Sistemas de Escatología: El Pos-Milenarismo

Posted on

ESJ-2017 0908-004

Sistemas de Escatología: El Pos-Milenarismo

Por: S. Lewis Johnson, Jr.

Vamos a estudiar el Sistema Post-Milenial de Escatología. Estamos considerando el sistema de escatología y, por supuesto, hay tres que son significativos: el sistema post-milenial, el sistema amilenial y el sistema premilenial. Y estos sistemas de escatología, post-milenio, amilenial, premilenial son definidos por la relación que el Segundo Adviento tiene con el reino de nuestro Señor sobre la tierra.

Ahora bien, lo que quiero decir con esto es que, cuando decimos que existe un sistema post-milenial de escatología, queremos decir simplemente que este sistema de escatología se reúne alrededor de la llamada verdad que Jesucristo va a regresar después del reino milenario sobre la tierra.

El post-milenio se deriva, como la mayoría de ustedes saben, del post adverbio latino que significa después, la palabra, milenio, que viene de dos otras palabras latinas, mille un número que significa mil; Annus el nombre por año, por lo que post-milenaria significa, después del reinado de mil años. Así que el sistema se reúne, entonces, alrededor de la afirmación de que Jesucristo debe regresar después del reino de Dios sobre la tierra.

El sistema amilenial, desafortunadamente en este caso, ese término no se deriva totalmente del latín, sino del latín y del griego. Milenio, por supuesto, significa “el reinado de mil años”. Pero el A delante de él, amilenial, es un alfa privativo, derivado de la lengua griega, que es la forma en que los griegos tenían de negar palabras. En griego, la forma normal de negar algo era añadir o adjuntar un prefijo de A o alfa delante de la palabra. Así que el sistema amilenial se reúne entonces en torno a la afirmación de que no va a haber un reino del Señor Jesús sobre la tierra en absoluto sino actual en el cielo.

Este sistema se remonta generalmente al gran padre de la iglesia San Agustin. El amilenialismo es probablemente el segundo más popular de los sistemas de escatología y se ha vuelto particularmente popular en el último siglo aproximadamente. Muchos han afirmado que el amilenialismo ha surgido debido al hecho de que el post-milenismo, que fue popular durante varios años, se convirtió en una teoría imposible de mantener como resultado de las guerras mundiales y que aquellos que eran post-milenarios se hicieron amilenialistas porque no podían ver nada en la historia que indicara que realmente íbamos a traer el reino sobre la tierra y que el Señor Jesús volvería a un mundo que el hombre había hecho en cierto sentido puro.

El sistema premilenial, es un sistema que se reúne en torno al hecho de que el Señor Jesús, se afirma, volverá antes, para el prefijo pre significa antes, Antes de que mil años reinen sobre la tierra.

Así, el amilenialismo, el premilenialismo y el post-milenialismo son sistemas teológicos definidos según la relación de la segunda venida de Jesucristo al reino sobre la tierra. Uno dice que vendrá después del reino, uno diciendo que no habrá reino sobre la tierra en absoluto, uno diciendo que vendrá antes del reino.

Mientras que hay un cierto discusión sobre esto, el premilenialismo es rastreable a un número de los padres tempranos de la iglesia. No fue el único sistema que fue sostenido por los primeros padres de la iglesia, pero es un sistema muy temprano. También se afirma que el amilenialismo es temprano, y creo que hay algunas pruebas en algunos de los escritos de los padres para justificar eso.

Bueno, entonces estos son los términos que vamos a utilizar constantemente durante las próximos estudios. Amilenialismo, no hay reino de nuestro Señor sobre la tierra. Premilenialismo, el Señor Jesús va a regresar a la tierra y establecer el reino mismo. El post-milenismo, la visión de que en virtud de la predicación del evangelio y la obra de los hombres, traeremos un reino después del cual o al final del cual el Señor Jesús vendrá a la tierra, y entraremos en los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra.

¿Merece la pena la discusión del milenio? Si simplemente se trata de satisfacer la curiosidad sobre el futuro, la respuesta es, por supuesto, no. Pero este no es el caso. Pero este no es el caso. Participan en la discusión de la cuestión del milenio son varias otras cuestiones extremadamente importantes, el primero de los cuales es el enfoque adecuado a la propia Escritura. Porque, como veremos, espero que los postmilenaristas y los amilenialistas sigan un principio hermenéutico diferente; Un principio interpretativo diferente.

