La Satisfacción en Tiempos de Dificultad

Posted on

La Satisfacción en Tiempos de Dificultad

Martes, 5 de Mayo, 2009

(Por Nathan Busenitz)

Tomado de Shepherds’ Fellowship Pulpit Magazine

Ésta es una continuación de nuestra serie sobre los secretos del contentamiento de Filipenses 4 de ayer.

3. Desprenderse de las Circunstancias

Una de las cosas que  impiden nuestro contentamiento más que cualquier otra cosa es depender de las circunstancias. Nos desmoronamos emocionalmente y perdemos nuestro sentido de contentamiento y paz cuando dejamos que nuestras circunstancias nos hagan víctimas. Sin duda Pablo fue humano y sufrió de esa manera también pero entonces él aprendió una forma diferente: Permaneciendo contento no importa lo que sus circunstancias fueron. “pues he aprendido a contentarme,” él dijo, “cualquiera que sea mi situación” (Fil. 4:11, énfasis añadido). Él en realidad quiso decir cualquiera sea, pues en el siguiente versículo él repasó la gama de extremos de gran pobreza a gran riqueza. Es posible que nosotros como cristianos aprendamos a estar contentos afrontando cualquier situación en la vida.

Leer el resto de esta entrada »

El Contentamiento en una Cultura Consumista

Posted on

El Contentamiento en una Cultura Consumista

Lunes, 4 de Mayo, 2009

(Por John MacArthur)
Tomado de Shepherd’s Fellowship Pulpit Magazine

Ésta es una continuación del artículo del viernes pasado sobre el contentamiento bíblico basado en Filipenses 4.

2. El Contentamiento con Poco

Aquí hay otro secreto para el contentamiento que obtenemos de la vida de Pablo: “No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.” (Fil. 4:11–12).

Leer el resto de esta entrada »

La Iglesia Emergente – Conduciendo A Protestantes de Regreso a Roma

Posted on

La Iglesia Emergente -   
Conduciendo A Protestantes de Regreso a Roma
Tomado de Proclaiming the Gospel

Hemos estado recibiendo un número creciente de informes acerca de protestantes están regresando al catolicismo romano. Existe hoy una serie de tres libros que presagian los testimonios de ex-pastores protestantes que han encontrado el amplio camino hacia Roma más tentador y satisfactorio. ¿Qué es lo que causa esta apostasía creciente? ¿Quién está detrás de este cambio de sentido de la Reforma? ¿Por qué son seducidos tantos protestantes por la devoción de esta religión falsa? Muchos evangélicos son son desconcertados y van en busca de respuestas. Aunque es decepcionante y desalentador, no deberíamos estar sorprendidos porque: "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios " (1 Tim. 4:1).

Leer el resto de esta entrada »

La Cuestión del Sábado: La Naturaleza del Antiguo Pacto

Posted on

La Cuestión del Sábado: La Naturaleza del Antiguo Pacto
(Texto Seleccionados)
Derechos de autor 1999
Por
John F. MacArthur, Jr.
Todos los derechos reservados.

Estamos tratando el asunto del séptimo día. Comenzando en el Capítulo 2 de Génesis en el versículo 1, donde dice que el Señor después de la creación: “reposó el séptimo día,” y ya hemos visto eso. Usted necesita sólo recordar que el séptimo día en Génesis 2 se aplica sólo a Dios.

Por cierto, escuché a un predicador bien conocido en la televisión diciendo que el universo podría tener 15 billones de años. Eso no es lo que se dice en Génesis. Sigo asombrado en cuanto a eso. Pero Dios en seis días creó el universo como existe ahora, y luego El “reposó”. Y eso realmente quiere decir que El dejó de trabajar porque hizo todo, y El se deleitó en lo que había hecho, porque vio que todo ello era “bueno en gran manera,” y tuvo un gran deleite. 

No hay mención de un día sábado. La palabra “sábado” no aparece en Génesis 2. Y no hubo institución de un día de sábado allí. No hubo mandamiento de un séptimo día del reposo de Dios atribuido a la conducta del hombre en absoluto. El hombre vivía en dicha sin pecado en ese momento, Adán y Eva en el huerto, y no había nada por el que descansar. Estaban en el reposo perfecto en virtud del hecho de que no había pecado en el mundo. Y así es que fue solamente el séptimo día del cual Dios, terminó Su creación, y se deleitó en ella.

