Dependencia en la Oración

Posted on

ESJ-2018 0130-005

Dependencia en la Oración

Por Justin McKitterick

Cada vez que me siento en mi escritorio, una pequeña nota adhesiva amarilla con mi caligrafía de gallina me mira a la cara. En la nota adhesiva hay una pregunta de dos palabras: ¿ya oraste? La misma necesidad de esta nota muestra la debilidad de mi alma. Tal vez mejor dicho, expone el orgullo y la arrogancia de mi alma. Desearía no necesitar tal recordatorio, y desearía que la nota siempre cumpliera su propósito, pero lamentablemente hay ocasiones en que me siento y no oro y no oro. Del olvido al ajetreo, la oración es a menudo lo primero que se aparta cuando las demandas de la vida y el ministerio llaman a la puerta. El tiempo es corto y la lista de tareas pendientes es larga, y es fácil entrar en modo de productividad. Sin embargo, la naturaleza misma de las demandas del ministerio expone por qué necesito este recordatorio en mi escritorio.

La proclividad del corazón humano se inclina hacia la independencia, la autosuficiencia y la autojustificación. Teológicamente sabemos que somos dependientes, pero prácticamente vivimos como si fuéramos autónomos. Para aquellos de nosotros en el ministerio pastoral, hay una ironía en esta lucha porque continuamente predicamos a nosotros mismos y a otros sobre nuestra necesidad y dependencia de Cristo. Pero lamentablemente podemos caer en el ministerio de la carne en la independencia en lugar de la dependencia. Olvidamos lo que Pablo dice en 1 Corintios 3:7 donde les recuerda a los corintios que “solo Dios da el crecimiento”. En el contexto, Pablo no minimiza su papel privilegiado como siervo de Dios (1 Cor 3:5) o su necesidad de ser fiel (1 Cor 4:2). Más bien, él está resaltando que aunque Dios usa a los hombres para plantar y regar (1 Cor 3:6), Él es quien causa todo crecimiento.

Cada sermón, cada reunión de consejería, cada reunión de liderazgo y cada oportunidad de evangelización dependen de la misericordia y la gracia de Dios. Cuando oramos, estamos expresando nuestra humilde dependencia de él, reconociendo que, aparte de su obra misericordiosa, no habrá fruto. La oración es una confesión de necesidad y una declaración de su grandeza. Gritamos con necesidad al único que puede satisfacer esas necesidades: el Creador todopoderoso y benevolente que está trabajando para Su gloria. Y aunque no hay nada místico que tenga lugar cuando uno ora antes de una reunión o cuando se sienta en un escritorio para estudiar o responder correos electrónicos, la oración o la falta de ella es muy reveladora para el corazón. Revela en quién o en lo que estamos confiando. Nos recuerda de quién y de qué se trata el ministerio. También revela la gloria que realmente buscamos. A veces, nos afianzamos tanto al ministrar por Cristo que ministramos sin Cristo. Olvidamos quién realmente hace la obra, y terminamos girando en vano nuestras ruedas y quemando nuestras almas. El Señor ha llamado al ministro a la tarea más privilegiada y gloriosa, y sin embargo, nunca se suponía que lo hiciéramos con nuestras propias fuerzas. La oración no es la única forma en que dependemos del Señor, pero es una de las evidencias más tangibles de la dependencia.

Espero que algún día no necesite una nota adhesiva para recordarle a mi alma lo dependiente que soy. Pero hasta que llegue ese día, necesito que me hagan la pregunta: “¿ya oraste?” ¡Necesito el recordatorio de mi dependencia! Cuando nos sentamos a escribir nuestro próximo sermón, a prepararnos para nuestra próxima reunión o a reunirnos con esa pareja para asesoramiento, podemos expresar humildemente nuestra dependencia del Señor, reconociendo que todo nuestro trabajo es en vano aparte de Su gracia, porque en última instancia, ¡él es quien hace el trabajo!

Justin McKitterick es uno de los nueve pastores del campus de TES, que fungió como Pastor-Maestro de Grace Community Church en Jacksonville, Florida, desde 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s