Ellos no creen que debemos tomar las palabras de la Escritura literalmente o normalmente. Creen mucho más en los medios figurativos, simbólicos, espiritualizadores o alegóricos de interpretar la Escritura. No sé exactamente qué palabra sería aceptable para todos los amilenistas. No creo que ninguno de los que mencioné sea aceptable para todos, pero creo que al decirles todos, estoy seguro de que estamos siendo precisos.

Los amilenialistas y los post-milenialistas no toman la palabra de Dios literalmente o en su sentido normal. Ponen mucho más énfasis en lo figurativo, mucho más énfasis en lo simbólico. Tienden a alegorizar o espiritualizar las grandes profecías del Antiguo Testamento, encontrando su cumplimiento en la historia de la iglesia cristiana durante la época actual. Así que usted puede ver que este enfoque de la Escritura no sólo toca la cuestión del milenio, sino en realidad toca la interpretación de grandes secciones de la palabra de Dios.

Hay otra cosa que es extremadamente importante en esta discusión de los sistemas de escatología. En él está implicado el entendimiento del curso de la época en que vivimos, el sentido de nuestra historia.

Ahora bien, si es cierto decir que esta cuestión es un problema de la hermenéutica, también es cierto que esta pregunta toca el problema de la filosofía de la historia. Todos los cristianos que han pensado tienen una filosofía de la historia. Hay en la Biblia una filosofía de la historia establecida.

Las filosofías de la historia se reúnen alrededor de tres cosas primarias:

  1. Hay ante todo una visión del comienzo de la creación o el comienzo de la historia.
  2. En segundo lugar, hay una visión de la meta de la historia.
  3. Y también hay una visión del principio regulativo por el cual se despliega la historia.

Los cristianos tienen puntos de vista sobre los orígenes de la historia, tienen puntos de vista sobre el objetivo de la historia, y tienen ciertas visiones específicas del principio regulativo de la historia humana.

Ahora se que puedes ver que la cuestión del reino de nuestro Señor Jesús sobre la tierra es una pregunta que toca nuestra filosofía de la historia. Lo que creemos sobre eso determinará hasta cierto punto lo que creemos acerca de lo que está sucediendo en este mundo en el que estamos viviendo. Si, por ejemplo, somos posmilenaristas, debemos creer que las cosas están mejorando y así interpretaríamos la historia siguiendo esas líneas. Si somos amilenialistas o premilenialistas, estaríamos de acuerdo en que las cosas no están mejorando, y interpretaríamos las cosas a lo largo de esa línea.

Los premilenaristas tienen una visión diferente de lo que está sucediendo y lo que Dios está tratando de hacer. Los amilenialistas no creerían que las promesas de la palabra de Dios en su sentido literal necesariamente deben cumplirse y por lo tanto no leerían las promesas abrahámicas mientras los premilenaristas leerían las promesas de Abraham. No verían esta época presente como una época en la que algunas de esas promesas abrahámicas comenzaban a tener su último cumplimiento. Verían las cosas de manera diferente.

En otras palabras, lo que estoy diciendo es que lo que creemos acerca del milenio no es simplemente una cuestión de curiosidad, sino que determina algunas cuestiones mucho mayores en el estudio de la palabra de Dios. Recuerden que después de haber sido enseñados por el Señor Jesús durante los cuarenta días siguientes a su resurrección, los apóstoles le preguntaron: ¿Querrás restaurar el reino a Israel?. El Señor Jesús, recuerda, no cuestionó en absoluto la legitimidad de esa pregunta, pero respondió con referencia al tiempo. Él dijo: “No es para ustedes conocer los tiempos o las estaciones que el Padre ha puesto en Su propio poder.” Él no dijo, ahora el reino nunca será restaurado a Israel en absoluto; ¿Cómo alguna vez consiguió semejante idea en su cabeza. Pero más bien, no es para que usted conozca los tiempos o las estaciones.

Comento esto porque parece evidente a partir de este incidente particular registrado en Hechos capítulo 1 versículos 6 y 7 que después de haber sido enseñado por el Señor Jesús durante cuarenta días después de su resurrección, dándoles un curso de estudio que seguramente muy bueno. Después de haberles dado esta tremenda instrucción y por el camino, Lucas lo describe como instrucción en las cosas que conciernen al reino de Dios, se hacen la pregunta: ¿En este momento restaurarás el reino a Israel? Así que es evidente que una gran parte del ministerio del Señor Jesús a los apóstoles después de su resurrección, cuando fueron mucho más capaces de soportar su enseñanza, se refería a las cosas proféticas y específicamente al reino que Dios había prometido a Israel en el Antiguo Testamento.

