Todos los Artículos

Teísmo Abierto/Apertura de Dios – 4ª Parte

Posted on

Teísmo Abierto/Apertura de Dios – 4ª Parte

Por Gary E. Gilley

(Agosto de 2002 – Volumen 8, Número 6)

El Dios No Soberano

Si la incapacidad de Dios para conocer el futuro es la doctrina central del teísmo abierto, entonces la falta de Dios, del poder y el control soberano sobre el universo es la base de, o mejor dicho, el corazón del openismo. Es debido a que estos teólogos quieren creer que Dios no está en la autoridad y que deben creer que no tiene conocimiento de ciertas cosas. He aquí el argumento: Si Dios reina en una forma en que siempre se sale con la suya (como enseña el calvinismo), entonces las decisiones del hombre no son realmente libres. Incluso si sólo Dios sabe perfectamente las acciones futuras de sus criaturas (como enseña el Arminianismo), no son libres, porque esas acciones están congelados en el tiempo futuro y, por lo tanto son inalterables. Las decisiones libres en el calvinismo son un mito y en el Arminianismo son un espejismo. ¿Qué debemos hacer si queremos mantener tanto la omnipotencia de Dios y el libre albedrío del hombre? La solución del openismo es ofrecer a un Dios que mantiene el poder supremo en teoría, pero está limitado por el tiempo.

Leer el resto de esta entrada »

Teísmo Abierto/Apertura de Dios – 3ª Parte

Posted on

Teísmo Abierto/Apertura de Dios – 3ª Parte

Por Gary E. Gilley

(Julio de 2002 – Volumen 8, Número 5)

El Dios Frustrado

En la mente del teísta abierto, Dios no sólo no controla la mayoría de los acontecimientos en este planeta, El es también sorprendido por muchos de ellos – no es capaz de prever el futuro (como vimos en nuestro artículo anterior). Además, el Dios del openismo aparentemente no tiene ningún propósito real en la mayoría de los incidentes – siendo casi tan desorientado y frustrado como nosotros lo somos. Nos encontramos con este punto de vista de Dios más bien poco apetecible en una historia que Gregory Boyd relata de una joven dedicada que deseaba ser misionera en Taiwán. Ella oró fervientemente por un marido con ideas afines y Dios la condujo al hombre correcto. No sólo en el corazón de este joven estaba el establecer toda una vida de ministerio en Taiwán, sino también Dios confirmó que su matrimonio era su voluntad al sorprenderla con “un sentido sobrenatural de gozo y paz.” No podía haber ninguna duda, ahora ella creía, que este matrimonio era el plande Dios para su vida, y por tanto se casaron. Sin embargo, dos años después de graduarse de la universidad Bíblica su matrimonio se desmoronó debido a la infidelidad del marido. Resentida con Dios, esta joven se acercó a Borges y le preguntó cómo ella podría confiar en un Dios que la podía confundir. Boyd, no reconoce que esta chica estaba culpando a Dios por su propia confianza errónea y no bíblica basada orientaciones místicas del Señor (un tema que trataremos otro día), sólo podría ofrecer una solución que conseguir dejar en apuros a Dios. Sugirió que “Dios sintió remordimiento por la confirmación que había dado a Suzanne.” Lo más probable es que Dios orquestó el matrimonio de la pareja, porque en ese momento Dios pensó que era un buen partido. El Señor no tenía manera de saber que su marido la abandonaría. Si hubiera sabido cómo serían las cosas, El no habría dicho que se casara con él. Dios estaba apenado ahora. Él lo siente mucho, pero hizo lo mejor que pudo con la información que había disponible.[1]

Leer el resto de esta entrada »

El Evangelio según Roma

Posted on

El Evangelio según Roma

The Gospel According to Rome
Martes, 15 de septiembre 2009

(Por Nathan Busenitz)

Cuando se trata del comprender el evangelio, la diferencia fundamental entre la perspectiva Reformada y la perspectiva católica se centra en el papel que desempeñan las buenas obras en la justificación del pecador.

Los reformadores enseñaron que la justificación es por “la sola fe” (por lo tanto, el principio de la Reforma de la sola fide). Con esto, se da a entender que la posición de la justicia de los creyentes delante de Dios se basa únicamente en la justicia imputada de Cristo, y que la salvación se recibe por la sola gracia mediante la fe al margen de cualquier esfuerzo o mérito humano. Esto no quiere decir que las buenas obras no eran importantes para los reformadores. Sino que vieron las buenas obras como el fruto de la justificación, y no como una base para ello o una contribución a la misma.

