Salvación

La Gravedad del Infierno

Posted on

clip_image002La Gravedad del Infierno
Miércoles, 11 de mayo 2011

Charles Spurgeon al recibir la comunicación compañeros de predicadores, “Todos los puntos de vista del castigo futuro hacen que parezca menos terrible.” Sin embargo, una palabra oportuna de Spurgeon, los esfuerzos para extinguir las llamas del infierno abundan en nuestros días, tal como lo hicieron en los suyos.

Al escuchar las opiniones populares acerca del infierno, usted puede probar lo que se oye con algunas preguntas bíblicamente exigentes:

  • ¿Disminuye esta visión del infierno la amenaza del juicio de Dios?
  • ¿Tiende esta enseñanza a suavizar la urgencia del arrepentimiento?
  • ¿Ofrece al pecador la esperanza de la salvación más allá de esta vida?

Los puntos de vista modernos del infierno no van a sobrevivir la prueba de la fidelidad bíblica. Estos permiten que el pecador se sienta más cómodo y satisfecho por suavizar Dios, haciéndole menos severo.

Leer el resto de esta entrada »

El Evangelio Sin Cruz – 2a. Parte

Posted on

clip_image002 El Evangelio Sin Cruz – 2a. Parte

(Abril / mayo de 2011 – Volumen 17, Número 2)

Escrito por Gary Gilley

En el primer artículo sobre el "Evangelio sin cruz" que identifiqué cuatro posiciones distintas adoptadas por los evangélicos en relación con el evangelio. Estas cuatro escuelas de pensamiento tienen mucho en común, pero no están de acuerdo en los puntos importantes. La perspectiva del “Evangelio del Reino” es la idea de que el Evangelio es esencialmente la proclamación de que Jesús es Señor sobre todas las cosas y es el mandato de la iglesia para trabajar hacia una justicia social, política y económica en todo el mundo. Algunos, como NT Wright, que añaden una dimensión espiritual a la agenda y hacen un llamado a los hombres a la reconciliación con Cristo, mientras que otros, por ejemplo, Brian McLaren, ven esta invitación como siendo innecesaria. Aquellos que proclaman el evangelio del “Salvación de Señorío” se refieren a una relación correcta con Cristo. Ellos creen que esta relación sólo es posible sobre la base de la obra terminada de Jesucristo, que ahora ofrece la salvación a todos los que se arrepienten y se vuelven a El solo por la fe solamente. La recepción del Evangelio implica renunciar a nuestros dioses anteriores y a aquello a lo cual antes confiábamos y abrazar a Cristo Jesús como nuestro Salvador y Señor.

Leer el resto de esta entrada »

Santificación: La Obra del Espíritu Santo y La Escritura

Posted on

image SANTIFICACIÓN: LA OBRA DE EL ESPÍRITU SANTO Y LA ESCRITURA
William D. Barrick
Profesor de Antiguo Testamento
Traducido por Raúl Lavinz
Reimpreso con permiso del Master’s Seminary Journal

La Santificación es inseparable de la regeneración; donde está una, la otra debe también existir. La Santificación es el proceso de convertir en santo, bien sea en el Antiguo o en el Nuevo Testamento. La santidad de Dios es completa, no se la puede comparar a ninguna otra, y es incompatible con el pecado. La santidad del hombre es progresiva ya que busca corresponder a la santidad de Dios al dedicarle absolutamente todo a El. En ambos Testamentos se multiplican las referencias a la santidad de Dios como el fundamento para la santidad humana. El creyente va avanzando en su propia santificación a través del ministerio del Espíritu Santo y prestándole atención a la Escritura. Sin embargo los humanos también tienen un papel en la santificación. Ellos deben vivir de acuerdo a lo que poseen por la gracia de Dios.

Leer el resto de esta entrada »

El Evangelio Sin Cruz

Posted on

image

El Evangelio Sin Cruz

Escrito por Gary Gilley

(Febrero / marzo de 2011 – Volumen 16, Número 6)

Es un poco inquietante darse cuenta de dos milenios después de la venida de nuestro Salvador a la tierra que sus seguidores siguen debatiendo el contenido del evangelio, la buena noticia que Él vino a traer. Esto no quiere decir que no existe un grado de unanimidad entre aquellos que afirman ser evangélicos. Es difícil no estar de acuerdo con la declaración clara de Pablo en 1 Corintios 15:1-4, que nos informa de que el Evangelio que nos salva se refiere a la muerte de Cristo por nuestros pecados (es decir, como nuestro sustituto), su sepultura y resurrección. En estas pocas palabras aprendemos de que las buenas noticias se centran en torno a la cruz en la que la encarnación del Hijo de Dios murió para que Él pueda salvarnos de nuestros pecados y darnos vida eterna. Esta versión abreviada del evangelio se expande a través de otras Escrituras. Cuando ponemos todas las piezas juntas encontramos una capa de cuatro mensajes que se pueden resumir en cuatro palabras: Dios, hombre, Cristo, respuesta: [1]

Leer el resto de esta entrada »

Santificación: El Fundamento Bíblico

Posted on Actualizado enn

image SANTIFICACIÓN: EL FUNDAMENTO BÍBLICO
Richard L. Mayhue, Th.D.