Así que esto no era realmente una cuestión de curiosidad. No era que estudiaran la profecía porque la profecía era popular. Fue porque esta fue la clave para el despliegue de lo que Dios está haciendo en la época en que estamos viviendo, y debo decir que si una persona no entiende la palabra profética, tiene una visión de la Sagrada Escritura algo inadecuada. Y por lo que a mí respecta, me resulta difícil ver cómo un cristiano puede ser feliz en la época en que vive si no entiende la palabra profética. Me resulta muy difícil ver cómo podía entender lo que ocurre a su alrededor si no entiende estas cosas que tienen que ver con la profecía.

Por lo tanto, no estoy de acuerdo con D.C. McIntosh, quien escribió con referencia al premilenialismo, toda la idea obsoleta de un retorno literal y visible de Jesús a esta tierra. es una idea obsoleta que ya no es válida.

Refutando el Post-Milenialismo

Queremos echar un vistazo al post-milenismo. Es sostenido por algunos hombres hoy. Por ejemplo, Loraine Boettner, que fue escrita un excelente libro sobre la predestinación, La Doctrina de la Reforma de la Predestinación es un hombre que se detiene y promulga activamente la interpretación post-milenaria de la palabra profética. Charles Hodge es generalmente considerado como un post-milenialista. A. H. Strong, el gran teólogo bautista, fue un convencido post-milenialista. Y así, el post-milenismo no está muerto y fue en algún momento un sistema muy extendido de interpretación profética.

La historia del post-milenialismo. El sistema no es viejo, aunque algunos de sus principios son tempranos. Hay tres hombres que son importantes para nuestro estudio. Quiero decir sólo unas pocas palabras sobre cada uno de ellos. El primero es el padre de la iglesia con el nombre de Orígenes. Origen nació en 185 dC, y así vivió unos cien años después de los apóstoles. Murió en 253. Él era en su día probablemente el estudiante principal de la palabra de Dios. No era un post-milenialista, pero Orígenes fue particularmente prominente y se recuerda particularmente por su método alegórico de interpretación.

Ahora este método alegórico de interpretación que Orígenes enunció un pozo y su negación del premilenialismo son pasos a lo largo del camino al post-milenismo. Orígenes no sólo negó el premilenialismo y no sólo promulgó la interpretación alegórica, sino que también enunció la interpretación alegórica de que incluso llegó a negar la resurrección corporal del Señor Jesús.

Agustín es nuestro segundo hombre. Agustín es probablemente el mayor de los padres de la iglesia, el mayor teólogo de ellos sin duda y el gran oponente de Pelegius y otros. Agustín es de quien Lutero y Calvino obtuvieron sus mejores ideas, y afortunadamente en el caso de Calvino, Particularmente algunos de los males de los puntos de vista de Agustín que Calvino no absorbió. Pero su interpretación profética es algo que generalmente los Reformadores seguían, muy generalmente.

Agustín nació en el 354, murió en el 430. Él enseñó que el milenio debía ser interpretado espiritualmente como cumplido en la iglesia cristiana. En otras palabras, en su sistema, el milenio no es un reino literal de nuestro Señor sobre la tierra de mil años, sino que debe ser interpretado como un tiempo de bendición espiritual cumplido en la iglesia cristiana.

En términos generales, Agustín es considerado como el padre del amilenialismo. La razón es que amilenialistas les gusta ese nombre Agustín, porque los grandes principios de la gracia se derivan de él. Agustín es el hombre que nos enseñó, por ejemplo, que la voluntad no es libre, y todos los buenos cristianos aman esa doctrina al menos si comprenden los principios de la gracia. Ellos aman la doctrina de la esclavitud de la voluntad humana, porque saben que han sido liberados por la obra del Espíritu Santo.

Así que, como Agustín enseñó eso, y puesto que él efectivamente contrarrestó la idea pelegiana de que el hombre tiene un libre albedrío y se salva por la actividad de su libre albedrío, les gusta a Agustín, y les gusta pensar que Agustín también era un amilenial. Pero también se le puede llamar un post-milenio. Acabamos de decir que él es el padre del amilenismo, y quiero leer algunas palabras de Agustín porque creo que siempre es mejor leer las fuentes por ti mismo en lugar de escuchar a alguien decir algo sobre ellas. Así que voy a leer algunas cosas que Agustín tiene que decir sobre el reino milenario.

