Sectas

¿Quien es Jehová? ¿Quien es Jesús?

Posted on Actualizado enn

bible_heaven

 

¿Quién Es Jehová? ¿Quién Es Jesús?

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios (Juan 1:1).

 

 

Tomado de http://www.spurgeon.org/~phil/articles/deity.htm

Publicado con Permiso del Autor

clip_image003
Derecho de autor © 1996 por Phillip R. Johnson. Todos los derechos reservados.

clip_image003[1]

Los Testigos de Jehová son bien conocidos para su negativa de la deidad de Cristo. Según su teología, Jesús fue una encarnación de un arcángel supremo, no Dios en carne humana.

El nombre histórico para esta enseñanza es arrianismo. Arrio fue hereje del cuarto siglo cuya doctrina estaba opuesta por Atanasio y condenada en el concilio de Nicea en 325. La doctrina de la Encarnación de Arrio fue virtualmente idéntica a la de los Testigos de Jehová del día de hoy. Arrio aun usó muchas de las mismas discusiones que los T.J. utilizan hoy. Atanasio brillantemente respondió a Arrio y expuso sus distorsiones de la Escritura. El trabajo de Atanasio titulado Sobre la Encarnación representa una respuesta efectiva hacia los Testigos de Jehová.

Pero por el momento ignoremos los escritos de Atanasio, los documentos del Concilio de Nicea, y cualquier otra fuente histórica y teológica excepto la Escritura misma. ¿Es posible demostrar concluyentemente desde la Biblia solamente que Jesucristo se muestre en la Escritura como Dios? Creo que si lo es. Y estoy convencido de que aquellos que rechazan la deidad de Cristo por consiguiente también deben rechazar el significado simple de la Palabra de Dios.

Al menos ocho líneas de discusión se combinan para hacer el caso bíblico de la deidad de Cristo:

1. El Antiguo Testamento predijo a un Salvador divino

clip_image004Necesitamos probar sólo con algunos pasajes cruciales para establecer el punto:

  • El salmo 2 es un Salmo Mesiánico y fue reconocido como tal por los judíos estudiosos, siglos antes de Jesucristo. En Hechos 13:33, Pablo afirma que este salmo tiene un significado Mesiánico. El salmo cierra con estos versos, “Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían.” (vv. 11-12).
  • Allí las frases “Servid a Jehová con temor” y “Honrad al Hijo” es paralelo. Y como es típico en el paralelismo poético hebreo, esto quiere decir que las dos frases son equivalentes lógicos. Servid a “Jehová” significa “Honrad al Hijo”. Además, este salmo presenta al Hijo de Dios como Alguien en quien los creyentes pueden refugiarse – un Salvador que es el propio Hijo de Dios, idéntico en carácter y rango con el Padre Eterno.
  • El salmo 110 es identificado como un Salmo Mesiánico por el escritor de Hebreos (Heb. 5:6; 7:17). Aquí David le llama a Señor: “Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies., Hasta Que los hago a Suyos enemigos un banquillo para Sus pies” (v.1). Jesús mismo citó este verso en Mateo 22:43-45 para demostrar que él existió antes de David y que era superior a cualquier rey terrenal. La palabra traducida “Señor” en este versículo necesariamente no designa a la deidad. Es una palabra hebrea que a menudo se aplica a un amo terrenal. Así es que es sólo una unidad en el acertijo – no en particularmente significativo por sí mismo, pero cuando es pesado con el resto de la evidencia, su significado completo se aclara.
  • Otras profecías Mesiánicas son aún más evidentes en atribuir la deidad al Ungido del Señor.
  • Isaías 9:6, por ejemplo, es una promesa evidente del Mesías. Da una serie de nombres que se aplican a él: “Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno o [“padre de la eternidad”], Príncipe de Paz.”. Una profecía anterior de Isaías, se halla en Isaías 7:14, le da el nombre de Emmanuel, lo cual literalmente quiere decir: “Dios con nosotros”.
  • Miqueas 5:2 profetizó que el lugar del nacimiento del Mesías sería Belén, y habló de él con estas palabras profundamente importantes: “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad”.
  • En Malaquías 3:1-2 encontramos una de las profecías más evidentes, más vívidas del Mesías entrante. Marcos 1:2 identifica este versículo como una profecía de Cristo:

“He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.”

Note que retrata a Jesús como Señor (ésta es la palabra hebrea Adonai), quien viene a Su templo. Y él viene a hacer una obra de juicio divino.

