¿Cuál es el Alboroto Acerca de la Salvación por el Señorío?

Posted on

clip_image001¿Cuál es el Alboroto Acerca de la Salvación por el Señorío?

Por Jesse Johnson

Hace poco me preguntaron en un correo electrónico lo que mi comprensión de lo que es la “salvación por el Señorío,” y si estoy a favor de la misma, o en su contra. Así es como me respondí:

Cualquier conversación sobre lo que se denomina salvación por el “señorío” depende de las definiciones. Algunas personas usan el término “salvación por el señorío” para dar a entender que una persona tiene que hacer buenas obras para merecer la salvación, que es casi como si utilizaran el término en el sentido de que hay que enderezar su vida para ser un cristiano. Yo rechazo esa comprensión de la salvación. El evangelio es para los enfermos, no los sanos, y los cristianos son aquellos que se dan cuenta que sus vidas no son lo suficientemente buenos como para merecer el favor de Dios, ni lo merecerán nunca.

Otros utilizan el concepto de “salvación por el señorío,” en oposición a la teología de la “gracia gratuita.” En algunas expresiones de la teología de la gracia gratuita, está el concepto de que la fe salvadora puede ser equiparado al asentimiento mental a los hechos del evangelio. En otras palabras, una persona es salva cuando reconoce que los hechos del Evangelio son verdaderos. Rechazo esta comprensión de la salvación también. La fe salvadora es sobrenatural (1 Pedro 1:3), y transforma la vida del pecador (2 Corintios 3:18). Creo que las personas nacen como esclavos del pecado (Romanos 6:17). El pecado es, naturalmente, el señor de cada persona fuera de Cristo. Pero en el momento de la regeneración, el pecador nace de nuevo (1 Pedro 1:23). Su corazón se aparta de pecado y abraza la verdad del evangelio, y esto marca un cambio profundo en su vida (1 Corintios 5:17). Ya no es un esclavo del pecado, pero ahora su nuevo señor es Jesús. Si esto es lo que se entiende por salvación por el señorío, entonces estoy de acuerdo con ello.

Por último, hay algunos (sobre todo en el interior de las iglesias presbiterianas) que pone en duda el concepto de salvación por el señorío porque creen que contiene un entendimiento equivocado de la tensión ley / evangelio en la Escritura. Ellos entienden que el término implica un énfasis en los imperativos (ley) para la santificación, y como resultado se tiene la impresión de que la salvación por el señorío no ve el poder de la santificación que viene de indicativos (evangelio). Estas preocupaciones se ven más claramente expresadas por Michael Horton. Yo no comparto esas preocupaciones. Creo que exageran la diferencia entre ley y evangelio, y muestran una comprensión equivocada del uso bíblico de la ley, para empezar.

Tal vez la mejor manera de aclarar mi entendimiento de la salvación por Señorío es una lista de afirmaciones y negaciones:

  • Yo afirmo que la salvación es por la fe en Cristo solamente. Yo afirmo que la salvación es un regalo dado a los pecadores, por Dios, mediante la fe en Jesucristo.
  • Niego que las obras son necesarias para alcanzar la salvación. Niego que un pecador puede ser merecedor de la salvación aparte de la justicia de Cristo, dada como un regalo.
  • Yo afirmo que la salvación es sobrenatural.
  • Niego que la salvación es un mero asentimiento mental a las verdades del Evangelio.
  • Afirmo que todo cristiano es simultáneamente un santo y un pecador, y yo también afirmo que el patrón de conducta en la vida del creyente será uno en el que está demostrando el fruto del Espíritu.
  • Niego que la gente pueda ganarse el favor de Dios a través de guardar la Ley.
  • Afirmo lo que Pablo escribe en Romanos 10:13: “Todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo;” y afirmo que el concepto de Dios exige un equilibrio de temor y obediencia.

Por curiosidad, ¿Algún lector aquí todavía tiene conversaciones acerca de la salvación por el señorío? ¿O es más bien un debate que ya ha seguido su curso? ¿Cuál es tu experiencia con este tema? ¿Encuentras personas aun queriendo hablar de ello?

4 comentarios sobre “¿Cuál es el Alboroto Acerca de la Salvación por el Señorío?

    raymundo escribió:
    6 febrero 2013 en 7:46 pm

    De donde inventan tantas cosas????…

    Ciento80 escribió:
    7 febrero 2013 en 12:39 am

    Muy buenas, sobre el articulo, fijese en esta expresión estimado, hecha sobre el Señorio de Cristo y que dice ¨Ya no es un esclavo del pecado, pero ahora su nuevo señor es Jesús…¨

    Pero… recuerda aquella que dice ¨En otras palabras, una persona es salva cuando reconoce que los hechos del Evangelio son verdaderos. Rechazo esta comprensión de la salvación también…¨

    ¿Que es lo que intento decir?