Hay una cosa que debo mencionar que me olvidé. Cuando hablamos del reino, usamos el término milenio, mil, mil años, mil años. Ahora en griego, el término para mil años es el término chilias, así que el milenialismo es la doctrina que se refiere al milenio, el período de mil años. Chiliasmo significa lo mismo. Sólo es una palabra basada en el idioma griego. Así que vas a encontrar en esto que se hace referencia al chiliasmo, así como al milenismo, o tal vez en este párrafo sólo milenialismo, pero en todo caso los mil años están aquí.

Ahora escuche lo que Agustín tiene que decir. “Ahora aquellos que por la fuerza de este pasaje tuvieron la idea de que la primera resurrección iba a ser corporal (estaba hablando de Apocalipsis capítulo 20 y la profecía de los mil años iba a ser corporal) fueron influenciados en esta dirección Principalmente por la cuestión de mil años. La noción era que los santos estaban destinados a disfrutar de tan prolongado Sábado de reposo, un santo descanso. Es decir, después de los trabajos de los seis mil años, que se extendía desde la creación del hombre, su gran pecado y mereció la expulsión de la felicidad del paraíso en la infelicidad de esta vida mortal. La interpretación se elaboró a la luz del texto de la Escritura, un día con el Señor es como mil años y mil años como un día.

“Así se suponía que debían seguir los seis mil años, tomados como seis días, un séptimo día o el sábado que ocupaba los últimos mil, y ser entregados a los santos resucitados para celebración. Uno podría soportar tal interpretación si incluía la creencia en algunos placeres espirituales que se acumularían a los santos de la compañía del Señor durante el reposo sabático. De hecho, yo misma acepté una vez esa opinión. Pero cuando estos intérpretes dicen que los santos nacientes deben pasar su tiempo en la glotoneria ilimitada con tales montones del alimento y de la bebida pues no sólo van más allá de todo el sentido de la restricción decente, pero va completamente más allá de creencia, entonces tal interpretación llega a ser totalmente inaceptable excepto al carnal importado.

Ahora Agustín obtuvo esto de algunos premilenaristas que no eran muy cuidadosos en el uso de las palabras y tampoco eran demasiado cuidadosos en su estudio de la Escritura. Porque promulgaron estas ideas de que vivir en el reino sería muy parecido a un paraíso mahometano. Y quiero asegurarle que no es por esto que es ud. Un premilenarista.

De todos modos, continúa diciendo: “Pero los espirituales llaman a aquellos que pueden tragar la interpretación literal de los mil años, chiliastas, de las chilias griegas, mil o milenarios de la palabra latina correspondiente. Para refutarlos punto por punto tomaría demasiado tiempo. Mi obligación actual será más bien mostrar cómo se debe entender el pasaje bíblico en cuestión “.

Ahora hay páginas y páginas de discusión, y no voy a molestarte con el resto, pero puedes ver que Agustín confiesa que era un premilenialista, pero se convirtió en un amilenialista o abandonó el premilenarismo a causa de la glotoneria ilimitada De los puntos de vista de algunos premilenialistas.

Ahora queremos venir al tercer hombre, Daniel Whitby, que nació en 1638 y murió en 1725, generalmente se cree que es el padre del sistema post-milenial. Ahora él, como Agustín, pensaba que el milenio se cumplió en el período interventor. Es decir, entre el tiempo de la primera venida de nuestro Señor Jesús y la segunda venida. Pero la visión de Whitby era ligeramente diferente de la de Agustín en que pensaba que el milenio estaba en un futuro lejano. Whitby sintió que el reino milenial se encuentra principalmente en la última parte de la era de la iglesia. En otras palabras, después del tiempo de la cruz, comienza el período de la iglesia. Durante este período de tiempo Satanás está atado. ¿Sabía usted que? Satanás está atado.

Ahora, por supuesto, estos hombres no eran mudos. No eran ignorantes. Ellos enseñaron que Satanás estaba atado, pero ellos dijeron que no está atado de tal manera que él no puede liberarse de acuerdo con lo que Pedro dice, Satanás va como un león rugiente. Así que estaba atado, pero tiene una cadena extremadamente larga. Así, el período de la iglesia consume este período de tiempo, pero durante el período de la iglesia debido a la predicación del evangelio, y debido a los medios de gracia y el testimonio de los santos, vamos a ver una transformación gradual de la sociedad humana con El resultado de que entraremos en un período de tiempo, una especie de edad de oro, en la que las profecías del Antiguo Testamento con referencia al reino milenial se cumplen espiritualmente. En otras palabras, las cosas van a mejorar y, en definitiva, vamos a tener un milenio.