2. Jesús es llamado Jehová

clip_image004[1]En este punto los bien entrenados Testigos de Jehová quieren hacer una distinción entre la palabra Adonai, la cual es “Señor” traducida en la mayoría de Biblias inglesas, y la palabra Jehová (o Yahweh), también traducida “Señor” en la mayoría de Biblias inglesas. Si usted quiere señalar la diferencia entre las palabras en la mayoría de las traducciones, cuando el original es Adonai, la palabra “Señor” aparecerá en letras mayúsculas y minúsculas; cuando la palabra hebrea es Jehová, la palabra “Señor” aparecerá en letras mayúsculas y minúsculas.

Supongamos que los hipotéticos puntos de los Testigos de Jehová señalen que en todos los versículos que me he referido hasta ahora se ha utilizado la palabra Adonai y no Jehová. Puesto que los Testigos de Jehová creen que Jehová es el único nombre verdadero de Dios, cualquier pasaje que aplique el término Jehová a Cristo concluyentemente desbarataría su teología entera. ¿Existirán tales versículos?

Ciertamente hay. El Salmo 23:1, por ejemplo, dice, “Jehová es mi pastor”. Jesús muy claramente se aplicó este pasaje a Sí Mismo en Juan 10:11, 14 cuando él dijo, “Yo soy el Buen Pastor”. Y el escritor de Hebreos también le aplicó este pasaje a Cristo en Hebreos 13:20, cuando él escribió: “Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno,” – Jesús nuestro Jehová.

¡En Isaías 6:5, cuando Isaías tuvo la visión del cielo, con el Señor sentado sobre su trono alto y sublime, él dijo, “…!!Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.”. Pero el apóstol Juan, con respecto a este mismo incidente, escribe que Isaías vio la gloria de Cristo, “y habló acerca de él” (Jn. 12:41).

En la profecía famosa de Juan el Bautista encontrada en Isaías 40:3, Jesús es llamado Jehová: “Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.”.

Y en Jeremías 23:5-6, un texto muy crucial para la doctrina de la justificación por la fe. Este verso introduce un nombre nuevo para Dios, Jehovah Tsidkenu, “Jehová nuestra justicia”. Note a quienes es aplicado: “He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. [Esta es claramente una profecía mesiánica.] En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.” (Jer. 23:5-6).

He aquí hay un pasaje muy familiar, Joel 2:32: “Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo”. Tanto Hechos 2:21 y Romanos 10:13 citan ese pasaje, aplicándole el título Jehová a Cristo.

El simple hecho es que los Testigos de Jehová no son testigos del Jehová verdadero de la Escritura. Rechazan a Su testigo y el testimonio de Su Palabra de que Cristo mismo es Jehová quien vino en carne humana a la tierra.

3. Los Títulos Reservados para Jehová son Aplicados a Cristo

En Isaías 10:20, encontramos la expresión, “Jehová, el Santo de Israel”. Se dice que el Santo es nada menos que Jehová mismo. Y en Hechos 3:13-14, Pedro le dice a los hombres en Jerusalén: “El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad. Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo”.

En Isaías 44:6 leemos: “Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.” En este versículo se ofrece fuertemente una prueba para la Trinidad, porque diferencia entre Jehová y Su Redentor Jehová. Pero también reserva para Jehová Dios esta expresión: “el primero… y el postrero”. Ese título sale a la superficie otra vez en Apocalipsis 1:8, donde otra vez es aplicado a Jehová: “soy el Alfa y la Omega, principio y fin dice el Señor, el que es y el que era y que ha de venir, el Todopoderoso”. No hay duda alguna acerca de quien posee ese título. Note también que ese es un título que difícilmente se comparte con cualquier ser creado: El Alfa y la Omega, el principio y el fin, el que es y el que era y que ha de venir, el Todopoderoso. Aún al final del libro de Apocalipsis leemos estas palabras otra vez, esta vez hablando acerca de Jesucristo: “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.” (Apoc. 22:13).

En Isaías 43:11, Dios habla: “Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve”. ¿Se ha dado cuenta usted que el título “salvador” es reservado en la Escritura a Dios? Este verso dice entonces en términos posibles más simples. “Soy Jehová; Y no hay salvador fuera de Mí”. Por esto es que Pablo, escribiéndole a Tito, no se reprimió en aplicarle tanto el nombre Dios y la palabra Salvador a Jesucristo. Titos 2:11-13 dice esto:

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.”

Zacarías 12:10 incluye una profecía más interesante. En contexto, es Jehová quien habla. El versículo 4 nos lo dice así. Luego el versículo 10 dice: “Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.” ¿Quién fue el que fue traspasado? Fue Cristo. Y Juan 19:37 específicamente le aplica este texto a Cristo.

Deuteronomio 10:17 dice, “Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible,”. Pero Apocalipsis 17:14 le aplica el título “Señor de señores” al cordero, Jesucristo: “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.”

