Doctrina Cristiana

¿Quien es Jehová? ¿Quien es Jesús?

Posted on Actualizado enn

bible_heaven

 

¿Quién Es Jehová? ¿Quién Es Jesús?

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios (Juan 1:1).

 

 

Tomado de http://www.spurgeon.org/~phil/articles/deity.htm

Publicado con Permiso del Autor

clip_image003
Derecho de autor © 1996 por Phillip R. Johnson. Todos los derechos reservados.

clip_image003[1]

Los Testigos de Jehová son bien conocidos para su negativa de la deidad de Cristo. Según su teología, Jesús fue una encarnación de un arcángel supremo, no Dios en carne humana.

El nombre histórico para esta enseñanza es arrianismo. Arrio fue hereje del cuarto siglo cuya doctrina estaba opuesta por Atanasio y condenada en el concilio de Nicea en 325. La doctrina de la Encarnación de Arrio fue virtualmente idéntica a la de los Testigos de Jehová del día de hoy. Arrio aun usó muchas de las mismas discusiones que los T.J. utilizan hoy. Atanasio brillantemente respondió a Arrio y expuso sus distorsiones de la Escritura. El trabajo de Atanasio titulado Sobre la Encarnación representa una respuesta efectiva hacia los Testigos de Jehová.

Pero por el momento ignoremos los escritos de Atanasio, los documentos del Concilio de Nicea, y cualquier otra fuente histórica y teológica excepto la Escritura misma. ¿Es posible demostrar concluyentemente desde la Biblia solamente que Jesucristo se muestre en la Escritura como Dios? Creo que si lo es. Y estoy convencido de que aquellos que rechazan la deidad de Cristo por consiguiente también deben rechazar el significado simple de la Palabra de Dios.

Al menos ocho líneas de discusión se combinan para hacer el caso bíblico de la deidad de Cristo:

1. El Antiguo Testamento predijo a un Salvador divino

clip_image004Necesitamos probar sólo con algunos pasajes cruciales para establecer el punto:

  • El salmo 2 es un Salmo Mesiánico y fue reconocido como tal por los judíos estudiosos, siglos antes de Jesucristo. En Hechos 13:33, Pablo afirma que este salmo tiene un significado Mesiánico. El salmo cierra con estos versos, “Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían.” (vv. 11-12).
  • Allí las frases “Servid a Jehová con temor” y “Honrad al Hijo” es paralelo. Y como es típico en el paralelismo poético hebreo, esto quiere decir que las dos frases son equivalentes lógicos. Servid a “Jehová” significa “Honrad al Hijo”. Además, este salmo presenta al Hijo de Dios como Alguien en quien los creyentes pueden refugiarse – un Salvador que es el propio Hijo de Dios, idéntico en carácter y rango con el Padre Eterno.
  • El salmo 110 es identificado como un Salmo Mesiánico por el escritor de Hebreos (Heb. 5:6; 7:17). Aquí David le llama a Señor: “Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies., Hasta Que los hago a Suyos enemigos un banquillo para Sus pies” (v.1). Jesús mismo citó este verso en Mateo 22:43-45 para demostrar que él existió antes de David y que era superior a cualquier rey terrenal. La palabra traducida “Señor” en este versículo necesariamente no designa a la deidad. Es una palabra hebrea que a menudo se aplica a un amo terrenal. Así es que es sólo una unidad en el acertijo – no en particularmente significativo por sí mismo, pero cuando es pesado con el resto de la evidencia, su significado completo se aclara.
  • Otras profecías Mesiánicas son aún más evidentes en atribuir la deidad al Ungido del Señor.
  • Isaías 9:6, por ejemplo, es una promesa evidente del Mesías. Da una serie de nombres que se aplican a él: “Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno o [“padre de la eternidad”], Príncipe de Paz.”. Una profecía anterior de Isaías, se halla en Isaías 7:14, le da el nombre de Emmanuel, lo cual literalmente quiere decir: “Dios con nosotros”.
  • Miqueas 5:2 profetizó que el lugar del nacimiento del Mesías sería Belén, y habló de él con estas palabras profundamente importantes: “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad”.
  • En Malaquías 3:1-2 encontramos una de las profecías más evidentes, más vívidas del Mesías entrante. Marcos 1:2 identifica este versículo como una profecía de Cristo:

“He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.”

Note que retrata a Jesús como Señor (ésta es la palabra hebrea Adonai), quien viene a Su templo. Y él viene a hacer una obra de juicio divino.

2. Jesús es llamado Jehová

clip_image004[1]En este punto los bien entrenados Testigos de Jehová quieren hacer una distinción entre la palabra Adonai, la cual es “Señor” traducida en la mayoría de Biblias inglesas, y la palabra Jehová (o Yahweh), también traducida “Señor” en la mayoría de Biblias inglesas. Si usted quiere señalar la diferencia entre las palabras en la mayoría de las traducciones, cuando el original es Adonai, la palabra “Señor” aparecerá en letras mayúsculas y minúsculas; cuando la palabra hebrea es Jehová, la palabra “Señor” aparecerá en letras mayúsculas y minúsculas.

Supongamos que los hipotéticos puntos de los Testigos de Jehová señalen que en todos los versículos que me he referido hasta ahora se ha utilizado la palabra Adonai y no Jehová. Puesto que los Testigos de Jehová creen que Jehová es el único nombre verdadero de Dios, cualquier pasaje que aplique el término Jehová a Cristo concluyentemente desbarataría su teología entera. ¿Existirán tales versículos?

Ciertamente hay. El Salmo 23:1, por ejemplo, dice, “Jehová es mi pastor”. Jesús muy claramente se aplicó este pasaje a Sí Mismo en Juan 10:11, 14 cuando él dijo, “Yo soy el Buen Pastor”. Y el escritor de Hebreos también le aplicó este pasaje a Cristo en Hebreos 13:20, cuando él escribió: “Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno,” – Jesús nuestro Jehová.

¡En Isaías 6:5, cuando Isaías tuvo la visión del cielo, con el Señor sentado sobre su trono alto y sublime, él dijo, “…!!Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.”. Pero el apóstol Juan, con respecto a este mismo incidente, escribe que Isaías vio la gloria de Cristo, “y habló acerca de él” (Jn. 12:41).

En la profecía famosa de Juan el Bautista encontrada en Isaías 40:3, Jesús es llamado Jehová: “Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.”.

Y en Jeremías 23:5-6, un texto muy crucial para la doctrina de la justificación por la fe. Este verso introduce un nombre nuevo para Dios, Jehovah Tsidkenu, “Jehová nuestra justicia”. Note a quienes es aplicado: “He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. [Esta es claramente una profecía mesiánica.] En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.” (Jer. 23:5-6).

He aquí hay un pasaje muy familiar, Joel 2:32: “Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo”. Tanto Hechos 2:21 y Romanos 10:13 citan ese pasaje, aplicándole el título Jehová a Cristo.

El simple hecho es que los Testigos de Jehová no son testigos del Jehová verdadero de la Escritura. Rechazan a Su testigo y el testimonio de Su Palabra de que Cristo mismo es Jehová quien vino en carne humana a la tierra.

3. Los Títulos Reservados para Jehová son Aplicados a Cristo

En Isaías 10:20, encontramos la expresión, “Jehová, el Santo de Israel”. Se dice que el Santo es nada menos que Jehová mismo. Y en Hechos 3:13-14, Pedro le dice a los hombres en Jerusalén: “El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad. Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo”.

En Isaías 44:6 leemos: “Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.” En este versículo se ofrece fuertemente una prueba para la Trinidad, porque diferencia entre Jehová y Su Redentor Jehová. Pero también reserva para Jehová Dios esta expresión: “el primero… y el postrero”. Ese título sale a la superficie otra vez en Apocalipsis 1:8, donde otra vez es aplicado a Jehová: “soy el Alfa y la Omega, principio y fin dice el Señor, el que es y el que era y que ha de venir, el Todopoderoso”. No hay duda alguna acerca de quien posee ese título. Note también que ese es un título que difícilmente se comparte con cualquier ser creado: El Alfa y la Omega, el principio y el fin, el que es y el que era y que ha de venir, el Todopoderoso. Aún al final del libro de Apocalipsis leemos estas palabras otra vez, esta vez hablando acerca de Jesucristo: “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.” (Apoc. 22:13).

En Isaías 43:11, Dios habla: “Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve”. ¿Se ha dado cuenta usted que el título “salvador” es reservado en la Escritura a Dios? Este verso dice entonces en términos posibles más simples. “Soy Jehová; Y no hay salvador fuera de Mí”. Por esto es que Pablo, escribiéndole a Tito, no se reprimió en aplicarle tanto el nombre Dios y la palabra Salvador a Jesucristo. Titos 2:11-13 dice esto:

“Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.”

Zacarías 12:10 incluye una profecía más interesante. En contexto, es Jehová quien habla. El versículo 4 nos lo dice así. Luego el versículo 10 dice: “Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.” ¿Quién fue el que fue traspasado? Fue Cristo. Y Juan 19:37 específicamente le aplica este texto a Cristo.

Deuteronomio 10:17 dice, “Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible,”. Pero Apocalipsis 17:14 le aplica el título “Señor de señores” al cordero, Jesucristo: “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.”

4. Jesús Posee Todos los Atributos Incomunicables de Dios

  • Cristo es eterno, como notamos en Miqueas 5:2, y en Sus títulos, “el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el principio y el fin”.
  • Él es omnipresente. En Mateo 18:20, él dijo, “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.”; Y en Mateo 28:20, él prometió, “he aquí, yo estoy con vosotros, todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”
  • Él es omnisciente. En la noche en que Cristo fue traicionado, los discípulos le dijeron: “Ahora entendemos que sabes todas las cosas, y no necesitas que nadie te pregunte; por esto creemos que has salido de Dios.” (Jn. 16:30). Más tarde, Pedro apeló a la omnisciencia de Cristo en su defensa, Juan 21:17: Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo.” En Apocalipsis 2:23 Cristo se describe a Sí Mismo en estos términos: “y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón”.
  • Él es omnipotente. Filipenses 3:21 dice él “el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.” Hebreos 1:3 dice que él “sustenta todas las cosas con la palabra de su poder”.
  • Él es inmutable, invariable. Este atributo nunca podría ser cierto de cualquier ser creado. Pero Hebreos 1:10-12, dicen de Cristo:

“Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, mas tú permaneces; Y todos ellos se envejecerán como una vestidura, Y como un vestido los envolverás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no acabarán.”

Hebreos 13:8 es una afirmación familiar de la inmutabilidad de Cristo: “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.”

En resumen, la Escritura dice que Cristo encarna cada atributo que es verdadero de Jehová, Colosenses 2:9: “Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad”. Y Hebreos 1:3 dice Cristo es siendo el resplandor de su [Jehová] gloria, y la imagen misma de su sustancia. Jesús es Jehová Dios.