Por supuesto, el señor Whitby conocía esos pasajes de la Escritura. Era un Unitario, pero conocía aquellos pasajes de la Escritura, y algunos de los otros que han tenido puntos de vista similares también conocen aquellos pasajes de la Escritura que describen un período de gran tragedia y catástrofe justo antes del Advenimiento del Señor a la tierra, por lo que aquí se inserta un período de tiempo. Después del reino milenario, habrá un período de Gran Tribulación que durará un poco de temporada. Entonces vendrá el Señor Jesús. Habrá la segunda venida, la resurrección de los muertos, el juicio del Gran Trono Blanco después del Armagedón y el incidente de Gog y Magog, y el resultado de todo esto a la conclusión de la era milenaria será el nuevo cielo y la nueva tierra. Pero, por supuesto, el punto clave es que el Señor Jesús vendrá después del milenio, por lo que esta es una interpretación post-milenaria del futuro. Daniel Whitby, entonces, es importante porque es el fundador del sistema post-milenial.

Hay realmente dos tipos de post-milenismo, y creo que debemos tener esto en mente. El post-milenismo, como se puede ver fácilmente, es un tipo de interpretación que se prestaría muy bien a la filosofía humanista materialista de los días desde la época del clero o de la Ilustración. Porque, al alabar lo que el hombre va a hacer, armoniza maravillosamente con la idea humanista, la idea científica, que gradualmente estamos mejorando y mejorando, y vamos a introducir la sociedad ideal a través de la ciencia, por medio de nuestra Intelecto o cualesquiera que sean los medios.

Pero los dos tipos de posmilenarismo que se han desarrollado son, en primer lugar, un tipo bíblico. Ahora este es el tipo de Charles Hodge y Loraine Boettner. Han creído por la interpretación de ciertas Escrituras. Ellos han basado su doctrina en la Escritura de que el mundo va a ser cristianizado debido al poder de Dios por el evangelio ya través de las ordenanzas del bautismo y la Cena del Señor. Por ejemplo, aquellos pasajes del Nuevo Testamento que hablan del hecho de que el reino no es de este mundo, o aquellos pasajes que describen la siembra gradual de la semilla -los pasajes que describen la levadura de la sociedad- son pasajes que tienen que ver con el creciente reino sobre la tierra.

Ahora voy a dar vuelta y en este punto leer la lectura de la Escritura que quise leer antes, pero realmente encaja en este punto. Así que si usted tiene sus Biblias, quiero que se vuelvan a Mateo capítulo 12 versículo 28 y 29 y me dejan leer un par de versos y luego vamos a leer algunos versículos de Mateo capítulo 13. Así Mateo capítulo 12 versículos 28 y 29. Ahora aquí leemos.

Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios. Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa. Mateo 12:28-29 RVR

Ha sido la interpretación de muchos post-milenistas que el Señor Jesús, cuando vino y murió en la cruz en el Calvario, por la sangre que derramó y la victoria que ganó, ató al hombre fuerte Satanás de tal manera que Se puede decir que está ligado a lo largo de esta era. Ahora vamos a leer el capítulo 13. Este es el capítulo en el que tenemos las parábolas del reino. Y leemos en el versículo 1 del capítulo 13.

Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. El que tiene oídos para oír, oiga. Mateo 13:1-9 RVR

Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador: Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino. Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza. El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno. Mateo 13:18-23 RVR

Ahora esto, se piensa que es una ilustración de pasajes en la palabra de Dios que describen la siembra de la semilla a través de la edad actual, la conclusión de que será una especie de milenio. Usted puede ver esto particularmente cuando usted viene a la parábola de la levadura, y creo que debemos mirar eso. Está en el versículo 33. Esta parábola se adapta mucho más a esa doctrina.

Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.Mateo 13:23 RVR

Así que la toma de la levadura y la ocultación en tres medidas de harina hasta que el todo fue leudado es una ilustración de cómo el evangelio es traído a este mundo en el que vivimos a través de la obra salvadora de Cristo y cómo el mundo será en última instancia Leudado por la predicación del evangelio. Esta es la forma bíblica del post-milenismo. Esta es la forma que tienen los hombres que aman la Biblia y que creyeron en el poder de Dios.