4. Jesús Posee Todos los Atributos Incomunicables de Dios

  • Cristo es eterno, como notamos en Miqueas 5:2, y en Sus títulos, “el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el principio y el fin”.
  • Él es omnipresente. En Mateo 18:20, él dijo, “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.”; Y en Mateo 28:20, él prometió, “he aquí, yo estoy con vosotros, todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”
  • Él es omnisciente. En la noche en que Cristo fue traicionado, los discípulos le dijeron: “Ahora entendemos que sabes todas las cosas, y no necesitas que nadie te pregunte; por esto creemos que has salido de Dios.” (Jn. 16:30). Más tarde, Pedro apeló a la omnisciencia de Cristo en su defensa, Juan 21:17: Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo.” En Apocalipsis 2:23 Cristo se describe a Sí Mismo en estos términos: “y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón”.
  • Él es omnipotente. Filipenses 3:21 dice él “el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.” Hebreos 1:3 dice que él “sustenta todas las cosas con la palabra de su poder”.
  • Él es inmutable, invariable. Este atributo nunca podría ser cierto de cualquier ser creado. Pero Hebreos 1:10-12, dicen de Cristo:

“Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, mas tú permaneces; Y todos ellos se envejecerán como una vestidura, Y como un vestido los envolverás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no acabarán.”

Hebreos 13:8 es una afirmación familiar de la inmutabilidad de Cristo: “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.”

En resumen, la Escritura dice que Cristo encarna cada atributo que es verdadero de Jehová, Colosenses 2:9: “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad”. Y Hebreos 1:3 dice Cristo es siendo el resplandor de su [Jehová] gloria, y la imagen misma de su sustancia. Jesús es Jehová Dios.

5. Jesús Hace las Obras de Dios

  • Jesús hace las obras que solo Dios puede hacer. Por ejemplo, Cristo creó “todas las cosas”. Juan 1:3 dice: “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” Si esto es cierto, entonces él mismo no podría ser un ser creado.
  • Colosenses 1:16 dice la misma cosa con más detalle, descartando la posibilidad de que él podría ser alguna clase de arcángel: Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.” El versículo 17 va un paso más allá y lo ilustra no sólo como Creador sino también como Sustentador: “Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten.
  • Él Supervisa la operación de la Divina Providencia. En Juan 17:2, Cristo ora al Padre: “como le has dado [al Hijo] potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.” Efesios 1:22 hace eco de eso: “y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia.”
  • El perdona pecados. Ésta fue una controversia enorme en el ministerio terrenal de Jesús. Mateo 9:2-7 y Marcos 2:5-10 dan los relatos de cómo se ofendieron los fariseos de que él perdonara pecados. En Marcos 2:7 ellos le preguntan: “¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?” Comprendieron claramente las implicaciones de Su autoridad.
  • Él tiene el poder de resucitar a los muertos y emitir juicio final. En Juan 5:22, Jesús dijo: “Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo”. Ese es un reclamo muy explícito de deidad, y en el versículo 24, Jesús aun establece la base del juicio la cuestión de que ya sea si alguien se oye su palabra o no. Hechos 10:42 dice que a Cristo “Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos”. Hechos 17:31 dice lo mismo. 2 Timoteo 4:1 dice: “Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino”.
  • Es El quien nos llevará en la plenitud de la glorificación. Filipenses 3:21 dice que él “transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas”. En Apocalipsis 21:5 dice el: “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas.”

6. Jesús recibe adoración.

Jesus Mismo en Mateo 4:10 dijo al que se dice Diablo: “Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.” Si Jesús mismo fuese sólo una criatura, él habría sido culpable de hipocresía, pues él mismo recibió adoración. Ni una vez Jesús hizo alguna vez reprensión a alguien por adorarle. Nunca él rechazó la adoración de alguien. De hecho, él corrigió a aquellos que regañaron duramente a otros por adorarle a El, como en Juan 10, cuando Marta estaba enojada de que María se había sentado a Sus pies. Y en Mateo 26, él reprendió a los discípulos por indignarse de que una mujer le había ungido con un costoso ungüento.

Escuche cuidadosamente estos versículos, y recuerde que en cada caso Jesús recibió la adoración que le fue ofrecida:

§ Mateo 14:33 – “Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.”

§ Juan 9:38 – “Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró.”

§ Mateo 28:9 – “he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: !!Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.”

§ Mateo 28:17-18 – Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

§ Juan 20:28-29 – “Entonces Tomás respondió y le dijo: !!Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.”

