Los Dos Árboles, 1ª. Parte: El Árbol Del Conocimiento Del Bien Y Del Mal

Posted on

ESJ_BLG_20220519Los Dos Árboles, 1ª. Parte: El Árbol Del Conocimiento Del Bien Y Del Mal

Por Mark Snoeberger

Entre los muchos árboles del Jardín del Edén, nos dice la Escritura, había dos árboles de gran importancia: el árbol de la ciencia del bien y del mal y el árbol de la vida. Este par de entradas es un intento de comprender la naturaleza, los efectos y la relación de estos dos árboles. Específicamente, exploraremos si estos árboles fueron designados arbitrariamente pero son árboles ordinarios, o si estos árboles tenían propiedades intrínsecas y sobrenaturales que podían destruir/sostener la vida alternativamente.

El hecho de que el primer árbol se llame árbol del conocimiento del bien y del mal sugiere que comer su fruto cambiaría la relación de Adán y Eva con respecto al bien y al mal. El cambio de relación no es fácil de definir. Ellos ya conocían el bien por haberlo experimentado en su mundo «muy bueno», y podrían haber aumentado su conocimiento experimental del bien sólo evitando el árbol. Su conocimiento del mal, sin embargo (que antes era sólo teórico), se convirtió en experimental al comerlo. Pero esto hace que el árbol sea sólo del conocimiento del mal, y no un árbol del conocimiento del bien. Dado que la etiqueta del árbol abarca tanto el mal como el bien, probablemente haya algo más que descubrir aquí. Algunos proponen, basándose en la insinuación de la serpiente en Génesis 3:5 de que al comer, la pareja primitiva llegaría a ser «como Dios» (lo que Dios corrobora en el v. 21), que Adán pretendía, al comer, romper la distinción Creador/criatura y asumir el papel de árbitro del bien y del mal: asumiría la autonomía con respecto a la ética y así podría autodeterminar lo que era bueno y lo que era malo. Esta propuesta es plausible y la acepto con cautela.

Lo que la serpiente suprime es la advertencia de Dios de que comer del fruto de este árbol resultaría en una muerte segura. Aquí también tenemos potencial para la confusión. Es seguro decir que Adán y Eva murieron espiritualmente en ese momento de comer, lo que resultó en el encendido de la ira divina y una erupción de hostilidad mutua entre Dios y el hombre. Uno se pregunta, sin embargo, si Adán y Eva tenían en mente la muerte espiritual cuando se les advirtió inicialmente que comieran. Parece más probable que hubieran previsto la muerte física, que no se produjo, al menos no «en ese momento», como había dicho Dios. Una solución es que las semillas de la mortalidad se sembraron inmediatamente, de modo que Adán y Eva comenzaron su largo y lento declive hacia la muerte inevitable, pero esto no parece coincidir con la urgencia de la advertencia de Dios. Una posible solución es que las frases «en aquel día» y «muriendo moriréis» deben entenderse idiomáticamente como un énfasis no tanto en la inmediatez de la muerte como en la certeza de la misma: «Así como has comido, seguramente morirás». Entre las opciones, la última parece la más satisfactoria.

Pero, ¿qué es lo que dio a este árbol del conocimiento del bien y del mal su poder para lograr estos efectos? Podríamos estar tentados a sugerir que las cualidades intrínsecas del árbol son las culpables; después de todo, la serpiente señala la belleza intrínseca y el valor nutritivo del fruto en el mismo momento en que observa sus efectos éticos. Tal vez el árbol era tan venenoso, intrínsecamente, como bueno y hermoso. Dos observaciones hacen que esto sea improbable: (1) la serpiente no es generalmente una fuente confiable para la teología, y (2) el árbol era de una calidad «muy buena», junto con el resto de la creación. Es probable, en cambio, que el siniestro conocimiento del bien y del mal (y su resultado en la muerte) se derivara no del fruto en sí, sino del acto de comerlo. El árbol, como tal, era un árbol ordinario designado por Dios para servir de prueba a Adán y Eva. Una vez completada la prueba, su función única cesó.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s