Cuando la Predicación es Mala

Posted on

ESJ-2017 0803-001

Cuando la Predicación es Mala

Por Nicholas T. Batzig

¿Qué debemos hacer cuando descubrimos que la predicación es deficiente en la iglesia local a la que pertenecemos? Para algunos miembros de la iglesia, esa es una pregunta relativamente fácil de contestar-¡abandónela! Después de todo, muchas personas abandonarán las iglesias por todo tipo de razones ilegítimas: la preferencia musical, el ministerio de los niños, las expectativas sociales, etc. Para otros, esta es una pregunta sumamente difícil de responder. Hay hombres y mujeres piadosos que se ven desgarrados si deben o no abandonar una iglesia, aun cuando saben que no están siendo alimentados adecuadamente por el ministerio de la palabra. Añada a esto el hecho de que muchos dejan a sus cónyuges, cambian de trabajo y se mudan a otro país antes de abandonar una iglesia a la que han pertenecido durante varias décadas. La afinidad y la inversión a menudo nublan la objetividad . La dificultad de determinar cuándo dejar una iglesia también puede deberse al hecho de que las Escrituras no parecen darnos mucho por medio de una respuesta clara a esta pregunta. Después de todo, Jesús reprendió a casi todas las siete iglesias en el libro de Apocalipsis por graves errores espirituales -y, a veces, incluso doctrinales- sin decirles a los miembros de esas iglesias locales particulares que las abandonaran en ese preciso momento. Estos factores hacen que sea muy difícil para alguien dar a otra persona una respuesta definida y objetiva a la pregunta. Por lo tanto, nos queda preguntar, "¿Hay algún principio guía para ayudar a alguien en una situación en la que él o ella sabe que la predicación en su iglesia es deficiente?"

Jay Adams En su libro Be Careful How You Listen , nos da uno de los tratamientos más útiles de este tema. Adams da varias categorías por las cuales los creyentes pueden evaluar lo que es deficiente en la predicación. Por ejemplo, primero debemos buscar distinguir entre "aparente herejía " y "herejía" en la predicación. Con el fin de hacer esto, Adams sugiere que las personas preocupadas acudan al pastor y decir algo en los siguientes términos:

“Pastor, podemos haber entendido mal, pero esto es lo que creemos que has estado diciendo. Por favor, díganos si estamos equivocados; estamos profundamente preocupados por esto. Hemos venido a ti primero; no hemos hecho conocer nuestras preocupaciones a nadie más en la congregación.”

Cuando las personas toman este primer curso de acción, el ministro tiene la oportunidad de responder. Podría responder "alabándoles por su honestidad y prudencia y escucharlos atentamente". Esto podría ser todo lo que se necesitara para que el ministro "hiciera un esfuerzo por ser más claro en su predicación". Si no tomamos este primer curso de acción "ninguna de estas cosas buenas sucedería." Cuando no hacemos las cosas de esta manera apropiada, eliminamos una oportunidad para la claridad y el crecimiento.

Sin embargo, si alguien ha pasado por este primer paso y es ignorado por el pastor-o se da cuenta de que el ministro está predicando verdaderamente una doctrina herética (tenemos que saber cómo identificar correctamente la herejía si vamos a sacar una conclusión tan seria) – el o ella no debe abandonar inmediatamente la iglesia. Tales individuos tienen la responsabilidad de pasar por los canales adecuados de rendición de cuentas a fin de lograr el cambio. “Ellos deben,” insiste Jay, “hablar con los ancianos (u otros miembros del consejo, dependiendo del tipo de iglesia que sea) sobre el problema. Ellos tienen una responsabilidad con la congregación y con el Señor que no pueden dejar la iglesia.”