5. Jesús Hace las Obras de Dios

  • Jesús hace las obras que solo Dios puede hacer. Por ejemplo, Cristo creó “todas las cosas”. Juan 1:3 dice: “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.” Si esto es cierto, entonces él mismo no podría ser un ser creado.
  • Colosenses 1:16 dice la misma cosa con más detalle, descartando la posibilidad de que él podría ser alguna clase de arcángel: Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.” El versículo 17 va un paso más allá y lo ilustra no sólo como Creador sino también como Sustentador: “Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten.
  • Él Supervisa la operación de la Divina Providencia. En Juan 17:2, Cristo ora al Padre: “como le has dado [al Hijo] potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.” Efesios 1:22 hace eco de eso: “y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia.”
  • El perdona pecados. Ésta fue una controversia enorme en el ministerio terrenal de Jesús. Mateo 9:2-7 y Marcos 2:5-10 dan los relatos de cómo se ofendieron los fariseos de que él perdonara pecados. En Marcos 2:7 ellos le preguntan: “¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?” Comprendieron claramente las implicaciones de Su autoridad.
  • Él tiene el poder de resucitar a los muertos y emitir juicio final. En Juan 5:22, Jesús dijo: “Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo”. Ese es un reclamo muy explícito de deidad, y en el versículo 24, Jesús aun establece la base del juicio la cuestión de que ya sea si alguien se oye su palabra o no. Hechos 10:42 dice que a Cristo “Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos”. Hechos 17:31 dice lo mismo. 2 Timoteo 4:1 dice: “Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino”.
  • Es El quien nos llevará en la plenitud de la glorificación. Filipenses 3:21 dice que él “transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas”. En Apocalipsis 21:5 dice el: “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas.”

6. Jesús recibe adoración.

Jesus Mismo en Mateo 4:10 dijo al que se dice Diablo: “Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.” Si Jesús mismo fuese sólo una criatura, él habría sido culpable de hipocresía, pues él mismo recibió adoración. Ni una vez Jesús hizo alguna vez reprensión a alguien por adorarle. Nunca él rechazó la adoración de alguien. De hecho, él corrigió a aquellos que regañaron duramente a otros por adorarle a El, como en Juan 10, cuando Marta estaba enojada de que María se había sentado a Sus pies. Y en Mateo 26, él reprendió a los discípulos por indignarse de que una mujer le había ungido con un costoso ungüento.

Escuche cuidadosamente estos versículos, y recuerde que en cada caso Jesús recibió la adoración que le fue ofrecida:

§ Mateo 14:33 – “Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.”

§ Juan 9:38 – “Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró.”

§ Mateo 28:9 – “he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: !!Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.”

§ Mateo 28:17-18 – Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

§ Juan 20:28-29 – “Entonces Tomás respondió y le dijo: !!Señor mío, y Dios mío! Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.”

La respuesta de Jesús de adorar en contraste con la respuesta de Pedro: “Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró.” (Acto 10:25). El versículo 26 dice: “Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre.” Hechos 14:11-18 habla de un episodio similar en el ministerio de Pablo, cuándo él y Bernabé rehusaron ser adorados por parte de toda una muchedumbre. Luego en Apocalipsis 19:10 y 22:8-9, tenemos a los ángeles rehusando adoración del Apóstol Juan. En 22:9 el ángel dice, “Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.”

La Sagrada Escritura explícitamente manifiesta que el Hijo de Dios debe ser adorado. Juan 5:22-23 dice: “Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.” Jesús se colocó a Sí Mismo en el nivel más alto posible cuando él se hizo objeto de nuestra fe, Juan 14:1: “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.”.

¿Quiere usted una última prueba de que Jesús no es un ángel? Hebreos 1:6 dice que cuando el Padre trajo al mundo al Hijo de Dios, él dijo, “Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios.”

Sigamos adelante hacia las dos líneas finales de discusión que prueban que Jesús es Dios. He guardado lo más fuerte para el final. Pues si Jesús es Dios, usted esperaría que la Biblia lo diga en lo más fuerte de los términos. Y de hecho lo hace.

7. La Biblia dice que Jesús es Dios.

Juan 1 es un texto favorito de los Testigos de Jehová. Las personas que vienen a su puerta están profundamente adiestradas para cómo responder si usted les muestra Juan 1:1. Vuélvase hacia ese pasaje y veamos los primeros tres versos:

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.”

Ésta es una declaración muy fuerte sobre la deidad de Cristo. Cada frase es significativa. “En el principio” recuerda a Génesis 1:1 y establece el comienzo del evangelio de Juan en la pasada eternidad, antes de que cualquier cosa o alguien fuera creado. B. B. Warfield escribió:

Lo que se declara es que “en el principio” – no “desde el principio” sino “en el principio,” – cuando las cosas vinieron a ser, el Verbo, no vino a existir, a fin de que él podría ser la primera parte de aquellas cosas que vinieron a ser realidad, sino que ya existía. La eternidad absoluta del ser es afirmada por el Verbo en un lenguaje tan preciso y fuerte como la eternidad absoluta del ser pueda ser afirmada. El Verbo precede el comienzo de las cosas; Él ya existía.[i]

La siguiente frase: “y el Verbo era con Dios” sólo fortalece la aseveración de la deidad en este pasaje. Quiere decir que desde la eternidad, el Verbo coexistió con Dios, a lo largo de él, en una Inter.-comunión personal con él. En palabras de Warfield: “él ha sido de Compañero de Dios desde la eternidad.”[ii]


Esta relación eterna entre Dios y el Verbo es acentuada por una frase en Juan 1:18: “…el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer” Jesucristo estaba en el seno del Padre, en cierta forma bien definido de Dios y aún al mismo tiempo idéntico a El. Por cierto, la traducción New American Standard en el v. 18 es precisa; en el griego, la redacción literal es, “el Dios unigénito” – otra prueba firme de la deidad de Cristo. Todo el principio de la Trinidad está absorto en esta expresión, “el Verbo era con Dios.”

Pero regresemos a la tercera frase en Juan 1:1, pues ésta es la parte en que los Testigos de Jehová sienten que pueden contestar: “El Verbo era Dios”. Esto es precisamente y literalmente lo que este texto dice en el griego. Un TJ bien entrenado tratará de convencerle de que nuestra traducción es defectuosa. En el griego, le dirán a usted, la palabra Dios carece de artículo definido (muy correcto). Por consiguiente, dicen, un artículo indefinido debe ser suministrado: “El Verbo era un Dios”. Ese es mal griego y completamente injustificado. Era es lo que es conocido como un verbo copulativo. Usted le pudo haber llamado un “verbo asociado” en la escuela primaria. Simplemente asocia el sustantivo a un lado con el sustantivo por otra parte El Verbo era Dios. “Dios” en esa frase es un predicado nominativo. Sólo puede ser traducida en la forma en que usted la encuentra en la mayoría de las Biblias: “El Verbo era Dios”. Para insertar la palabra “un” es tanto un mal griego y una mala gramática.

Los Testigos de Jehová han producido su Biblia con su traducción. Y tienen a un puñado de estudiosos de griego que han intentado desesperadamente defender esta traducción. Excepto lo que estos “estudiosos” TJ no le dicen a sus personas es que hay docenas de lugares en su Biblia donde son metidas a la fuerza a través de un sentido común de violar la misma regla que ellos quieren intentar imponer en Juan 1:1. Le daré dos ejemplos de este mismísimo contexto. Si siguiésemos la construcción TJ y añadimos la palabra “uno” cada vez que el artículo definido falte, he aquí cómo un par de otros versículos de Juan 1 se leerían:

§ v. 6. Hubo un hombre enviado de (un) Dios, el cual se llamaba Juan.

§ v. 12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de (un) Dios;

Así es que Juan 1:1 es el Talón de Aquiles de la teología de los Testigos de Jehová, y por esto es que cada TJ es enseñado qué decir cuándo es abordado. Pero sus respuestas no son del todo satisfactorias para alguien que sabe una cantidad menor de gramática griega, y su negativa de la deidad de Cristo es fácilmente desenmascarada meramente por el contexto de este verso. Usted no puede ser sacudido en esto por las afirmaciones de los TJ.

Por supuesto, hay más versículos en el Nuevo Testamento que explícitamente llaman a Jesús Dios. Recuerde, como vimos antes, que cuando Tomás exclamó, “Señor mío y Dios mío”, Jesús no le reprendió, sino que lo alabó por su fe (Jn. 20:29).

Tito 2:13 y 2 Pedro 1:1 se refieren a Jesús como “nuestro Dios y Salvador”. Romanos 9:5 dice que él es “Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos”. Filipenses 2:6 dice que él existió desde toda la eternidad en forma de Dios. Y 1 Juan 5:20 dice: “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.”

Uno de los mejores versículos para desafiar a los TJ es Hebreos 1:8, porque es tan claro en su afirmación de la deidad de Jesús como Juan 1:1, y el típico TJ no habrá sido endoctrinado con una respuesta concisa. Este versículo cita al Padre Eterno, quien le habla al Hijo de Dios: “Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino”. La cita viene del Salmo 45:6, donde la atribución de la deidad es absolutamente inequívoca en el hebreo. (Desafortunadamente, La Traducción del Nuevo Mundo los TJ ha alterado intencionadamente y deliberadamente el significado de ambos textos, traduciendo Hebreos 1:8 como: “Dios es su trono,” y artificialmente obligando su traducción del Salmo 45:6 a acomodarle ese significado. Pero la declaración “Dios es su trono” no hace en absoluto ningún sentido en ese contexto. Todo el punto de Hebreos 1 es para demostrar que Jesús es más alto que cualquier ángel. Ese es el punto que necesita enfatizarse cuando usted discute este texto con el Testigo de Jehová.)

8. Jesús Mismo dice ser Dios.

Finalmente, si Jesús es Dios, podríamos esperar que El lo dijera. ¿Se ha preguntado usted alguna vez por qué él simplemente no dijo: “soy Dios” y poner fin a alguna posibilidad de confusión?

Realmente, él lo hizo. Lo que él dice en Juan 8:58 a Su audiencia Judía fue una declaración mucho más explícita que si él meramente hubiese dicho “yo soy Dios”. Es importante ver este pasaje en su contexto. En el versículo 53, vemos que los fariseos se incomodaban con las afirmaciones de Jesús, comenzaron a sospechar que él se ponía en un nivel de autoridad que ningún simple hombre podría tener algún derecho de hacerlo. Dijeron:

53 ¿Eres tú acaso mayor que nuestro padre Abraham, el cual murió? !!Y los profetas murieron! ¿Quién te haces a ti mismo?

54 Respondió Jesús: Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios.

55 Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco, y si dijere que no le conozco, sería mentiroso como vosotros; pero le conozco, y guardo su palabra.

56 Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó.

57 Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?

58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.

59 Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue.

Note que estos hombres comprendieron precisamente lo que decía Jesús. Y debido a que él obviamente también comprendió lo que le preguntaban, Su respuesta es tanto más significativa. Él les decía que él era Dios, utilizando el nombre de Jehová mismo que había sido revelado a Moisés en la zarza ardiente, “Yo SOY”. Él no pudo haber hecho una afirmación más fuerte de la deidad. Si ese no hubiese sido Su significado, si él sólo afirmara ser el ángel primogénito, él habría dicho: “antes de que Abraham naciera, yo nací”.

El evangelio de Juan incluye una serie completa de declaraciones que Jesús hizo acerca de Sí mismo usando este nombre “Yo soy” – soy el camino, la verdad, y la vida (Jn. 14:6); Yo Soy el Buen Pastor; Yo Soy la puerta; Yo Soy el pan de la vida; Yo Soy la luz de mundo. Cada una de estas declaraciones, estudiadas en su contexto, revelan que El estaba afirmando una y otra su absoluta deidad.

La evidencia bíblica de la deidad de Cristo es conclusiva. Es una prueba apabullante e irrefutable. De hecho, lo que hemos cubierto aquí es sólo una prueba representativa. Aun no he mencionado a Juan 10:30, “yo y el Padre somos uno”. Este, y muchos otros pasajes similares prueban aun más concluyentemente que de acuerdo a la Escritura, él es Dios.