La respuesta de Jesús de adorar en contraste con la respuesta de Pedro: “Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró.” (Acto 10:25). El versículo 26 dice: “Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre.” Hechos 14:11-18 habla de un episodio similar en el ministerio de Pablo, cuándo él y Bernabé rehusaron ser adorados por parte de toda una muchedumbre. Luego en Apocalipsis 19:10 y 22:8-9, tenemos a los ángeles rehusando adoración del Apóstol Juan. En 22:9 el ángel dice, “Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.”

La Sagrada Escritura explícitamente manifiesta que el Hijo de Dios debe ser adorado. Juan 5:22-23 dice: “Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.” Jesús se colocó a Sí Mismo en el nivel más alto posible cuando él se hizo objeto de nuestra fe, Juan 14:1: “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.”.

¿Quiere usted una última prueba de que Jesús no es un ángel? Hebreos 1:6 dice que cuando el Padre trajo al mundo al Hijo de Dios, él dijo, “Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios.”

Sigamos adelante hacia las dos líneas finales de discusión que prueban que Jesús es Dios. He guardado lo más fuerte para el final. Pues si Jesús es Dios, usted esperaría que la Biblia lo diga en lo más fuerte de los términos. Y de hecho lo hace.

7. La Biblia dice que Jesús es Dios.

Juan 1 es un texto favorito de los Testigos de Jehová. Las personas que vienen a su puerta están profundamente adiestradas para cómo responder si usted les muestra Juan 1:1. Vuélvase hacia ese pasaje y veamos los primeros tres versos:

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.”

Ésta es una declaración muy fuerte sobre la deidad de Cristo. Cada frase es significativa. “En el principio” recuerda a Génesis 1:1 y establece el comienzo del evangelio de Juan en la pasada eternidad, antes de que cualquier cosa o alguien fuera creado. B. B. Warfield escribió:

Lo que se declara es que “en el principio” – no “desde el principio” sino “en el principio,” – cuando las cosas vinieron a ser, el Verbo, no vino a existir, a fin de que él podría ser la primera parte de aquellas cosas que vinieron a ser realidad, sino que ya existía. La eternidad absoluta del ser es afirmada por el Verbo en un lenguaje tan preciso y fuerte como la eternidad absoluta del ser pueda ser afirmada. El Verbo precede el comienzo de las cosas; Él ya existía.[i]

La siguiente frase: “y el Verbo era con Dios” sólo fortalece la aseveración de la deidad en este pasaje. Quiere decir que desde la eternidad, el Verbo coexistió con Dios, a lo largo de él, en una Inter.-comunión personal con él. En palabras de Warfield: “él ha sido de Compañero de Dios desde la eternidad.”[ii]


Esta relación eterna entre Dios y el Verbo es acentuada por una frase en Juan 1:18: “…el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer” Jesucristo estaba en el seno del Padre, en cierta forma bien definido de Dios y aún al mismo tiempo idéntico a El. Por cierto, la traducción New American Standard en el v. 18 es precisa; en el griego, la redacción literal es, “el Dios unigénito” – otra prueba firme de la deidad de Cristo. Todo el principio de la Trinidad está absorto en esta expresión, “el Verbo era con Dios.”

Pero regresemos a la tercera frase en Juan 1:1, pues ésta es la parte en que los Testigos de Jehová sienten que pueden contestar: “El Verbo era Dios”. Esto es precisamente y literalmente lo que este texto dice en el griego. Un TJ bien entrenado tratará de convencerle de que nuestra traducción es defectuosa. En el griego, le dirán a usted, la palabra Dios carece de artículo definido (muy correcto). Por consiguiente, dicen, un artículo indefinido debe ser suministrado: “El Verbo era un Dios”. Ese es mal griego y completamente injustificado. Era es lo que es conocido como un verbo copulativo. Usted le pudo haber llamado un “verbo asociado” en la escuela primaria. Simplemente asocia el sustantivo a un lado con el sustantivo por otra parte El Verbo era Dios. “Dios” en esa frase es un predicado nominativo. Sólo puede ser traducida en la forma en que usted la encuentra en la mayoría de las Biblias: “El Verbo era Dios”. Para insertar la palabra “un” es tanto un mal griego y una mala gramática.

Los Testigos de Jehová han producido su Biblia con su traducción. Y tienen a un puñado de estudiosos de griego que han intentado desesperadamente defender esta traducción. Excepto lo que estos “estudiosos” TJ no le dicen a sus personas es que hay docenas de lugares en su Biblia donde son metidas a la fuerza a través de un sentido común de violar la misma regla que ellos quieren intentar imponer en Juan 1:1. Le daré dos ejemplos de este mismísimo contexto. Si siguiésemos la construcción TJ y añadimos la palabra “uno” cada vez que el artículo definido falte, he aquí cómo un par de otros versículos de Juan 1 se leerían:

§ v. 6. Hubo un hombre enviado de (un) Dios, el cual se llamaba Juan.

