Cinco Razones para Rechazar la Doctrina de la Transubstanciación

Posted on Actualizado enn

clip_image001Cinco Razones para Rechazar la Doctrina de la Transubstanciación


Por C Michael Patton

La doctrina de la transubstanciación es la creencia de que los elementos de la mesa del Señor (pan y vino) se transforman sobrenaturalmente en el cuerpo y la sangre de Cristo durante la Misa. Esta es la única en poder de los católicos romanos, pero es una forma de una perspectiva de “presencia real” es sostenida por ortodoxos del este, luteranos, y algunos anglicanos. La tradición calvinista / Reformada cree en una presencia espiritual real, pero no de sustancia. La mayor parte de las tradiciones protestantes restantes (yo incluido) no creen en una presencia real, ya sea espiritual o física, sino creemos que la Eucaristía es un memorial y una proclamación de la obra de Cristo en la cruz (esto se conoce como Zuinglianismo). El Concilio de Trento de la Iglesia Católica Romana (1545-1563) definió la transubstanciación de esta manera:

Mediante la consagración del pan y del vino se opera el cambio de toda la sustancia del pan en la sustancia del cuerpo de Cristo nuestro Señor y de toda la sustancia del vino en la sustancia de su sangre. A este cambio la santa Iglesia católica ha llamado justamente y apropiadamente transubstanciación” (Sesión XIII, capítulo IV)

Además, hay una maldición permanente (anatema) colocada a todos los cristianos que niegan esta doctrina:

Si alguno negare que en el sacramento de la Sagrada Eucaristía contiene la sustancia verdadera, real y substancialmente el Cuerpo y la Sangre junto con el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, y, por consiguiente, Cristo entero, [42] pero dice que Él está en ello sólo como en una señal o figura o fuerza, sea anatema. (Sesión XII, Canon I)

Es muy importante tener en cuenta que los católicos romanos no sólo creen que tomar de la Eucaristía en la forma correcta es esencial para la salvación, sino que esa creencia en la doctrina es tan esencial.

Aquí están las cinco razones principales por las que rechazo la doctrina de la transubstanciación:

1. Toma a Cristo muy literalmente

No parece haber ninguna razón para tomar a Cristo literalmente cuando instituye la Eucaristía con las palabras: “Esto es mi cuerpo” y “Esta es mi sangre” ( Mat. 26:26-28 , et al). Cristo utiliza a menudo la metáfora con el fin de comunicar un punto. Por ejemplo, él dice: “Yo soy la puerta,” “Yo soy la vid,” “Vosotros sois la sal de la tierra,” y “Vosotros sois la luz del mundo” ( Mateo 5:13-14 ), pero conozco gente que no tomamos esa declaración literalmente. Después de todo, ¿quién cree que Cristo es literalmente una puerta de vaivén sobre una bisagra?

2. No toma a Cristo literalmente lo suficiente

Digamos que por el bien del argumento que en este caso Cristo quería ser tomado literalmente. ¿Qué quiere decir esto? Pues bien, parece difícil escapar a la conclusión de que la noche antes de que Cristo muriese en la cruz, cuando dijo: “Esto es mi cuerpo” y “Esta es mi sangre,” que en realidad su cuerpo y su sangre estaba esa noche antes de morir . Si este fuera el caso, y Cristo realmente quería que fuese tomado literalmente, tenemos a Cristo, antes de que la expiación fuese hecha en realidad, ofreciendo la expiación a sus discípulos. Creo que solo esto da un fuerte apoyo a la negación de cualquier presencia real sustancial.

3. No hace falta tomar a Cristo literalmente lo suficiente (2)

En cada uno de los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) se tiene la institución de la Eucaristía. Cuando el vino se presenta, parte de Cristo es un poco diferente. Aquí es lo que pasa en el Evangelio de Lucas: “Esta copa es derramada por vosotros es el nuevo pacto en mi sangre” ( Lucas 22:20 ). En este caso, si fuéramos realmente tomar a Cristo literalmente, la "copa" es el nuevo pacto. No es el vino, es la copa lo que es santo. Sin embargo, por supuesto, también los católicos romanos estarían de acuerdo en que la copa es un símbolo del vino. Pero ¿por qué uno y no el otro? ¿Por qué no puede el vino ser simbólico de su muerte si la copa puede ser simbólica del vino? A su vez, ¿es el cáliz en realidad el "nuevo pacto"? Eso es lo que él dice. “Esta copa. . . . es el nuevo pacto.” Es la copa del nuevo pacto, o sólo simbólico del mismo? ¿Ve el asunto?