El segundo tipo de post-milenismo es de un tipo diferente. Es un tipo que es sostenido por los liberales. Es el tipo evolutivo. El material de este tipo de posmilenarismo no es la palabra de Dios, sino la razón humana y su confianza en el hombre para lograr el progreso por medios naturales. Esto se refleja en las palabras del psicoterapeuta francés Emile Coue, que es tan popular, era tan popular cuando yo estaba creciendo, que es mejor conocido quizás por su famosa declaración, “Día a día en cada forma que estamos cada vez mejor y mejor. “Ese tipo de doctrina era el producto de la Ilustración y fue alimentado por la revolución científica, así como, por supuesto, el pensamiento evolutivo, materialista, humanista.

Este tipo de postmilenarismo es característico de los liberales, y es por eso que, cuando estuviste en tu iglesia liberal, si alguna vez estuviste en una iglesia liberal como yo, es por eso que oíste a los hombres en el púlpito los domingos Mañana levantarse y hablar sobre el reino y hablar de traer el reino. Solía oír esa expresión en mi iglesia presbiteriana con bastante frecuencia, que estábamos involucrados en la gran obra de traer el reino. Este es un reflejo de este tipo de filosofía y este tipo de teología. Así que ustedes ven que estas preguntas del posmilenarismo son en realidad preguntas más amplias que afectan nuestra visión global del mundo y la vida en la que somos y en los que estamos viviendo.

Pensemos ahora por unos momentos sobre el sistema del post-milenismo. Es difícil establecerlo completamente ya que hay diversos elementos involucrados. Después de todo, Whitby era unitario. Ni siquiera era cristiano. Los unitarios no son cristianos. Usted puede ser muy religioso y muy dulce también, pero usted no es cristiano. Los cristianos son trinitarios. Bueno Whitby era un Unitario.

Por otra parte, Charles Hodge y A. H. Strong, eran calvinistas, eran hombres fuertes, buenos, cristianos, que entendían las doctrinas de la gracia. A. H. Strong fue quizás y todavía es considerado por muchos bautistas como su mayor teólogo. Estos hombres eran post-milenio. Por lo tanto, es muy difícil tomar todo el sistema y analizarlo cuando tiene elementos tan diversos dentro de él. Pero intentaremos de todos modos.

El post-milenialismo se caracteriza por una espiritualización de la Escritura: la interpretación alegórica de la Escritura, el método simbólico de interpretación de la Escritura. En otras palabras, esas grandes profecías del Antiguo Testamento que hablan de la bendición que debe extenderse a la Nación Israel sobre la tierra se entienden de acuerdo con este método de interpretación para referirse a las bendiciones espirituales que han llegado a la iglesia de Cristo En la edad presente. Así que las profecías de gran bendición en el Antiguo Testamento no se aplican a la Nación Israel como se les dio en el Antiguo Testamento, sino que se aplican a la iglesia de Jesucristo que se considera como una especie de nuevo Israel. Esto es característico tanto del amilenialismo como del post-milenialismo.

Los tipos de argumentos que se utilizan para esto, ya que después de todo, debe haber algunos argumentos para esta posición. Estos hombres son generalmente hombres inteligentes son algo como esto.

En primer lugar, la Biblia es un libro oriental, y porque la Biblia es un libro oriental, es como los libros de Oriente, y los libros del Oriente tienen en ellos mucho lenguaje figurativo y simbólico y, por consiguiente, no debemos interpretar la Biblia literalmente como lo hacen los Testigos de Jehová, pero debemos interpretar la Biblia a la luz del tipo de literatura que es. Y puesto que pertenece a cierto género literario, entonces debemos interpretarlo a la luz de los principios para interpretar ese tipo de género literario. Y puesto que es, pues, un libro oriental, debemos interpretarlo, figurativamente. Este es el tipo de razón que se da para esto.

Ahora la Biblia es un libro oriental. No hay duda sobre eso. La Biblia abunda en lenguaje figurativo. Por supuesto que es verdad. Incluso en nuestro lenguaje hoy usamos a menudo figuras. Ahora lo único que los premilenialistas han dicho es simplemente que el método normal de interpretación es el método que uno debe seguir a menos que el contexto requiera que interpretemos el lenguaje figurado o simbólicamente. Mientras que los amilenialistas y posmilenaristas, por otro lado, tienden a ir más con una regla general de interpretar el lenguaje profético figurado y simbólicamente y ocasionalmente, si es absolutamente necesario, literalmente. Así que este argumento es uno de los argumentos que se utilizan.