§ v. 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de (un) Dios;

Así es que Juan 1:1 es el Talón de Aquiles de la teología de los Testigos de Jehová, y por esto es que cada TJ es enseñado qué decir cuándo es abordado. Pero sus respuestas no son del todo satisfactorias para alguien que sabe una cantidad menor de gramática griega, y su negativa de la deidad de Cristo es fácilmente desenmascarada meramente por el contexto de este verso. Usted no puede ser sacudido en esto por las afirmaciones de los TJ.

Por supuesto, hay más versículos en el Nuevo Testamento que explícitamente llaman a Jesús Dios. Recuerde, como vimos antes, que cuando Tomás exclamó, “Señor mío y Dios mío”, Jesús no le reprendió, sino que lo alabó por su fe (Jn. 20:29).

Tito 2:13 y 2 Pedro 1:1 se refieren a Jesús como “nuestro Dios y Salvador”. Romanos 9:5 dice que él es “Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos”. Filipenses 2:6 dice que él existió desde toda la eternidad en forma de Dios. Y 1 Juan 5:20 dice: “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.”

Uno de los mejores versículos para desafiar a los TJ es Hebreos 1:8, porque es tan claro en su afirmación de la deidad de Jesús como Juan 1:1, y el típico TJ no habrá sido endoctrinado con una respuesta concisa. Este versículo cita al Padre Eterno, quien le habla al Hijo de Dios: “Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino”. La cita viene del Salmo 45:6, donde la atribución de la deidad es absolutamente inequívoca en el hebreo. (Desafortunadamente, La Traducción del Nuevo Mundo los TJ ha alterado intencionadamente y deliberadamente el significado de ambos textos, traduciendo Hebreos 1:8 como: “Dios es su trono,” y artificialmente obligando su traducción del Salmo 45:6 a acomodarle ese significado. Pero la declaración “Dios es su trono” no hace en absoluto ningún sentido en ese contexto. Todo el punto de Hebreos 1 es para demostrar que Jesús es más alto que cualquier ángel. Ese es el punto que necesita enfatizarse cuando usted discute este texto con el Testigo de Jehová.)

8. Jesús Mismo dice ser Dios.

Finalmente, si Jesús es Dios, podríamos esperar que El lo dijera. ¿Se ha preguntado usted alguna vez por qué él simplemente no dijo: “soy Dios” y poner fin a alguna posibilidad de confusión?

Realmente, él lo hizo. Lo que él dice en Juan 8:58 a Su audiencia Judía fue una declaración mucho más explícita que si él meramente hubiese dicho “yo soy Dios”. Es importante ver este pasaje en su contexto. En el versículo 53, vemos que los fariseos se incomodaban con las afirmaciones de Jesús, comenzaron a sospechar que él se ponía en un nivel de autoridad que ningún simple hombre podría tener algún derecho de hacerlo. Dijeron:

53 ¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió? !!Y los profetas murieron! ¿Quién te haces a ti mismo?

54 Respondió Jesús: Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios.

55 Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco, y si dijere que no le conozco, sería mentiroso como vosotros; pero le conozco, y guardo su palabra.

56 Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó.

57 Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?

58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.

59 Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue.

Note que estos hombres comprendieron precisamente lo que decía Jesús. Y debido a que él obviamente también comprendió lo que le preguntaban, Su respuesta es tanto más significativa. Él les decía que él era Dios, utilizando el nombre de Jehová mismo que había sido revelado a Moisés en la zarza ardiente, “Yo SOY”. Él no pudo haber hecho una afirmación más fuerte de la deidad. Si ese no hubiese sido Su significado, si él sólo afirmara ser el ángel primogénito, él habría dicho: “antes de que Abraham naciera, yo nací”.

El evangelio de Juan incluye una serie completa de declaraciones que Jesús hizo acerca de Sí mismo usando este nombre “Yo soy” – soy el camino, la verdad, y la vida (Jn. 14:6); Yo Soy el Buen Pastor; Yo Soy la puerta; Yo Soy el pan de la vida; Yo Soy la luz de mundo. Cada una de estas declaraciones, estudiadas en su contexto, revelan que El estaba afirmando una y otra su absoluta deidad.

La evidencia bíblica de la deidad de Cristo es conclusiva. Es una prueba apabullante e irrefutable. De hecho, lo que hemos cubierto aquí es sólo una prueba representativa. Aun no he mencionado a Juan 10:30, “yo y el Padre somos uno”. Este, y muchos otros pasajes similares prueban aun más concluyentemente que de acuerdo a la Escritura, él es Dios.