4. El Evangelio de Juan no menciona la Eucaristía

Otro importante problema que tengo con la interpretación católica de la Eucaristía y su anatemas permanentes es que el único Evangelio que afirma ser escrito para que la gente tenga vida eterna, Juan ( Juan 20:31 ), ni siquiera incluye la institución de la Eucaristía. Mateo, Marcos y Lucas cuentan la historia de Cristo dando la primera mesa del Señor, pero Juan decide dejarlo fuera. ¿Por qué? Este problema se hace más significativo que Juan incluye más de la narrativa del “Aposento Alto” que cualquiera de los otros evangelios. Casi un tercio de todo el libro de Juan nos guía a través de lo que Cristo hizo y dijo esa noche con sus discípulos. Sin embargo, ningún partimiento del pan o la concesión del vino está incluido. Esto es un descuido bastante significativo si Juan quiso darle a la gente el mensaje que le conduciría a la vida eterna ( Juan 20:31 ). Desde el punto de vista católico, su mensaje debe ser visto como insuficiente para llevar a la vida eterna ya que la práctica y la creencia en la Misa son esenciales para la vida eterna y deja estas completamente fuera de la narrativa del Aposento Alto.

(Algunos creen que Juan menciona la importancia de la creencia en la transubstanciación en Juan 6 . El argumento completo “¿Por qué los dejó marchar?”. Pero creo que este argumento es débil. hablo de eso aquí . Sin embargo, todavía no responde por qué Juan dejó fuera la institución de la Cena del Señor. Podría ser que al año 90 dC, Juan vio un abuso de la mesa del Señor ya estando en aumento. Él pudo haber tratado de poner freno a este abuso al dejar la Eucaristía completamente fuera de su Evangelio . Pero esto, estoy dispuesto a admitir, es especulativo.)

5. Problemas con la Unión Hipostática y el Concilio de Calcedonia

Este va a ser un poco difícil de explicar, pero déjeme darle una muestra. El cristianismo ortodoxo (no ortodoxa) se aferra a la “unión hipostática” de Cristo. Esto significa que creemos que Cristo es plenamente Dios y plenamente hombre. Esto fue más agudamente definido en el Concilio de Calcedonia en el año 451. Importante para nuestra conversación es que Cristo tenía que ser plenamente hombre en su totalidad para redimirnos. Cristo no podía ser una mezcla de Dios y hombre, o que sólo podía representar otras mezclas de Dios y hombre. El es / era una persona con dos naturalezas completas. These nature do not intermingle (they are “without confusion”). Estos naturaleza no se entremezclan (están "sin confusión"). En otras palabras, la naturaleza humana no infecto o daño su naturaleza divina. Y su naturaleza divina no infecto o daño su naturaleza humana. Esto se conoce como la comunicación de idiomas (comunicación de propiedades o atributos). Los atributos de una naturaleza no se pueden comunicar (transferir / compartir) con otro carácter. La humanidad de Cristo no se volvio divinizada. Permaneció en humanidad completa y perfecta (con todas sus limitaciones). Las naturalezas pueden comunicarse con la persona, pero no entre sí. Por lo tanto, el atributo de la omnipresencia (presente en todas partes) no se puede comunicar a su humanidad para hacer su humanidad omnipresente. Si así fuera, perdemos nuestro Sumo Sacerdote representativo, ya que no tenemos este atributo comunicado a nuestra naturaleza. Cristo siempre debe permanecer tal como somos para ser el Sumo Sacerdote y pionero de nuestra fe. ¿Qué significa todo esto? El cuerpo de Cristo no puede estar en más de un lugar al mismo tiempo, y mucho menos en millones de lugares en todo el mundo todos los domingos durante la misa. En este sentido, creo que cualquier visión real de presencia física niega la definición de Calcedonia y los principios en ella.

Hay muchas objeciones más que podría traer como la falta de mención por Pablo a los romanos (la presentación más completa del Evangelio en la Biblia), algunos temas de la anatomía, las cuestiones de la idolatría, y sólo algunas cosas muy prácticas relativas a las órdenes sagradas, historia de la iglesia, y. . . . . ejem. . . . . excrementos. Pero creo que estos cinco son lo suficientemente importantes como para justificar la negación de la Transubstanciación. Aunque respeto la religión católica mucho, he de reconocer lo difícil que es para mí creer que una doctrina que es tan difícil de defender bíblicamente se celebra hasta tal punto que anatemas constantes son pronunciados en aquellos que no están de acuerdo.

16 comentarios sobre “Cinco Razones para Rechazar la Doctrina de la Transubstanciación

    imanol escribió:
    1 octubre 2013 en 2:37 am

    Daniel: “y desde el tiempo en que sea cesado el sacrificio cotidiano y sea sustituido por el sacrílego horrible pasaran mil doscientos noventa días. Dichoso el sepa esperar y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.”

