Autores

Joel Osteen y el Evangelio de Prosperidad

Posted on Actualizado enn

Joel Osteen y el Evangelio de Prosperidad

Escrito por Gary Gilley

(Junio /julio del 2009 – Volumen 15, Tema4)

El libro y el video de la Nueva Era por Rhonda Byrne: El Secreto, que ganó popularidad recientemente debido a la fuerte promoción de Oprah Winfrey, enseña que podemos “crear nuestra propia felicidad a través de la ley de la atracción.” Ya sea dinero en efectivo, salud, prosperidad o felicidad, todo puede ser nuestro si solamente aprendemos a usar “el secreto.”  Byrne nos dice: “la Enfermedad no puede vivir en un cuerpo que está en un estado emocional sano.” Pero cuidado: “Si usted tiene una enfermedad y usted enfoca su atención en eso y habla con personas acerca de eso, usted va a crear más células de enfermedad.”(1)

Tal retórica debería sonar familiar para alguien incluso débilmente consciente del Movimiento de Palabra de Fe, a menudo llamado “el evangelio de prosperidad.”  Este grupo ha estado infiltrándose en el evangelicalismo por décadas y es ahora el segmento más rápido de crecimiento del Cristianismo en el mundo.  Algunos han estimado que hasta un 90 por ciento de aquellos que afirman ser cristianos en África son de una variedad del evangelio de prosperidad.

Leer el resto de esta entrada »

Definición de Discernimiento

Posted on

Definición de Discernimiento

(Por John MacArthur)
Tomado de Shepherds´ Fellowship Pulpit Magazine

En su definición más simple, el discernimiento no es más que la capacidad de decidir entre la verdad y el error, el bien y el mal. El discernimiento es el proceso de hacer una cuidadosa distinción en nuestro pensamiento acerca de la verdad. En otras palabras, la capacidad de pensar con discernimiento es sinónimo de una capacidad de pensar bíblicamente.

Primera Tesalonicenses 5:21-22 enseña que el discernir es responsabilidad de todo cristiano que: "Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal.” El apóstol Juan provee una advertencia similar cuando dice: “no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Juan 4:1).

Leer el resto de esta entrada »

La Ley y el Cristiano – 2ª Parte

Posted on Actualizado enn

La Ley y el Cristiano – 2ª Parte

Por Gary E. Gilley
(Junio /julio de 1998 – Volumen 4, Tema 6)

Si usted es como yo, hay ocasiones en que usted no puede dormir. Cuando pierdo sueño es normalmente porque mi mente está trabajando con algún asunto de interés. Podrían ser asuntos familiares o financieros, problemas de la iglesia, cargas por personas, o enfrento cansancio hasta el límite. Rara vez he perdido el sueño por reflexionar sobre asuntos teológicos – aunque ese sería un uso más productivo de mi tiempo. Quiero decir, ¿Qué es más importante, mi comprensión de Dios y las Escrituras, o cuánto voy a ahorrar para mi jubilación? Sabemos la respuesta correcta a una pregunta como esa, pero como se ha dicho, lo urgente a menudo toma precedente sobre lo importante. En este sentido, ¿cuánto tiempo le ha tomado pensar acerca del lugar de la ley mosaica en la vida del creyente? Si bien pocos cristianos pasan horas despiertos por la noche preguntándose acerca de su relación a la Ley, probablemente lo debían estar – pues su perspectiva de la Ley tiene ramificaciones importantes para la vida cotidiana. Comenzaremos con una visión general del propósito de la Ley.

Leer el resto de esta entrada »

La Incertidumbre de las Riquezas

Posted on

La Incertidumbre de las Riquezas
Domingo, 7 de Junio de 2009

(Por John MacArthur) 
Tomado de Shepherds’ Fellowship Pulpit Magazine

A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” (1 Tim. 6:17)

Un peligro muy real que enfrentan los cristianos en América es la tentación de fijar sus esperanzas en la incertidumbre de las riquezas. Basar sus esperanzas en la incertidumbre de las riquezas, en lugar de Dios, es absurdo. Proverbios 11:28 advierte que “el que confía en sus riquezas caerá”. Proverbios 23:4-5 añade, “No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas Como alas de águila, y volarán al cielo.”

Leer el resto de esta entrada »

La Ley y el Cristiano – 1ª Parte

Posted on

La Ley y el Cristiano – 1ª Parte

Escrito por Gary Gilley

(Mayo de 1998 – el Volumen 4, Tema 5)

Una Historia de Hace Mucho Tiempo

Érase una vez, en un país remoto y extraño, vivía una joven pareja de casados. Ante todos tenían la apariencia de ser un matrimonio feliz. El marido, cuyo nombre era Nomos (o Ley), era bueno y justo – e incluso santo (Romanos 7:12). Mientras que sus demandas eran muchas (613 de ellas según su esposa) y estrictas, él nunca podría ser acusado de actuar en forma egoísta o pecaminosa. En todas sus relaciones era perfecto.