Tanta evidencia no puede ser hacerse aun lado o ignorarse. O usted lo cree, o usted se condena a si mismo a una eternidad inconcebible. De hecho, Jesús dijo, “Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.” (Jn. 8:24). Allí Jesús muestra Su “Yo Soy” – sin un predicado – como el objeto de nuestra fe. Él obviamente se coloca a Sí mismo en el lugar de Dios, y él puede hacer esto sólo porque él es Dios. Aquellos que saben que la Escritura es la Palabra de Dios sólo pueden creer, y pueden tomar parte en la adoración a él en cuyo nombre toda rodilla se doblará.

Phil Johnson

Traducido por Armando Valdez


[i] B. B. Warfield, Faith and Life (Edinburgh: Banner of Truth, 1990 reprint), 87.

[ii] Ibid., 89.

Como Buscar Una Iglesia

Posted on Actualizado enn

1048-07-11-08-pulpito Como Buscar Una Iglesia

26 de Marzo, 1998

Por

Don Goertzen, Pastor Asociado

Indian Hills Community Church

Lincoln, Nebraska

El propósito de este artículo es proveer algunas sugerencias prácticas para encontrar una iglesia con Enseñanza Bíblica, ya sea que usted sea nuevo en un área o esté intentando ayudar a un amigo o a alguien a encontrar una iglesia. Lo siguiente son algunas sugerencias.

Para efectos de este tratado asumimos que la iglesia es:

1 Evangélica (cree en el Evangelio de la gracia para la salvación).

2 Cree en la Biblia (cree que las Escrituras son inerrantes y suficientes para los creyentes).

3 La Interpretación y la Enseñanza

El asunto más importante es encontrar una iglesia que interprete y enseñe la Palabra con consistencia. Sin embargo la mayoría de las iglesias dirán que interpretan y enseñan la Palabra consistentemente, usted necesitará limitar la investigación y considerar sólo iglesias que interpreten la Biblia en una manera consistentemente y literal. Esta restricción excluye a todas las “iglesias del pacto (teología),” aun así muchas iglesias del pacto creen en el Evangelio verdadero de la gracia. ¿Cuales son las distinciones de la teología del Pacto? Esto puede necesitar una breve explicación. ¡La prueba para descubrir si una iglesia es “del Pacto” es muy simple (aunque los temas son geniales!).

Dos Preguntas Reveladoras

Usted simplemente pregunte:

1 “¿Cree usted en el Rapto de la Iglesia?” Si dicen que sí (hasta aquí muy bien), la segunda pregunta es:

2 “¿Cuándo cree usted que el Rapto ocurrirá?”

3 Las respuestas probables son:

A) Antes;

B) En la mitad de; O

C) Al final de la tribulación de siete años.

Si dicen “antes de la tribulación” usted sabrá que la iglesia no se basa en la teología del Pacto. ¡Es tan simple como eso! La creencia en y el tiempo del Rapto puede parecer ser un asunto trivial, pero el principio básico fundamental se hace evidente con estas preguntas.

El Sistema de Interpretación

Estas preguntas revelan el sistema de interpretación de la Biblia que se utiliza. La interpretación es el mismo fundamento para comprender la Palabra de Dios. ¡La Biblia es verdad! Si las partes de la Biblia fuesen alegoría (los teólogos del Pacto afirman que las profecías proféticas son alegóricas) entonces esa parte de la Escritura sería inútil en la comprensión de la verdad. Mientras que los argumentos sobre esta cuestión de interpretación han llenado centenares de volúmenes de libros, la diferencia fundamental entre estos puntos de vista es que los teólogos del Pacto no hacen una distinción entre Israel y la Iglesia. Creen que Israel es la Iglesia del Antiguo Testamento y que la Iglesia es el Nuevo Israel. La suposición necesaria para rescindir de las declaraciones claras de la promesa a Abraham (vea Génesis 12, 15, 17) en el Antiguo Testamento es el fracaso del Israel nacional en cumplir con su obligación a la obediencia a Dios. Esto, sostienen los teólogos del Pacto: “le da a Dios el derecho” para cambiar los términos de la promesa incondicional que hizo a Abraham y reemplaza el Israel étnico con un “Israel espiritual” haciendo el reino un “reino espiritual” del corazón. Sin embargo, el testimonio del Señor es claro:

“Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus ondas; Jehová de los ejércitos es su nombre: Si faltaren estas leyes delante de mí, dice Jehová, también la descendencia de Israel faltará para no ser nación delante de mí eternamente” (Jeremías 31:35,36). Lea el contexto entero de este pasaje. Note que la supervivencia de Israel como una nación es tan segura como el fenómeno de la noche y el día.

En una incongruencia notable, los de la teología del Pacto creen que las promesas hechas a Israel fueron literales en la provisión de un Salvador pero castigan a Israel y les niegan cualquier bendición en el futuro. Debe notarse que con Israel en la tierra en estos días, la perspectiva de que la tierra es una simple figura para el cielo y un reino espiritual en los corazones de los hombres, se erosiona en las mentes de algunos teólogos.

El Calvinismo Vs. El Arminianismo

Este asunto tiene relación en cómo vemos a Dios y cómo nos vemos a nosotros. Primero, debemos examinar el papel de Dios (se asume un Dios trinitario). ¿Es Dios soberano o está sujeto a cualquier condición externa de Sí mismo? La descripción en “taquigrafía” de estos dos principales puntos de vista puede estar resumida como calvinismo o Arminianismo. Los calvinistas (el nombre es tomado de Juan Calvino, alrededor de 1550 D. C.) creen en la soberanía de Dios sobre todas las cosas, aun en la salvación del perdido. Los Arminianos (el nombre es tomado de Jacob Arminius, 1560-1609. D.C) creen que Dios ajusta Su plan basado en lo que el hombre hace. Un punto de aclaración: Una forma muy popular de Arminianismo opina que Dios mira adelante y ve lo que un hombre hará y luego lo elige (o lo pasa por alto) para la salvación con base en la elección del hombre. Mientras que la batalla se enfurece sobre este punto, la tendencia popular es hacia una teología Arminiana centrada en el hombre. Esto es evidente en el programa de esfuerzo personal que se ha vuelto tan popular en los últimos diez años. El resultado (Arminiano) es que el hombre ha dejado de estar bajo la dependencia de la verdad absoluta y ha sido tomado cautivo por los pensamientos, planes, ideas y las soluciones propuestas por hombres los cuales solucionan sus problemas. No hay una simple prueba para esta perspectiva pero la siguiente pregunta puede cubrir el asunto: “¿Cree usted en la elección de Dios para la salvación?” Por supuesto que la respuesta debería ser sí.

El Asunto del Señorío

Un tercer asunto que se ha sido vuelto a visitar y se ha popularizado en los últimos 25 años ha venido a conocerse como el debate del “señorío”. El “Dispensacionalismo” (nombre para el primer punto en este artículo) es a menudo asociado a un “anti-señorío” o a campo del “Evangelio Sin Señor”. Esto es desafortunado y no tiene una conexión teológica excepto que algunos maestros de dispensacionalistas sostienen un punto de vista de anti- señorío del Evangelio. Los proponentes de la “gracia” (perspectiva anti-señorío) ven a la salvación sólo como una transacción legal y no esperan un cambio de corazón o de acciones. No hay un compromiso evidente de parte del presunto cristiano. ¡Según este punto de vista usted no podría distinguir a un cristiano de una persona no cristiana – seguramente no por examinando su vida! Aunque hay varios grados de diferencias sobre este punto sostenidas por maestros diversos, una pregunta simple a preguntar es: “¿Ve usted la obra de Dios en la salvación como un paso o dos (o más)?”. El punto de vista de dos pasos es como sigue: Paso uno: Salvado (la justificación es un término legal); y el paso dos: Santificado (apartado) para el servicio de Dios. En otras palabras, uno puede aceptar a Jesús como Salvador ahora y luego más tarde puede someterse a El como Señor. La perspectiva correcta de la salvación es que es un paquete de un solo paso. A nosotros nos ha sido concedido todo lo relacionado con la vida y la piedad en la salvación (vea a Efesios 1). El crecimiento y la madurez es el proceso normal al crecer en la relación con Cristo.

Los Dones Espirituales

La última consideración es la perspectiva sobre los dones espirituales. Dos puntos de vista representativos son estos: 1) los dones de la iglesia temprana son todos repetidos el día de hoy. Esto incluye los dones de apostolado, sanidades, hablar en lenguas, etc. La perspectiva que mantenemos 2) es que los dones milagrosos dejaron de ser dados después de que los apóstoles dejaron la escena. Así es que la pregunta es “¿Cree usted que los dones milagrosos son dados hoy, tales como los dones de sanidad y las lenguas?” Al igual que la pregunta acerca del Rapto, el asunto realmente decisivo no está si uno habla en lenguas o no, sino que si Dios continúa revelándose a los individuos como El lo hizo en los tiempos bíblicos.

La Escritura claramente demuestra que los dones temporales se usaron para validar el ministerio de los apóstoles (vea 1 Corintios14:22 y 2 Corintios 12:12). Otras “revelaciones de Dios” que son experimentadas por creyentes son subjetivas y personales y no están abiertas a estudio o revisión como lo son las Escrituras.

Los Puntos Doctrinales

Una palabra final acerca de estos puntos doctrinales. Una cosa es relajadamente sostener un punto de vista incorrecto. Y otra es tener una iglesia opuesta al punto de vista correcto. La claridad de una perspectiva en un tema doctrinal dado es una consideración válida en seleccionar una iglesia. No todas las iglesias serán fuertemente Dispensacionalistas, Calvinistas, del Señorío y no-Carismáticas en un mismo grado. Debe haber un compromiso básico para la perspectiva correcta que debería ser evidente antes de seleccionar una iglesia para su familia.

Otros Factores Importantes

Aunque sólo nos hemos ocupado de asuntos doctrinales, hay muchas otros temas que factorizan una elección de la iglesia.

1. La posición (esto tiene que ver con potencial de envolvimiento).

2. La filosofía del ministerio de la iglesia (qué ve la iglesia como importante y cómo llevan a cabo ese trabajo).

3. ¿Cómo ve la iglesia su papel en la sociedad? ¿Cuál es el gobierno de la iglesia? ¿Cuál es el nivel de envolvimiento del cuerpo en el ministerio?

4. ¿Cuál es la calidad y el enfoque del culto en los servicios?

5. ¿Son las personas que dirigen y las que asisten a la iglesia, personas que usted puede usar como modelos a seguir?

6. ¿Cuál es el testimonio de la iglesia en la comunidad? ¿Es conocida por su enseñanza de la Biblia y por el evangelismo?

7. ¿Parece el liderazgo ser agresivo con respecto a sus tareas? ¿Motivan a las personas a prestar servicio de corazón?

8. ¿Hay un buen grupo de creyentes nuevos en la iglesia?

9. ¿El ambiente hace sentirse a uno bienvenido?

10. ¿Hay oportunidades para mí (y la familia) de participar y prestar servicio durante la semana?

11. ¿Es suficiente la calidad del sermón y de la enseñanza de la iglesia para mí (y la familia) para crecer?

12. Eligen “amigos” mas que una Buena Iglesia.

No hemos mencionado nada acerca de los amigos o el estilo del ministerio. Los amigos vendrán cuando prestemos servicio juntos. El estilo de predicación debería ser juzgado con la pregunta: “¿Puedo crecer bajo la enseñanza de este ministerio?” En su búsqueda por una buena iglesia usted le puede añadir más cosas a su lista que son importantes para usted y que no hemos incluido aquí. Las doctrinas no deberían ser negociables en su elección de una iglesia. Si las doctrinas y el liderazgo parecen bíblicos como los hemos discutido, es probable que usted haya descubierto una buena iglesia.

