La Disciplina de la Iglesia

Posted on

La Disciplina de la Iglesia

La Marca ausente. [1]

Por el Dr. Albert Molher, Jr.

Presidente del Seminario Teológico Bautista del Sur en Louisville, Kentucky

“Lo que es puro se corrompe mucho más rápidamente de lo que se purifica lo que está corrupto”

– Juan Casiano (360 -435)

La negación de la disciplina en la iglesia es tal vez la falla más visible de la iglesia contemporánea. Al no tener interés en conservar la pureza doctrinal y en el estilo de vida, la iglesia contemporánea se ve a sí misma como una asociación voluntaria de miembros autónomos, que deben una mínima obligación moral hacia Dios, y mucho menos unos para con los otros.

La ausencia de la disciplina en la iglesia ya no es un asunto que se considere importante, aún más, generalmente ni se menciona. La disciplina regulativa y restauradora de la iglesia es, para muchos miembros de las iglesias, un asunto olvidado, por no decir desconocido. La presente generación tanto de ministros como de miembros de la iglesia virtualmente no tiene ninguna experiencia en cuanto a la práctica de la disciplina.

Leer el resto de esta entrada »

Evangelizando a los Niños (2ª Parte)

Posted on

Evangelizando a los Niños (2ª Parte)

Jueves, 21 de mayo de 2009

Tomado de Shepherds´ Fellowship Pulpit Magazine

Claves Fundamentales para Evangelizar a los Niños

No es suficiente para los padres simplemente evitar estos errores comunes (véase el post de ayer)-también deben tratar de poner en práctica las siguientes claves para la evangelización de niños.

1. Establecer un Ejemplo Consistente de Santidad

Evangelizar a los niños no consiste simplemente en expresar el evangelio en palabras, sino también de un ejemplo de ello en nuestra propia vida. Al explicar los padres de familia las verdades de la Palabra de Dios, los niños tienen la oportunidad única de observar de cerca sus vidas y de ver si creen de verdad lo que están enseñando. Cuando los padres no sólo son fieles a la proclamación, sino también a vivir el evangelio, el impacto es profundo.

Leer el resto de esta entrada »

Evangelizando a los niños (1ª Parte)

Posted on Actualizado enn

Evangelizando a los niños (1ª Parte)

Miércoles, 20 de mayo de 2009

Tomado de Shepherds´ Fellowship Pulpuit Magazine
El siguiente artículo es tomado de los distintivos de los Ancianos de la Iglesia Grace Community.

Para muchos creyentes, cumplir el mandamiento de Cristo de hacer discípulos a todas las naciones comienza en el hogar con sus hijos. De hecho, pocas experiencias traen mayor alegría a los padres cristianos que ver a sus niños llegar a la fe en Cristo.

El proceso de evangelización de los hijos, sin embargo, puede ser una tarea desalentadora. Para muchos padres, las preguntas son tan prácticas como desconcertantes: ¿Cómo debo presentar el evangelio a mis hijos? ¿Cuál es el mejor enfoque a tomar? ¿Cómo puedo saber si estoy haciéndolo bien?

Los errores, tanto reales como imaginados, intimidan a casi todos los padres que contemplan esta responsabilidad. Por un lado, existe el peligro de guiar a los niños a pensar que son salvos cuando no lo son. Por otra parte, existe el riesgo de desalentar a los niños que manifiestan un verdadero deseo de seguir a Cristo.

¿Cómo, entonces, deberíamos evangelizar a nuestros niños?

La respuesta a esta pregunta no es fácil, pero comienza con el reconocer y evitar algunos de los errores comunes en el evangelismo de los niños.

Leer el resto de esta entrada »

La Escritura y la Simple Razón

Posted on

La Escritura y la Simple Razón

Lunes, 18 de mayo de 2009

Tomado de Shepherds’ Fellowship Pulpit Magazine

(Por John MacArthur)

Cuando Martín Lutero fue convocado a la Dieta de Worms en 1521 y se le pidió que renunciara a su enseñanza, él respondió: “Si no estoy convencido por la Escritura y la simple razón, mi conciencia es cautiva de la Palabra de Dios. No puedo y no quiero renunciar nada y no sería seguro ó justo actuar en contra de la conciencia. Que Dios me ayude. Aquí estoy, no puedo hacer nada más.”

La conocida formulación de Lutero: “La Escritura y la simple Razón,” es la única base sobre la que podemos correctamente fundamentar el verdadero discernimiento espiritual.

La Escritura no es antitética a la sabiduría sana y racional, aunque muchos hoy en día creen otra cosa. La razón no es un sustituto de la Escritura, por supuesto, pero cuando una buena razón y la lógica se mantienen sujetos a la autoridad de las Escrituras, en ninguna manera amenazan a la verdad. Por el contrario, la aplicación del pensamiento y la lógica sana de la verdad de la Escritura es un aspecto clave de la fórmula del discernimiento.