Tanta evidencia no puede ser hacerse aun lado o ignorarse. O usted lo cree, o usted se condena a si mismo a una eternidad inconcebible. De hecho, Jesús dijo, “Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.” (Jn. 8:24). Allí Jesús muestra Su “Yo Soy” – sin un predicado – como el objeto de nuestra fe. Él obviamente se coloca a Sí mismo en el lugar de Dios, y él puede hacer esto sólo porque él es Dios. Aquellos que saben que la Escritura es la Palabra de Dios sólo pueden creer, y pueden tomar parte en la adoración a él en cuyo nombre toda rodilla se doblará.

Phil Johnson

Traducido por Armando Valdez


[i] B. B. Warfield, Faith and Life (Edinburgh: Banner of Truth, 1990 reprint), 87.

[ii] Ibid., 89.

¿Qué Creen los Testigos de Jehová?

Posted on Actualizado enn

¿Qué Creen los Testigos de Jehová?

TESTIGOS ¿Qué Creen los Testigos de Jehová?

Dr. Gerardo Laursen

La meta de la iglesia es evangelizar a toda criatura (Mc. 16:15).  Si queremos evangelizar hasta los Testigos de Jehová, es importante saber qué creen, y llamarles atención a sus errores. La secta se fundó en 1872 por Charles Taze Russell, antes un Adventista, que no le gustó la idea del castigo eterno.  Por más de 100 años los Testigos de Jehová han anunciado la venida de Cristo y el fin del mundo.  Específicamente profetizaron que vendría él con Armagedón en 1914, y cuando no vino, cambiaron la fecha a 1917, entonces a 1925, luego a 1975 y ahora, en forma más suave: “dentro de meses o en pocos años”. Quedan condenados como profetas falsos (Dt. 18:20-22).

Enseñan que Cristo es un ser creado y un dios, pero no el Todopoderoso, y por eso no existe la Trinidad.  Solo 144,000 llegarán al cielo, y por obras.  (Otros vivirán en el Paraíso en la tierra para siempre.)  Los muertos cesan de existir, entonces no hay infierno.  Rehusan transfusiones de sangre y fidelidad a cualquier gobierno. Su publicación principal es La Atalaya (The Watchtower), en más de 100 idiomas.  Tienen 3.8 millones de miembros mundiales.

Libros recomendados: tres por David A. Reed: Answering Jehovah’s Witnesses, Baker Books, 1996; How to Rescue Your Loved One from the Watchtower, Baker, 1989; & with Steve Huntoon, Index of Watchtower Errors, Baker, 1990.  Más: Homer Duncan, Los Testigos de Jehová ante la Biblia, ELA, Puebla, México, 1997; Edgar Contreras, Dónde está el Error de la Sectas, ELA, 1997; J. K. van Baalen, El Caos de las Sectas, T.E.L.L., 1967, reimpreso1995.

Cómo comenzar con ellos: socavando su confianza en la organización, por revelar fallas proféticas, encubrimientos deshonestos, y reveses doctrinales. Una pregunta clave: ¿Cómo se explican sus cambios? (Por ejemplo, el cambio de fechas por el regreso de Cristo, y puntos abajo.)

Aquí algunas de sus enseñanzas en orden alfabético, como puntos de discusión:

Alcyone: Dios vive en esta estrella de la constelación de las Pléyades, según Russell y Rutherford, hasta 1953, cuando anunciaron: “No es sabio fijar el punto de Su trono.”  Pero Dios vive fuera del universo.

Alma: Dicen que cesará de existir, pero hay que ver todo uso en la Biblia.  Es persona, Hch. 27:37; vida, Sal. 86:14.  Ez. 18:4 se toma fuera de contexto: “El alma que peca morirá” es un modismo que refiere al individuo.  Que sobrevive la muerte se ve en: Ap. 6:9-11; Mt. 10:28.  El espíritu tiene voluntad, Mc. 14:38.  Lázaro muerto es consolado, Lc. 16:22,25; morir es estar con Cristo, Fil. 1:23; ausente del cuerpo, 2 Co. 5:8.  No moriremos, Jn. 11:26.

Banderas: No se permiten el uso de sellos postales que contengan una bandera. Dicen que es una forma de idolatría. Pero se usaron hasta 1917.  Además, Dios las mandó en Nm. 1:52; 2:1-2.

Beth-Sarim: Es un palacio comprado en 1929 para siempre para Rutherford y el Rey David.  Fue vendida en 1948 cuando decidieron que David no venía.

Biblia: Si se lee sola, resulta ortodoxo.  (¡Amén!)

