Un Tributo a La Vida de Jay Adams

Posted on

ESJ-blog 20201117_01

Un Tributo a la Vida de Jay Adams

POR BRAD HAMBRICK

Dos figuras fundamentales que dieron forma al movimiento moderno de asesoramiento bíblico han fallecido en los últimos 16 meses. En junio de 2019 David Powlison falleció. Ahora, este fin de semana del 14 de noviembre, Jay Adams también murió. No puedo pensar en dos individuos que hayan dado forma a la disciplina de la consejería bíblica más que estos dos. Cuando David falleció, tuve la oportunidad de escribir sobre su vida y su legado para el Journal of Biblical Counseling. Me gustaría hacer lo mismo para Jay Adams.

Nunca tuve el privilegio de conocer a Jay Adams en persona, por lo tanto, su influencia en mi ministerio ha sido a través de sus escritos. Para cualquiera de mis lectores que no esté familiarizado con el Dr. Adams, se le conoce comúnmente como "El Padre del Movimiento de Asesoramiento Bíblico Moderno". Su primer libro importante, Competente para Aconsejar, y la formación de la Asociación Nacional de Consejeros Nouteticos (NANC; ahora llamada la Asociación de Consejeros Bíblicos Certificados, ACBC) desencadenó lo que actualmente se llama la consejería bíblica. Puedes leer una breve biografía de Jay Adams aquí.

Las opiniones sobre el doctor Adams son tan fuertes como sus propias convicciones. La gente que moldea profundamente una disciplina, como el consejo cristiano, rara vez es vista como una figura neutral. Los debates sobre las fortalezas y debilidades de la consejería bíblica pueden esperar. Este no es el momento para ellos. Aquí me gustaría reflexionar sobre algunas de las cualidades destacadas que Jay Adams ejemplificó y las lecciones de vida que surgen de ellas.

Jay Adams Habló a los Pastores

Si haces la pregunta, "¿Quién era la audiencia principal de Jay Adams?" la respuesta amplia sería la iglesia y la estrecha sería los pastores. Jay Adams quería llamar a la iglesia a la confianza en la Biblia enriqueciendo la forma en que los pastores daban consejos. La influencia de la vida y la obra de Jay Adams puede atribuirse a la eficacia con la que apeló a los pastores. Conocía y amaba a su audiencia.

Una lección de vida de la biografía de Jay Adams sería, si quieres tener un impacto significativo con la gran idea que Dios ha puesto en tu vida, conoce a tu audiencia y aprende a hablarle bien. Si lees uno de los libros del Dr. Adams, lo entenderás mejor si te das cuenta de que su público principal son los pastores. Escribió como pastor haciendo un llamamiento a la Biblia. Esto significó que sus libros se tradujeron naturalmente al sermón y al estudio del pastor donde se da la consejería. El Dr. Adams quería dar mayor congruencia al ministerio público y privado de la Palabra.

Jay Adams Tuvo El Valor De Sus Convicciones

Jay Adams no era el mariscal de campo de Monday Morning, ensayando lo que debería haberse hecho de forma diferente después de los hechos. Jay Adams sabía para qué trabajaba, es decir, una mayor confianza entre el pueblo de Dios para que la efectividad práctica de la Biblia hable de la amplitud de los desafíos de la vida. Cada vez que veía una oportunidad para avanzar en esta causa, la aprovechaba. Siempre que veía lo que creía que era un compromiso en esta causa, lo expresaba.

Otra lección de vida de la biografía de Jay Adams sería que las buenas ideas sin valor valen poco. El cambio es difícil. Es duro personalmente (aconsejar) y duro profesionalmente (refinar una disciplina como el consejo cristiano). El silencio y la pasividad alimentan el status quo. La acción y las palabras hacia el cambio, incluso el cambio necesario, es probable que se encuentren con resistencia. Por lo tanto, para experimentar el cambio se requiere de valor.

Jay Adams Trabajó Incansablemente

Jay Adams publicó más de 100 libros. Eso requiere diligencia. Eso requiere una pasión implacable. Eso requiere concentración durante décadas. Cualquiera debería ser capaz de admirar ese tipo de ética de trabajo. En muchas coyunturas me imagino que habría sido fácil para él pensar que había hecho "suficiente", pero mientras tuviera aliento, quería ser productivo en su vocación.

Una tercera lección de vida de la biografía de Jay Adams sería que, cuando consideres tu vocación de vida, piensa en décadas, no en semanas o meses. Aquellas cosas que tendrán un impacto duradero y positivo tienden a requerir una inversión a lo largo del tiempo. El cambio negativo es propenso a ocurrir en breves momentos (es decir, pensar en errores trágicos). El cambio positivo se acumula más lentamente.

Jay Adams Tenía Una Gran Fe

Lo que puede perderse en las fuertes opiniones de Jay Adams sobre la Biblia y la psicología es el grado de fe que tenía en la Biblia para cambiar vidas. Repetidamente, el doctor Adams decía que la agenda de su vida era positiva (es decir, crear), no negativa (es decir, destruir la confianza en la psicología secular). Las fuertes palabras de Jay Adams en contra de la psicología fueron sólo el subproducto de su fuerte fe en y para la Biblia.

Una cuarta lección de vida de la biografía de Jay Adams sería, saber en qué crees y ser excelente dentro de ese marco. Irónicamente, esto es un elemento básico de los programas de asesoramiento seculares. Estos programas enseñan a los aspirantes a consejeros, "Cuando no estés seguro de qué hacer con un caso de consejería, pregúntate, ‘¿Qué dice mi teoría?’" Eso es precisamente lo que hizo Jay Adams. Cuando no estaba seguro de cómo responder, tenía una pregunta: "¿Qué dice la Biblia, la fuente de su teoría de la consejería?" No puedes usar fielmente o efectivamente ninguna herramienta secundaria hasta que seas excelente en tu teoría base.

Jay Adams Influenció A Sus Amigos Y Enemigos

Con el tiempo, incluso aquellos que se oponían al enfoque de Jay Adams en la consejería, han llegado a afirmar que había jugado un papel vital y positivo en la consejería cristiana evangélica. La iglesia necesitaba ser llamada a una mayor confianza en la Biblia. Los integracionistas, los psicólogos cristianos y los consejeros bíblicos están de acuerdo en esto. Todos también están de acuerdo en que el trabajo de Jay Adams fue el principal instrumento humano utilizado en la creación de esta corrección de rumbo.

Una última lección de vida de la biografía de Jay Adams sería que, cuando se permanece fiel, el fruto de ese trabajo se hace evidente. Los 50 años entre la publicación de Competente Para Aconsejar en 1970 y el encuentro con Jesús cara a cara en 2020 sin duda tuvieron muchos altibajos. Sólo puedo imaginar que periódicamente, el Dr. Adams tuvo que preguntarse, "¿Cuánta influencia tendrá el trabajo de mi vida?" Espero que haya sido satisfactorio para el doctor Adams darse cuenta de que debido a su fidelidad, incluso los cristianos practicantes que no adoptan el Consejo Noutético como su metodología, fueron movidos a ser bíblicos en su trabajo debido a sus labores.

Que cada uno de nosotros sea tan diligente en su vocación como Jay Adams lo fue con la suya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s