Necios y Sabios: Indiferencia Apática

Posted on

ESJ2016 1218-001

Necios y Sabios: Indiferencia Apática

Mateo 2:1-12

Por Jeremiah Johnson

¿Recuerda lo que era como un niño saber que sus abuelos estaban viniendo para Navidad? Si fueras lo suficientemente joven, probablemente no tenías un fuerte concepto del tiempo, simplemente sabías que podían llegar en cualquier momento. Esa anticipación llenaba el día de emoción, ya que con entusiasmo vigilaba su llegada.

Se podría esperar que todo Israel se hubiera emocionado de manera similar en la anticipación del Mesías prometido-en particular los líderes religiosos, que habrían estado completamente familiarizados con la profecía sobre el nacimiento de Cristo.

Pero ese no era el caso. Mientras los sacerdotes y los escribas sabían que Él venía, ellos no vivieron en ansiosa anticipación. De hecho, la Escritura nos muestra que recibieron la noticia de Su llegada con indiferencia apática.

Entonces, reuniendo a todos los principales sacerdotes y escribas del pueblo, indagó de ellos dónde había de nacer el Cristo. Y ellos le dijeron: En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta: "Y TU, BELEN, TIERRA DE JUDA, DE NINGUN MODO ERES LA MAS PEQUEÑA ENTRE LOS PRINCIPES DE JUDA; PORQUE DE TI SALDRA UN GOBERNANTE QUE PASTOREARA A MI PUEBLO ISRAEL.". (Mateo 2: 4-6)

En su comentario sobre el evangelio de Mateo, John MacArthur señala lo que falta en la reacción de los sacerdotes y escribas:

Aunque demostraron que sabían dónde estaba previsto su nacimiento (el conocimiento común entre los judíos, Juan 7:42), no mostraron fe o interés especial en el anuncio de los magos que habían visto la estrella dada como una señal de ese nacimiento. [1] John MacArthur, The MacArthur New Testament Commentary: Matthew 1-7 (Chicago: Moody Press, 1985), 33.

Parte de su indiferencia puede haber sido debido a los conceptos erróneos comunes sobre el tipo de líder que el Mesías iba a ser. Los evangelios aclaran que los judíos esperaban un Mesías que los liberaría del gobierno de Roma: un líder militar y político, no un humilde Salvador. Si los líderes religiosos tenían expectativas similares, podrían haber visto la llegada del Mesías como una amenaza a la considerable influencia política que ejercían bajo la autoridad de Roma.

Aunque las Escrituras no revelan explícitamente la motivación de su indiferencia, John MacArthur explica que su respuesta a la investigación de Herodes demuestra que ciertamente no se debe a la ignorancia:

Incluso los líderes judíos incrédulos, politizados y egoístas reconocieron que la Palabra de Dios hablaba claramente de un Mesías literal y personal -una figura histórica, nacida en Belén en Judea, llegando para gobernar a Israel. No lo aceptaron cuando nació o cuando predicó y enseñó, o cuando sufrió y murió; eran, de hecho, Sus enemigos supremos. Sin embargo, reconocieron que Aquel que se predijo vendría, sería enviado por el Señor para gobernar al pueblo del Señor. Contrariamente a lo que muchos, tal vez la mayoría de los judíos incrédulos hoy piensan, los antiguos maestros de Israel sabían que el Mesías que vendría, el Cristo, sería más que una actitud piadosa o la perfección personificada del reino judío. El Mesías sería un verdadero hombre nacido entre los hombres, enviado para gobernar a los hombres. Los principales sacerdotes y escribas tenían una idea lejana perfecta de cómo sería Cristo y de lo que Él haría, pero tenían más que suficiente conocimiento para haberles permitido reconocerlo cuando llegó y saber que ellos, como los magos, debían adorarle. En consecuencia, pocos años después su indiferencia inicial hacia Jesús se convertiría en rechazo y persecución. Aquellos que ahora le ignoraban pronto se convertirían en sus odiosos y venenosos asesinos. [2] The MacArthur New Testament Commentary: Matthew 1-7 , 33-34.

Mucha gente reacciona ante la noticia del nacimiento de Cristo con igual indiferencia y desdén. Quizá conozcan los detalles de su encarnación, pero están completamente impasibles ante la verdad de su vida y el sacrificio en favor de los pecadores. Tal vez ellos se apegan a un sistema de obras-justicia similar a los sacerdotes y escribas- uno que erróneamente hace que Cristo sea innecesario para su aceptación en el cielo.

Otros simplemente asumen que pueden tratar con Jesús en sus términos, de acuerdo a su calendario. No creen que necesitan desesperadamente un Salvador, por lo que son indiferentes a la redención que Él ofrece. Muchos creyentes profesantes caen en esta categoría, ya que no tienen un verdadero amor por Cristo porque nunca han doblado verdaderamente sus rodillas en arrepentimiento y fe primeramente.

Sin embargo, como explica John MacArthur, nadie permanece totalmente indiferente a Cristo.

Algunos, como Herodes, son inmediatamente odiosos, deseando no saber nada del camino de Dios, excepto cómo atacar y, si es posible, destruirlo. Otros, como los principales sacerdotes y escribas, prestan poca o ninguna atención a Dios y Su camino. Son aquellos sobre los cuales Jeremías se lamentó con el corazón, “Vosotros, todos los que pasáis por el camino, ¿no os importa esto?” (Lamentaciones 1:12). Lo que saben de Dios no lo aceptan ni lo obedecen. A lo mucho, hablan bien de el. Finalmente, este segundo grupo inevitablemente se une al primero, porque la indiferencia a Dios es simplemente un odio oculto y un rechazo que se retrasa. [3] The MacArthur New Testament Commentary: Matthew 1-7 , 34.


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B161213
COPYRIGHT ©2016 Grace to You

Un comentario sobre “Necios y Sabios: Indiferencia Apática

    Necios y Sabios: Adoración Genuina « escribió:
    19 diciembre 2016 en 11:32 am

    […] es que eran gentiles temerosos de Dios, y que su entusiasmo es un contraste que condena a la indiferencia apática de élite religiosa de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s