La Clave del Gozo del Cristiano

Posted on

ESJ-2017 0803-003

La Clave del Gozo del Cristiano

Por R.C. Sproul

La palabra gozo aparece una y otra vez en las Escrituras. Por ejemplo, los Salmos están llenos de referencias al gozo. Los salmistas escriben: “el llanto puede durar toda la noche” (Salmo 30:5b) y “Aclamad con júbilo a Dios, toda la tierra” (Salmo 66:1). Del mismo modo, en el Nuevo Testamento, leemos que el gozo es fruto del Espíritu Santo (Gálatas 5:22), lo que significa que es una virtud cristiana. Dado este énfasis bíblico, necesitamos entender qué es el gozo y buscarlo.

A veces nos esforzamos por captar la visión bíblica del gozo debido a la forma en que se define y describe en la cultura occidental de hoy. En particular, a menudo confundimos el gozo con la felicidad. En las Bienaventuranzas (Mateo 5: 3-11), según las traducciones tradicionales, Jesús dijo: " Bienaventurados los pobres en espíritu … Bienaventurados los que lloran … Bienaventurados los mansos …" (vv.3-5 , Énfasis añadido), y así sucesivamente. A veces, sin embargo, los traductores adoptan la lengua vernácula moderna y nos dicen que Jesús dijo feliz en vez de bendecido. Siempre me encoloro un poco cuando lo veo, no porque me oponga a la felicidad, sino porque la palabra feliz en nuestra cultura ha sido sentimentalizada y trivializada. Como resultado, connota cierta superficialidad. Por ejemplo, años atrás, Charles M. Schulz, en el cómic Peanuts , acuñó el adagio: “La felicidad es un cachorro cálido,” y se convirtió en una máxima que articulaba una idea sentimental, calida y confusa de la felicidad. Luego estaba la canción pegadiza "No te preocupes, sé feliz", lanzado por Bobby McFerrin en los años 80. Sugirió una actitud despreocupada y arrogante de deleite.

Sin embargo, la palabra griega usada en las Bienaventuranzas se traduce mejor como bendita, ya que comunica no sólo la idea de felicidad, sino también la paz profunda, el consuelo, la estabilidad y un gran gozo. Por lo tanto, tenemos que tener cuidado cuando llegamos al texto del Nuevo Testamento de no leerlo a través de la lente de la comprensión popular de la felicidad y así perder el concepto bíblico del gozo.

Piense de nuevo en la canción de McFerrin. Las letras son muy extrañas desde una perspectiva contemporánea. Cuando canta, "No te preocupes, sé feliz", está emitiendo un imperativo, un mandato: “No te preocupes. Más bien, sé feliz.” Él está estableciendo un deber, no haciendo una sugerencia. Sin embargo, nunca pensamos en la felicidad de esta manera. Cuando somos infelices, pensamos que es imposible decidir por un acto de la voluntad cambiar nuestros sentimientos. Tendemos a pensar en la felicidad como algo pasivo, algo que nos sucede y sobre el cual no tenemos control. Es involuntario. Sí, lo deseamos y queremos experimentarlo, pero estamos convencidos de que no podemos crearlo por un acto de la voluntad.

Curiosamente, McFerrin suena muy parecido al Nuevo Testamento cuando ordena a sus oyentes que sean felices. Una y otra vez en las páginas del Nuevo Testamento, la idea de gozo se comunica como un imperativo, como una obligación. Sobre la base de la enseñanza bíblica, diría que es el deber del cristiano, su obligación moral, ser gozoso. Eso significa que el fracaso de un cristiano para ser gozosos es un pecado, que la infelicidad y la falta de gozo son, de cierta manera, manifestaciones de la carne.

Por supuesto, hay momentos en que estamos llenos de tristeza. Jesús mismo fue llamado “varón de dolores y experimentado en aflicción” (Isaías 53:3). Las Escrituras nos dicen: “Mejor es ir a una casa de luto que ir a una casa de banquete” (Eclesiastés 7:2a). Incluso en el Sermón del Monte, Jesús dijo: “Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados” (Mateo 5:4). Dado que la Biblia nos dice que es perfectamente legítimo experimentar la aflicción, el dolor y la pena, estos sentimientos no son pecaminosos.

Sin embargo, quiero que veas que las palabras de Jesús podrían traducirse como "Felices son los que lloran". ¿Cómo podría una persona estar afligida y seguir siendo gozosa? Bueno, creo que podemos desentrañar ese nudo con bastante facilidad. El corazón del concepto del Nuevo Testamento es éste: una persona puede tener gozo bíblico incluso cuando está en aflicción, sufriendo o experimentando circunstancias difíciles. Esto es porque la aflicción de la persona está dirigido hacia una preocupación, pero en ese mismo momento, él posee una medida de gozo.

¿Cómo podemos regocijarnos siempre?

En su carta a los Filipenses, el Apóstol Pablo habla de el gozo y del deber del cristiano de regocijarse una y otra vez. Por ejemplo, él escribe: " Regocijaos en el Señor siempre" (4: 4a). Este es uno de esos imperativos bíblicos, y no deja lugar para no regocijarse, pues Pablo dice que los cristianos deben regocijarse siempre, no a veces, periódicamente u ocasionalmente. Luego agrega: “Otra vez lo diré: ¡Regocijaos!” (versículo 4b). Pablo escribió esta epístola de la cárcel, y en ella aborda asuntos muy sombríos, como la posibilidad de que sea martirizado, derramado como un sacrificio (2:17). Sin embargo, él dice a los creyentes de Filipos que deben regocijarse a pesar de sus circunstancias.

Eso nos lleva de nuevo a esta cuestión de cómo podemos estar alegres como una cuestión de disciplina o de la voluntad. ¿Cómo es posible permanecer gozoso todo el tiempo? Pablo nos da la clave: “Regocijaos en el Señor siempre” (énfasis añadido). La clave del gozo del cristiano es su fuente, que es el Señor. Si Cristo está en mí y yo estoy en Él, esa relación no es a veces una experiencia. El cristiano está siempre en el Señor y el Señor siempre está en el cristiano, y eso es siempre una razón de gozo. Incluso si el cristiano no puede regocijarse en sus circunstancias, si se encuentra atravesando el dolor, la tristeza o el dolor, todavía puede regocijarse en Cristo. Nos regocijamos en el Señor, y ya que El nunca nos deja ni nos abandona, siempre podemos regocijarnos.

Este extracto se toma del libro electrónico gratuito Can I Have Joy in My Life?por RC Sproul.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s