Cumpleaños: El fundador sí celebro su cumpleaños, pero a nadie más se le permite. Se considera que es malo porque Herodes y Faraón lo celebraron.  Pero Job, un hombre justo, celebró los de sus hijos, en Job 1:4; 3:1-3.  Uno puede ser excomulgado por meramente enviar tarjetas. Celebraron el aniversario #100 de La Atalaya en 1979.  Ni permiten observar el día de las madres, ni de acción de gracias, ni de preparar cenas especiales.  Pero la navidad se observó en 1898 y 1908, y después se volvió pagana.

Cristo: es Miguel el Arcángel, el primer ángel creado, quien abrió el camino de salvación, si uno obedece lo que dice la organización.  Pero la Biblia es clara que Cristo es el eterno Dios en contraste con ángeles que son creados, y que la salvación no es por obras (Jn. 5:24; Ro. 10:13; Ef. 2:8-9, etc.).  Note también la diferencia en autoridad de Jesús sobre Satanás en Lc. 4:8 y con Miguel en Judas 1:9.

Ellos traducen Jn. 1:1, “y el verbo era un dios”, haciendo a Cristo inferior al Padre.  Dicen que el libro de gramática griega por autores Dana y Mantey apoya tal traducción, pero en realidad ellos han dicho públicamente que no es así. Yo he sido profesor de griego por muchos años y no es posible traducir el versículo en la manera que ellos lo hacen.  En una construcción de predicado nominal, no se permite una palabra “un” tácita.  Tiene que estar expresada.  Y no lo esta aquí.  Pero en lugar de analizar la gramática griega, usted puede simplemente decir que leyó algo de un maestro griego en que no es correcto traducir el texto así.  El griego es claro: “el Verbo era Dios”.

Comunión: Es una vez al año por los salvos que van al cielo, pero ninguno de ellos está vivo ahora. Pasan la copa, pero nadie toma el vino.

Cruz: Dicen que Cristo no murió sobre una cruz, porque el uso de cruces era pagano. ¿Y? Por supuesto los paganos crucificaron a Cristo. No murió en una mera estaca, porque Jn. 20:25 menciona clavos plural en sus manos: separados. Ellos dicen que no hay espacio para una placa arriba de sus manos, si fueron pegadas sobre la cabeza, pero hasta la palabra crucificado contiene la palabra cruz.

Dios: Ellos no pueden explicar como el Primero y Último estuvo muerto, Ap. 2:8; Is. 44:6,8; Col. 2:9.  Ya que el Padre no puede morir, es referencia a Cristo quien tiene este título divino.

Evangelio: Admiten que el suyo es diferente al predicado por los siglos. Pero Gá. 1:8-9.

Infierno: No hay. Se cesa de existir, pero en Hch. 24:15 los injustos serán levantados. El Anticristo y su profeta estarán en el lago de fuego por mil años todavía vivos (Ap. 19:20-20:10)

Espíritu Santo: ¡Su Traducción del Nuevo Mundo testifica de él!  En esta biblia todavía no han “modificado” textos como: él habla, Hch. 13:2; testifica, Jn. 15:26; dice lo que oye, Jn. 16:13; siente dolor, Is. 63:10; puede ser mentido, es Dios, Hch. 5:3-4; intercede, Ro. 8:26-27; consuela, Jn. 14:16-17.

Jehová: Se usa el nombre mal.  Dicen:

1. Es un error usar este nombre.  Pedro, Pablo y Juan no usaron este nombre.

2. Se aplica únicamente al Padre, pero Jn. 17:11; Is. 9:6.

3. La oración debe ser dirigida a este nombre.  Pero el NT dice “al Padre” (Mt. 6:9).

4. El nombre “Testigos de Jehová” comprueba que son los verdaderos.  Pero no se usó hasta Rutherford en 1931.  Antes: “Estudiantes de la Biblia” o “Russellites”.  Russell en 1883 pidió que fueron llamados “solo cristianos”.

Matrimonio: Ambos Russell y Rutherford se divorciaron.

Muerte: Usan Ec. 9:5, 10 para apoyar la idea que uno cesa de existir al morir, pero es una mera referencia al hecho que los muertos en la tumba no trabajan. Sal. 146:3-4, “pensamientos mueren” son planes y esquemas. Samuel fue llamado de los muertos, 1 S. 28:7-20, más Is. 14:9-10; Lc. 12:5.

Paraíso: Lc. 23:43, “hoy”, es un solo día si los muertos no existen. Pero 2 Co. 12:2-4.

Político: No votan. Usan Jn. 6:15 incorrectamente. Políticos: Daniel, sus 3 amigos, Ester, Mardoqueo, Nehemías, todos ellos servían en estados seculares.

