Génesis 1 y las Raíces del Premilenarismo

Posted on

ESJ_BLG_20220502Génesis 1 y las Raíces del Premilenarismo

Por Mike Vlach

El caso para el Premilenarismo no comienza en Apocalipsis 20 – comienza en Génesis 1. ¿Cómo es eso? Recuerde que el Premilenarismo consiste en cuatro elementos: (1) un reino futuro; (2) un reino terrenal; (3) un reino del Mesías que representa al hombre; y (4) un reino que tiene 1000 años de duración.

Para ver cómo el Premilenarismo se relaciona con Génesis 1 tenemos que mirar a Génesis 1:26-28:

26 Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra. 27 Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra..

Lo que se describe en este pasaje se relaciona con los puntos 1, 2 y 3 anteriores: un reino futuro, un reino terrenal y un reino del hombre que gobierna como mediador de Dios. En resumen, Génesis 1:26-28 enseña que el hombre, representado por Adán, debe «llenad», «ejercer dominio» y «sojuzgad» la tierra. Los conceptos de «ejercer dominio» (radah) y «sojuzgar» [kabash] tienen fuertes implicaciones de rey y de reino. Son términos contundentes que se utilizan para referirse a los reyes en el Antiguo Testamento. Dios encarga al hombre que gobierne con fuerza la tierra. El mandato de Adán y Eva de «llenar la tierra» significa que los mandatos de gobernar y someter también se aplicarán a los descendientes de la primera pareja.

Entonces, ¿qué significa esto y cómo se relaciona con el Premilenarismo? Dios creó al hombre a su imagen para gobernar y someter la tierra como mediador de Dios. Para ser más específicos, el hombre fue creado para gobernar desde y sobre la tierra. El hombre no fue creado para reinar desde el cielo sobre el cielo o desde el cielo sobre un reino espiritual. Tampoco se le encargó al hombre que reinara sobre la tierra desde el cielo. No, el hombre fue creado para gobernar desde la tierra y sobre la tierra. Podríamos llamar a esto un «reino con presencia en la tierra». El Salmo 115:16 dice: «Los cielos son los cielos del Señor; pero la tierra la ha dado a los hijos de los hombres.»

Adán, como representante de la humanidad, pecó y falló en el mandato del reino (ver Génesis 3). El hombre sólo puede gobernar con éxito para la gloria de Dios mientras esté en una relación correcta con Dios. Pero eso se arruinó con la Caída. El destino del hombre de gobernar la tierra no fue eliminado, pero no puede hacerlo con éxito mientras esté alejado de Dios. El hombre no puede tener éxito con el pecado y la maldición presentes.

Desde entonces, la humanidad, incluyendo la teocracia de Israel, ha fracasado en gobernar y someter la tierra con éxito. Pero Dios nunca abandonó su plan para que el hombre gobierne la tierra correctamente. ¡Un reino mediador exitoso del hombre como mediador de Dios sobre la tierra debe ocurrir! El Salmo 8:4-8 reafirma que incluso en un mundo caído el derecho del hombre a gobernar la tierra y sus criaturas permanece. Hebreos 2:5-8 también dice que el hombre está destinado a gobernar «el mundo venidero», aunque ahora no veamos que eso ocurra.

Entonces, ¿cómo ocurre este mandato del reino? Jesús, el Último Adán, y perfecto representante de la humanidad, lo hará realidad. Él está destinado a gobernar con éxito desde y sobre la tierra para cumplir el mandato del reino. Jesús es digno de gobernar la tierra porque es perfecto y por su muerte expiatoria (ver Apocalipsis 5:9-10). Ninguna otra persona puede lograr esto.

Cuando Jesús regrese, establecerá su reino (Mateo 25:31; Hechos 3:20-21; Apocalipsis 19:15) y gobernará la tierra. Y también lo harán los que estén unidos a Jesús (ver Apocalipsis 5:10; 20:4).

En resumen, Jesús triunfará desde y sobre el reino donde Adán y la humanidad fracasaron. Esto significa un reino mediador exitoso. Cuando este reino exitoso ocurra, Jesús entregará el reino a Dios Padre y el Estado Eterno comenzará (ver 1 Cor. 15:24-28). La tarea del hombre será completada con éxito y el Estado Eterno comenzará. Esta es la última «¡Misión Cumplida!» en la historia humana.

Volviendo a nuestra afirmación original, Génesis 1 está relacionado con el Premilenarismo. No menciona «1000 años» pero este pasaje revela que el hombre está destinado a gobernar desde y sobre la tierra, lo cual es el corazón del punto de vista premilenial. Jesús es el que lo hará realidad.

¡El punto de vista premilenial sí tiene raíces en Génesis 1!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s