Leer el resto de esta entrada »

Más que Valer la Pena: Costos y Beneficios de la Disciplina de la Iglesia

Posted on

Más que Valer la Pena: Costos y Beneficios de la Disciplina de la Iglesia

(More Than Worth It: Costs and Benefits of Church Discipline)

Por Wyman Richardson

Él era un pastor de mediana edad de una iglesia de buen tamaño y muy acaudalada iglesia. La iglesia era teológicamente conservadora y había mantenido un alto concepto de la Escritura, que es lo que hizo su comentario tan trágicamente memorable.

Él me había preguntó sobre en que estaba yo trabajando, a lo que contesté, “En un caso de disciplina de la iglesia.” Yo había estado fuertemente convencido en tomar a Dios en su Palabra, respecto a la disciplina de la iglesia. Mi propia congregación recientemente había sufrido una situación difícil y dolorosa, por lo que compartí que sentía que no sería fiel si no nos esforzáramos por obedecer a Dios en esta área.

Esta fue su respuesta: “Tienes razón, por supuesto. Pero, ya sabes, he decidido desde el comienzo de mi ministerio lo que haría y no haría acerca de eso, y ese simplemente no es un camino que yo tomaría.”

Leer el resto de esta entrada »

Vida Después de la Muerte (4ª Parte)

Posted on

Vida Después de la Muerte (4ª Parte)

Por Gary E. Gilley

Cuatro puntos de vista sobre el Infierno

Dentro de los círculos protestantes han sido y son, cuatro principales perspectivas sobre la naturaleza del infierno:

1. Universalismo —

En su forma más simple, el universalismo es la creencia de que finalmente toda la humanidad se salvará. Orígenes (ca. 185-254) fue el primer teólogo cristiano serio en abrazar el universalismo. Pero él se quedó casi solo en su día, y durante los siglos por venir, al promover este punto de vista (véase el Shedd, página 3).

Tras la muerte de Orígenes, el universalismo no recibió ningún apoyo serio en la comunidad cristiana hasta el siglo XVIII cuando se formaron las raíces de lo que luego sería la Asociación Unitaria-Universalista. Un desfile de teólogos e iglesias liberales han abrazado alguna forma de universalismo, incluyendo, Emil Brunner, CH Dodd, William Barclay, y en cierta medida, Karl Barth. Algunos incluso ven al Papa Juan Pablo II como haciendo gestiones universalistas.

Leer el resto de esta entrada »

Vida Después de la Muerte (3ª Parte)

Posted on

Vida Después de la Muerte (3ª Parte)

Por Gary E. Gilley

(Marzo de 2000 – Volumen 6, Número 3)

Cómo cambian las cosas. El Papa recientemente salió con una serie de declaraciones sobre la vida después de la muerte. Primero tomó a las nubes acolchonadas del cielo. Luego terminó con el azufre del infierno. ¡Ahora ha limpiado el purgatorio!

El Papa ha declarado que ninguno de estos lugares son en realidad lugares físicos a donde se dirigen las almas. Más bien, el cielo es una “unión espiritual con Dios.” El infierno es sólo “el estado de aquellos que libremente y definitivamente se separan de Dios.”

Oficialmente, la Iglesia Católica nunca y nunca puede cambiar sus doctrinas, por lo que no es sorprendente encontrar a los teólogos católicos en fila detrás del Papa y declarando que la Iglesia siempre ha creído estas cosas. Sin embargo, el católico común quedaría ciertamente perplejo al escuchar que este no es un cambio indudablemente, y los teólogos de la iglesia medieval se quedarían absolutamente atónitos. En verdad, la otra vida ha cambiado para los católicos en 1999. Lo mismo es cierto para muchos protestantes.

Leer el resto de esta entrada »

La Bondad y la Severidad de Dios

Posted on

La Bondad y la Severidad de Dios
por
John MacArthur
Todos los Derechos Reservados

"Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios" (Rom. 11:22).

En la primera parte de este siglo (XX) el liberalismo tomó a las principales iglesias protestantes por asalto. Se podría argumentar que la primera mitad del presente siglo, marcó el comienzo de la decadencia espiritual más grave desde la Reforma protestante. El Evangelismo, que había dominado la América protestante desde los días de los padres fundadores, fue prácticamente expulsado de las escuelas religiosas y las iglesias. El Evangelismo logró sobrevivir e incluso prosperar fuera de las denominaciones. Sin embargo, nunca recuperó su influencia en los grupos principales. En su lugar, ha florecido sobre todo en las denominaciones relativamente pequeñas y las iglesias no-denominacionales. En unas pocas décadas, el liberalismo prácticamente ha destruido las principales denominaciones protestantes en América y Europa.

Leer el resto de esta entrada »