INDIAN HILLS COMMUNITY CHURCH

1000 South 84th St., Lincoln, NE 68510-4499…Phone: 402-483-4541 …Web site: http://www.ihcc.org

Tomado de www.biblebb.com

Traducido por Armando Valdez

¿Qué Creen los Testigos de Jehová?

Posted on Actualizado enn

¿Qué Creen los Testigos de Jehová?

TESTIGOS ¿Qué Creen los Testigos de Jehová?

Dr. Gerardo Laursen

La meta de la iglesia es evangelizar a toda criatura (Mc. 16:15).  Si queremos evangelizar hasta los Testigos de Jehová, es importante saber qué creen, y llamarles atención a sus errores. La secta se fundó en 1872 por Charles Taze Russell, antes un Adventista, que no le gustó la idea del castigo eterno.  Por más de 100 años los Testigos de Jehová han anunciado la venida de Cristo y el fin del mundo.  Específicamente profetizaron que vendría él con Armagedón en 1914, y cuando no vino, cambiaron la fecha a 1917, entonces a 1925, luego a 1975 y ahora, en forma más suave: “dentro de meses o en pocos años”. Quedan condenados como profetas falsos (Dt. 18:20-22).

Enseñan que Cristo es un ser creado y un dios, pero no el Todopoderoso, y por eso no existe la Trinidad.  Solo 144,000 llegarán al cielo, y por obras.  (Otros vivirán en el Paraíso en la tierra para siempre.)  Los muertos cesan de existir, entonces no hay infierno.  Rehusan transfusiones de sangre y fidelidad a cualquier gobierno. Su publicación principal es La Atalaya (The Watchtower), en más de 100 idiomas.  Tienen 3.8 millones de miembros mundiales.

Libros recomendados: tres por David A. Reed: Answering Jehovah’s Witnesses, Baker Books, 1996; How to Rescue Your Loved One from the Watchtower, Baker, 1989; & with Steve Huntoon, Index of Watchtower Errors, Baker, 1990.  Más: Homer Duncan, Los Testigos de Jehová ante la Biblia, ELA, Puebla, México, 1997; Edgar Contreras, Dónde está el Error de la Sectas, ELA, 1997; J. K. van Baalen, El Caos de las Sectas, T.E.L.L., 1967, reimpreso1995.

Cómo comenzar con ellos: socavando su confianza en la organización, por revelar fallas proféticas, encubrimientos deshonestos, y reveses doctrinales. Una pregunta clave: ¿Cómo se explican sus cambios? (Por ejemplo, el cambio de fechas por el regreso de Cristo, y puntos abajo.)

Aquí algunas de sus enseñanzas en orden alfabético, como puntos de discusión:

Alcyone: Dios vive en esta estrella de la constelación de las Pléyades, según Russell y Rutherford, hasta 1953, cuando anunciaron: “No es sabio fijar el punto de Su trono.”  Pero Dios vive fuera del universo.

Alma: Dicen que cesará de existir, pero hay que ver todo uso en la Biblia.  Es persona, Hch. 27:37; vida, Sal. 86:14.  Ez. 18:4 se toma fuera de contexto: “El alma que peca morirá” es un modismo que refiere al individuo.  Que sobrevive la muerte se ve en: Ap. 6:9-11; Mt. 10:28.  El espíritu tiene voluntad, Mc. 14:38.  Lázaro muerto es consolado, Lc. 16:22,25; morir es estar con Cristo, Fil. 1:23; ausente del cuerpo, 2 Co. 5:8.  No moriremos, Jn. 11:26.

Banderas: No se permiten el uso de sellos postales que contengan una bandera. Dicen que es una forma de idolatría. Pero se usaron hasta 1917.  Además, Dios las mandó en Nm. 1:52; 2:1-2.

Beth-Sarim: Es un palacio comprado en 1929 para siempre para Rutherford y el Rey David.  Fue vendida en 1948 cuando decidieron que David no venía.

Biblia: Si se lee sola, resulta ortodoxo.  (¡Amén!)

Cumpleaños: El fundador sí celebro su cumpleaños, pero a nadie más se le permite. Se considera que es malo porque Herodes y Faraón lo celebraron.  Pero Job, un hombre justo, celebró los de sus hijos, en Job 1:4; 3:1-3.  Uno puede ser excomulgado por meramente enviar tarjetas. Celebraron el aniversario #100 de La Atalaya en 1979.  Ni permiten observar el día de las madres, ni de acción de gracias, ni de preparar cenas especiales.  Pero la navidad se observó en 1898 y 1908, y después se volvió pagana.

Cristo: es Miguel el Arcángel, el primer ángel creado, quien abrió el camino de salvación, si uno obedece lo que dice la organización.  Pero la Biblia es clara que Cristo es el eterno Dios en contraste con ángeles que son creados, y que la salvación no es por obras (Jn. 5:24; Ro. 10:13; Ef. 2:8-9, etc.).  Note también la diferencia en autoridad de Jesús sobre Satanás en Lc. 4:8 y con Miguel en Judas 1:9.

Ellos traducen Jn. 1:1, “y el verbo era un dios”, haciendo a Cristo inferior al Padre.  Dicen que el libro de gramática griega por autores Dana y Mantey apoya tal traducción, pero en realidad ellos han dicho públicamente que no es así. Yo he sido profesor de griego por muchos años y no es posible traducir el versículo en la manera que ellos lo hacen.  En una construcción de predicado nominal, no se permite una palabra “un” tácita.  Tiene que estar expresada.  Y no lo esta aquí.  Pero en lugar de analizar la gramática griega, usted puede simplemente decir que leyó algo de un maestro griego en que no es correcto traducir el texto así.  El griego es claro: “el Verbo era Dios”.

Comunión: Es una vez al año por los salvos que van al cielo, pero ninguno de ellos está vivo ahora. Pasan la copa, pero nadie toma el vino.

Cruz: Dicen que Cristo no murió sobre una cruz, porque el uso de cruces era pagano. ¿Y? Por supuesto los paganos crucificaron a Cristo. No murió en una mera estaca, porque Jn. 20:25 menciona clavos plural en sus manos: separados. Ellos dicen que no hay espacio para una placa arriba de sus manos, si fueron pegadas sobre la cabeza, pero hasta la palabra crucificado contiene la palabra cruz.

Dios: Ellos no pueden explicar como el Primero y Último estuvo muerto, Ap. 2:8; Is. 44:6,8; Col. 2:9.  Ya que el Padre no puede morir, es referencia a Cristo quien tiene este título divino.

Evangelio: Admiten que el suyo es diferente al predicado por los siglos. Pero Gá. 1:8-9.

Infierno: No hay. Se cesa de existir, pero en Hch. 24:15 los injustos serán levantados. El Anticristo y su profeta estarán en el lago de fuego por mil años todavía vivos (Ap. 19:20-20:10)

Espíritu Santo: ¡Su Traducción del Nuevo Mundo testifica de él!  En esta biblia todavía no han “modificado” textos como: él habla, Hch. 13:2; testifica, Jn. 15:26; dice lo que oye, Jn. 16:13; siente dolor, Is. 63:10; puede ser mentido, es Dios, Hch. 5:3-4; intercede, Ro. 8:26-27; consuela, Jn. 14:16-17.

Jehová: Se usa el nombre mal.  Dicen:

1. Es un error usar este nombre.  Pedro, Pablo y Juan no usaron este nombre.

2. Se aplica únicamente al Padre, pero Jn. 17:11; Is. 9:6.

3. La oración debe ser dirigida a este nombre.  Pero el NT dice “al Padre” (Mt. 6:9).

4. El nombre “Testigos de Jehová” comprueba que son los verdaderos.  Pero no se usó hasta Rutherford en 1931.  Antes: “Estudiantes de la Biblia” o “Russellites”.  Russell en 1883 pidió que fueron llamados “solo cristianos”.

Matrimonio: Ambos Russell y Rutherford se divorciaron.

Muerte: Usan Ec. 9:5, 10 para apoyar la idea que uno cesa de existir al morir, pero es una mera referencia al hecho que los muertos en la tumba no trabajan. Sal. 146:3-4, “pensamientos mueren” son planes y esquemas. Samuel fue llamado de los muertos, 1 S. 28:7-20, más Is. 14:9-10; Lc. 12:5.

Paraíso: Lc. 23:43, “hoy”, es un solo día si los muertos no existen. Pero 2 Co. 12:2-4.

Político: No votan. Usan Jn. 6:15 incorrectamente. Políticos: Daniel, sus 3 amigos, Ester, Mardoqueo, Nehemías, todos ellos servían en estados seculares.

Regreso de Cristo: El último rey judío fue depuesto en 607 aC (¡pero en realidad 586!), más 7 tiempos proféticos sin base (7×360 años = 2520) = 1914 (calculado en 1889).  Cuando no vino en 1914, declararon que vino invisiblemente y que dentro de una generación de esto, vendrá visiblemente.  Pero quitaron “dentro de una generación” de las portadas de sus revistas en 1995. En 1920 anunciaron el regreso en 1925.  En 1966 dijeron 1975.  Desde 1974 “poco tiempo queda.”  En 1986 hasta hoy: la frase es “Paz y seguridad” en la portada de las revistas.

Renacidos: Solo los 144,000, completados en 1935.

Resurrección: Jesús cesó de existir por 3 días. Fue rehecho por Dios como Miguel. Ya no es hombre, pero 1 Ti. 2:5 dice que lo es. Y él se levantó a si mismo, Jn. 2:19 & 10:14-18.  Mas es carne y huesos, Lc. 24:39, y Fil. 1:23; Lc. 16.

Rutherford: Publicó 24 libros y 86 folletos de 1917 a 1941 que no se usan hoy. Son interpretaciones abandonadas, doctrinas discontinuadas, y profecías falladas.

Servicio Militar: No. Pero Lc. 3:14. No bautizan a uniformados, pero Cornelio por Pedro en Hch. 10:1,48.

Transfusiones de Sangre: Mal interpretan Hch. 15:20, “aparten de sangre.” Ni permiten guardar la propia para futuras operaciones. Pero considere los cambios en sus prácticas y doctrinas:

1931 rehusan vacunaciones.  20 años después se permite.  Por 20 años hubo personas con enfermedades sin razón.

1967 trasplante de órganos prohibido, considerado canibalismo. En 1980 permitido. Entonces algunos quedaron ciegos para nada, de 1967 a 1980.

También en contra de educación universitaria en 1969; bien en 1992. Significa que oportunidades fueron perdidas.

También : esperar casarse hasta que termine Armagedón.  Pobres quedaron solteros.

Sus interpretaciones fluctuantes de “autoridades superiores” en Ro. 13:1-7.  1º = las seculares.  2º = Jehová Dios y Jesucristo.  3º: en 1962, secular otra vez.

“Siervo Fiel” de Mt. 24:45.  En 1881 = Cuerpo de Cristo.  1917 = Russell.  1927 otra vez Cuerpo de Cristo.

¿Después de tantos reveses, cambiarán algún día sobre las transfusiones también?  1% de Testigos seriamente enfermos mueren ahora por no tener acceso a sangre.  ¡En 2003 en adelante: el uso de componentes de sangre están permitidos!  Miles murieron antes de 2003 inútilmente.

