8 Maneras de Medir Su Amor Por la Biblia

Posted on

ESJ-2017 0608-002

8 Maneras de Medir Su Amor Por la Biblia

Por Tim Challies

Los cristianos son personas de la Palabra, hombres y mujeres que viven sus vidas según sus preceptos. La Biblia es la revelación de Dios para mostrar su carácter y mostrar lo que significa vivir en conformidad con él. Es un privilegio inestimable tener acceso a la mente y la voluntad de Dios. Sin embargo, aunque muchas personas rinden homenaje a la Biblia, pocos la aman. ¿Cómo puedes saber si tu amor por la Biblia va más allá de una simple fantasía pasajera? Aquí hay algunas maneras de medir si realmente amas la Palabra.

Usted muestra su amor por la Palabra leyéndola diligentemente. Su corazón es una biblioteca destinada a sostener la Palabra de Dios. Es un mapa que traza el camino al cielo y merece que lo estudien todos los días. Por si sola tiene el doble poder de enseñar y juzgarte. La persona que no será enseñada por la Palabra, al final será juzgada por la Palabra.

Muestras tu amor por la Palabra meditando en ella. David podía decir: “Oh, cuanto amo tu Ley, todo el día es ella mi meditación .” No basta con leer la Palabra. Más bien, sus beneficios se aplican mediante una contemplación profunda y en oración. Su corazón y mente necesitan más que pensamientos transitorios de verdad, pero también un empaparse ampliamente en ellos.

Muestras tu amor por la Palabra deleitándote en ella. Jeremías proclamó que las palabras de Dios eran como alimento que lo alimentaba, nutría y satisfacía. ¡Nadie ha amado jamás una buena comida tanto como ama la Palabra! Usted debe estudiar cada palabra de la revelación de Dios a usted de la misma manera que un hijo estudia cada palabra de la voluntad y testamento final de su padre.

Muestras tu amor por la Palabra guardándola en tu corazón. David dijo que había guardado la Palabra en su corazón para que no transgrediera la voluntad de Dios. Si la Palabra es una joya, su corazón es la caja fuerte para asegurarla. Esto exige mucho más que la simple memorización y recitación de rutina, sino una profunda aprensión.

Demuestras tu amor por la Palabra al defenderla. Un terrateniente sabio defiende lo que es suyo por derechos. David dijo que las palabras de Dios eran su patrimonio, su herencia. ¿Qué persona racional permitiría que su herencia fuera tomada directamente bajo su nariz? Usted muestra las profundidades de su amor por la Palabra por su voluntad de defenderla.

Muestras tu amor por la Palabra al considerarla como preciosa. La Palabra de Dios es mejor que la comida, mejor que la riqueza, mejor que el honor mundano. No hay nada más precioso, más beneficioso, o más importante que la Palabra de Dios. ¿Es para usted lo de mayor valor?

Muestras tu amor por la Palabra al hablar de ella. Una vez más, es David quien diría: "Mi lengua cantará tu Palabra". La manera en que un hombre rico se jacta de su compra extravagante, el cristiano se jacta de la preciosa Palabra. Aquellos que no hablan bien de la Palabra muestran que no piensan bien de la Palabra.

Muestras tu amor por la Palabra conformándote a ella. La Palabra es una brújula que establece tu dirección para la vida, un equilibrio que pesa todas tus decisiones. Las personas que desean la piedad estudian diligentemente la Palabra, luego viven sus vidas en total conformidad con ella.

¿Amas la Palabra? Espero y te ruego que lo hagas. Y espero que estas pautas, establecidos hace años por Thomas Watson, le sirvan cuando usted contemple el asunto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s