Navidad

Distorsionando las Venidas de Jesús

Posted on

ESJ_BLG_20211228_01Distorsionando las Venidas de Jesús

Por Paul Benware

Una vez más hemos llegado a esa maravillosa época del año, llamada Navidad. Es una temporada que puede ser divertida y enriquecer nuestras vidas de muchas maneras mientras disfrutamos de la buena música navideña y compartimos la vida con la familia y los amigos. En nuestra casa, mi teoría de trabajo es que uno nunca puede tener demasiadas luces, y por lo tanto, trabajo en la instalación de tantas como razonablemente pueda. Y cuando decoramos el exterior, lo hacemos con la intención de que la gente que nos rodea sepa que la Navidad tiene que ver con la entrada de Jesús, el Rey y Salvador, en este mundo. Tengo un par de pancartas: una dice «el mayor regalo de todos» con una imagen de María, José y Jesús; y la segunda dice «Rey de reyes y Señor de señores». Mi oración es que los que pasen por allí se pregunten qué significan esas cosas y quizás empiecen a abrir un corazón o dos. Eso, por supuesto, es obra del Espíritu de Dios. Durante esta temporada en la televisión, Hallmark y otros canales se esfuerzan por producir docenas y docenas de historias de Navidad (generalmente de naturaleza romántica con básicamente la misma trama) para ayudarnos a disfrutar de la temporada. Muchos otros programas aparecen en la televisión con el tema del nacimiento de Jesús. Así pues, esta época del año tiene su lado positivo. Leer el resto de esta entrada »

Navidad, Desánimo y Esperar en el Señor

Posted on

ESJ_BLG_20211223_02Navidad, Desánimo y Esperar en el Señor

Por Eric Davis

La temporada navideña puede ser un tiempo difícil para más personas de las que pensamos. Todo el mundo ya está soportando los despiadados azotes de este mundo de Génesis 3. El aborto de un hijo. La separación de un cónyuge. La pérdida de un hijo. El despido de un trabajo. La noticia del diagnóstico. La rebelión de un hijo. Para muchos, la época navideña puede ser un recordatorio despiadado de esa persona, cosa o bendición de la que nos hemos quedado sin nada. Si combinamos eso con la presión de sentirnos alegres, cuando algunos no lo hacen, es una batalla.

Una dificultad particular es la espera. A menudo en la vida, nos encontramos esperando; esperando bajo la inescrutable soberanía de Dios. Gran parte de la vida puede resumirse así: estamos a punto de entrar en una situación en la que esperamos al Señor, estamos en una situación en la que esperamos al Señor, o estamos saliendo de una situación en la que estábamos esperando. Leer el resto de esta entrada »

Un Niño Redentor

Posted on

ESJ_BLG_20211222_02Un Niño Redentor

Por John MacArthur

Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. (Gálatas 4:4-5)

En el último post, vimos que Jesús nació para convertir a los esclavos en hijos. Y para ello, Jesús tuvo que «redimirnos». Esa hermosa palabra significa «recomprar». Tiene el concepto de ir a un mercado de esclavos para comprar un esclavo y luego convertirlo en hijo o hija. Leer el resto de esta entrada »

Venid Adoremos

Posted on

ESJ_BLG_20211222_01Venid Adoremos

Por Sandra Jantzi

El invierno de mi duodécimo año, mi padre decidió equipar a nuestra familia con esquís de fondo. Era, y sigue siendo, una persona muy deportista, y en aquel momento ninguno de sus hijos mostraba mucho interés por el deporte. Estoy seguro de que le motivaba sacarnos al exterior y alejarnos del televisor.

Nos aventuramos en los inviernos casi árticos de las estribaciones de Adirondack y la meseta de Tug Hill. Para papá, si 2 millas eran buenas, 12 eran mejores. Casi todos los fines de semana nos arrastraba a los bosques helados mientras yo rodaba por la nieve para intentar aprender el arte del esquí nórdico. Leer el resto de esta entrada »

Un Niño que Restaura la Filiación Perdida

Posted on

ESJ_BLG_20212012_01Un Niño que Restaura la Filiación Perdida

Por John MacArthur

pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. (Gálatas 3:26)

La última vez vimos que Jesús era la simiente prometida en Génesis 3:15 que aplastaría la cabeza de Satanás. Nació para devolver a la humanidad caída su relación con Dios.

En Jesús se recupera el paraíso. Volvemos a ser hijos de Dios. El proceso redentor que Dios puso en marcha con la profecía de Génesis 3:15 encuentra su culminación en la simiente que es Cristo, que muere la muerte del pecador, que resucita a una nueva vida, y que concede esa misma vida a los que creen en Él. Así, Él asesta un golpe demoledor a Satanás y libera a todos los que han estado esclavizados a él, haciéndolos hijos de Dios. Leer el resto de esta entrada »

Un Niño Prometido

Posted on

ESJ_BLG_2021217_01Un Niño Prometido

Por John MacArthur

¿Dónde comenzó realmente la historia de la Navidad? ¿Comenzó con el pesebre? ¿Comenzó con la promesa de un niño a María?