Un segundo argumento es el argumento que vimos en Agustín. Las interpretaciones literales están apagadas a menudo son absurdas. No tienen ningún sentido. Y también son carnales. Es decir, no debemos pensar por un momento que podemos tener un reino literal sobre la tierra y al mismo tiempo tenerlo espiritual. Ven un conflicto entre lo literal y lo espiritual. Lo que es literal, un reinado literal de nuestro Señor sobre la tierra y los creyentes reinando con él – esa visión literal del reino no puede ser espiritual. Por lo tanto, no podemos tener un reino literal.

“Permítanme ilustrar cómo algo que es literal también puede ser espiritual por una pequeña parábola.” Dijo durante un banquete de la iglesia, un grupo de predicadores estaban discutiendo la naturaleza del reino de Dios. Uno expresó su adhesión a la visión premilenial de un reino literal establecido en la tierra entre los hombres. A esto, un predicador bastante beligerante de 200 libras, “Ridículo. Tal idea no es más que materialismo “. Cuando se le pidió que expresara su propia opinión, él respondió:” El reino es un asunto espiritual. El reino de Dios ya ha sido establecido y está dentro de ustedes “.

Pues creo que responde efectivamente a la afirmación de los post milenistas que dicen que si el reino es literal no puede ser espiritual. ¿Por qué eso es absurdo? Hoy decimos que una persona nacida de nuevo que vive esta vida material puede ser una persona espiritual. El hecho de que tengamos actividades literales en el reino no significa que no sean espirituales. Cuando el Señor Jesús dijo, mi reino no es de este mundo, él no quiso decir que nunca tendría un reino en este mundo. Quería simplemente definir la naturaleza de ese reino. Es un reino que se opera de acuerdo con los principios espirituales celestiales. No negaba que no estaría en el mundo. Dijo que no es de este mundo, tal como nosotros en unos momentos antes, se decía que no eran de este mundo. Estamos relacionados con el Señor Jesús, espiritualmente. Así que en nuestro sistema de post-milenialismo su actitud hacia la Escritura es la de alegorizar la palabra de Dios, y por lo tanto es, creo, un sistema muy, muy defectuoso.

Segundo, su actitud hacia el propio reino. El milenio se sitúa en el actual período interventor, en el caso de Agustín o en el caso de otros que tienen una visión similar, o es más literalmente interpretado referido al futuro justo antes de que el Señor venga, de modo que el reino Según el post milenialismo es un tipo espiritual de reino que está en existencia ahora a través de esta edad presente, o será en el final de esta edad realizada cuando la edad de oro es llevada a la existencia sobre la tierra a través de las actividades de los hombres. Su actitud hacia la edad actual.

Ahora bien, como ustedes pueden ver, si estamos viviendo en el reino, o si progresamos gradualmente en esta época actual hasta el momento en que estaremos en el reino antes que el Señor venga, si vamos a traer el reino nosotros mismos, Entonces la actitud hacia el reino es totalmente optimista, como lo ha indicado este pasaje en Mateo 13.

David Brown. Uno de los principales postmilenaristas ha escrito: “El carácter creciente del reino enseñado por la semilla de mostaza y el carácter penetrante y asimilador enseñado por la levadura continúan hasta que toda la tierra es leudada y todo el mundo ha sido traído Y así se consideran parábolas del progreso de nuestra vida humana hasta que realmente tengamos un reino de Dios sobre la tierra sin la venida del Señor Jesucristo.

Donald Grey Barnhouse. Hace unos treinta años, hablando sobre el post-milenismo, dijo: “Si aceptamos el post-milenismo, tendríamos que reescribir las parábolas de Jesucristo, y él sugirió que esta es la manera en que deberíamos reescribir la parábola del sembrador.

“El dijo:” Un sembrador salió a sembrar y algunas semillas cayeron sobre buena tierra, tomaron raíz y crecieron produciendo trigo treinta, sesenta y cien veces.Más trigo cayó en tierra espinosa, pero el trigo frotó suavemente contra las espinas hasta que todas las espinas se habían transformado en trigo. Aún otros granos de trigo cayeron en un terreno poco profundo, pero las poderosas raíces atravesaron el lecho rocoso y convirtieron el suelo en buena tierra para que todos arraigaran y produjeran una buena cosecha. Finalmente, otros granos cayeron sobre tierra dura, transformándola en franco fértil, arraigó en buena cosecha, y así sucedió que cuando llegó la cosecha, no había nada en el campo sino el trigo.