Regreso de Cristo: El último rey judío fue depuesto en 607 aC (¡pero en realidad 586!), más 7 tiempos proféticos sin base (7×360 años = 2520) = 1914 (calculado en 1889).  Cuando no vino en 1914, declararon que vino invisiblemente y que dentro de una generación de esto, vendrá visiblemente.  Pero quitaron “dentro de una generación” de las portadas de sus revistas en 1995. En 1920 anunciaron el regreso en 1925.  En 1966 dijeron 1975.  Desde 1974 “poco tiempo queda.”  En 1986 hasta hoy: la frase es “Paz y seguridad” en la portada de las revistas.

Renacidos: Solo los 144,000, completados en 1935.

Resurrección: Jesús cesó de existir por 3 días. Fue rehecho por Dios como Miguel. Ya no es hombre, pero 1 Ti. 2:5 dice que lo es. Y él se levantó a si mismo, Jn. 2:19 & 10:14-18.  Mas es carne y huesos, Lc. 24:39, y Fil. 1:23; Lc. 16.

Rutherford: Publicó 24 libros y 86 folletos de 1917 a 1941 que no se usan hoy. Son interpretaciones abandonadas, doctrinas discontinuadas, y profecías falladas.

Servicio Militar: No. Pero Lc. 3:14. No bautizan a uniformados, pero Cornelio por Pedro en Hch. 10:1,48.

Transfusiones de Sangre: Mal interpretan Hch. 15:20, “aparten de sangre.” Ni permiten guardar la propia para futuras operaciones. Pero considere los cambios en sus prácticas y doctrinas:

1931 rehusan vacunaciones.  20 años después se permite.  Por 20 años hubo personas con enfermedades sin razón.

1967 trasplante de órganos prohibido, considerado canibalismo. En 1980 permitido. Entonces algunos quedaron ciegos para nada, de 1967 a 1980.

También en contra de educación universitaria en 1969; bien en 1992. Significa que oportunidades fueron perdidas.

También : esperar casarse hasta que termine Armagedón.  Pobres quedaron solteros.

Sus interpretaciones fluctuantes de “autoridades superiores” en Ro. 13:1-7.  1º = las seculares.  2º = Jehová Dios y Jesucristo.  3º: en 1962, secular otra vez.

“Siervo Fiel” de Mt. 24:45.  En 1881 = Cuerpo de Cristo.  1917 = Russell.  1927 otra vez Cuerpo de Cristo.

¿Después de tantos reveses, cambiarán algún día sobre las transfusiones también?  1% de Testigos seriamente enfermos mueren ahora por no tener acceso a sangre.  ¡En 2003 en adelante: el uso de componentes de sangre están permitidos!  Miles murieron antes de 2003 inútilmente.

Traducción del Nuevo Mundo: Injertan “Jehová” 237 veces en el NT. Jehová es una palabra hebrea. El NT se escribió en el griego. La palabra no ocurre en el NT. Pida ver su Interlineal [el griego y el español van paralelo], para llamar la atención al hecho que la línea en que tiene una “traducción” de Jehová, tiene la palabra griega en blanco (237 veces).

Trinidad: Ellos tienen más entrenamiento sobre esta doctrina. Por eso, comience las conversaciones con sus fallas, y eventualmente pase a lo de la Trinidad:

1. Demuestre que Jesús no es un mero ángel. He. 1:5; 2:5; Judas 1:9.

2. Muestre la personalidad del E.S.

3. Que ellos lean los 4 Evangelios en una versión normal.

4. Indique la deidad de Cristo y el E.S.

5. Explique que la palabra Trinidad es útil.

[Para más detalles y explicaciones cómo defender la doctrina de la Trinidad, vea mi artículo La Santa Trinidad en http://www.ObreroFiel.com]

Se aconseja mantener en mente sobre esta secta y otras, lo siguiente:

Todas sectas falsas tienen dos cosas en común:

1. Menosprecian a Cristo

diciendo que es un dios menos que Dios Padre

diciendo que es un dios entre muchos iguales

diciendo que es divino como es usted

diciendo que llegó a ser dios en su bautismo

diciendo que es un mero profeta

diciendo que es un mero ser humano bueno

2. Menosprecian la Biblia

con doctrinas extra-bíblicas (doctrinas que la Biblia no menciona)

con doctrinas anti-bíblicas (doctrinas que contradicen la Biblia)

reclamando que tiene menos valor que su propia literatura

Sabiendo qué piensan Testigos y otros nos prepara para explicarles el contraste entre la verdad de la Biblia y los errores de ellos.  De allí en adelante es la obra del Espíritu Santo de convencerles.  Hermano, ¡que tenga denuedo de “contender por la fe” (Judas 1:3)!

Seamos fieles proclamando el evangelio de Jesucristo a toda persona,

Scott Yingling

Director General de ObreroFiel.com