Traducción del Nuevo Mundo: Injertan “Jehová” 237 veces en el NT. Jehová es una palabra hebrea. El NT se escribió en el griego. La palabra no ocurre en el NT. Pida ver su Interlineal [el griego y el español van paralelo], para llamar la atención al hecho que la línea en que tiene una “traducción” de Jehová, tiene la palabra griega en blanco (237 veces).

Trinidad: Ellos tienen más entrenamiento sobre esta doctrina. Por eso, comience las conversaciones con sus fallas, y eventualmente pase a lo de la Trinidad:

1. Demuestre que Jesús no es un mero ángel. He. 1:5; 2:5; Judas 1:9.

2. Muestre la personalidad del E.S.

3. Que ellos lean los 4 Evangelios en una versión normal.

4. Indique la deidad de Cristo y el E.S.

5. Explique que la palabra Trinidad es útil.

[Para más detalles y explicaciones cómo defender la doctrina de la Trinidad, vea mi artículo La Santa Trinidad en http://www.ObreroFiel.com]

Se aconseja mantener en mente sobre esta secta y otras, lo siguiente:

Todas sectas falsas tienen dos cosas en común:

1. Menosprecian a Cristo

diciendo que es un dios menos que Dios Padre

diciendo que es un dios entre muchos iguales

diciendo que es divino como es usted

diciendo que llegó a ser dios en su bautismo

diciendo que es un mero profeta

diciendo que es un mero ser humano bueno

2. Menosprecian la Biblia

con doctrinas extra-bíblicas (doctrinas que la Biblia no menciona)

con doctrinas anti-bíblicas (doctrinas que contradicen la Biblia)

reclamando que tiene menos valor que su propia literatura

Sabiendo qué piensan Testigos y otros nos prepara para explicarles el contraste entre la verdad de la Biblia y los errores de ellos.  De allí en adelante es la obra del Espíritu Santo de convencerles.  Hermano, ¡que tenga denuedo de “contender por la fe” (Judas 1:3)!

Seamos fieles proclamando el evangelio de Jesucristo a toda persona,

Scott Yingling

Director General de ObreroFiel.com

Un Bautista de la Convención Bautista del Sur Analiza la Doctrina Bíblica de la Elección

Posted on Actualizado enn

 

Un Bautista de la Convención

 

 

 

Bautista del Sur analiza la Doctrina

 

 

 

Bíblica de la Elección

 

La Elección es el propósito de la Gracia de Dios, de acuerdo al cual El regenera, santifica, y glorifica a los pecadores…”

[Mensaje y Fe de los Bautistas, Artículo V – (1850)]

Por ERNEST C. REISINGER 521 WILDWOOD PARKWAY CAPE CORAL, FLORIDA 33904

 

Capítulo 1

 

La Importancia de la Doctrina

J. James L. Sullivan, escribió en Abril de 1975:

Las doctrinas Bautistas son más importantes de lo que nos damos cuenta. No solamente expresan nuestras creencias, sino que también determinan hacia dónde vamos. Hasta le dan forma a nuestros planes ya sean locales o nacionales. La Doctrina es para la iglesia lo que es la columna vertebral en el cuerpo humano. Le da unidad y estabilidad; y provee de fortaleza para soportar los ataques de la oposición, y aun de la persecución.

Las doctrinas son de suma importancia ya sean de forma oral o escrita. Las doctrinas sistematizan las expresiones de fe. Expresan nuestra experiencia en una forma entendible. Proclaman a otros nuestro testimonio Cristiano. Las doctrinas constituyen el marco dentro del cual llevamos a cabo nuestras actividades diarias.

La iglesia que se rehúsa a enseñar doctrina debilita a sus miembros, trabaja contra su unidad, invita a la inestabilidad en su congregación, merma convicción dentro de sus miembros e inhabilita su progreso futuro. Es imposible que exageremos la importancia de la doctrina. Esta verdad es necesaria que se exponga constantemente delante de cada creyente. (Florida Baptist Witness, April 17, 1975).

Resumen de Principios

Las siguientes son extracciones de las reglas fundamentales del Seminario Teológico Bautista del Sur escritas en Abril 30, 1858: “ Cada Profesor de la Institución debe ser un miembro regular de una iglesia Bautista; y todo aquel que acepte un profesorado en este Seminario, se considerará por su aceptación, como de acuerdo con y nunca en contra del Resumen de Principios que se exponen” (Mueller: Historia del Seminario Bautista del Sur, BROADMAN PRESS: p 238).

I. LAS ESCRITURAS

Las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamentos fueron dadas por inspiración de Dios, y constituyen la única y suficiente regla autoritativa del conocimiento, de la fe y de la obediencia salvadores.

 

II. DIOS

Hay un único Dios, el Creador, Preservador y Gobernador de todas las cosas, que tiene en y por sí mismo, todas las perfecciones, siendo además infinito en ellas; y todas las criaturas le deben su amor, reverencia y obediencia.

III. LA TRINIDAD

Dios se revela a nosotros como Padre, Hijo y Espíritu Santo cada uno con atributos personales distintos, pero sin división de naturaleza, esencia o ser.

IV. PROVIDENCIA

Dios desde la eternidad, decreta o permite todas las cosas que suceden, y sostiene, dirige, y gobierna perpetuamente todas las criaturas y todos los eventos; pero sin ser de modo alguno el autor o cómplice del pecado de modo que se destruyese la libre voluntad y la responsabilidad de las criaturas inteligentes.

V. ELECCION

La Elección es la selección eterna que Dios hace de personas para vida eterna

– no por causa de algún mérito que Dios haya visto de antemano en ellos, sino por causa de su misericordia en Cristo – como consecuencia de lo cual son llamados, justificados y glorificados.

VI. LA CAIDA DEL HOMBRE

Dios originalmente creó al hombre a Su propia imagen, y libre del pecado; pero, por la tentación de Satanás, el hombre transgredió el mandamiento de Dios, cayó de sus estado original de santidad y justicia; con el resultado que su posteridad heredó una naturaleza corrupta y completamente opuesta a Dios y a Su ley, bajo condenación, y tan pronto como tienen capacidad de acción moral, son transgresores.

VII. EL MEDIADOR

Jesucristo, el Hijo unigénito de Dios, es el mediador divino designado entre Dios y el hombre. Habiendo tomado en Si mismo la naturaleza humana, pero sin pecado, El cumplió perfectamente la ley, sufrió y murió en la cruz por la salvación de los pecadores. Fue sepultado, y resucitó al tercer día, y ascendió a Su Padre, a cuya diestra está para interceder por los Suyos. El es el único Mediador, el Profeta, Sacerdote y Rey de la Iglesia y Soberano del Universo.

VIII. REGENERACION

La Regeneración es un cambio de corazón, producido por el Espíritu Santo, que da vida al que está muerto en delitos y pecados alumbrando sus mentes espiritualmente y salvíficamente para entender la Palabra de Dios, y renovando toda su naturaleza, de modo que pueden amar y practicar la santidad. Esto es obra únicamente de la libre y especial gracia de Dios.

IX. ARREPENTIMIENTO

El Arrepentimiento es una gracia evangélica, dentro de una persona que por el Espíritu Santo, que le sensibiliza con respecto a su naturaleza impía y de su pecado, para que se humille por esta causa, con dolor genuino, aborrecimiento de ello, y auto-aversión, con un propósito y meta de caminar delante de Dios para agradarle en todas las cosas.

X. FE

La fe que salva es el creer, en todo aquello que por la autoridad de Dios está revelado en Su Palabra concerniente a Cristo; aceptando y confiando solamente en El para la justificación y la vida eterna. Esta fe es forjada en el corazón por el Espíritu Santo, y viene acompañada por todas las otras gracias salvadoras, y lleva a una vida de santidad.

XI. JUSTIFICACION

La justificación es la completa absolución por gracia que Dios da a los pecadores, que creen en Cristo, de todo pecado, por medio de la satisfacción que Cristo ha hecho; no por cosa alguna que ellos hayan hecho o que haya sido logrado en ellos; sino por causa de la obediencia y satisfacción de Cristo, recibiendo ellos esta justificación pero descansando en El y en Su justicia por la fe.

XII. SANCTIFICACION

Aquellos que han sido regenerados también son santificados, por la palabra de Dios y el Espíritu que habita en ellos. Esta santificación es progresiva por medio de la fortaleza Divina, la cual todos los santos buscan obtener, esperando una vida celestial en cordial obediencia a todos los mandamientos de Cristo.

XIII. PERSEVERANCIA DE LOS SANTOS

Aquellos a quienes Dios ha aceptado en el Amado, y santificado por Su Espíritu, nunca caerán totalmente o finalmente del estado de gracia, sino que ciertamente perseverarán hasta el fin; y aunque pueden caer en pecado, por negligencia y tentación, contristar al Espíritu y deteriorar sus gracias y consuelo, traer reproche a la Iglesia, y juicio temporal sobre sí mismos, serán traídos de nuevo al arrepentimiento, y mantenidos por el poder de Dios por medio de la fe para salvación.

XIV. LA IGLESIA

El Señor Jesús es la Cabeza de la Iglesia, la cual está compuesta de todos sus verdaderos discípulos, y en El hay supremo poder para su gobierno. De acuerdo con este mandamiento, los Cristianos deben asociarse en sociedades particulares o iglesias; y a cada una de estas iglesias El ha dado la autoridad necesaria para administrar este orden, disciplina y la adoración que El ha encomendado. Los oficiales regulares de una Iglesia son Obispos o Ancianos, y Diáconos.

XV. BAUTISMO

El Bautismo es una ordenanza del Señor Jesús, obligatoria para cada creyente, en la cual el creyente es inmerso en agua en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, como una señal de su participación en la muerte y resurrección de Cristo, de la remisión de pecados, y del ofrecimiento de su vida al Señor, para vivir y caminar en vida nueva. Es un prerrequisito para poder entrar en la comunión de la Iglesia y participar de la Cena del Señor.

XVI. LA CENA DEL SEÑOR

La Cena del Señor es una ordenanza de Jesucristo, para ser administrada con los elementos de pan y vino, y que debe ser observada por sus iglesias hasta el fin del mundo. No es de ningún modo un sacrificio, sino que está designada para conmemorar su muerte, para confirmar la fe y otras gracias de los Cristianos, y para ser un medio de unión y renovación de su comunión con El y también con su iglesia.

XVII. EL DIA DEL SEÑOR

El día del Señor es una institución Cristiana de observancia regular, y debe ser empleada en la adoración y la devoción espiritual, tanto pública como privada, descansando de las actividades mundanas y diversiones, exceptuando las obras de misericordia y necesidad.

XVIII. LIBERTAD DE CONCIENCIA

Dios solamente es Señor de la conciencia, y El la ha dejado libre de las doctrinas y mandamientos de hombres, que sean de alguna forma contrarias a Su palabra, o que no estén contenidos en ella. Como los magistrados civiles son ordenados por Dios, se les debe sujeción en todo lo que sea legal, no solamente por ira sino por causa de la conciencia.

XIV. LA RESURRECCION

Los cuerpos de los hombres después de la muerte vuelven al polvo, pero sus espíritus vuelven inmediatamente a Dios – los justos para descansar con El; los impíos, para ser reservados en oscuridad para el juicio. En el día final, los cuerpos de los muertos, tanto justos como injustos, serán resucitados.

XX. EL JUICIO

Dios ha determinado un día, en el cual juzgará al mundo por Jesucristo, cuando cada uno recibirá de acuerdo a sus obras: los impíos irán al castigo eterno y los justos a la vida eterna.

