¿Cuándo fue la Ultima Vez que Leyó un Libro?

Posted on

ESJ-blog 20200506_02

 

¿Cuándo fue la última vez que leyó un libro?

Por Simon van Bruchem

¿Es usted lector? No me refiero a si sabe leer; la gran mayoría de la gente sabe leer. Me refiero a si lee libros. Me parece que mucha gente no lee nunca libros. Los Buggles cantaron una vez que "el vídeo mató a la estrella de la radio", pero la popularidad del vídeo también ha hecho que mucha gente ya no lea libros.

(Lo sé, lo sé: las estadísticas muestran que durante la pandemia, las ventas de libros han aumentado. Es cierto. Creo que esto se debe a que la gente se ha dado cuenta de que el vídeo y la navegación casual por páginas web no son suficientes si se enfrentan a tiempos prolongados en el interior. Pero cuando se les permite volver a la vida normal, la mayoría abandona la lectura y vuelve al hojeo casual que hacía antes).

Especialmente entre las generaciones más jóvenes, la lectura de libros es impopular. Mis hijos adolescentes, que son grandes lectores, cuentan que muchos de sus compañeros son grandes usuarios de la biblioteca en el colegio en el séptimo curso. En el 9º curso, pocos siguen siendo lectores de libros. Las redes sociales se han impuesto para la mayoría de ellos. Si se leen libros, son asuntos casuales y simplistas. En su colegio, lo más reservado en la biblioteca son las novelas gráficas.

Sé lo que es. Cuando nos sobran cinco minutos, sacamos el teléfono y navegamos por páginas web de noticias o blogs o miramos YouTube. ¿Quién sabe lo que nos habremos perdido en Facebook o Instagram? Saltamos y hojeamos y miramos las cosas brevemente. Si algo no nos llama la atención inmediatamente, pasamos a algo más interesante. Recopilamos un montón de información, pero no nos detenemos a pensar en ella.

Si esta es nuestra pauta habitual, provoca cosas horribles en nuestro cerebro. Perdemos la capacidad de concentrarnos profunda y reflexivamente en algo durante algún tiempo. Cuando necesitamos sentarnos y trabajar duro en algo, nos cuesta hacerlo, pues sentimos que deberíamos estar revisando el correo electrónico o las redes sociales o las noticias constantemente. Podemos sentirnos nerviosos y dispersos. Tememos perdernos todo el tiempo.

Leer libros es importante. Si lees libros, tienes que ser capaz de concentrarte en una historia o idea durante mucho tiempo. Necesitas pensar. Es una habilidad que escasea, pero que tiene una gran demanda.

Por supuesto, es importante lo que se lee. Esta semana escribiré otra entrada en el blog sobre la lectura prolongada. Pero la idea básica es que la lectura de textos extensos te ayudará a concentrarte y a pensar. Y pocas habilidades importan más.

El vídeo y las redes sociales son diferentes a la lectura de libros. Eres más pasivo. La información es más breve y no hay un argumento extenso sobre el que pensar. Gran parte de ella, todos lo sabemos, es bastante inútil. A mí también me gustan los memes divertidos y los vídeos de gatos y los bailes, pero es difícil argumentar que nos beneficien mucho a nosotros o a la sociedad. Los artículos de noticias y las publicaciones en las redes sociales son como la comida rápida para nuestro cuerpo: nos satisfacen en el momento, pero sabemos que son malos para nosotros. A largo plazo, nos perjudican más de lo que creemos.

Si quieres marcar la diferencia en nuestra cultura, especialmente si quieres seguir a Jesús de forma reflexiva, tienes que pensar. Tienes que entender la cultura y no sólo absorberla y estar inmerso en ella. Para hacer eso, necesitas considerar ideas, y la mayoría de nosotros nunca se toma el tiempo para hacerlo. Si no tienes tiempo para sentarte a leer, considera los audiolibros; ofrecen un beneficio similar en cuanto a la consideración de ideas y la concentración, y pueden consumirse mientras haces ejercicio o conduces.

Puedo medir mi salud mental en función de cómo puedo concentrarme en un libro. Si no puedo sentarme y concentrarme en un libro durante algún tiempo, estoy mentalmente cansado y necesito un descanso. Incluso leer una novela ligera es mejor que navegar por las redes sociales.

Hay que leer libros. Es un consejo que damos a nuestros hijos y sigue siendo un buen consejo para los adultos. Los libros son como un alimento sólido para la mente. No pases todo tu tiempo libre en las profundidades de Internet; apaga la pantalla y profundiza.. Coge un libro. Te alegrarás de haberlo hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s