El Sufrimiento Enseña Paciencia

Posted on

ESJ-blog 20200719_01

El Sufrimiento Enseña Paciencia

Por John MacArthur

Hace algunos años hubo un jogathon en Cal State Northridge, y alguien me preguntó: "¿Vas a correr?". Hacía mucho tiempo que no trotaba porque tenía las rodillas mal por viejas lesiones de fútbol. Pero la gente me animaba a correr, así que lo hice. Creo que di 26 vueltas en una hora. Y déjenme decirles que no pude caminar durante toda una semana después, porque mis rodillas estaban muy hinchadas. Y, por supuesto, recibí un sermón de mi mujer sobre los excesos.

Ese momento fue un buen recordatorio de que cualquiera que quiera correr largas distancias tiene que empezar poco a poco. No se puede empezar a lo grande de golpe; hay que ir subiendo poco a poco hasta alcanzar la máxima capacidad.

Lo mismo ocurre con las pruebas en la vida cristiana. Mira una vez más los primeros versos de Santiago:

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.. (Santiago 1:2-3)

La última vez vimos la primera parte de esta afirmación y analizamos cómo una actitud gozosa es nuestra primera herramienta para soportar las pruebas. Pero ahora veamos el versículo 3 y su palabra clave, "sabiendo". Así como el gozo nos defiende en las pruebas, también lo hace el conocimiento.

La palabra griega para "sabiendo" es ginsk, que se refiere al conocimiento que proviene de la experiencia personal. Se puede parafrasear a Santiago diciendo: "Mira – si vas a perseverar en las pruebas, hay algo que tienes que entender".

Lo que necesitas saber es esto: Tu sufrimiento te está enseñando a ser paciente.

Las pruebas no son inútiles; están diseñadas para trabajar algo. Y Santiago dice que ese algo es dokijmion, que puede traducirse como "fuerza de resistencia" o "perseverancia". Las pruebas producen una tenacidad de espíritu que se mantiene bajo presión mientras se espera el tiempo de Dios para eliminar el sufrimiento y recompensar la obediencia. Cada dificultad hace que su sentido de perseverancia sea un poco más fuerte.

David establece esta conexión entre el sufrimiento y la perseverancia al principio del Salmo 40:

Pacientemente esperé a Jehová,

Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.

Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso;

Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.

Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.

Cada vez que sales de una prueba, ¿no te sientes así? "Clamé al Señor, Él me levantó, me puso sobre una roca, puso una canción en mi corazón, y me fui, más fuerte que nunca porque soporté esa prueba".

Esto es cierto para todas las pruebas, por insuperables que parezcan. Observe 1 Corintios 10:13:

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.

Detente y piensa en esta afirmación por un momento. ¿Tiene todo el mundo la misma capacidad para soportar las pruebas? Por supuesto que no – un nuevo cristiano con conocimiento limitado y experiencia limitada no va a tener la misma capacidad de resistencia que un creyente más maduro.

Así que lo que creo que Pablo está prometiendo aquí es esto: Dios nunca te hará pasar por una prueba severa sin antes fortalecerte adecuadamente con otras preliminares. Dios nunca te abrumará completamente con algo para lo que no estés preparado. Cada prueba que Él envía está diseñada para producir más y más paciencia, equipándonos para un mayor ministerio, un mayor servicio, mayores pruebas y, finalmente, para un mayor gozo.

He aprendido en mi vida que no importa cuán terrible sea una prueba, siempre, siempre hay luz al final del túnel. Y cuando finalmente sales del otro lado, te regocijas por la resistencia que produjo la prueba. Esta resistencia, a su vez, trae una mayor fe, un amor abundante y un tremendo testimonio para el mundo que nos observa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s