 

Capítulo 2

 

Lo que dicen los Principios con respecto a la Elección

Consideremos de nuevo el Artículo V del Resumen de Principios:

“La Elección es la selección eterna que Dios hace de personas para vida eterna – no por causa de algún mérito previsto en ellos de antemano, sino por pura misericordia en Cristo – en consecuencia de lo cual ellos son llamados, justificados, y glorificados” (énfasis agregado).

 

¿Qué tan importante es esta Doctrina de la Elección????? Así de Importante: SI NO FUERA POR LA DOCTRINA DE LA ELECCIÓN, NADIE SE SALVARÍA!!!!!

LO QUE LA ELECCIÓN NO ES

o        No ocurre después de la Salvación, sino que es Para Salvación. II Tes. 2:13, 14; Efes. 1:4; Rom. 8:29, 30.

o        No es excluyente de los medios con que se ofrece la Salvación. II Tes. 2:14; Efes. 1:5, 13; II Tim. 2:10; I Ped. 1:2.

o        No hace acepción de personas. Rom. 9:18-24.

o        La Fama, riqueza, sabiduría, posición, etc, no hizo que Dios se inclinara por algunos y los eligiera (Job 34:19).

o       

Al ser Todos culpables, nadie podría ser salvo si Dios no hubiese
mostrado gracia a algunos.

 

 

o        No significa “elección para salvación sin considerar nada más”, sino que es para salvación por medio de la redención de Cristo, aplicada por el Espíritu por medio del Evangelio. Juan 6:37; Rom. 10:17; I Tes. 1:4, 5; II Tes. 2:13, 14; Hech 13:48.

o        No es opuesta al Evangelio, sino que el Evangelio es el medio para completar el propósito de la elección.

o        No es un enemigo de la justicia, sino que con el uso de los medios designados hace que los que una vez eran impíos vivan piadosamente.

 

Efes. 1:4; I Tes. 1:4-10.

o        No está basada en fe o en obras que Dios haya visto de anticipado en alguien, más bien produce fe y obras. Rom. 9:11-16; 11:5, 6; Filip. 1:6; II Tim. 1:9; Efes. 2:8-10; Hech 13:48; I Cor. 3:5; Rom. 12:3; Efes 4:7; Hech 5:31; II Tim. 2:25.

o        No cierra la puesta de la salvación, sino que abre la puerta a todos los que vengan a Cristo. Juan 6:37, 44, 63, 65; 10:9; 14:6.

o        No es un estorbo para la predicación del evangelio, sino que asegura el éxito del evangelio. Isa. 55:11; Juan 10:27; 6:37, 45; 17:20, 21;Hech 15:14; 16:14; 18:27; II Tim. 2:9, 10.

o        No [es] solamente de los Judíos. Rom. 9:24; 11:5-8, 11, 12, 25; Jn 11:52.

o        No [es] solamente para servicio, sino para salvación. II Tes. 2:13, 14; II Tim. 2:10.

o        No es fatalismo, sino que es la obra de Dios. I Tes. 1:4; Rom. 8:28, 30.

o        No destruye el llamado “libre albedrío”. El albedrío del hombre es su deseo, intención o selección. Su selección es el pecado. Jn 3:19, 20; 5:40; 3:11; 2:2, 3; 4:17-19; Jer. 17-9; 13:23; etc. El hombre en su estado natural escoge “libremente” el pecado y por la gracia de Dios, los elegidos son habilitados para escoger libremente a Cristo — Salm. 65:4; 110:3; Jn 6:44, 65; Hechs 13:48.

o        No es anti-misionera, sino que da fundamento a las misiones. Jn 6:37; 17:20,21; II Tim. 2:10; Isa. 55:11; II Ped. 3:9, 15.

o        No destruye la responsabilidad del hombre. Los hombres son responsables sea cual sea la cantidad de luz que posean, sea la conciencia (Rom. 2:15), la naturaleza (Rom. 1:19, 20), la ley escrita (Rom. 2:1727), o el evangelio (Marc 16:15, 16). La incapacidad del hombre para hacer justicia no le exime de su responsabilidad, del mismo modo que a Satán no le exime su incapacidad de hacer el bien.

o        No hace a Dios injusto. Su bendición hacia un gran número de pecadores indignos con la salvación no es injusticia para con el resto de pecadores igualmente indignos. Si un juez perdona algún convicto, ¿es esto injusticia para el resto de convictos? I Tes. 5:9.

o        No desalienta a los pecadores convencidos, sino que les invita a acercarse a Cristo. “el que tenga sed, venga y beba” (Apoc. 17:17).  El mismo Dios que hace que haya convicción de pecado es el mismo Dios que salva al convicto. El Dios que salva es el Dios que ha elegido para salvación, y es el mismo que hace la invitación.

o        No desalienta la oración. Por el contrario, nos acerca a Dios, porque solamente es El quien salva. La oración verdadera es el clamor del Espíritu; y de esta manera está en armonía con la voluntad de Dios..

 

Rom. 8:26.

o        No es de los hombres. Algunos dicen: “Dios puede votar, el diablo puede votar, y el hombre puede votar” La Biblia enseña que la elección no es del diablo ni de los hombres, sino “de Dios.” I Tes. 1:4; Jn 10:16; I Jn 4:10, 19.

o        No es por razonamiento, sino por Revelación. Al principio no es grata a la razón humana, pero cuando se acepta la Palabra de Dios, entonces se vuelve la única forma “razonable.” Mat. 20:15.

 

Estoy perplejo de que muchas personas no sepan que la ELECCION está en la Biblia. Y estoy más asombrado aún de que no se discuta o se enseñe o se predique con respecto a la ELECCION. Pero pienso que en la antigüedad a algunos debió parecerles importante, puesto que está presente dentro de las Confesiones Bautistas a lo largo de los siglos.

Ahora bien, no solamente está dentro de nuestros ARTICULOS DE FE, sino que está presente en muchos de nuestros himnos…

En este capítulo, solamente quiero tratar un solo punto, que es: que todo aquel que crea en la Biblia debe creer en la elección. Puede ser que no entiendan lo que la Biblia enseña acerca de esto. Puede ser que no estén de acuerdo con respecto a lo que la Biblia enseña con respecto a esto, pero no pueden negar que está en la Biblia.”

Las palabras Elegir – Elección – Predestinación – Escogidos – Predestinar y Presciencia demandan que creamos que la Biblia enseña de alguna forma la doctrina de la elección.

Escrituras donde lo encontramos:

Mateo 24:22 ” Y si aquellos días no fuesen acortados, ninguna carne sería salva; mas por causa de LOS ESCOGIDOS, aquellos días serán acortados ”

Mateo 24:24 “. . de tal manera que engañarán, si es posible, aun á los ESCOGIDOS. ”

Mateo 24:31 “. . . y juntarán SUS ESCOGIDOS de los cuatro vientos, de un cabo del cielo hasta el otro. ”

Marcos 13.20, 22, 27

Romanos 8.28-33 ” ¿Quién acusará á LOS ESCOGIDOS DE DIOS? Dios es el que justifica. ”

Romanos 9:11 ” Porque no siendo aún nacidos, ni habiendo hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme á LA ELECCIÓN, no por las obras sino por el que llama, permaneciese”

Romanos 11:5, 7 ” Así también, aun en este tiempo ha quedado un remanente por LA ELECCIÓN DE GRACIA. ¿Qué pues? Lo que buscaba Israel aquello no ha alcanzado; mas LOS ELEGIDOS lo han alcanzado: y los demás fueron endurecidos ”

Romanos 11:28 “. . . mas cuanto á LA ELECCIÓN, son muy amados por causa de los padres. ”

Col. 3.12 ” Vestíos pues, como ESCOGIDOS DE DIOS, santos y amados… ”

I Tes. 1:4 ” Conociendo, hermanos amados de Dios, vuestra ELECCIÓN: ”

II Tes. 2:13 “. . . de que DIOS OS HAYA ESCOGIDO desde el principio para salvación. . . ”

II Tim. 2:10 ” Por tanto, todo lo sufro por amor de LOS ESCOGIDOS, para que ellos también consigan la salud que es en Cristo Jesús con gloria eterna. ”

Titus 1 “. . . según la fe de los ESCOGIDOS DE DIOS. . . ”

II Peter 1:10 “. . . procurad tanto más de hacer firme vuestra vocación y ELECCIÓN . . .”

Ver también Isaías. 42:1; 45:4; 65:9; 65:22.

Los pasajes anteriores establecen el hecho de que la Biblia está llena de la bendita doctrina de la elección. Puede decirse lo mismo de la palabra “escogidos”. (Efesios 1:4, Salmos 65:4). El punto es este: cualquiera que crea en la Biblia tiene entonces que creer que la elección nos ha sido revelada por Dios. En capítulos posteriores consideraremos:

                        Los beneficios y la bendición de esta verdad

                        El impulso que da al evangelismo

                        Cómo asegura el éxito del evangelio

                        Cómo honra a Dios y hace humilde al hombre

 

Advertencias

1                    No haga comentarios derogatorios con respecto a lo que está en la Biblia, ya sea que lo entienda o no.

2                    No rechace lo que la Biblia enseña con respecto a este tema, especialmente si usted no ha estudiado a fondo lo que la Biblia enseña acerca de esto.

3                    No se haga aficionado de ninguna doctrina en especial. Aunque esta doctrina es de vital importancia, es solamente una doctrina y no debe tomarse de forma separada al resto de las verdades Cristianas.

4                    No rechace ninguna doctrina por el hecho de que haya sido mal utilizada y mal entendida. Todas las doctrinas cristianas han sido pervertidas antes.

 

Capítulo 3

Antinomia (¿Qué significa?)

Muchas enseñanzas en la Biblia que parecen ser contradictorias unas de otras son en realidad antinomias. Aquí hay una Hechos 2:23:

” A éste, entregado por determinado consejo y providencia de Dios -­100% Soberanía de DIOS prendisteis y matasteis por manos de los inicuos, crucificándole;” 100% Responsabilidad Humana

Ni todos los demonios del infierno, ni hombre alguno en la tierra podía evitar que Jesús muriera en la Cruz – ¿Por qué? Porque estaba determinado por el consejo y providencia de Dios – Esto es 100% Soberanía Divina Y a la vez al hombre se culpa de la muerte de Cristo: ” prendisteis y matasteis por manos de los inicuos, crucificándole ” Esto es -­100% Responsabilidad Humana

Estas dos cosas son igualmente ciertas – ambas están en la Biblia – y no tenemos ningún problema en nuestra mente si las consideramos de forma separada, PERO, no podemos (en nuestra mente) poner estas dos cosas juntas.

NO LO INTENTE – estos dos conceptos son amigos y no necesitamos reconciliarlos nosotros. No podemos reconciliar LA SOBERANIA DIVINA y la RESPONSABILIDAD HUMANA, pero Dios sí puede hacer lo que nosotros no podemos hacer. La ANTINOMIA reside con nosotros- no con Dios.

