presente, recuerde que debe apoyarse en la teología de la Biblia y encontrar consuelo y la paz que sobrepasa todo entendimiento en el Dios que es grande, fuerte y sirve como nuestra Roca y nuestro Refugio! Si Dios está con nosotros, ¿quién puede estar contra nosotros?

Salmo 46:1-3;6-7 1 Dios es nuestro refugio y fortaleza,
nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
2 Por tanto, no temeremos aunque la tierra sufra cambios,
y aunque los montes se deslicen al fondo de los mares;
3 aunque bramen y se agiten sus aguas,
aunque tiemblen los montes con creciente enojo. (Selah)

6 Bramaron las naciones, se tambalearon los reinos;
dio El su voz, y la tierra se derritió.
7 El Señor de los ejércitos está con nosotros;
nuestro baluarte es el Dios de Jacob. (Selah)

Un comentario sobre “Aplicando la Teología de un Gran Dios A Tu Vida Durante Las Pruebas

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    16 agosto 2019 en 10:47 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s