    Mauricio Guzmán Pérez escribió:
    2 agosto 2014 en 12:05 pm

    La fe es para vivirla, si la intentamos racionalizar la convertimos en teoría científica, lástima por usted que no cree en la eucarística ni en la transbsustanción, yo creo en ella y la vivo a plenitud, acerquese en fe para que igual que Tomás diga Señor mío y Dios mío.

    Leonardo escribió:
    21 septiembre 2014 en 8:56 pm

    La Iglesía Católica ha transmitido estas enseñanzas de generación en generación al Pueblo, solo que el Pueblo que ha militado en su membresia ha sido poco interesado en escudriñar si esta doctrina de tal institución es veraz y sobretodo si está fundamentada en la Palabra de Dios, los dogmas de Roma, son solo conclusiones de hombres que dicen ser los unicos y autenticos representantes de Cristo y que por lo tanto sostienn ellos que tienen no solo el poder de quitar y poner, por no decir imponer y de interpretar a la luz de la tradición y no de la escritura la Palabra de Dios.
    Roma siempre será la que quita y pone, es un poder religioso muy grande, pero gracias a Dios no es poder espiritual.

    Ermenegildo escribió:
    6 noviembre 2015 en 6:19 pm

    Vaya ganas de marear la perdiz. Si dios existe, igual que su esencia se escapa a lo que podemos comprender o a lo que nos gustaria que fuera, tambien puede ser que a capricho decida estar omnipresente en tanto que hombre igual que en tanto que dios. Por que no podria ser asi? Por nuestra idea de como debe ser un dios? Pero quien crea a quien? Lo ven, es inevitable dotarle de los atributos que se nos antojan “logicos”, porque en definitiva, la creacion de dios es obra del hombre. Nosotros creamos a dios y nosotros le buscamos un sentido a nuestra creacion. Que si hay transubstanciacion, que si hay milagro, que si inmaculada concepcion…

    agavilas escribió:
    30 diciembre 2015 en 1:36 pm

    Respuesta al inciso 4: si bien el Evangelio de Juan no hace mención a la instauración de la Eucaristía, Jesús hace mención a dar de comer su carne como alimento de vida eterna (Un 6: 51—58).

    agavilas escribió:
    30 diciembre 2015 en 1:40 pm

    Si bien en el evangelio de Juan no se hace mención a la instauración de la Eucaristía, Jesús hace mención a dar de comer su carne como alimento de vida eterna (Jn 6: 51-58).

    viendoaotrolado escribió:
    3 abril 2016 en 9:51 pm

    1 Corintios 11, 26 – 29 ¿Quieres una explicación más clara?

    Mary escribió:
    23 mayo 2016 en 1:41 pm

    Inciso 3: Por simple sentido común: cómo vas a derramar una copa???? Cómo va a ser la copa el pacto??

    Rafael escribió:
    4 julio 2016 en 11:14 am

    Jesús mismo dice en la sinagoga de Nazaret: “el Espíritu del Señor me ha ungido” remedando las palabras del profeta Isaías. Yo creo en la transustanciación, porque sé que Dios habló por medio de Jesús. Dios tiene muchas maneras de estar presente.

    Roberto escribió:
    2 noviembre 2016 en 9:28 pm

    No le busquen tanto El Señor Jesus dio su vida una vez y para siempre ,el diablo padre de mentira es el que induce en la mente de los incredulos ,el estar sacrificando al Señor en cada “comunion” ——Hebreos 10:12 pero Cristo, habiendo ofrecido UNA VEZ para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios,—–

    Orlando diaz carrasco escribió:
    13 noviembre 2016 en 11:41 am

    Si la santa cena fuera literal seriamos canivales y vampiros…cosa que la biblia prohibe tajantemente sera que la biblia se contradice…..de ninguna manera, lo que pasa es que sus mentes interpretativas no han sido regeneradas por el Poder del Espiritu Santo.