Providencia

Consideremos el Articulo IV del Resumen de Principios:

“Dios desde la eternidad decreta o permite todas las cosas que suceden, y mantiene dirige y gobierna todas las criaturas y todos los eventos; aunque no es en ningún sentido ni el autor ni propiciador del pecado como para destruir el libre albedrío y la responsabilidad del hombre”

Es aquí cuando la mayoría de personas encuentran un gran problema, y especialmente los predicadores, puesto que estamos llamados a predicar todo el consejo de Dios. ¿Qué vemos en las Escrituras? Un Dios que es Absolutamente Soberano en Creación – Redención y Providencia. Y justamente acabamos de ver que la Biblia claramente enseña que el hombre es 100% responsable. Debemos evitar los siguiente errores:

1                    Tratar estos temas muy superficialmente, es decir no darles la importancia debida. Si usted hace esto, usted predica a un Dios que es algo menos que Soberano (no el Dios de la Biblia) y un hombre que es algo menos que responsable. Ambas cosas son ciertas en un 100% – así que créalas – enséñelas y predíquelas. Muchas veces aparecen hasta en un mismo versículo. Ejemplo: Juan 6:37 “Todo lo que el Padre me da, vendrá á mí; y al que á mí viene, no le hecho fuera.” II Tim 2:19. ” Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor á los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo ”

2                    Otro error es no estar dispuesto a ir hasta donde la Biblia va en estos asuntos, utilizando razonamientos humanos, lógica o especulación, tratando de explicar más allá de lo que la Biblia revela. Deut. 29:29 es un buen lugar para acampar. ” Las cosas secretas pertenecen á Jehová nuestro Dios: mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos por siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley “ .

3                    Tercero, y probablemente el error más común es tratar de reconciliar estos temas para que no parezcan contradictorias la Soberanía de Dios y la Responsabilidad del hombre.

 

Lo que tenemos aquí es un antinomia (puede ser que esta sea una palabra nueva en su vocabulario). ¿Qué es antinomia? El Diccionario dice: “una contradicción entre dos conclusiones que parecen igualmente lógicas, razonables o necesarias”. En el caso de la teología bíblica deberíamos decir “una apariencia de contradicción”. Para ponerlo de otra forma – Una antinomia es cuando miramos a dos enunciados diferentes, ambos bien claros e igualmente verdaderos, cuando los consideramos por separado, pero que no podemos unirlos o reconciliarlos. Este es el caso de la Soberanía de Dios y la responsabilidad humana. Ambas están en la Biblia – ambas son verdaderas – pero no podemos hacer que haya concordancia entre ellas.

El gran predicador bautista Charles Haddon Spurgeon, fue cuestionado una vez si él podía reconciliar estas dos doctrinas de la Soberanía de Dios y la Responsabilidad del hombre. Respondió: “Yo no lo intentaría, no tengo por qué reconciliar a dos amigos.” Amigos? Sí, amigos. Están en el mismo libro, La Biblia.

Literatura recomendada sobre este tópico:

A Southern Baptist Looks at Predestination, by P. H. Mell Abstract of Systematic Theology, by James P. Boyce Manual of Theology by John L. Dagg Election, by Charles H. Spurgeon Evangelism and the Sovereignty of God, by J. I. Packer The Sovereignty of God, by A. W. Pink The Reformed Doctrine of Predestination, by Loraine Boettner

 

Capítulo 4

El Amor de la Elección de Dios expresado en un Himno

 

“Escogido fui de Dios”

 

 

 

Escogido fui de Dios en el Amado
En lugares Celestiales su protección me da
Antes de la creación el plan fue hecho
Por Su Santa Voluntad

 

 

Escondido en Cristo estoy nadie me apartará
Y las fuerzas de este mundo, no me podrán dañar
Vivo y ando en este mundo con seguridad
Porque me escogió mi Dios
Himno Nº 326 del Himnario Bautista

-Victor Garrido­

 

La Elección es una doctrina tan importante que si no fuera por la doctrina de la ELECCION nadie podría ser salvo, la muerte de Cristo no tendría efecto alguno, no podría salvar a alguno.

Deseo mostrar que esta doctrina no solo está en la Biblia, sino que nuestros antepasados Bautistas la creyeron, la enseñaron y la predicaron.

“Del lado divino, vemos que las Escrituras enseñan una elección eterna de hombres para vida eterna basada simplemente en el beneplácito de Dios.”

 

John A. Broadus, antiguo presidente de
The Southern Baptist Theological Seminary

 

 

“Todo aquel que Dios escogió en Cristo es traído por el Espíritu de Cristo. Todo el que es predestinado es llamado por el Espíritu en un momento dado, justificado en un momento dado, y será glorificado cuando el Señor regrese.”

 

B. H. Carroll, fundador y primer presidente del
Southwestern Baptist Theological Seminary

 

 

“Dios, de Su propósito, ha determinado desde la eternidad salvar a un número definido de individuos de la humanidad, no por causa de mérito alguno en ellos o por sus obras, ni por algún valor de ellos, sino por Su propia Buena Voluntad.”

 

James P. Boyce, fundador y primer presidente de
The Southern Baptist Theological Seminary

 

 

“La doctrina de la elección significa que Dios salva de acuerdo a un propósito eterno. Esto incluye toda la influencia del evangelio, la obra del Espíritu y así, esto lleva al hombre al arrepentimiento de sus pecados y a aceptar a Cristo. En cuanto a la libertad del hombre se refiere, la doctrina de la elección no significa que Dios decreta salvar al hombre en irrespeto de su voluntad. Más bien significa que Dios se ha propuesto llevar al hombre de tal forma que él pueda aceptar libremente el evangelio que se ofrece y ser salvo.”

 

W. T. Conner, profesor de teología,
Southwestern Baptist Theological Seminary

 

 

“No dudo en decir que seguida a la doctrina de la crucifixión y la resurrección de nuestro bendito Señor – ninguna doctrina tenía tanta importancia en la iglesia primitiva como la doctrina de la elección por gracia.”

Charles Haddon Spurgeon, llamado el “príncipe de los predicadores,” en un sermón sobre Mateo 24:24 (Abril 22, 1860)

 

Si Spurgeon estaba en lo cierto (y lo está) han habido muchísimos predicadores que han evitado una verdad bíblica muy importante y prominente. Spurgeon dijo: “Hay un prejuicio en la mente del hombre contra esta doctrina, y a pesar de que muchas otras doctrinas son bien recibidas por los que profesan ser Cristianos, algunos con cautela, otros con gran placer, parece ser que esta doctrina en particular es de las menos cómodas y se ignora o se desecha”.

Si estuviéramos en los tiempos de Spurgeon, me pregunto qué diría al saber que los púlpitos guardan silencio con respecto a esto, y los que están en las bancas permanecen ignorantes del asunto.

Las antiguas Confesiones Bautistas, tales como, la Confesión Bautista de 1689 (Confesión de Londres): La Confesión de Filadelfia de 1742; La Confesión de New Hampshire – todas estas confesiones son muy claras con respecto a esta bendita doctrina de la Elección Soberana.

No hay otra doctrina tan cruelmente rechazada y mal interpretada en toda la Biblia. Uno de nuestros ancestros dijo, “De labios hostiles nunca escucharemos una opinión favorable con respecto a la doctrina de la elección”

La forma en que se trata la doctrina de la elección por parte de manos de sus enemigos es muy similar a la que recibían los Cristianos primitivos de los Emperadores Romanos paganos. Los Cristianos primitivos eran vestidos con pieles de animales y lanzados a las fieras salvajes para que los despedazaran. Así se hace con la doctrina de la elección frecuentemente, dejándola en ridículo y presa de ataques erróneos.

 

Capítulo 5

 

 

La Elección de Gracia Divina
Expresada en un Himno

 

 

Grande amor sublime eterno,
Más profundo es que la mar;
Y más alto que los cielos,
Insondable es y sin par.

 

 

 

El me abrirá la puerta y así entrar podré
Redención El ha comprado y perdón me da por fe

 

 

 

Grande amor sublime eterno,
Soy indigno pecador;
Más el Hijo incomparable,
dio su vida en mi favor

 

 

 

Nº 177 del Himnario Bautista
Frederick A. Blom; 1930

 

 

En este capítulo quiero hacer algunos comentarios generales para desechar

prejuicios que tienen aquellos que nunca han ido a la Biblia para buscar lo

que dice concerniente a esto.

1. LA ELECCION PRECEDE A LA SALVACION.

La Elección no es posterior a la salvación sino que es para salvación. ‘¿Qué pues? Lo que buscaba Israel aquello no ha alcanzado; mas LOS ELEGIDOS LO HAN ALCANZADO: y los demás fueron endurecidos; ‘ (Rom. 11:7).

‘Mas nosotros debemos dar siempre gracias á Dios por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación… ‘ (II Tes. 2:13).

Conclusión – si los elegidos obtienen la salvación, y como la elección es

para salvación – la elección es anterior a la salvación.

2. LA ELECCION NO DAÑA A NADIE

La Elección no debe analizarse desde el punto de los que van a la perdición, porque la elección es PARA salvación. Ni tampoco la no­elección es responsable de la condenación de los pecadores. El pecado lleva al hombre al infierno, y todos los hombres son pecadores por naturaleza y por práctica.

No ayuda en nada pensar que como la elección es para salvación, la no­elección es para condenación. El PECADO es la causa de la condenación; la Elección, entonces, no daña sino que trae salvación a muchos.

3. LA ELECCION ES LA MADRE DE UNA VIDA SANTA.

La Elección no impide la salvación de alguno que quiera ser salvo. Pero debe hacerse la importante diferencia entre simplemente desear escapar del infierno y un deseo verdadero de ser salvo del pecado. El deseo de librarse del infierno es un deseo natural – nadie quiere castigo. El deseo de ser salvo del pecado es un deseo espiritual y es un resultado de la obra de convicción del Espíritu Santo – la gracia electora de Dios es la causa de este deseo de ser salvo del pecado.

‘. . . Según nos escogió en él (en Cristo) antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor; ‘Efes. 1:4.

Si no fuera por la obra redentora de Cristo, no existiría el banquete del evangelio; si no fuera porque el Espíritu Santo hace una obra de convicción y conversión, no habría invitados. Una simple invitación presentada por un hombre no trae a nadie a los pies de Cristo, sino la obra del Espíritu Santo.

4. LA ELECCION ES EL FUNDAMENTO DE LA GRACIA.

El amor elector pertenece al método de gracia. En la epístola a los Romanos que un remanente de entre los judíos fue salvado ‘. . . de acuerdo a la elección de GRACIA. ‘ La actitud de los hombres hacia la elección es realmente la verdadera prueba de su creencia en la salvación por gracia. Aquellos que niegan la elección no pueden afirmar de forma consistente que creen en la salvación por gracia. Una prueba simple está en los Credos de la Cristiandad. Las denominaciones que creen en salvación por obras, en ceremonias religiosas o rituales no tienen un buen lugar para la doctrina de la Elección. Pero aquellos que creen en la salvación por pura gracia, sin méritos humanos, también han fallado a veces en incluir esta bendita doctrina en sus Credos escritos o Confesiones. Por esto es que nosotros lo tenemos como Artículo Quinto en nuestros ARTICULOS DE FE y por eso es que estoy llamando nuestra atención – nosotros creemos en la salvación por Gracia Soberana.

 

Los Elegidos son manifiestos

Los elegidos se llegan a manifestar al final por medio de su arrepentimiento, fe y buenas obras. Estas gracias, siendo forjadas en el hombre por Dios, no son la causa de su salvación, sino que son evidencias de la elección. (Vea I Tes. 1:3-10; II Pedro 1:5-10).

‘Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor; Porque Dios es el que en vosotros obra así el querer como el hacer, por su buena voluntad ‘(Filip 2:12, 13).

‘¿Y Dios no hará justicia á sus escogidos, que claman á él día y noche, aunque sea longánime acerca de ellos? ‘ (Lucas 18:7).

El hombre que no ora a Dios, que no se arrepiente de sus pecados, confiando en la Persona y obra de Cristo, y el hombre que no tiene deseos de hacer el bien no puede afirmarse que sea uno de los elegidos de Dios.

