Dios No Se Cansa De Responder A La Oración

Posted on

ESJ-blog 20200715_04

Dios No Se Cansa De Responder A La Oración

POR SETH LEWIS

El Salmo 121 nos recuerda que Dios no "se adormece ni duerme". Isaías nos dice que "el Dios eterno, el Señor, el Creador de los confines de la tierra no se cansa ni se fatiga". Eso es difícil de imaginar para personas como nosotros, que pasamos una cuarta parte de nuestro tiempo en la tierra (al menos) inconscientes en la cama. Incluso cuando no estamos en la cama, un solo día lleno de actividad puede dejarnos mental y físicamente agotados. Pero Dios no. Él nunca se adormece ni duerme, nunca se tumba en el sofá y descansa los ojos, nunca se cansa en absoluto.

Esto es alentador. Cuando mi cerebro está nublado y estoy colapsado después de un largo día, sé que todavía puedo llevar mis peticiones a un Dios cuyo pensamiento está perfectamente claro, y cuya capacidad no se ve disminuida en lo más mínimo por todas las otras cosas que ha hecho ese día. Yo no soy así. Todo lo que hago me desgasta un poco más, me acerca a mi límite. Cuando se me acaba el tiempo y siguen llegando peticiones, es fácil que me sienta abrumada. En mis peores días, estar abrumado puede hacer que me sienta resentido por todo lo que se requiere de mí. ¿Se siente Dios así? ¿Se siente abrumado cuando acudo a él con mis constantes cargas, o resentido cuando le presento (de nuevo) mis interminables necesidades? No. La Biblia es clara.

Puede que me canse de estar necesitado, pero Dios no se cansa de proveer a sus hijos.

Puede que me canse de pedir siempre, pero Dios no se cansa de responder a sus hijos.

Al igual que le gusta hacer unos cuantos trillones de narcisos cada primavera, y proporcionar alimento a miles de millones de pájaros cada invierno, le sigue gustando responder a las oraciones de todos sus hijos necesitados, una y otra y otra vez. Mi necesidad de él nunca termina, y a él le parece bien. De hecho, me dice que venga, cada día, a por mis necesidades diarias, como el pan de cada día, y su perdón y su fuerza para perdonar a los demás, y para ver su reino establecido en el mundo en la rectitud y la paz y la justicia, y toda carga de cualquier tipo, grande o pequeña; como dice Pedro, "echad toda vuestra ansiedad sobre él, porque él cuida de vosotros".

Todo ello. Porque él se preocupa. Mi ansiedad por los problemas dentro y alrededor de mí es una carga pesada. Es una carga que me agota fácilmente. Pero “el Dios eterno, el Señor, el Creador de los confines de la tierra no se cansa ni se fatiga.”

Un comentario sobre “Dios No Se Cansa De Responder A La Oración

    […] Dios No Se Cansa De Responder A La Oración POR SETH LEWIS El Salmo 121 nos recuerda que Dios no “se adormece ni duerme”. Isaías nos dice que “el Dios eterno, el Señor, el Creador de los confines de la tierra no se cansa ni se fatiga”. Eso es difícil de imaginar para personas como… — Read on evangelio.blog/2021/07/15/dios-no-se-cansa-de-responder-a-la-oracin/ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s