Confrontación Suave

Posted on

ESJ-blog 20200720_01

Confrontación Suave

Por Jordan Standridge

Hace poco me acordé de la vez que fui a pescar con mis hijos.

Debo admitir que soy alguien que se asquea con mucha facilidad. Tocar bichos, serpientes y, por desgracia, incluso peces, me da un poco de asco.

Pero mi hijo mayor no. A diferencia de su padre, él es valiente cuando se trata de tocar animales. Pero lo que realmente me llamó la atención ese día fue su tierna atención.

Como la mayoría de los niños, tiene un punto débil en su corazón para los animales. No le gusta pisar los bichos y prefiere reubicarlos que exterminarlos. Cuando tomamos el pez, tuvimos un dilema. No nos lo íbamos a quedar. Así que habíamos acordado que si pescábamos algo le quitaríamos el anzuelo y lo devolveríamos al agua. Mi hijo quería ser el que quitara el anzuelo. Probablemente porque pensaba que yo lo haría lo más rápido posible (para minimizar el contacto con el pez) y que no lo haría bien.

Así que, contra todo pronóstico, pesqué un pez. No era un muy enorme, pero sí lo suficientemente grande como para que su boca quedara atrapada en el anzuelo.

Observé cómo mi hijo, que nunca lo había hecho, retiraba con cuidado y delicadeza el anzuelo de la boca del pez. Tuvo que ingeniárselas para mantener la boca del pez abierta y empujar suavemente el anzuelo hacia lo más profundo de su boca, para causarle el menor daño posible. Y lo hizo con tanta ternura y tanto cuidado que me conmovió emocionalmente.

No mucho tiempo después prediqué Gálatas 6:1 .

Hermanos, si alguno es sorprendido en alguna infracción, vosotros que sois espirituales, restauradlo con espíritu de mansedumbre…

E inmediatamente me acordé de mi hijo y de aquel pez.

Es imperativo confrontar.

Demasiados cristianos tienen miedo de decir algo. No quieren ensuciarse las manos. No quieren arruinar una relación. No quieren hacer el trabajo duro de la disciplina de la iglesia o ayudar a un hermano o hermana a superar una adicción. O no quieren ni siquiera hacer el trabajo de mantener a un hermano o hermana responsable. Demasiados cristianos son cobardes cuando se trata de la tarea vital de la confrontación.

Tal vez piensan que es el trabajo del pastor. Tal vez cuando leen este versículo y ven la palabra espiritual, piensan que está hablando de supercristianos o de cristianos que han sido salvos por décadas. Pero el significado claro del texto está hablando de una persona que posee el Espíritu Santo. En otras palabras, cualquier persona que es salva y camina en obediencia a las escrituras.

Uno que está obedeciendo las escrituras no puede retener la verdad. La persona que está en pecado necesita saber las consecuencias de su pecado. Ellos necesitan saber que Dios odia el pecado. Necesitan que se les recuerde el peligro de un corazón no arrepentido. Necesitan que se les recuerde el peligro del infierno y que la falta de arrepentimiento puede significar que todavía no están regenerados.

Quiero decir que el pez atrapado en el anzuelo está en grave peligro. Necesitan desesperadamente que se les quite el anzuelo, y la situación es tan drástica que necesitan que un hermano o hermana venga a ayudarles.

Es Imperativo Confrontar Con Suavidad

Obviamente, el que es confrontado no puede sentarse y evaluar si el que le confronta está siendo lo suficientemente fentil o no. Su papel es escuchar y ser humilde. Debido a su amor por Cristo y su comprensión de que él o ella tiene puntos ciegos, están abiertos a la confrontación por parte de los compañeros creyentes.

Dicho esto, es imperativo que tengamos gentileza al confrontar. Demasiadas veces, especialmente en nuestro círculo, podemos ser duros con la verdad. Podemos llegar a ser demasiado fuertes y nuestro tacto en la sala de consejería puede ser terrible. La mansedumbre es, por supuesto, un fruto del Espíritu. Y el que ha sido transformado por el Espíritu Santo crecerá con el tiempo en su capacidad de entregar toda la verdad y nada más que la verdad, de una manera gentil.

La mansedumbre no significa negar la verdad. Pero la mansedumbre significa que la entrega será diferente debido al Espíritu Santo que mora en la vida del libertador.

Obviamente, muchas veces cuando el confrontador no es gentil es porque el confrontador se está acercando al pecador con la teología equivocada. Pablo trata con la teología de la persona "espiritual" que está ayudando a su hermano en el pecado.

En los versículos 1 y 2 el da las actitudes que el confrontador debe poseer para ayudarnos en nuestra confrontación.

Humildad de saber que mi corazón es capaz de mucho peor, como vemos en Gálatas 6:1 y un corazón de siervo dispuesto a llevar la carga del pecador con ellos en Gálatas 6:2 . Estas actitudes al acompañar la confrontación, ayudarán al confrontador a ser gentil.

Si no somos gentiles, tal vez logremos sacar el anzuelo de la boca, pero tal vez causemos un daño irreparable a quien fue confrontado.

Es inaceptable no confrontar a un hermano o hermana en pecado. Obviamente, se necesita mucha sabiduría para saber cuándo y qué pecados debemos confrontar, pero debemos por la salud espiritual de la iglesia y por su propia salud espiritual, confrontarlos y tratar de rescatarlos.

Al mismo tiempo, es inaceptable confrontar a esa persona sin gentileza.

Así que, mientras hacemos nuestro trabajo ordenado por Dios de confrontar a un hermano o hermana que necesita ser rescatado, debemos ser gentiles. Por amor a ellos y por amor a su alma debemos ir a ellos entregando toda la verdad, pero debemos hacerlo de una manera que agrade al Señor.

Permítanme también decir que, aunque algunas cosas no se reparen en esta vida, que nada es irreparable. Si has confrontado con dureza nada te impide ir a la persona y pedirle perdón. Recuérdele su amor por el y que la razón por la que fuiste a él en primer lugar fue por preocupación, pero pídale perdón por la forma en que le confrontó y pídale que ore por usted para aprender a ser más suave en el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s