Evangelio

Predicando Un Evangelio Exclusivo En Una Era de Inclusión

Posted on

ESJ-2019 0808-001

Predicando Un Evangelio Exclusivo En Una Era de Inclusión

Por Steven J. Lawson

En lo profundo del alma de cada expositor debe residir un compromiso inquebrantable con el evangelio de Jesucristo. Independientemente de las corrientes culturales del día, e independientemente del cambio de los tiempos, él debe ser persuadido de que la fe en Jesucristo es el único camino de salvación. Desde el Génesis hasta el Apocalipsis, toda la Escritura habla a una sola voz, testificando que no hay una sola gota de gracia salvadora fuera de la cruz de Jesucristo. Aunque el mundo está cambiando constantemente, esta verdad de salvación sólo en Cristo nunca cambia.

Ningún predicador puede permitirse el lujo de equivocarse en este momento, como si el evangelio pudiera ser adaptado. Estar equivocado sobre el evangelio es estar equivocado en cualquier otro lugar que realmente importe. Estar equivocado aquí es oponerse a la misión salvadora y a la muerte de Jesucristo que lleva el pecado. Estar equivocado aquí es contradecir el significado de la muerte sustitutiva y la resurrección corporal de Cristo. Estar equivocado aquí es desviar a las almas del único camino que conduce a Dios y conducirlas por el camino ancho que conduce a la destrucción. Leer el resto de esta entrada »

Cómo Manejar El Rechazo

Posted on

ESJ-2019 0730-002

Cómo Manejar El Rechazo

Por Michael Riccardi

El rechazo es difícil sin importar las circunstancias en las que se produzca. Pero como creyentes en Jesús, estamos en una larga fila de aquellos que, de una u otra manera, han enfrentado el rechazo por su compromiso de seguir a Cristo. Algunos han perdido a sus familias, otros su reputación, e incluso otros su vida. [1]

El rechazo es, en muchos sentidos, nuestra herencia. Como nuestro Señor mismo dijo, si el mundo lo odiaba, no es sorprendente que el mundo nos odie a nosotros, sus esclavos (Juan 15:18-21). Si estamos viviendo fielmente la vida cristiana y proclamando el evangelio con nuestras palabras, estamos seguros de encontrar el rechazo. A pesar de esto y de otras certezas de las Escrituras, muchos de nosotros todavía rehuimos del evangelismo por temor a ser rechazados. Leer el resto de esta entrada »

Renovando la Puerta Estrecha

Posted on

ESJ-2019 0717-001

Renovando la Puerta Estrecha

Por: John MacArthur

Una visión radicalmente abreviada y ambigua del evangelio ha cautivado a la iglesia hoy. Vemos esto cada vez que un prominente creyente profesante dice que su fe “es algo muy privado”.

Permítanme sugerirles que si su fe es “algo privado”, no es la fe cristiana. Esa fe personal y secreta que tantos han inventado no les da acceso al perdón y no tiene la capacidad de salvar. Jesús dijo: ” Por tanto, todo el que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.” (Mateo 10:32). Si ni siquiera puedes reunir la temeridad de pronunciar el nombre de Cristo en público, ¿qué confianza puedes tener de que Él está intercediendo fielmente por ti? Si te avergüenzas del evangelio, es una fuerte indicación de que aún no lo has creído. Es verdad, la fe salvadora no debe ser escondida. ¡Debería ser lo más público de ti! Leer el resto de esta entrada »

¿Qué es el Evangelio del Reino?

Posted on

ESJ-2019 0709-003

¿Qué es el Evangelio del Reino?

Por Mark Snoeberger

Cuando Juan el Bautista, primero, y luego Jesús comenzaron a anunciar que el reino de los cielos estaba “cerca” (Mt 3:2; 4:17, 23), estaban anunciando que el anticipado reino israelita de la profecía del AT estaba siendo ofrecido inmediatamente a Israel, y que sus oyentes predominantemente judíos debían arrepentirse y prepararse para su llegada (así lo explica Marcos 1:15). Los apóstoles también participaron en esta oferta, con algo de imprudencia engendrada por la inminencia, sin pensar en comida, dinero, ni siquiera en una muda de ropa (Mt 10:5ss; Lc 10:4). Su mensaje se describe en Lucas como el Evangelio del Reino (Lucas 16:16; cf. Mateo 9:35; Lucas 4:43; 8:1). Leer el resto de esta entrada »

La Fe Es Un Don

Posted on

ESJ-2019 0110-002

La Fe Es Un Don

(Efesios 2:8–9)

Por John F. Macarthur

Quia isto articulo stante stat Ecclesia, ruente ruit Ecclesia.

Martin Lutero escribió esas palabras latinas para magnificar la importancia de la sola fide (la doctrina de la justificación solo por la fe). En términos generales, Lutero está diciendo: “Si este artículo [de la justificación] se mantiene, la iglesia permanece; si este artículo se derrumba, la iglesia colapsa ”. Lutero tenía buenas razones para darle tanta importancia a esta preciosa verdad. La salvación solo por la fe, sin las obras, es la verdad bíblica que separa al cristianismo y a cualquier otra religión.” Leer el resto de esta entrada »

5 Maneras En Que El Evangelio Puede Rescatar Tu Matrimonio

Posted on

ESJ-2019 0107-002

5 Maneras En Que El Evangelio Puede Rescatar Tu Matrimonio

Por William Boekestein

El matrimonio es difícil. Incluso aquellos que se casan en el Señor (1 Corintios 7:39) a veces luchan por ver al matrimonio como la fuente de felicidad que les dijeron que sería. Las personas casadas, como las personas solteras, necesitan buenas noticias para contrarrestar la frustración, la decepción y el resentimiento que pueden infiltrarse incluso en las relaciones más cercanas.

La buena noticia que realmente puede marcar la diferencia será más que los consejos útiles que ofrecen los amigos o que se encuentran en los libros sobre matrimonios que podrían recomendar. Las buenas nuevas para el matrimonio son las buenas nuevas para toda la vida: el evangelio de Jesucristo. Leer el resto de esta entrada »

La Fe Que No Puede Salvar

Posted on

ESJ-2019 0107-001

La Fe Que No Puede Salvar

Por John F. Macarthur

Tal como soy, sin más decir,
que a otro yo no puedo ir,
y Tú me invitas a venir;
bendito Cristo, héme aqui.

Esa estrofa, escrita por Charlotte Elliot en el siglo XIX, probablemente se ha usado como fondo para la invitación evangelística más que cualquier otro himno en la historia. El pensamiento que transmiten esas palabras es una gloriosa realidad bíblica: los pecadores pueden venir a Cristo tal como son, únicamente sobre la base de la fe arrepentida, y Él los salvará. La maravillosa promesa del Señor está en Juan 3:16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (énfasis agregado). Más tarde, Él agregó: “y al que viene a mí, de ningún modo lo echaré fuera.” (Juan 6:37). Leer el resto de esta entrada »