Dispensacionalismo y Continuidad

Posted on

ESJ-2016 1229-001

Dispensacionalismo y Continuidad

Por Mike Vlach

Los sistemas de teología a menudo pueden colocarse en un espectro o escala de Continuidad-Discontinuidad. “Continuidad,” en este contexto, se refiere a una conexión o traspaso de una idea o concepto del Antiguo Testamento (AT) al Nuevo Testamento (NT). La Discontinuidad se refiere a un cambio o desconexión entre el AT y NT.

El dispensacionalismo se conoce a menudo como un sistema de "discontinuidad", sobre todo porque ve una distinción entre Israel y la iglesia. En el libro muy importante y útil, Continuidad y Discontinuidad, editado por John S. Feinberg, el Dispensacionalismo fue identificado como un sistema de discontinuidad.

Pero aunque afirma importantes áreas de discontinuidad en los testamentos, el Dispensacionalismo también afirma áreas importantes de continuidad. Eso es en lo que quiero enfocar en esta entrada. A continuación están las áreas donde el Dispensacionalismo afirma la continuidad entre el AT y el NT. Tenga en cuenta que cada uno de estos ocho puntos a continuación se podría desarrollar en muchas páginas, pero por el bien de la brevedad de un blog, las enumero con una breve explicación.

1 Continuidad de la Historia. Los Dispensacionalistas creen que hay una fuerte continuidad entre la historia del AT y el argumento presentado en el NT. En otras palabras, mientras el NT añade detalles a la historia de la Biblia, no cambia la historia. Los dispensacionalistas creen que los pactos, las promesas y las profecías del Antiguo Testamento son y serán cumplidos literalmente a través de las dos venidas de Jesús. Esto incluye todas las realidades físicas y espirituales junto con todas las entidades particulares (Israel) y universales. Al afirmar la importancia de las realidades espirituales como la salvación, el perdón, el nuevo corazón y el Espíritu Santo, los dispensacionalistas no creen que las realidades físicas sean espiritualizadas o trascendidas con la venida de Jesús y la era del NT. Esto contrasta con los sistemas no-dispensacionales que a menudo ven el NT como trascendiendo, transformando, transposicionando, o espiritualizando el mensaje del AT. Para repetirlo, el Dispensacionalismo afirma que la historia iniciada en el Antiguo Testamento se cumple literalmente a través de las dos venidas de Jesús. La historia no ha cambiado. Esto incluye muchas realidades concernientes al Mesías y Su papel, Israel, la tierra, Jerusalén, el templo, naciones, etc.

2 El reino del Mesías es consistente con el reino prometido en el Antiguo Testamento. Los profetas y los Salmos predijeron un futuro reino terrenal del Mesías donde Él transforma el planeta y gobierna las naciones literales del mundo (Salmo 2: 72; 110; Isaías 2, 11, 25). Los dispensacionalistas ven que estas predicciones se hacen realidad como resultado de la segunda venida de Jesús el Mesías. Así como el Antiguo Testamento prometió un futuro reino terrenal tangible sobre las naciones, también lo hace el Nuevo Testamento (Mateo 19:28, Apocalipsis 19:15). El reino no es espiritualizado ni trascendido. Así, cuando Juan el Bautista y Jesús declararon: "El reino de los cielos se ha acercado" (Mateo 3: 2, 4:17), significaba el reino terrenal profetizado del Antiguo Testamento. Esto está en contraste con algunos sistemas no-dispensacionales que a menudo ven el reino terrenal prometido del AT espiritualizado a un reinado presente del Mesías desde el cielo.

3 Israel. El Israel del Antiguo Testamento consiste en los descendientes étnicos de Abraham, Isaac y Jacob que comprenden la nación de Israel. A veces estos israelitas son salvos y algunas veces no lo son. Del mismo modo, las 73 referencias a "Israel" en el Nuevo Testamento se refieren a israelitas étnicos o israelitas que han creído en Jesús ("Israel de Dios" Gálatas 6:16). No hay transformación ni trascendencia del concepto de Israel. No hay ampliación o expansión de Israel para incluir a los Gentiles, aunque hay expansión del concepto de "pueblo de Dios" para incluir a los Gentiles creyentes junto a los israelitas creyentes (Efesios 2: 11-22). Así, "Israel" en el Nuevo Testamento lleva el significado de Israel que se encuentra en el Antiguo Testamento. Esto contrasta con algunos sistemas no condicionales que a menudo ven a Israel como redefinido, ampliado o trascendido para incluir a los gentiles.

4 La Tierra de Israel y Jerusalén. La tierra de Israel y Jerusalén siguen siendo significativas en los tiempos del Nuevo Testamento. Jesús ofrece instrucciones para las personas que viven en Judea en los últimos días y anticipa la próxima restauración de Jerusalén (Mateo 24: 15-22, Lucas 21:24). De esta manera, esta es otra área donde el Dispensacionalismo afirma la continuidad.

5 El Día del Señor. El día venidero del Señor, que afecta tanto a la tierra de Israel como al mundo entero, se enseña tanto en el Nuevo Testamento como en el Antiguo Testamento (Isaías 13: 1 Tesalonicenses 5 y 2 Tesalonicenses 2). Los profetas del AT predecían que el Día del Señor involucraría el juicio de las naciones, el reunir a Israel y un reino terrenal después del juicio (Isaías 24-27). Este escenario se afirma en el NT (Mateo 24-25).

6 La salvación mesiánica que se extiende a los creyentes gentiles. El AT predijo que los gentiles se convertirían en el pueblo de Dios a causa del Mesías (Amós 9: 11-12) y eso ha sucedido en tiempos del NT (Hechos 15: 14-18).

7 La salvación por gracia mediante la fe. El Dispensacionalismo afirma que la salvación en todas las épocas es por gracia solo a través de la fe solamente (Gn 15: 6, Rom 4). Mientras que el contenido de la revelación aumenta a través del canon hay una gran continuidad con respecto a la salvación. Los santos del Antiguo Testamento y los santos del Nuevo Testamento son salvados por gracia solamente, por medio de la fe solamente, basada en la expiación de Jesús.

8 El Nuevo Testamento cita y alude al Antiguo Testamento de manera consistente con el significado literal original de los escritores del Antiguo Testamento. Hay alrededor de 350 citas del AT en el NT. Si bien hay algunos casos difíciles, la gran mayoría de los usos del AT en el NT, son contextuales y consistentes con las ideas de los escritores del AT. Este hecho enfatiza la continuidad entre la historia del AT y la que se encuentra en el NT. Los Dispensacionalistas pueden variar hasta cierto grado en el uso del AT por el NT, pero en general la mayoría afirma la continuidad concerniente al significado del AT y al uso del AT por el NT.

Estas son sólo algunas áreas de continuidad. Contrariamente a lo que algunos críticos afirman, el Dispensacionalismo no comienza con el concepto de "discontinuidad" y lo impone a la Biblia para encontrar lo que quiere encontrar.

Debido a que veo mucha continuidad en el Dispensacionalismo, no identificaría este sistema como un sistema de Discontinuidad. Yo diría que el Dispensacionalismo es un balance sano y bíblico de continuidad y discontinuidad. Voy a comentar más sobre los elementos de discontinuidad en una entrada futura de blog.

Un comentario sobre “Dispensacionalismo y Continuidad

    Dispensacionalismo y Discontinuidad « escribió:
    29 diciembre 2016 en 11:38 am

    […] el artículo anterior mencioné ocho áreas de Continuidad en el Dispensacionalismo . Esta entrada actual se dedica a discutir las áreas de discontinuidad en el Dispensacionalismo. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s