13 Verdades para la Congregación de un Pastor Caído

Posted on

ESJ-2017 0501-003

13 Verdades para la Congregación de un Pastor Caído

Por David Murray

En el artículo anterior inspeccionamos La Reparación de los Daños Después de Que un Pastor Cae e hicimos algunas sugerencias sobre cómo comenzar a reparar el daño. Parte de esto implica hablar la Palabra de vida de Dios a las necesidades particulares de la congregación herida. No es un momento para darse una vuelta por el arbusto, de negación, de olvido, de "dejarlo detrás de nosotros", o de "seguir adelante". En cambio, la Palabra todo suficiente y conveniente a Dios debe aplicarse hábilmente a las heridas específicas infligidas por este pecado. Una serie de sermones debe tocar los siguientes temas:

1. El pecado, cuando ha crecido a plenitud, produce muerte (Santiago 1:15)

Este es un momento apropiado para enfatizar el peligro del pecado y el estrago que provoca en la vida de aquellos que caen a la tentación. Esto es verdad no sólo de la inmoralidad, sino de todo pecado.

2. Todas las cosas obran para bien (Romanos 8:28)

Sin minimizar el mal o el daño del pecado, es importante recordar al pueblo de Dios que Dios puede obrar aun en el peor pecado para el bien de aquellos que aman a Dios. Puede ser imposible imaginar que se produzca un bien, pero la fe debe creer en la promesa de Dios.

3. Deje de poner toda su confianza en los hombres (Isaías 2:22)

Una de las razones por las que tantos pastores conocidos caen en pecado es porque sus congregaciones han idolatrado al hombre y dado la gloria que pertenece solo a Dios. La caída de un pastor a veces es una de las maneras que Dios usa para llevar a la gente de centrarse en el hombre, a centrarse en Dios.

4. Esta es una anormalidad normal (Mateo 27: 3-5)

La Biblia tiene varios ejemplos de hombres que sirvieron al Señor por un tiempo y terminaron en un terrible pecado. Judas es el ejemplo clásico, pero también está Giezi, Ananías, Demas, Diotrefes y Alejandro el Caldelero. Si conocemos nuestras Biblias, los pastores caídos deben entristecernos, pero no sorprendernos.

5. Dios puede hablar a través de un burro (Números 22:28-30)

Muchos de los que fueron convertidos o bendecidos bajo el ministerio de un pastor caído pueden cuestionar si sus experiencias eran genuinas, si el ministro no era genuino. Sin embargo, si los sermones del hombre fueran consistentes con la Palabra de Dios, entonces sigue siendo la Palabra de Dios. Si Dios puede hablar su Palabra a través de un burro, él puede hablar a través de un hombre pecador.

6. El juez de toda la tierra hará lo correcto (Génesis 18:25)

¿Fue/es salvo? ¿Fue / es un verdadero cristiano? Tales preguntas preocuparán los corazones de la congregación. La Biblia nos llama a juzgar el ministerio de una persona por sus frutos (Mateo 7: 15-20). Sin embargo, el estado espiritual y el destino eterno de una persona son en última instancia preguntas para Dios solamente y deben dejarse en sus manos. Él hará lo correcto.

7. Que muchos de ustedes no se conviertan en maestros (Santiago 3: 1)

Los maestros recibirán un juicio más estricto que el enseñado. Esto, por lo tanto, debe advertir a aquellos que buscan posiciones de liderazgo en la iglesia y llamar a los que están en el liderazgo a tener “cuidado de ti mismo y de la enseñanza; persevera en estas cosas, porque haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismo como para los que te escuchan”(1 Timoteo 4:16).

8. Que el que piensa estar firme, tenga cuidado de no caer (1 Corintios 10:12)

Este es un tiempo para el humilde examen de sí mismo, de probarnos a nosotros mismos para ver si realmente estamos "en la fe" (2 Corintios 13:5). El corazón es engañoso por encima de todas las cosas y desesperadamente perverso (Jeremías 17:9), y por lo tanto debemos ser diligentes para hacer nuestra vocación y elección seguras (2 Pedro 1:10).

9. ¿A ti, qué? Tú, sígueme. (Juan 21:22)

Es importante enfrentar estos problemas y tratarlos con honestidad y sensibilidad, pero en última instancia y, finalmente, tenemos que volver nuestros ojos a nuestra propia responsabilidad. Si uno o muchos ministros han caído, no debemos distraernos de seguir a Cristo nosotros mismos.

10. Cuidado de las viudas y los huérfanos (Santiago 1:27)

En algunos casos, un pastor caído dejará a su esposa e hijos por otra mujer. En otros casos él se queda, pero su relación con su esposa e hijos está destrozada. En ambos casos, la esposa y los hijos son hasta cierto punto "viudas y huérfanos". Han sido traicionados y abandonados, al menos emocionalmente. Como dice Santiago, la manera en que los cristianos respondan a ellos determinará cuán verdadera es su religión. Es increíble que esto tiene que ser dicho, pero tristemente lo es: NUNCA, NUNCA, NUNCA, CULPE A LA ESPOSA.

11. Perdona nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores (Mateo 6: 12-14)

Puede ser increíblemente difícil para una congregación perdonar a un pastor caído. Ha causado tanto daño (ver el post anterior ) y ¿cómo pueden confiar si su arrepentimiento es genuino? Sin embargo, si se somete a la disciplina eclesiástica, muestra frutos de arrepentimiento y finalmente él vuelve a ser miembro de la iglesia (1 Tim. 3: 2 le impide el ministerio), la gracia del perdón debe extenderse a él. Nuestro propio perdón depende de ello. Si no se arrepiente, todavía tenemos que liberar el asunto a Dios y cederle venganza (Romanos 12:19).

12. Honren a sus líderes (1 Tesalonicenses 5: 12-13)

Esta es otra gran pregunta. Cuando cae un líder espiritual, a menudo las personas son tentadas a anular a todos los pastores. Después de experimentar la traición, el rey David admitió: "Dije en mi prisa, ‘Todos los hombres son mentirosos’." Esa es una reacción inicial comprensible. Sin embargo, como David dijo, es precipitado. Una vez que las emociones se calmen, hay que lidia con ello. Dios ha designado liderazgo espiritual en su iglesia que debemos respetar y seguir. Esto tomará tiempo para reconstruir, pero es vital para la salud espiritual a largo plazo.

13. Cristo es todo (Colosenses 3:11)

En última instancia sólo la gracia de Cristo en el Evangelio puede proporcionar la sanidad más profunda.. Cristo debe ser predicado de nuevo, y otra vez, y otra vez. La Justificación por la fe solamente, a través de Cristo solamente debe ser un tema constante. La cruz de Cristo es luz en la oscuridad más profunda y prueba que hay esperanza incluso después del día más oscuro y el mal más profundo.

¿Qué más añadirías a estos mensajes? ¿Qué tema o versículos predicarías?

Fuente

Un comentario sobre “13 Verdades para la Congregación de un Pastor Caído

    […] mis mensajes la semana pasada sobre reparar el daño después de que un pastor cayó ( Parte 1 , Parte 2 ), Tom Parr, pastor de la Iglesia Bautista Cornerstone , me envió el siguiente artículo sobre las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s