Si un miembro de la iglesia ha seguido los dos primeros pasos y se encuentra sin conseguir nada, una última línea de acción puede ser tomada:

“Si la iglesia pertenece a una denominación, puede ser posible apelar a un cuerpo alto (un Presbiterio, convención, etc.). Esto puede tomar tiempo y requerirá paciencia … pero ellos son responsables de tomar todas las acciones posibles para restaurar el ministerio de esta iglesia … Si la iglesia es independiente, deben tratar de reunir a tantos miembros como sea posible para lograr un cambio en la situación … Serán vilipendiados a lo largo del camino por algunos; pero si perseveran de una manera apropiada, humilde y provechosa –no devolver el mal por el mal, sino vencer el mal con el bien (Romanos 12:21) – manteniendo el honor de Cristo y el bienestar de Su Iglesia siempre en lo más alto de sus mentes,”

Si estos cursos de acción se siguen en amor, humildad y paciencia, y no se produce ningún cambio en la doctrina que se promulga desde el púlpito, tales individuos "deben finalmente salir de la iglesia y … unirse con una iglesia en la que el Evangelio se predique y la palabra del Señor considere inerrante.”

Sin embargo, ¿qué deben hacer los hombres y las mujeres cuando "la predicación no es ni sospechosa ni herética, simplemente pobre?" Jay da ocho puntos de consejo espiritual sobre los cuales hombres y mujeres pueden actuar provisionalmente:

    1. Ore por el pastor. A menudo subestimamos lo que Dios ha prometido hacer si lo invocamos y le echamos nuestras cargas. Santiago nos recuerda que la "oración ferviente y eficaz del justo puede mucho". La predicación ciertamente no está fuera de la esfera de la autoridad y poder de Dios.
    2. Busque los puntos principales en el mensaje o los puntos sugeridos por el mensaje. Anote preguntas, observaciones, ilustraciones y pasajes clave que puedan relacionarse con estos puntos principales.
    3. Pregúntese: "¿Cómo me acercaría a este pasaje?" Cuando hace eso sinceramente deseoso de aprender y crecer, "encontrarás que estás esforzándose al máximo porque el pastor no (o no sabe) trabaja tan duro para entender las Escrituras o comunicar su entendimiento a los demás.”
    4. Tomar más notas que de lo contrario. “Tome nota de todo lo que viene a su mente” de lugares relacionados en las Escrituras. “Medite y toma notas al respecto.”
    5. Piense en su vida en relación con el sermón (o su reconstrucción [bíblicamente sana] del sermón). “Trate de descubrir por qué el Espíritu Santo puso el pasaje en la Biblia … Reflexione sobre esto específicamente en relación con su propia vida y determine por lo menos tres maneras de implementar el propósito del Espíritu Santo durante la próxima semana.
    6. En un día especialmente malo, olvídese del sermón y enfóquese en un himno, en la lectura de la Escritura, o algo en la oración.
    7. Aprenda del sermón en contraste. Cuando se predica el error, pregunte: "¿Qué dice realmente la Biblia?" busque esa línea hasta que esté seguro de la verdad bíblica. Usted estará especialmente agudizado si lee libros solidos que le ayudarán a mantenerse en forma.
    8. Recuerde lo que debe haber sido para Jesús sentarse bajo la atroz predicación en la sinagoga durante treinta años.

“Todo lo que esto significa", escribe Jay, "es tomar en serio la doctrina del sacerdocio de todos los creyentes, por lo cual los Reformadores lucharon. Ellos afirmaban no sólo el derecho, sino también la responsabilidad del creyente de venir directamente a Dios en oración y de estudiar la Biblia por su cuenta … Spurgeon no podría haber estado demasiado lejos de la verdad cuando dijo: “He escuchado muchos sermones de predicadores llamados pobres, en todos los rincones del país, y nunca he oído a alguien que no me enseñó algo, si yo estaba en el espíritu para beneficiarme de ello.”

Nada de esto dice que los creyentes deben permanecer en una iglesia que no predica la palabra de Dios en verdad. Por supuesto, los creyentes deben comprometerse a estar bajo la más sólida predicación de la palabra de Dios que puedan encontrar en una razonable proximidad a su hogar. Pero, es enfatizar la obligación que tenemos al pueblo de Dios y al Señor de hacer todo esfuerzo para ver que un ministerio fiel se lleve acabo en la iglesia en la cual nos hemos comprometido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s