Y Nada Más Que la Verdad

Posted on

Y Nada Más Que la Verdad

And Nothing But the Truth

John MacArthur
Dios nunca quiso que Su pueblo le adorara, sin la utilización de sus mentes. La verdadera espiritualidad comienza con una comprensión cabal de la verdad. Sin embargo, veo gran parte del cristianismo contemporáneo descendiendo por los senderos de la experiencia mística y la fantasía.

Eso se puso de manifiesto en un artículo que leí una vez en Los Angeles Times:

PASADENA, California, Bajo la bandera militante de la “guerra espiritual”, un número creciente de líderes cristianos evangélicos y carismáticos están preparando amplios ataques sobre lo que ellos llaman los poderes cósmicos de las tinieblas… Fascinados con la idea de que Satanás comanda una jerarquía de demonios territoriales, algunos organismos de la misión y pastores de grandes iglesias están elaborando estrategias para “romper las fortalezas” de espíritus malignos que supuestamente están controlando las ciudades y los países. Algunos de sus defensores del incipiente movimiento ya dicen que reuniones de oración dieron fin a la maldición del Triángulo de las Bermudas, llevaron a la caída en 1985 del gurú Baghwan Shree Rajneesh y produjo una caída en dos semanas de la delincuencia y tráfico de la autopista en Los Angeles para las Olimpiadas de 1984. El profesor del Seminario Fuller C. Peter Wagner, que Ha escrito extensamente sobre el tema, encabezó una reunión en la cumbre llamada guerra espiritual a nivel cósmico… en Pasadena, California, dos docenas de hombres y mujeres tomaron parte, incluyendo una pareja de Texas que encabezaba un grupo llamado los “Generales de Intercesión” y un hombre de Oregon que llevó a cabo “campamentos de guerra espiritual.” En su discurso de apertura, Wagner dijo: “Si usted no sabe lo que está haciendo, y muy pocos… tienen la experiencia necesaria, Satanás te va a comer para el desayuno.”

Temo que este tipo de mentalidad es sólo un ejemplo de cómo la iglesia ha caído víctima en el Movimiento de la Nueva Era, una forma velada de misticismo hindú. Es la creencia en todo, y una creencia en la nada, sin distinción entre realidad y fantasía.

Gran parte de la Iglesia profesante está en perfecta armonía con el espíritu del movimiento de anti-intelectualismo de la Nueva Era. Por ejemplo, la Iglesia Católica Romana hace hincapié en el ritual, un mecánico anti-intelectualismo en la que una ceremonia mística sustituye a la adoración inteligente. Aquí la Escritura se hace subordinada a la iglesia.

Protestantes liberales han hecho hincapié en la reforma social, un anti-intelectualismo político producido por la desesperación de tratar de encontrar la verdad sin presentar a la autoridad de la Escritura como el estándar para el gobierno de la iglesia.

Los carismáticos han enfatizado por largo tiempo el subjetivismo –un anti-intelectualismo de experiencia que es el producto de una teología débil y un manejo descuidado de la Escritura.

Esas tendencias contribuyen a una especie de cristianismo sin discernimiento y místico que es la antítesis del diseño de Dios para su iglesia.

Es por eso que estoy tan preocupado. Un profesor de seminario afirma que, si no aprendemos algunas técnicas misteriosas de la guerra espiritual, ¡Satanás no va a comer para el desayuno! ¿Es eso cierto? El apóstol Pedro dijo: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8). Sin embargo, en el contexto está llamando a la sobriedad y a la vigilancia, no una estrategia de guerra mística cósmica.

Algunos sugieren que todo lo que necesitamos hacer es atar a Satanás, simplemente diciendo: “Satanás, yo te ato”, y es capturado. Citan Mateo 12:29, donde Jesús dice: Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa”.

Pero Jesús fue disipando la acusación tonta de los fariseos que Él obraba bajo el poder de Satanás (vv. 27-28), y no relatando un escenario en el cual los creyentes pueden “atar” a Satanás. Utilizó el ejemplo de un ladrón, que, planear robar la casa de un hombre fuerte, mientras que el hombre estaba allí, en primer lugar tendrían que unirse a él o se arriesgaría a ser arrestado y golpeado. El punto de Jesús era que El había demostrado a los fariseos y a todo Israel, su poder sobre Satanás y el reino del mal. Sólo Dios tiene el poder y la autoridad para entrar en la casa misma de Satanás, atarle con éxito, y saquear sus bienes. Incluso Pablo se vio obstaculizado por Satanás (1 Tesalonicenses 2:18). ¿Hemos de suponer que no sabía la fórmula correcta?