La esposa de Nomos, por otra parte, era una obra diferente. Su única obligación en la vida era ser obediente a su marido. Su vida era simple y sencilla. Si ella siguiese las demandas de su marido, su vida sería bendecida y feliz; si por otra parte ella se rebelase, ella sería maldecida y miserable (Deuteronomio 11:26ff). Con semejante opción, cualquier persona racional ciertamente elegiría obedecer – y eso es exactamente lo que la esposa de Nomos intentó hacer. ¡Pero por más que ella intentaba constantemente fallaba! Ella leería y aprendería de memoria la lista de Nomos de órdenes y juraría ante Dios cumplirlas, pero no podía. Pareció que cada vez que ella cometía un error Nomos inmediatamente pasaría en medio de la puerta – y la condenaría (con razón, podría añadir).

Leer el resto de esta entrada »

Amor por un Evangelio Ofensivo

Posted on

Amor por un Evangelio Ofensivo

Escrito por Gary E. Gilley

(Noviembre de 2004 – Volumen 10, Tema 11)

Prácticamente todos los estudiantes de las Escrituras estarían de acuerdo que la iglesia existe para dos propósitos básicos: Evangelismo y edificación. Nos sentimos llamados a compartir el evangelio a las almas perdidas (Romanos 10:14) y a discipular a aquellos que vienen a Cristo (Mateo 28:19). La edificación tiene lugar cuando la iglesia local se reúna para enseñársele la Palabra y para servir los unos a los otros (Efesios 4:11-16; 1 Corintios 12). El evangelismo se lleva a cabo en la comunidad cuando la iglesia se dispersa (Mateo 28:19, 20; Los Romanos 10:14).

Leer el resto de esta entrada »

Las 7 Categorías de la Teología

Posted on

Las 7 Categorías de la Teología
por Michael J. Vlach, Ph.D.

¿Sabía usted que la teología se puede dividir en varias categorías? A continuación se lista las 7 principales categorías de la teología cristiana:

1. Teología sistemática
Teología sistemática es el tratado ordenado de la doctrina cristiana que utiliza verdades de todas partes de la Biblia y, a veces, de otras fuentes. Una persona que utiliza un enfoque sistemático a una cuestión teológica en particular a menudo utiliza datos de todas partes de la Escritura que se ocupan de esa cuestión.

Hay nueve categorías principales de teología sistemática: la Doctrina de la Revelación/la Doctrina de la Biblia, la Doctrina de Dios, la Doctrina del Hombre; la Doctrina de Cristo, la doctrina del Espíritu Santo; la Doctrina de la salvación, la doctrina de Israel, la Doctrina de la Iglesia y la Doctrina de las Ultimas Cosas.

2. Teología Bíblica
La teología bíblica se centra en la teología de una época o un escritor en particular. La Teología bíblica examina las circunstancias históricas y el desarrollo de las doctrinas. Hay varias características de la teología bíblica. En primer lugar, se centra en las partes de la Escritura. En segundo lugar, se limita a la Biblia por sí sola. En tercer lugar, se centra en el desarrollo de una doctrina. En otras palabras, se centra en la forma en que el progreso de la revelación añade más información sobre la doctrina. Y en cuarto lugar, se enfoca en el papel que una época o escritor en particular tiene en el desarrollo de la doctrina. Ejemplos de categoría de teología bíblica incluyen: (1) Teología de la época Monárquica (Samuel, Reyes, Crónicas), y (2) La teología de Pablo (General, Prisiones, epístolas y pastoral).

3. Teología histórica
La Teología histórica implica el estudio de la evolución histórica de las doctrinas en la historia de la Iglesia. Se analiza cómo las doctrinas de la fe cristiana se han entendido a través de los siglos desde Los tiempos del Nuevo Testamento. Hay cuatro grandes épocas de la historia de la Iglesia: (1) era patrística (AD 100-430), (2) la era medieval (430-1517), (3) Era de la Reforma (1517-1700), y (4) Moderna/postmoderna época (1700-presente).

4. Teología Dogmática
La Teología dogmática es el estudio de cómo ciertos grupos cristianos han comprendido la teología. Ejemplos de la teología dogmática incluyen: (1) Teología Arminiana-una teología que subraya la libertad del hombre en la salvación, (2) Teología del Pacto-una teología que subraya la importancia de dos o tres pactos que dan unidad a las relaciones de Dios con su creación y (3) Teología Dispensacional-una teología que subraya la distinción entre Israel y la iglesia.

5. Teología contemporánea
La teología contemporánea implica el estudio de las doctrinas de grupos cristianos que se han desarrollado desde el siglo XX. Los ejemplos incluyen la teología liberal, teología neo-ortodoxa, la teología feminista, la teología Carismática, la Teología Católica y del Concilio Vaticano II.

6. Teología Filosófica
La teología filosófica básica implica supuestos filosóficos relacionados con la teología, tales como la existencia de Dios, la naturaleza de la realidad, y la posibilidad de no conocer nada acerca de Dios. La teología filosófica implica generalmente los temas de: (a) la metafísica (el estudio de la realidad), (b) la epistemología (el estudio del conocimiento), (c) la ética (el estudio del bien y del mal), y (d) la filosofía de la religión (el estudio de la religión desde una perspectiva filosófica).

7. Teología Práctica
La teología Práctica se refiere a la teología tal y como se aplica a la vida cristiana y al ministerio. Esto incluye las áreas de la predicación, la enseñanza, discipulado, consejería, culto, ética, etc.