Ésa es la clase de cuadro que nos da el postmillennialismo bíblico, y es el mismo tipo de cuadro que nos da el post-milenismo humanista.

Finalmente su actitud hacia el Segundo Adviento. Hay varios puntos de vista de postmilenialista con respecto a la Segunda Adviento. Algunos afirman un verdadero retorno corporal del Señor Jesús después del reino milenial, como Hodge, pero otros hablan sólo de repetidos retornos espirituales del Señor Jesús a menudo en varias crisis de la historia humana, el Señor Jesús regresa entonces. Supongo que habría dicho que el Señor Jesús realmente regresó cuando esa nube cayó sobre el Canal de la Mancha y permitió que los soldados aliados escaparan a Gran Bretaña en la Segunda Guerra Mundial. Ese tipo de cosas.

Debilidades del postmilenialismo

En primer lugar, es la debilidad hermenéutica. El principio espiritualizador del post-milenismo lleva a la indiferencia al estudio profético de la palabra de Dios. ¿No es interesante que en el día de hoy de tremendo interés en la palabra profética difícilmente se pueda pensar? – sólo puedo pensar en un predicador bien conocido que es un post-milenialista. De toda la enseñanza de la profecía hay una sola.

Ahora pienso que eso es evidencia del hecho de que este sistema que en su corazón espiritualiza la palabra de Dios, en su corazón conduce a la indiferencia a las porciones proféticas de la Escritura. Por ejemplo, Charles Hodge comienza su sección sobre escatología diciendo: “Este es un tema muy difícil y una persona no debe investigarlo a menos que sea un experto.” Él dijo: “Admito que no soy un experto, Voy a darle una especie de tratamiento histórico de él, y él se dedica a unas ochenta páginas de estudio de la profecía. “El Dr. Chafer en el Seminario solía decirnos como estudiantes que” Charles Hodge reconoce al principio de su sección escatológica que él no sabe nada sobre la escatología y luego gasta ochenta páginas probándola “.

Ahora Charles Hodge era un hombre muy piadoso cuya teología respeto extremadamente, pero cuando viene a la palabra profética él reconoció la misma cosa que la mayor parte de los post-milenialistas han tenido que reconocer a través de los años. No habían estudiado realmente las Escrituras proféticamente como deberían. Ese principio hermenéutico de espiritualizar la palabra de Dios, no tomarla en su sentido normal, es destructivo para el estudio de la palabra y, además, ese principio, si se permitiera su utilización en el estudio de las secciones soteriológicas de la Biblia Y las secciones eclesiásticas y las otras secciones de la palabra de Dios, aparte de la profecía, conduciría también a la indiferencia al estudio de toda la Biblia y eso, por supuesto, es precisamente lo que ha sucedido. No es algo necesario. Yo no culparía al Sr. Hodge por eso, pero es algo que muy fácilmente puede suceder.

La segunda debilidad es su debilidad antropológica. Estoy seguro de que usted en este auditorio sabe lo suficiente sobre la naturaleza humana para saber que la idea o la teología que el hombre va a traer en un reino es seguramente una sospechosa desde el punto de vista de la Biblia. Tiene una visión débil del hombre. No considera al hombre como esclavo del pecado en la medida en que la Biblia lo representa, y además no considera la historia humana como debería. Lo que mató el post-milenismo para la mayoría de la gente fue la existencia, la aparición de dos grandes guerras mundiales. La historia del hombre simplemente no siguió los sueños post-milenaristas, porque se basa en un cuadro de la naturaleza humana que no es fiel a la palabra de Dios. El reino de Dios es el reino de Dios. Nunca olvides eso. No es el reino del hombre y, por consiguiente, debe ser introducido por Dios y no por los hombres.

Finalmente, su debilidad exegética. Es totalmente incapaz de manejar los pasajes que tratan de las promesas hechas a Abraham ya su simiente, y las promesas hechas a la semilla davídica, las promesas que Pablo establece en Romanos capítulo 11 – promesas que sólo pueden ser manejadas si esas profecías Se toman en su sentido literal, normal. Y, por supuesto, lo que hemos visto suceder en el siglo XX es una especie de confirmación del tratamiento de la palabra bíblica en su sentido literal y normal.

Traducido por: Sneider Ferreira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s