No hay ninguna frase mágica o mantra, que podemos decir para atar a Satanás, pero Dios no nos ha dejado sin una estrategia divina para tratar con él. La estrategia de Dios se centra en la verdad objetiva y no en la experiencia subjetiva. Se inicia con la sana doctrina, y no con técnicas cabalísticas. Sin embargo, irónicamente, los que más hablan de la guerra en contra de Satanás a menudo minimizan la importancia de la doctrina.

En Efesios 6:11 Pablo dice: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.”¿Cuál es nuestra armadura? Consiste en el cinturón de la verdad (no sólo conocer la verdad, sino el haberse comprometido a ella), la coraza de justicia, el calzado del evangelio de la paz (la confianza de que hemos hecho las paces con Dios), el escudo de la fe, el yelmo de la salvación (la confianza en nuestra seguridad en Cristo), y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. Ninguno de estos consejos indica alguna técnica secreta. Por el contrario, hablan de una comprensión clara y un sólido compromiso con la verdad bíblica y la santidad.

Cuando resistimos a Satanás, tomando nuestra posición en la armadura de la verdad de Dios, él huye. Santiago 4:7 dice: “…resistid al diablo, y huirá de vosotros.” Pedro dijo: “resistid firmes en la fe” (1 Pedro 5:9, énfasis añadido)-firmes en la fe cristiana, que es la verdad revelada. Esta es la verdad objetiva, no una fuerza cósmica invisible. Puesto que Satanás es el engañador y un mentiroso, podemos resistir con éxito sólo con conocer y obedecer a la verdad.

Pablo dijo: “Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10:3-5). Una vez más, no luchamos contra Satanás, con palabras mágicas y fuerzas imaginarias, nos apoyamos en la fuerza de Su verdad, al llevar incluso nuestros pensamientos cautivos a nuestro Señor. Esa es la victoria auténtica y definitiva sobre las fuerzas satánicas.

No importa cómo ataque Satanás, la solución es la misma.. Nos mantenemos en la verdad. No necesitamos aprender estrategias ocultas para luchar contra Satanás. La verdad de Dios es el arma suprema contra el padre de mentira (cf. Juan 8:44). Sólo cuando sabemos la verdad y nos comprometemos a obedecerla nos mantendremos fuertes.

Originalmente publicado aquí en Grace To You

3 comentarios sobre “Y Nada Más Que la Verdad

    Jackeline de Torres escribió:
    7 noviembre 2009 en 3:23 pm

    Gracias por este artículo!!Fue de bendición a mi vida, para recordar, refrescar una vez mas que en Cristo Jesus estamos completos y que no tenemos que ir en pos de estrategias humanas, huecas sutilezas ni nada parecido para resistir al enemigo de nuestras almas. Sólo sed Sobrios, velando en oración, y vistiendonos cada día con la armadura de nuestro Dios!!!Gloria a Dios!!! Bendiciones hermanos y ánimo!!!

    jesus escribió:
    9 noviembre 2009 en 3:19 pm

    Que padre!! Yo nunca estuve de acuerdo ni entendi con base a que se hacian ese tipo de reuniones donde le deciamos de todo al diablo y lo amarrabamos de mil maneras, ¡y todo para que siguiera igual de suelto que siempre!… En cuanto a mi se que el no tiene parte conmigo, mi vida y todo lo que soy esta entregado y consagrado a mi Señor y el que esta en su mano nadie lo arrebatara… ademas tenemo la victoria asegurada por lo que Jesus hizo en la cruz, entonces por que temer. Que bendicion leer este articulo del Pastor MacArthur…

    Lilia Ester Amden escribió:
    5 mayo 2016 en 9:53 pm

    Gracias al Pastor Macarthur x su enseñanza en todo lo relacionado con las ataduras que erroneamente queremos hacer los cristianos con Satanás.Queda totalmente claro en su comentario, ud. bien lo aclara q na hay ninguna frase mágica o mantra, que podamos decir para atar a Satanás. DIOS nos ha dado SU estrategia divina que es la fuerza de SU VERDAD.” Llevemos cautivo todo pensamiento a la obediencia de CRISTO y vistámonos de toda la armadura de DIOS para resistir en el día malo y estar firmes hasta el final.” Gracias nuevamnete!! DIOS le Bebdice!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s