    Gilberto escribió:
    3 mayo 2017 en 1:01 pm

    1° Analice las puertas de vaivén son del mundo pagano… la puerta de los judíos son el espacio por donde se entra o sale… ¡Reflexione! Por eso esta escrito “Quien ENTRA POR MI… ” pienso que el SEÑOR JESÚS se refería al espacio que debe haber para ENTRAR AL REINO… Y no a la “hoja” que sirve para cerrarlo… 2° No te he dicho que SI CREES VERAS LA GLORIA DE DIOS… ¿Como pudo salir el SEÑOR JESÚS cuando la turba de fariseos lo iba despeñar? ¿Como pudo dar de comer a la muchedumbre con DOS panes y cinco peces? ¿Qué paso con los discípulos de Emaús cuando EL SEÑOR JESÚS LES PARTIÓ EL PAN? Ustedes son como el laboratorio científico todo debe ser probado y comprobado… LA VERDADERA FE ES MAS QUE ANALIZAR LA PALABRA DE DIOS… 3° Es muy diferente hablarle al griego que al Judio o al pagano

    Hasta aqui por que para que gastar tiempo

    Yani Tabors escribió:
    11 mayo 2017 en 3:30 pm

    Juan 6, 51 Que???????

    El Angel escribió:
    9 diciembre 2017 en 8:10 pm

    La doctrina de la transustanciación es anti-Cristiana, a través de la HOSTIA se pretende quitarle el PODER DE SALVACIÓN, AL “NOMBRE” .- Pues, la Biblia nos dice: Y en ningún otro hay Salvación porque no hay otro nombre dado a los hombres en que podamos ser Salvo.(Hechos.4:12) Todo aquel que invoque el nombre del
    Señor, será salvo. (Rom.10:13 – Hechos.2:21) El que en él cree no es condenado; pero el que no cree ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.(Jn.3:18)… Y así existen infinidades de pasajes que nos enseñan EL PODER DEL NOMBRE y lo mas principal que en el Nombre está la Sangre que redime de pecados (Hebreos.9:22) Así, tenemos perdón de pecados, por su Nombre.(Hch.10:43).. Por lo tanto nunca se podría creer que tomando una HOSTIA o sea comiéndome una HOSTIA voy a ser Salvo, o mis pecados me son perdonados. La Hostia que en ningún pasaje de la Biblia se encuentra, es una doctrina ANTI-BIBLICA. y si tratamos del ritual que Moisés sacó a su pueblo de Egipto, se refiere a LA PASCUA que en tiempo actual de LA GRACIA no viene al caso de SALVACION que nos promete El Señor. Con la conmemoración de LA PASCUA NADIE VA A SER SALVO. Pero si Usted cree en El Nombre YAHSHUA (Jesús) Sí, le aseguramos que Usted es Salvo. . ARREPENTIOS: (Hechos.2:38)

    Rene escribió:
    12 febrero 2018 en 2:07 pm

    Ángel tu mismo dices que la Biblia dice que sólo por Jesús somos salvos. Exactamente entonces sino comes su cuerpo y bebés su sangre no serás salvo. Luego dices que la Biblia dice: “si creen serán salvos , sino creen serán condenados”. Entonces el que se está condenando eres tu, porque eres tu el que no cree. Los católicos si creemos que por jesus somos salvo y a demás también creemos que el es verdadera comida. No porque e Papa lo dice sino porque el mismo Jesus lo dijo Juan 6:55 Porque MI CARNE ES VERDADERA COMIDA, y MI SANGRE VERDADERA BEBIDA.
    Y nos aseguró que sino lo comemos no tendremos vida eterna:
    Juan 6:53
    [53]Jesús les dijo:—LES ASEGURO que si ustedes no comen la carne del Hijo del hombre y beben su sangre, no tendrán vida.
    SI el mismo Jesús nos asegura, mejor hacerle caso.

    FERNANDO AGUILAR MONTERO escribió:
    6 agosto 2018 en 11:48 pm

    Los Católicos Romanos interpretan este pasaje literalmente, y aplican este mensaje a la Cena del Señor, al cual ellos llaman la “Eucaristía” o “Misa”. Aquellos que rechazan la idea de la transustanciación interpretan la idea de las palabras de Jesús en Juan 6:53-57 figurativa o simbólicamente. ¿Cómo podemos saber cuál es la interpretación correcta? Pero, a Dios gracias, Jesús hizo excesivamente obvio lo que Él quiso decir. En Juan 6:63 declara, “El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.” Jesús establece específicamente que Sus palabras son “espíritu”. Jesús estaba usando conceptos físicos, como el comer y el beber, para enseñar una verdad espiritual. De la misma manera que el consumir físicamente comida y bebida mantiene nuestros cuerpos físicos, de igual manera nuestras vidas espirituales son salvadas y construidas al recibir a Jesucristo por gracia a través de la fe. El comer la carne de Jesús y beber Su sangre son los símbolos de haberle recibido total y completamente en nuestras vidas.

    Las Escrituras declaran que la Cena del Señor es un memorial del cuerpo y la sangre de Cristo (Lucas 22:19; 1 Corintios 11:24-25), y no la consunción misma de Su sangre y cuerpo físico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s