 

Capítulo 6

 

 

La Cadena Dorada de la Teología
Va desde la pasada eternidad (predestinados)
a la eternidad futura (glorificados)

 

“Y Á LOS QUE PREDESTINÓ, Á ÉSTOS TAMBIÉN LLAMÓ; Y Á LOS QUE LLAMÓ, Á ÉSTOS TAMBIÉN JUSTIFICÓ; Y Á LOS QUE JUSTIFICÓ, Á ÉSTOS TAMBIÉN GLORIFICÓ.”

ROMANOS 8:30

Elección y Destino

I.    ¿ESTÁ EL DESTINO EN MANOS DEL CRISTIANO ANTES DE QUE SEA SALVO? La frase que escuchamos tan frecuentemente – que el destino de cada hombre está en sus propias manos – es una negación de la tónica [¿?] y enseñanza bíblicas. La Biblia enseña claramente que de ningún modo el destino de un Cristiano estaba en sus propias manos, ni antes ni después de ser salvo. Si su destino estuviera en sus propias manos, entonces quiere decir que el creyente se considera regenerado por sí mismo de la MUERTE espiritual y, si eso es cierto, la salvación es por mérito humano y no por gracia. Si el destino del creyente estaba en sus manos, entonces él es su propio benefactor y puede estar agradecido consigo mismo por su propia sabiduría que le permitió determinar correctamente su propio destino. Eso ni siquiera lo pensemos!

Juan 1:13 ” Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, mas de Dios. ” Esta escritura pone en silencio un pensamiento como el que se ha expuesto. (Lea Efes. 2:1-10; I Tim. 1:9; Santiago 1:18).

II. ¿ESTÁ EL DESTINO EN MANOS DEL CRISTIANO UNA VEZ QUE ES SALVO? Si fuera así, entonces le correspondería al cristiano mismo mantener su salvación o perderla. La Biblia dice que los Cristianos son sostenidos por el poder de Dios por medio de la fe (lea I Pedro 1:15; Salmo 37:28; Juan 10:27-29; Filipl. 1:6′ Heb. 13:5).

Y si el destino de un Cristiano no está seguro en sus propias manos después de haber sido salvo, ¿cómo puede pensarse que sí lo estuviera antes de su conversión? Mat. 24:24 “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y darán señales grandes y prodigios; de tal manera que engañarán, si fuera posible, aun á los escogidos.” Este versículo por sí mismo nos responde la pregunta. Nos enseña que los escogidos no pueden ser engañados de forma definitiva Mat. 24:22 “Y si aquellos días no fuesen acortados, ninguna carne sería salva; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. ” Este texto nos enseña que el rigor del castigo divino se ve afectado- ¿POR QUÉ? Por causa de los escogidos. En ambos versículos se puede notar que el destino está controlado por Dios.

III.   ¿ESTÁ EL DESTINO EN LAS MANOS DEL CRISTIANO DESPUÉS DE LA MUERTE? El Cristiano muere, su cuerpo se consigna en una tumba y se vuelve polvo. ¿Está el destino ahora en sus manos? Si fuera así, qué esperanza tendría de salir de la tumba con un cuerpo inmortal e incorruptible?? Ninguna.

La teoría de que el destino está en las manos del hombre engendra auto­confianza y auto-justificación; la creencia de que el destino está en las manos de Dios engendra AUTO-ABNEGACION y Fe en Dios.

La Cadena Dorada de la Teología prueba que el destino está en las manos del OMNISCIENTE – TODOPODEROSO DIOS del cielo y de la tierra. Esta Cadena Dorada está expresada en nuestro versículo bíblico, Romanos 8:30 “Y á los que predestinó, á éstos también llamó; y á los que llamó, á éstos también justificó; y á los que justificó, á éstos también glorificó.” Por favor notemos que este versículo empieza en la eternidad pasada y se extiende hasta la eternidad futura. Con razón el gran apóstol dijo en el versículo 33 “¿Quién acusará á los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ”

 

Capítulo 7

 

 

Evangelismo y Elección
¿Dónde está la esperanza de éxito del evangelismo?

 

LA DOCTRINA DE LA ELECCION es lo que asegura que la obra evangelizadora tendrá éxito. Es el FUNDAMENTO y ESPERANZA de la labor MISIONERA

Si la esperanza de los misioneros y predicadores estuviera puesta en su propio poder y habilidad para convertir pecadores, o, si nuestra esperanza estuviera en el poder de que los que están muertos en su pecado puedan revivir por sí mismos, no tendríamos esperanza alguna. Pero cuando la esperanza del trabajador está en la obra del Espíritu Santo, que es el único que puede despertar, trabajamos con esperanza y expectación … de lo que Dios hará, y seguros de que El efectivamente llamará a Sus ovejas por Su propio poder y POR MEDIO de la oración y la predicación.

Dios eligió los medios de salvación así como eligió a las personas para salvación. Su Palabra revela que El quiso salvar a los Suyos por medio de la predicación y el testimonio: “Id y haced discípulos a todas las naciones…” (Mateo 28:19–20).

Debemos siempre recordar que la predicación y la oración son los medios y no la causa de la salvación de nadie. La causa es el amor elector de Dios— “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a Su Hijo unigénito para que todo aquel que en El cree no se pierda mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

¿Quién “todo aquel”?

“Todo lo que el Padre me da, vendrá á mí; y al que á mí viene, no le hecho fuera” (Juan 6:37).

“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Juan 10:27).

¿Por qué hay algunos que No Creen?

“Mas vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho.” (Juan 10:26).

El Padre dio a Su Hijo las ovejas, y nos ha enviado a nosotros a predicar y testificar porque El ha determinado esta forma para llamarlos.

“. . . Como le has dado la potestad de toda carne, para que dé vida eterna á todos los que le diste” (Juan 17:2).

Sus ovejas vendrán—Cristo rogó por ellos

“Yo ruego por ellos: no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son:” (Juan 17:9).

Jesús rogó por las futuras ovejas que vendrían.

“Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos.” (Juan 17:20).

“Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, ellos estén también conmigo; para que vean mi gloria que me has dado: por cuanto me has amado desde antes de la constitución del mundo.” (Juan 17:24).

¿Por qué es tan importante el amor de la elección de Dios para el predicador y el misionero?

 

Esta es la doctrina que nos asegura el éxito de nuestros esfuerzos misioneros.

 

 

 

Los más grandes predicadores y evangelistas en la Historia del Cristianismo
en el pasado, creían en la doctrina bíblica de la Elección:

 

 

John Bunyan, autor de El Progreso del Peregrino, y un gran predicador.George Whitefield, el gran evangelista, que jamás puso sus pies en sueloAmericano.John Paton – Misionero a New Hebrides.Jonathan Edwards – William Carey – Charles Haddon Spurgeon y otros.

Fue la esperanzadora doctrina de la elección la que Dios usó para animar al
Apóstol Pablo cuando tenía miedo de ir a Corinto, Dios le dijo, “… Tengo mucho
pueblo en esta ciudad” (Hechos 18:9,10)

No, la doctrina de la Elección no impide el evangelismo si se entiende correctamente, más bien, garantiza el éxito del mismo y debe ser el mayor incentivo que tenemos.

 

Capítulo 8

 

Sublime Gracia

Si usted no cree en la doctrina bíblica de la ELECCIÓN, es porque usted no ha entendido lo que significa ser salvado por GRACIA SOBERANA. Tendrá entonces que componer otro himno para en vez de cantar OH GRACIA ADMIRABLE dulce es, decir OH DECISIÓN dulce es! Tenemos que entender que ó es por GRACIA ó es por alguna otra cosa, y , como es SOLO POR GRACIA, tiene entonces que ser por AMOR QUE DIOS HA ELEGIDO.

 

¡Sublime Gracia de Su amor!
Que un infeliz salvó,
Fui ciego mas hoy miro yo,
Perdido y El me halló

 

 

 

Su gracia me enseñó a temer,
Mis dudas ahuyentó,
¡Oh, cuán precioso fue a mi ser
Cuando El me transformó!

 

 

 

–John Newton (1779)
Y cuando en Sión por siglos mil
Brillando esté cual sol;
Yo cantaré por siempre allí,
Su amor que me salvó.

 

 

(añadido luego)

 

 

RESUMEN

 

 

 

¿QUÉ TAN IMPORTANTE ES LA DOCTRINA BÍBLICA DE LA
ELECCIÓN DE LOS SANTOS?

 

1                    Si no fuera por la Elección amorosa de Dios nadie se podría salvar, es decir, si al hombre se le deja elegir por sí mismo, el hombre no elige buscar a Dios.

2                    Nadie se convence claramente, como debe ser, de que nuestra salvación fluye de la Fuente de Misericordia Gratuita hasta que se da cuenta del Amor Incondicional y Soberano de Dios. Cuando se ignora esta verdad bíblica se disminuye la gloria divina y la verdadera humildad. Por otra parte, el entendimiento de la Elección honra a Dios y hace al hombre humilde. De esta forma, un punto de vista bíblico de la Elección trae Alabanza, Reverencia, Admiración y Adoración a Dios; y trae humildad, diligencia, consolación y seguridad a los creyentes.

 

¿QUIEN HACE LA ELECCIÓN Y CUANDO?

La Biblia responde con mucha claridad: II Tes. 2:13 “DIOS OS HA ESCOGIDO DESDE EL PRINCIPIO. Efesios 1:4 dice, ““Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor; La expresión, “antes de la fundación del mundo” se encuentra en Juan 17:24, cuando Jesús habla del amor eterno del Padre por Su Hijo. Está también en I Pedro 1:20, donde se refiere a la determinación eterna de la mente divina con respecto a la muerte de Cristo. Hay otras muchas expresiones similares (ver Apocalipsis 13:8; 2 Tes 2:13; 2 Timoteo 1:9). La Elección es definitiva!

¿POR QUÉ FUE HECHA LA ELECCIÓN?

La respuesta en las Escrituras se da en Efes. 1:5, “Habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos por Jesucristo á sí mismo, SEGÚN EL PURO AFECTO DE SU VOLUNTAD.” Y, Efes. 1:11, ” En él digo, en quien asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados CONFORME AL PROPÓSITO DEL QUE HACE TODAS LAS COSAS según el consejo de su voluntad,.”

Una cosa es cierta: Dios NO eligió porque haya previsto fe y arrepentimiento en aquellos que escogió. Esto no puede ser porque la elección precede a la fe y al arrepentimiento. [Afirmar que la elección se debe a la fe que los pecadores tendrían equivale a decir que el hombre es el que da el primer paso. La Biblia dice que nosotros le amamos porque El nos amó primero y no a la inversa.] “Porque á los que antes conoció, también predestinó para que fuesen hechos conformes á la imagen de su Hijo”

Por favor notemos bien que este versículo no dice lo que Dios conoció de antemano, sino a quienes conoció. Al decir que desde antes los conoció significa que los amó; y no que esto dependía de que El sabía lo que ellos iban a hacer, en vez de esto se dice que los amó desde antes.

Gracias a Dios los fundadores de iglesias bautistas de antaño reconocieron la importancia de esta doctrina y así lo expresaron:

La Elección es la selección eterna que Dios hizo de algunas personas para vida eterna – no por causa de algún mérito visto de antemano en ellos, sino por su pura misericordia en Cristo – en consecuencia de lo cual son llamados, justificados y glorificados.

Para aquellos que deseen estudiar más acerca de este tema, les sugiero leer a Charles H. Spurgeon, Arthur W. Pink y James P. Boyce.