Leer el resto de esta entrada »

¿Preocuparme Yo?

Posted on Actualizado enn

¿Preocuparme Yo?

Por Gary E. Gilley

(Febrero de 1998 – Volumen 4, Tema 2)

En un pequeño folleto de Jay Adams Qué hacer con la Preocupación, él comienza con este cuento humorístico:

– Joe solía preocuparse todo el tiempo por todo, de hecho, sus amigos le conocían como un preocupado. Un día Bill caminaba por la calle cuando vio a su amigo preocupado yendo rebosando de felicidad como nadie podría ser. Joe realmente estaba silbando, cantando y llevando una sonrisa enorme; él se veía como si nada le preocupara en el mundo. Bill apenas lo podría creer lo veía – era obvio que una transformación radical había sucedido. Él detuvo a Joe diciéndole: “Joe, ¿qué te ha sucedido? Ya no pareces preocupado más; nunca vi a un hombre más feliz”. Joe contestó: “es maravilloso, Bill. No me he preocupado por varias semanas ahora”. Bill continuó: “Eso es genial – ¿cómo lo manejaste? ¿Qué causó el cambio?” Joe explicó: “para que veas, contraté a un hombre para que llevara toda mi preocupación por mí”. “Bien,” Bill reflexionó, “debo decir que eso esla go nuevo para mí; ¿Cuánto te cuesta eso?” “Mil Dólares a la semana”. “¿Mil dólares a la semana? ¿Cómo puedes conseguir mil dólares a la semana para pagarle?” Joe contestó: “esa es su preocupación”. –

¡Realmente sería genial si algo fuera realmente posible! Sin embargo según 1ª Pedro 5:7, tenemos un privilegio aun más maravilloso: Somos invitados, incluso ordenados por Dios a “echar sobre el nuestras cargas”; ¡Además, el servicio es gratis!

Leer el resto de esta entrada »

¿Cómo Debemos Cantar?

Posted on

¿Cómo Debemos Cantar?
Una Iglesia que Malentiende la Adoración
Gary E. Gilley

Nuestra adoración debe estar centrada en Dios al adorarle a través de la Palabra, el canto y la oración, y al edificar a los santos a través de la enseñanza de las Escrituras para que puedan estar preparados para vivir vidas que le honren. Para honrar y adorar a Dios por eso, todo lo que debemos hacer debe emerger de la verdad. La mayoría podría estar de acuerdo con eso, al menos en teoría si no es en la práctica, cuando viene a la predicación y enseñanza de las Escrituras, porque esto es claramente enseñado en la Palabra (1 Tim. 4:13; 2 Tim. 2-4; Hechos 2:42; Tito 1:9; Col. 1:25). La música, desafortunadamente a menudo toma una exención. Pero ¿tenemos más derecho de cantar herejía que el que tenemos en predicar herejía? Una vez más, Macarthur esta en lo correcto cuando escribe:

“La música misma, aparte de la verdad contenida en las letras, no es incluso un trampolín legítimo para la verdadera adoración. Similarmente, una historia conmovedora puede ser emocionante, pero amenos que el mensaje que transmite sea puesto en el contexto de una verdad bíblica, cualquier emoción pueda envolver no debe usarse para incitar ala adoración genuina. Pasiones excitantes no son necesariamente evidencia de que una verdadera adoración este dándose a lugar. Es apasionada porque hace echar fuera nuestro amor por Dios”.[i]

Leer el resto de esta entrada »

Siervos, no espectadores

Posted on

Siervos, no espectadores

Viernes, 15 de mayo de 2009

Tomado de Shepherds’ Fellowship Pulpit Magazine

(Por John MacArthur)

A menudo he hablado en contra de todos los enfoques pragmáticos y “sensible al buscador” de adoración contemporánea, ya que tienden a disminuir el lugar correcto de la predicación y la sustituyen con formas cuasi-espirituales de simple entretenimiento (música, comedia, drama, y otras cosas). Cualquier tendencia que amenaza a la centralidad de la Palabra de Dios en nuestra adoración es una tendencia peligrosa.

Pero uno de los más inquietantes efectos secundarios de la moda del buscador-sensible es algo del cual no he mencionado mucho: Cuando uno de los principales objetivos de la filosofía de ministerio es mantener a la gente entretenida, inevitablemente, los miembros de la iglesia se convierten en simples espectadores. Los arquitectos de las mega-iglesias modernas admiten deliberadamente que han rediseñado el servicio de adoración con el fin de hacer la menor cantidad de exigencia posible sobre la persona en la banca. Después de todo, no quieren que los “sin iglesia” sean intimidados por los llamamientos a la participación personal en el ministerio. Eso es todo lo contrario a la “sensibilidad del buscador.”

Leer el resto de esta entrada »