John F. Macarthur

Jesús es Santo

Posted on

ESJ-2018 0623-002

Jesús es Santo

Por John F. Macarthur

La santidad de Cristo es un tema inagotable: su altura, profundidad y amplitud llenarán algún día nuestra maravilla perfeccionada. Este tema ocupará tanto nuestra santa fascinación como nuestra eterna curiosidad. Se cuenta la historia de un niño que estaba visitando el Océano Atlántico por primera vez. Tomó una botellita y la llenó con agua del océano para llevar a casa a Kansas y mostrarles el océano a sus amigos. De manera similar, al considerar el gran tema de la santidad de Cristo, intentaré mostrar mi pequeña botella. Pero, ¿De qué parte de la Escritura vamos a llenarlo y mostrar la santidad de Cristo?

Podríamos recurrir a Lucas 1 y el anuncio de Gabriel a María de que ella tendría un hijo santo. Podríamos ir al testimonio de Dios el Padre en el bautismo de Jesús, cuando el Padre afirmó la santidad de Cristo al decir: “Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco” (Lucas 3:22). Podríamos considerar el testimonio del Espíritu Santo, cuando descendió sobre Jesús, afirmando la perfecta unión y acuerdo dentro de la Trinidad. Podríamos considerar el testimonio de Jesús de su propia santidad cuando confesó que Él y el Padre son uno (Juan 10:30). Podríamos examinar las Epístolas del Nuevo Testamento y escuchar a sus escritores testificar -a través de la inspiración del Espíritu Santo- a la deidad de Jesucristo y, en consecuencia, a Su santidad. Y ciertamente podríamos ir al libro de Hebreos, donde encontramos que el Espíritu Santo en repetidas ocasiones exalta y ensalza la santidad de Cristo. Leer el resto de esta entrada »

La Fuente Y El Suministro De Todo Discernimiento – (1 Reyes 3:9)

Posted on

ESJ-2018 0620-001

La Fuente Y El Suministro De Todo Discernimiento – (1 Reyes 3:9)

Por John F. Macarthur

Si pudieras pedirle a Dios cualquier cosa , ¿qué sería eso?

A veces podemos fantasear con esa pregunta, pero para Salomón era la realidad. Cuando se convirtió en rey después de la muerte de David, el Señor se le apareció en sueños y le dijo: “Pide lo que quieras que yo te dé” (1 Reyes 3:5). Solomon podría haber pedido cualquier cosa. Pudo haber pedido riquezas materiales, poder, victoria sobre sus enemigos o lo que quisiera. Pero Salomón pidió discernimiento: “Da, pues, a tu siervo un corazón con entendimiento para juzgar a tu pueblo y para discernir entre el bien y el mal.” (1 Reyes 3:9). La Escritura dice que “Y fue del agrado a los ojos del Señor que Salomón pidiera esto” (1 Reyes 3:10). Leer el resto de esta entrada »

El Discernimiento Demanda Humildad (Prov. 2:3-6)

Posted on

ESJ-2018 0618-001

El Discernimiento Demanda Humildad (Prov. 2:3-6)

Por John F. Macarthur

Si no deseamos discernir, no discerniremos. Proverbios 2: 3-6 dice:

porque si clamas a la inteligencia, y alzas tu voz al entendimiento, si la buscas como a plata, y la procuras como a tesoros escondidos, entonces entenderás el temor del Señor, y descubrirás el conocimiento de Dios. Porque el Señor da sabiduría, de su boca vienen el conocimiento y la inteligencia.

Si nos impulsa el anhelo de ser felices, saludables, afluentes, prósperos, cómodos y satisfechos de nosotros mismos, nunca seremos personas con discernimiento. Si nuestros sentimientos determinan lo que creemos, no podemos ser discernidores. Si subyugamos nuestras mentes a alguna autoridad eclesiástica terrenal y creemos ciegamente lo que se nos dice, socavamos el discernimiento. A menos que estemos dispuestos a examinar todas las cosas cuidadosamente, no podemos esperar tener ninguna defensa contra la imprudente fe errante. Leer el resto de esta entrada »

Profecía de Daniel de las “Setenta Semanas”

Posted on

ESJ-2018 0613-003

Profecía de Daniel de las “Setenta Semanas”

Por Richard Mayhue / John F. Macarthur

Daniel 9:24-27 con su profecía de las “setenta semanas” es uno de los pasajes proféticos más importantes de la Biblia. Este texto a menudo ha sido referido como la “columna vertebral de la profecía bíblica” y justamente, ya que varios pasajes proféticos del Nuevo Testamento se basan en gran medida en su contenido (Mateo 24:15, 2 Tesalonicenses 2, Apocalipsis 11-13). Jesús, Pablo y Juan se refieren a esta sección. Una comprensión adecuada de la profecía bíblica depende de la correcta interpretación de este texto: Leer el resto de esta entrada »

Nuestro Deber De Discernir

Posted on

ESJ-2018 0613-001

Nuestro Deber De Discernir

(Hebreos 4:12)

Por John F. Macarthur

Cuando Aben Johnson vendió su estación de televisión con sede en Detroit en 1997, comenzó a invertir fuertemente en piedras preciosas. Si bien había incursionado en diamantes desde 1988, ahora tenía el capital que necesitaba para comprar las piedras más raras que el dinero podía comprar. Gastó tres millones de dólares en un diamante azul llamado Streeter Diamond que Sam Walton (el fundador de Wal-Mart) había ganado en un juego de póker de un hombre llamado Streeter. Johnson gastó $ 2.7 millones en una colección de diamantes llamada Russian Blues. Otros diecisiete millones de dólares se invirtieron en la Colección Sylvia Walton, un conjunto de diamantes que pertenecía a la hija de Sam Walton. En total, Johnson invirtió unos $ 83 millones en las costosas gemas. Leer el resto de esta entrada »

El Anticristo

Posted on

ESJ-2018 0612-004

El Anticristo

Richard Mayhue / John F. Macarthur

La Biblia predice un Anticristo venidero, un representante de Satanás que es la encarnación del mal. El término anticristo (griego antichristos) se encuentra en 1 Juan 2:18: “Hijitos, es la última hora, y así como oísteis que el anticristo viene, también ahora han surgido muchos anticristos; por eso sabemos que es la última hora.” Juan se refiere a un Anticristo específico por venir, sin embargo, también menciona “anticristos” que ya han llegado. Estos no son el Anticristo, pero funcionan en el espíritu del anticristo, oponiéndose a quién es Jesús y qué representa. Podemos esperar a muchos que poseen el espíritu del anticristo sabiendo que un Anticristo personal también está por venir. Leer el resto de esta entrada »

Rehuir De Lo Malo

Posted on

ESJ-2018 0611-001

Rehuir De Lo Malo

1 Tesalonicenses 5:21-22

Por John F. Macarthur

El mal siempre es peligroso, pero no siempre es obvio. Sus formas más siniestras generalmente requieren un cuidadoso discernimiento. Es por eso que Pablo incluyó un mandato negativo al instruir a los cristianos a discernir: “Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente, retened lo bueno; absteneos de toda forma de mal” (1 Tesalonicenses 5:21-22, énfasis agregado). Leer el resto de esta entrada »