    El Señorio de Cristo es una verdad con la que uno puede estar en conformidad tambien, porque proviene del evangelio, y sin embargo, eso no implicaría ser salvo de acuerdo a lo que se escribió en la ultima expresión citada del texto.-

    No porque uno diga, Señor, Señor, entrará al reino de los cielos… (Palabras textuales de Jesucristo).

    A decir verdad, los dos conceptos son verdaderos, porque la salvación implica reconocer la verdad y la razón del evangelio, y por ende entregar la vida sin completa al Salvador.

    Pero rechazar uno (conformidad con el evangelio) es un rechazo sine qua non al otro.-

    Romanos 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10:10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

    Creo que el articulo es bueno, pero cuando predicamos el evangelio, para no confundir a la gente, debieramos explicar que la salvación es una obra de Dios completa y que solo por Fe puede recibirse y desde entonces, se vive en y por ella.

    En otras palabras, quien recibe el evangelio, tal cual cita Piper, necesita siempre de EL, ya que la fuente del Señorio no está en nosotros mismos, si no en el poder del Espiritu Santo que opera en nosotros a través del mismo evangelio que recibimos por primera vez.

    Rom 6:22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

    Por eso, entiendo que el Señorio, como concepto y verdad puede ser aceptado como tal, y aún esa persona no ser salva realmente (recuerde la segunda cita arriba).

    De hecho una persona puede afirmar tal verdad ¿Y? No porque uno diga, Señor, Señor, entrará al reino de los cielos…

    Por eso, creo que, en mi humilde opinion, ver que el Señorio tiene que ver no con una fraseologia o verdad de inicio, si no con aquello que se evidencia como fruto de la obra del Espiritu Santo de Dios en nuestros corazones.

    De hecho, Jesus le dá ese enfoque…

    Leamos:

    Mateo7:19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.
    7:20 Así que, por sus frutos los conoceréis. 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

    Como verá, la idea del texto en cuanto al Señorio de Cristo (Señor. Señor) lleva implicita la idea de fruto (Por sus frutos), por ende, de acuerdo a todo el contexto escritural, esta obra visible y evidente a los ojos de las personas es una actividad producida unicamente y personalmente por el Espiritu Santo en cada creyente, en la medida que cada creyente va madurando en esta esfera de la gracia de Dios.

    Es logico pensar de esta manera que aquellos Cristianos que hacen la voluntad del Padre son arboles que llevan buen fruto, por ende, aquella manifestación primaria de FE en la verdad del evangelio y la entrega a Cristo como Salvador y Señor fué real, pero hay un factor, ese factor es el tiempo, si no hay tiempo, entonces creer que Jesus es Señor de nuestras vidas puede ser simplemente un palabrerio mas o una asentamiento de algo veraz y solo eso, pero el factor tiempo define la realidad de tal declaración.

    Reitero: Señorio = Por sus frutos los conocereis = Aquel que hace la voluntad de Dios.

    Asi y todo, el evangelio contiene esta verdad, y debemos enseñar lo que implica ser salvos y haber creido realmente en Jesucristo como Salvador y Señor de nuestras vidas.

    Espero no confundir.

    Dios bendiga el servicio brindado por medio de este Blog.-

    raymundo escribió:
    7 febrero 2013 en 2:33 pm

    me parece que estamos descubriendo el agua hervida….y verdades tan sencillas las complicamos mas y luego al quererlas explicar hacemos explicaciones mas complicadas que las originales, y debemos explicar las explicaciones originales para explicar las explicaciones finales!!!,,,se entendio????…..asi estamos en este tema…

    Eduardo Castro escribió:
    17 febrero 2013 en 9:00 pm

    Aparte del concepto de salvación mencionado o de cualquiera otro que aparece o se interpreta en el NT, hay un pasaje que narra Mateo 25:31-46 en el que si nos limitamos al texto de lo que dice Jesús, en la llamada parábola de las ovejas y las cabras, les narra las obras que tienen que hacer sus hermanos para alcanzar la vida eterna o salvación o, de lo contrario, ir “al castigo eterno.” Este pasaje se ignora o se trata de interpretar para que no se entienda lo que dice claramente, pues es evidente que se diferencia de la salvación por fe, desarrollada en la epístolas pablinas. Lamentablemente, es una de las tantas variantes que presenta el texto bíblico, que originan las numerosos doctrinas o creencias en el cristianismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s