¿O tal vez, comenzó con la profecía que Dios le dio a Isaías, de que una virgen concebiría y daría a luz un hijo, y que este niño tendría el gobierno sobre sus hombros? ¿O comenzó en el Pentateuco, los primeros libros de la Biblia, donde leemos que vendría uno más grande que Moisés? ¿Dónde comenzó realmente la historia de la Navidad? Leer el resto de esta entrada »

El Pecado, el Dolor y el Gozo de la Navidad

Posted on

ESJ_BLG_2021215_01El Pecado, el Dolor y el Gozo de la Navidad

Por Doug Eaton

Las luces brillan suavemente, la música navideña suena, y los pensamientos maravillosos del nacimiento de nuestro Salvador llenan nuestras mentes. Qué bendición es para el creyente que todavía encuentra la alegría infantil en esta época del año. Ser «mayor» está un poco sobrevalorado porque ser «mayor», según el mundo, suele implicar una constante rigidez de labios y un corazón cínico. Hay momentos en los que hay que ser robusto, ocultar las emociones y ser un poco reservado, pero estas virtudes pueden convertirse en vicios con demasiada frecuencia. Así como hay un momento para ser inamovible, también hay un momento para conmoverse. Algunos acontecimientos deberían conmover nuestros corazones y emocionarnos con el asombro de los niños, y el nacimiento de Jesús es uno de esos momentos, especialmente cuando lo consideramos a la luz de la maldición del pecado y el consiguiente dolor del parto. Leer el resto de esta entrada »

Un Niño Salvador

Posted on

ESJ_BLG_2021213_01Un Niño Salvador

Por John MacArthur

Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. (Mateo 1:21)

Jesús es un gran nombre. Significa «Jehová salva». Es lo mismo que el nombre del Antiguo Testamento «Josué». Este niño -santo y rey hombre-Dios que es- vino para ser un salvador. Así es como se anuncia su nacimiento a los pastores:

Mas el ángel les dijo: No temáis, porque he aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.. (Lucas 2:10-11)

Puedo quedarme admirando a Dios en carne humana. Puedo retroceder y admirar al hombre perfecto, Jesús. Puedo retroceder y admirar al hombre sin pecado y santo. Puedo admirarlo por su realeza soberana. Pero la única manera en que puedo conocerlo es si Él perdona mis pecados. Y Él vino a hacer precisamente eso. Leer el resto de esta entrada »

Un Niño Santo y Poderoso

Posted on

ESJ_BLG_2021210_01Un Niño Santo y Poderoso

Por John MacArthur

Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. (Lucas 1:35)

Tengo que decirte la verdad: nunca has visto un niño santo. Todo lo que hemos visto son niños impíos. Nunca antes y nunca después una madre ha tenido en sus brazos a un niño santo. Entonces, ¿cómo debió ser este niño único?

Podemos adivinar por contraste. Jesús era diferente a cualquier niño que hayamos conocido. Nunca pensó mal ni tuvo una mala actitud. Nunca dijo una palabra desagradable ni cometió ningún acto de falta de respeto. Nunca fue desobediente o egoísta. Siempre hizo lo que se le dijo. Leer el resto de esta entrada »

Un Niño Tanto Dios Como Hombre

Posted on Actualizado enn

ESJ_BLG_2021209_01Un Niño Tanto Dios Como Hombre

Por John MacArthur

El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; y por eso el santo Niño será llamado Hijo de Dios. (Lucas 1:35)

¿Qué significa este título, «Hijo de Dios»? Significa nada menos que lo obvio: Jesús tiene la misma esencia que Dios.

Tómame a mí como ejemplo: Soy hijo de mi padre. Llevo sus características y su naturaleza; está en mi ADN. Soy el producto genético de mi padre. Entonces, si Jesús es el Hijo de Dios, Jesús es de una misma esencia con Dios. Él mismo es plenamente Dios. Lea lo que dice Hebreos 1:3: Leer el resto de esta entrada »

La Anunciación en Mateo (2ª. Parte)

Posted on

ESJ-blog 20210403_03

La Anunciación en Mateo (2ª. Parte)

Por Paul Henebury

La Huida a Egipto

A José le dicen que se vaya a Egipto antes de que Herodes encuentre al niño y trate de matarlo. Él y María se llevan a Jesús esa noche "hasta la muerte de Herodes". Lo que hace Mateo a continuación parece interpretativamente forzado. Afirma que Oseas 11:1 se cumple en este incidente (Mateo 2:13-15), o al menos en el regreso de Egipto. Pero Oseas 11:1, en su contexto original, habla de Israel, no de su Mesías. ¿En qué está pensando Mateo? John Sailhamer ofrece un argumento convincente de que el evangelista está conectando Oseas con Números 24:8; creo que tiene razón, pero entonces ¿por qué Mateo no citó simplemente el libro de Números? Después de recurrir a Isaías 7:14 (Mateo 1:22-23) y a Miqueas 5:2 (Mateo 2:6) para dar cumplimiento a las profecías del AT relativas a Jesús, ¿qué hace aquí? Seguramente, no podemos creer que de repente cambie de rumbo y prescinda del cumplimiento literal. Se ha sugerido que Mateo está empleando aquí una forma especial de interpretación judaica[1], pero esas cosas son más fáciles de decir que de probar.

Leer el resto de esta entrada »