Vida Cristiana

Santidad en el Espíritu

Posted on

ESJ-2017 0117-005

Santidad en el Espíritu

Por Jerry Bridges

Por tanto, amados, teniendo estas promesas, limpiémonos de toda inmundicia de la carne y del espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios..

2 Corintios 7:1

Hace varios años, en el campus de evangelización, utilizamos una ilustración calculada para hacer que nuestras audiencias colegiadas fueran conscientes de que eran pecadores. Podríamos decir: "Si pudiera mostrarles en una pantalla ante nosotros esta noche todos tus pensamientos de la semana pasada, tendrías que salir de la ciudad." Esta observación no sólo afirmo el punto, sino que siempre provoco un risa. Pero para el cristiano, tal acusación no es cuestión de risa. Nuestros pensamientos son tan importantes para Dios como nuestras acciones, y son conocidos por Dios tan claramente como nuestras acciones (Salmo 139: 1-4; 1 Samuel 16: 7).

Leer el resto de esta entrada »

Cómo Florecer en un Mundo Caído

Posted on

ESJ-2017 0116-003

Cómo Florecer en un Mundo Caído

Por James M. Hamilton Jr.

El Trabajo Después de la Caída: Caído, Inútil, Floreciente

Dios hizo al hombre y, a la mujer a su imagen para que fuesen fructíferos y se multiplicaran, llenaran la tierra, la sometieran y ejercitaran dominio sobre los animales. Además, Dios puso a Adán en el jardín para trabajar y guardarlo, y puso a la mujer en el jardín para ayudar al hombre. Cuando el hombre y la mujer pecaron contra Dios, fueron expulsados ​​de su presencia, expulsados ​​del Edén. Dios puso enemistad entre la simiente de la Serpiente y la simiente de la mujer, lo que significa que las personas que actúan como la Serpiente y se rebelan contra Dios estarán en enemistad con aquellos que se someten a Dios y le obedecen.

Leer el resto de esta entrada »

Dios Odia la Hipocresía

Posted on

ESJ-2017 0116-001

Dios Odia la Hipocresía

Por Tim Challies

Dios odia. Esas palabras pueden sonar ajenas a nosotros. Pueden parecer inadecuadas. Pero el Dios que ama lo bueno, debe odiar lo malo. El Dios que ama lo que honra su nombre debe despreciar lo que le deshonra. El Dios que ama lo que bendice a su pueblo debe odiar lo que le perjudica. No podría ser de otra manera y no lo querríamos de otra manera. En el transcurso de unos cuantos artículos hemos estado viendo lo que Dios odia examinando pasajes que usan palabras como "odio", "abominación" y "detestable". Hemos visto que Dios odia la idolatría, la inmoralidad sexual y la injusticia. Ahora nos volvemos a la hipocresía.

Leer el resto de esta entrada »

¿Qué Enseña la Mujer Tito 2? Ser Hacendosa en el Hogar y ser Amable

Posted on

ESJ-2017 0111-003

¿Qué Enseña la Mujer Tito 2? Ser Hacendosa en el Hogar y ser Amable

Por Martha Peace

Una de las preguntas más frecuentes que me hacen es "¿Es correcto que una mujer cristiana trabaje fuera del hogar?" Me aterroriza esta pregunta, porque no importa cómo responda, alguien se molestará conmigo. Mi respuesta ha cambiado en los últimos quince años. Como un nueva cristiana, realmente no tenía una opinión de una manera u otra. Había demasiados otros asuntos bíblicos que yo estaba tratando de comprender. Más tarde, creí que ninguna mujer cristiana, independientemente de su edad o sus circunstancias, debería trabajar fuera del hogar. Ahora he llegado a comprender que Dios está más preocupado por el corazón de una mujer que por la conformidad externa con una regla absoluta. El punto es, en su mayor parte, no debe trabajar fuera de la casa. Ella debe contentarse con estar en casa y servir a su familia y hacer sacrificios materiales cuando sea necesario. Sin embargo, si su corazón es puro delante de Él y su motivo es glorificar a Dios, es incorrecto para mí ser absolutamente dogmática acerca de las mujeres más jóvenes que nunca trabajan por cualquier razón. Lo ve, lee dije que alguien se molestaría!

Leer el resto de esta entrada »

Santidad en el Cuerpo

Posted on

ESJ-2017 0110-002

Santidad en el Cuerpo

Por Jerry Bridges

“sino que golpeo mi cuerpo y lo hago mi esclavo, no sea que habiendo predicado a otros, yo mismo sea descalificado.” 1 CORINTIOS 9:27

La verdadera santidad incluye el control sobre nuestros cuerpos físicos y apetitos. Si queremos ir en pos de la santidad debemos reconocer que nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo y que debemos glorificar a Dios con ellos.

Los cristianos modernos, especialmente los del mundo occidental, generalmente se han encontrado faltos en el área de la santidad del cuerpo. La gula y la pereza, por ejemplo, eran consideradas por los cristianos anteriores como pecado. Hoy podemos considerarlas como debilidades de la voluntad, pero ciertamente no como pecado. Incluso bromeamos sobre nuestras excesivas y otras indulgencias en vez de clamar a Dios en confesión y arrepentimiento.

Leer el resto de esta entrada »

Los Peligros de Actuar Como Si Estuvieras Casado

Posted on

ESJ-2017 0110-001

Los Peligros de Actuar Como Si Estuvieras Casado

Por Jordan Standridge

Todavía recuerdo la caminata en la que estaba cuando fui confrontado. Una pareja de nuestra iglesia notó que mi relación con mi novia no era saludable. No estábamos pecando sexualmente, pero creían que estábamos siendo imprudentes. Pasábamos mucho tiempo juntos. Llegué al Master’s College con el deseo de servir al Señor por el resto de mi vida, nunca había salido antes y no estaba preparado para entrar en una relación. Poco sabía yo que el primer día de la escuela conocería a la mujer más hermosa que jamás había visto. Comenzamos a salir, y muy pronto estuvimos estudiando juntos, comiendo juntos, y casi pasando horas al día juntos. Y a pesar del hecho de que estábamos siendo puros, estábamos arriesgando bastante.

Leer el resto de esta entrada »

Pecados Grandes, Pecados Pequeños

Posted on

ESJ-2017 0109-001

Pecados Grandes Pecados Pequeños

Por Tim Challies

Conocemos un gran pecado cuando lo vemos, ¿verdad? Sabemos la diferencia entre actos depravados y simples pecadillos. Sabemos que mientras todo pecado es el mismo en expresión de la rebelión contra Dios, algunos pecados muestran mayor evidencia de un corazón endurecido y traen consecuencias más devastadoras. De alguna manera, todo pecado es el mismo y de alguna manera cada pecado es único.

Leer el resto de esta entrada »