Leer el resto de esta entrada »

Los Secretos del Contentamiento

Posted on

Los Secretos del Contentamiento

Viernes, 1 de Mayo, 2009
Tomado de Shepherds’ Fellowship Pulpit Magazine

(Por John MacArthur)

En Filipenses 4:11-12, Paul dijo, “he aprendido a contentarme. . .” He aprendido el secreto. Aquí él usó un término griego cargado de significado – una alusión a las religiones misteriosas de Grecia. La iniciación en aquellos cultos paganos complejos incluía el estar enterado de ciertos secretos religiosos. Pablo se enteró del secreto del contentamiento, y es uno que él le transmitió a todos los han sido iniciados por la fe en Jesucristo. Durante los siguientes días consideraremos varios secretos  para el contentamiento, extraídos de Filipenses 4.

1. Confianza en la Providencia de Dios

Pablo dijo: “En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad” (v. 10). Déjeme darle algún trasfondo. Aproximadamente diez años habían pasado desde que Pablo había estado en Filipos. Hechos 16 relata lo que sucedió durante su primera visita.

Leer el resto de esta entrada »

La Palabra de Dios en las Manos del Hombre

Posted on

La Palabra de Dios en las Manos del Hombre
Por R.C. Sproul

Fueron muchos años atrás cuando mi abuela jugaba juegos conmigo que ella había jugado cuando era una niñita en los 1880s. Un juego que ella mencionó era uno que ella y sus novias metodistas jugaron con sus amigos católicos. Era una broma alegre de palabras populares, mi abuela decía, “Tommy y Johnny bajaron al río a jugar dominós.” Aquí la palabra dominós era un juego  sobre el uso del término Domine que sucedía tan frecuentemente en el rito católico popular. Los niños, claro está, revelaban su falta de conocimiento de las palabras populares porque eran habladas en latín.

En una manera similar, aquellos que están interesados en las artes de la prestidigitación saben que todos los magos, al desempeñar su oficio, utilizan ciertas palabras para hacer que suceda su magia. Recitan ciertos conjuros, como “el abracadabra," "presto chango,” y quizá el más famoso de todos, “hocus pocus.” Incluso hoy se habla del "hocus pocus" para describir un tipo de arte mágico. Es un conjuro utilizado por el mago para realizar su magia. Pero ¿De donde se originó la frase “hocus pocus”?

Leer el resto de esta entrada »

Redefiniendo éxito en el Ministerio

Posted on Actualizado enn

Redefiniendo éxito en el Ministerio
Miércoles, Abril 29, 2009

(Por John MacArthur)

Si juzgamos el éxito por los estándares del mundo, algunos podrían estar inclinados a evaluar la carrera del liderazgo de Pablo como un fracaso abyecto y una decepción amarga.

En los días finales de su vida, cuando Pablo escribió 2 Timoteo, Lucas fue prácticamente su único contacto con el mundo exterior (4:11). Pablo estaba recluido en un calabozo romano, temiendo el frío salvaje del invierno venidero (vv. 13, 21), y sin ninguna esperanza de liberación de la sentencia de muerte que había sido impuesta en él. Él sufrió por el desprecio sádico de sus enemigos. Él había sido incluso abandonado o rechazado por algunos de sus amigos más cercanos. Él escribió, “Ya sabes esto, que me abandonaron todos los que están en Asia” (2 Timoteo 1:15). “Asia” se refiere a Asia Menor, donde Pablo enfocó su obra misionera. Efeso, donde Timoteo pastoreó, era la capital de esa región. Así es que Pablo no decía a Timoteo ninguna cosa que Timoteo no supiese de primera mano. En ese tiempo de persecución cruel, la asociación con Pablo se había vuelto tan costosa que todos menos unos cuantos de los propios hijos espirituales del apóstol en efecto le habían repudiado y abandonado.

Leer el resto de esta entrada »