Vice Presidente Principal y Decano
Profesor de Ministerio Pastoral y Teología

Traducido por Raúl Lavinz

Esta introducción al, muchas veces olvidado y frecuentemente malentendido, tema de la santificación bíblica sirve como el cimiento sobre el cual descansan los artículos subsiguientes y también del cual ellos surgen.  El siguiente artículo, un “preparativo para la santificación” define la base bíblica comprehensiva para la santificación así como sus implicaciones para la vida del cristiano, tanto temporal como eternamente. En el tercer artículo nos dará “una perspectiva escrituraria sobre la santificación” resaltando los varios patrones de santificación en la jornada cristiana que uno transita. En tercer lugar, los detalles de la santificación bíblicamente enfatizados ayudan a que se distinga entre los elementos pasados, presentes y futuros en la experiencia de un cristiano. Por último, este artículo concluye en que la santificación en su completa amplitud abarca el comienzo de un cristiano en la salvación así como su continuación en el crecimiento para llegar a ser como Cristo lo cual alcanza su perfección con la glorificación de un verdadero cristiano después de la muerte ?

Leer el resto de esta entrada »

Echando a Perder el Llamado al Altar

Posted on Actualizado enn

clip_image002Algunas Claves Para Aquellos que NO Quieren Que La Gente Se Salve en el Llamado al Altar.

  1. 1. Presentar un mensaje desequilibrado. Sólo dejemos que vean la parte cálida del corazón del carácter de Dios. Predíque el amor de Dios, pero deje a un lado Su santidad y Su justicia. De esa manera van a pensar que Él les permitirá ir al cielo sin importar nada.
  2. 2. No mencione el arrepentimiento hasta que está repitiendo la “oración del pecador.” Solo consiga que digan: “Me arrepiento de todos mis pecados”, mientras ellos lo repiten sus palabras. Ellos no saben lo que están diciendo y no van a considerar el costo.
  3. Por encima de todo, sea digno. Evite el contacto de corazón a corazón con la gente. Ellos obtendrán algo de lo que usted ha dicho. Leer el resto de esta entrada »

Guerras de Expiación

Posted on

clip_image002Guerras de Expiación

Escrito por Gary Gilley

(Octubre / noviembre de 2010 – Volumen 16, Número 5)

Cuando Steve Chalk y Brian McLaren acusaron a los evangélicos que creen en la muerte vicaria de Cristo de abrazar una forma de maltrato infantil divina,[1] los cristianos en todas partes tuvieron una reacción tardía. Después de haber cantado con entusiasmo desde hace años aquella gran línea escrita por Charles Wesley, “Admirable amor, ¿cómo puede ser que Tu mi Dios hayas tenido que morir por mí?” Los cristianos no podían creer que estaban siendo acusados de abuso de menores por hombres que decían estar por lo menos en la periferia de la comunidad evangélica. Lo que McLaren y Chalk habían hecho era traerlo a la superficie para que todos vean el largo debate por los teólogos acerca del significado de la cruz. Casi nadie en los círculos cristianos duda de la historicidad de la crucifixión, pero el por qué Cristo murió por mucho tiempo ha sido impugnado. En los últimos tiempos, debido a la creciente popularidad todo desde la Iglesia emergente hasta el movimiento de la Fe Futura-Antigua hasta la Nueva Perspectiva de Pablo, el significado de la obra de Cristo en la cruz, a menudo llamada la expiación, ha recuperado tracción. En particular, lo que a menudo ha sido llamado "substitución penal", que el Hijo, “sufre en lugar de nosotros, la pena de muerte y la maldición por la humanidad caída como la pena por el pecado” ha sido objeto de ataques intensos.[2] Es el propósito de este estudio identificar los puntos de vista diferentes que sostienen los cristianos sobre la expiación, analizar brevemente las tres teorías principales, y luego desarrollar una defensa bíblica para la sustitución de penal como el significado y el propósito central detrás de la cruz.

Leer el resto de esta entrada »