Eclesiología

¿Hacia Adentro, Hacia Arriba ó Hacia Fuera?

Posted on

¿Hacia Adentro, Hacia Arriba ó Hacia Fuera?

Por John Macarthur

Lunes 6 de Julio de 2009

Tomado de Shepherds’ Fellowship Pulpit Magazine

Si el promedio de la congregación evangélica fuese encuestado sobre la finalidad principal de la iglesia, es probable que dieran diversas respuestas.

Varios propósitos, sin embargo, probablemente serían destacados.

Un gran número clasificaría al compañerismo en primer lugar, la oportunidad de asociarse e interactuar con otros cristianos que comparten las mismas creencias y valores. Ellos valoran altamente el hecho de que la iglesia ofrece actividades y programas para toda la familia y es un lugar donde se nutren las relaciones y se comparten y se proporciona inspiración a través de la predicación y la buena música. Un versículo preferido para tales miembros de la iglesia podría ser: “En esto conocerán que todos sois mis discípulos: si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13:35).

Leer el resto de esta entrada »

El Desafío del Pragmatismo – 2ª Parte

Posted on

El Desafío del Pragmatismo – 2ª Parte

Escrito por Gary Gilley

(Mayo 2009 – Volúmen 15, Tema 3)

Un Ataque del Pasado

Brian McLaren, Rob Bell, y otros del campo emergente escriben y hablan atractivamente acerca de lo que están ofreciendo, pero la historia, por no mencionar la Escritura, sugiere que debe tenerse mucho cuidado sobre este punto. El Historiador de la Iglesia Iain Murray nos recuerda que en el siglo 19 “la teología liberal en muy raras ocasiones se presenta como estando en oposición a la Escritura. Por el contrario, sus exponentes afirman la autoridad del Nuevo Testamento a un punto de vista de que el cristianismo es vida y no doctrina.”[1] Algunos utilizan esta línea de razonamiento, al igual que el Arzobispo eventual de Canterbury William Temple podría decir: “un ateo que vive por el amor se salva por su fe en el Dios cuya existencia (bajo ese nombre) el niega.”[2] Es vivir por amor lo que importa, no lo que uno cree acerca de Dios. El teólogo liberal del siglo XIX Schleiermacher llegó más lejos al prohinir la predicación doctrinal desde el púlpito porque “la experiencia y no la enseñanza, ha de ser el objetivo del predicador.”[3]

Leer el resto de esta entrada »

El Desafío del Pragmatismo – 1ª Parte

Posted on

El Desafío del Pragmatismo – 1ª Parte

Escrito por Gary Gilley

(Abril del 2009 – Volumen 15, Tema 3)

Si hay una religión común que se encuentre dentro del mundo occidental seguramente es el pragmatismo – la religión de “¿qué es lo que funciona?” El pragmatismo no tiene catedrales; no sigue liturgia, no contrata a pastores y no puede ser encontrado en ninguna lista de denominaciones, pero está entretejido en la misma tela de la iglesia occidental. Si hablamos acerca los principales Pentecostales, Fundamentalistas, Emergentes u Ortodoxos, no se requiere mucha observación para darse cuenta de que el pragmatismo está entrelazado a todo lo largo de cada tradición. Tratar de remover el pragmatismo es jalar un hilo que muy bien podría desenredar la estructura entera de vida del Cristianismo y de la iglesia como la conocemos hoy, sin embargo tenemos que hacer ese tirón. El problema hasta allí es que muchos de nosotros estamos dispuestos a usar cualquier enfoque disponible para cumplir con nuestras metas, incluso si esos enfoques y/o objetivos no sean compatibles con la voluntad revelada de Dios. Nuestro credo es: “Si funciona debe ser de Dios” por que, después de todo, la bendición externa de Dios es el criterio por el cual a menudo medimos la aprobación de Dios. Utilizando el estándar del pragmatismo en vez de la Escritura, podemos con toda buena conciencia vivir vidas y podemos desarrollar ministerios que tienen la apariencia de sabiduría pero no obstante nos quedamos seriamente cortos del estándar de Dios. Haríamos bien en considerar cuidadosamente la advertencia encontrada en Proverbios 14:12: “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.”

Leer el resto de esta entrada »

El Sábado y el Domingo

Posted on

El Sábado y el Domingo

Por el pastor J. Mark Martin

CUANDO SE REUNIÓ EL CONCILIO DE HECHOS 15

para establecer lo que los cristianos gentiles debían guardar, LA OBSERVANCIA DEL SÁBADO BRILLÓ POR SU AUSENCIA. Pedro exhorta a los dirigentes de la iglesia a no poner a los gentiles bajo la ley.

"Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos". Hechos 15:10, 11.

El fallo final del concilio de Jerusalén no contiene ninguna referencia a la observancia del día de reposo. Se discutió la circuncisión y se consideró innecesaria (vss. 6-6; 19-20). Si la observancia del día de reposo fuera parte esencial de la relación del Nuevo Pacto con Dios, habría sido mencionada en la discusión, pues habría sido una práctica con la cual los gentiles no estaban familiarizados. La observancia del día de reposo ni siquiera se discutió porque no es un requisito para los creyentes del Nuevo Pacto:

Leer el resto de esta entrada »

¿Es el Día del Señor el Sábado Cristiano?

Posted on Actualizado enn

¿ES EL DÍA DEL SEÑOR EL SÁBADO CRISTIANO?

Por Steve Weaver

Introducción

En este artículo sostendré la opinión de que las demandas asociadas con el sábado no son obligatorias en los creyentes que adoran en el Día del Señor. Apoyaré esta tesis sosteniendo la opinión de que el Día del Señor no es la continuación cristiana del sábado que fue dado a Israel. Para lograr esto, serán consultados los textos bíblicos pertinentes en el Antiguo y Nuevo Testamento. También, será transmitida un panorama breve de las diversas posiciones sostenidas sobre este asunto a todo lo largo de la historia de la iglesia. Primero, comencemos donde todos los debates teológicos deberían comenzar, en las Escrituras.

El asunto del sábado/Día del Señor en la Escritura

Como D.A. Carson ha notado, este asunto “exige estudio de cerca a numerosos pasajes en ambos Testamentos del canon”. [1] Desafortunadamente, el alcance de este artículo sólo permitirá una mirada superficial en algunos de los pasajes en cuestión. Sin embargo, los pasajes se estiman ser los más cruciales en cuanto a la controversia de Día de Reposo/Día del Señor serán tratados tan extensamente y seriamente como el espacio disponible y la habilidad del autor lo permitan. Trataremos de seguir este asunto en la forma en la cual ha sido recibida, en el orden del canon.

Leer el resto de esta entrada »

La Disciplina de la Iglesia

Posted on

La Disciplina de la Iglesia

La Marca ausente. [1]

Por el Dr. Albert Molher, Jr.

Presidente del Seminario Teológico Bautista del Sur en Louisville, Kentucky

“Lo que es puro se corrompe mucho más rápidamente de lo que se purifica lo que está corrupto”

– Juan Casiano (360 -435)

La negación de la disciplina en la iglesia es tal vez la falla más visible de la iglesia contemporánea. Al no tener interés en conservar la pureza doctrinal y en el estilo de vida, la iglesia contemporánea se ve a sí misma como una asociación voluntaria de miembros autónomos, que deben una mínima obligación moral hacia Dios, y mucho menos unos para con los otros.

La ausencia de la disciplina en la iglesia ya no es un asunto que se considere importante, aún más, generalmente ni se menciona. La disciplina regulativa y restauradora de la iglesia es, para muchos miembros de las iglesias, un asunto olvidado, por no decir desconocido. La presente generación tanto de ministros como de miembros de la iglesia virtualmente no tiene ninguna experiencia en cuanto a la práctica de la disciplina.

Leer el resto de esta entrada »

Siervos, no espectadores

Posted on

Siervos, no espectadores

Viernes, 15 de mayo de 2009

Tomado de Shepherds’ Fellowship Pulpit Magazine

(Por John MacArthur)

A menudo he hablado en contra de todos los enfoques pragmáticos y “sensible al buscador” de adoración contemporánea, ya que tienden a disminuir el lugar correcto de la predicación y la sustituyen con formas cuasi-espirituales de simple entretenimiento (música, comedia, drama, y otras cosas). Cualquier tendencia que amenaza a la centralidad de la Palabra de Dios en nuestra adoración es una tendencia peligrosa.

Pero uno de los más inquietantes efectos secundarios de la moda del buscador-sensible es algo del cual no he mencionado mucho: Cuando uno de los principales objetivos de la filosofía de ministerio es mantener a la gente entretenida, inevitablemente, los miembros de la iglesia se convierten en simples espectadores. Los arquitectos de las mega-iglesias modernas admiten deliberadamente que han rediseñado el servicio de adoración con el fin de hacer la menor cantidad de exigencia posible sobre la persona en la banca. Después de todo, no quieren que los “sin iglesia” sean intimidados por los llamamientos a la participación personal en el ministerio. Eso es todo lo contrario a la “sensibilidad del buscador.”

Leer el resto de esta entrada »