El Momento De La Verdad: Su Realidad

Posted on

ESJ-2018 0324-001

El Momento De La Verdad: Su Realidad

por Steven Lawson

Durante el juicio de Jesús, Poncio Pilato formuló una pregunta que ha resonado a través de los tiempos: “¿Qué es la verdad?” Esa es la pregunta clave para hoy, cuando la idea de la verdad absoluta es cada vez más y más rechazada en nuestra cultura. Para ayudarnos a entender lo que está en juego, estamos examinando la conversación entre Jesús y Pilato en Juan 18. En el primer mensaje, vimos el rechazo de la verdad de Dios como lo que yace detrás de todo tipo de mal en la sociedad de hoy. Esta publicación verá la realidad de la verdad. Veamos nuestro pasaje de nuevo:

Jesús respondió: Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, entonces mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; mas ahora mi reino no es de aquí. Pilato entonces le dijo: ¿Así que tú eres rey? Jesús respondió: Tú dices que soy rey. Para esto yo he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz. Pilato le preguntó: ¿Qué es la verdad? ( Juan 18:36-38a)

Jesús dice: “Para esto he nacido y para esto he venido al mundo”. Aquí, en parte, está la razón de la encarnación. En definitiva, la razón de la encarnación es la cruz sobre la cual murió Cristo. Pero también vino a dar testimonio de la verdad, a testificar, a enseñar, a declarar, a afirmar, a afirmar la verdad. Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” ( Juan 14:6 ). En esa declaración, Jesús dice tener el monopolio de la verdad. Él es la verdad. No hay verdad fuera del Señor Jesucristo. Y no hay forma de estar en el camino excepto creer en la verdad, y no hay forma de tener la vida excepto al recibir la verdad. ¿Qué es la verdad? En una palabra, la verdad es la realidad. La verdad es la forma en que realmente son las cosas. La verdad no es cómo pueden parecer las cosas. La verdad no es lo que queremos que sean las cosas. La verdad no es lo que las encuestas de opinión populares dicen que son las cosas. La verdad es la forma en que realmente son las cosas. Así que veamos algunas características que ayudan a distinguir y definir la verdad.

La Verdad Es Divina

La verdad no viene de este mundo. No surge de la sociedad y la cultura. Más bien, la verdad desciende desde arriba. Viene de Dios, quien es la verdad y quien nos revela su verdad. La verdad es la autorrevelación del propio ser de Dios y de la naturaleza de Dios. Dios es el autor de toda la verdad porque Dios es la verdad. Dios mismo mide todas las cosas, por sí mismo, para determinar lo que está en conformidad con la verdad y lo que no es verdad. Dios es el juez final de toda verdad. Romanos 3:4 dice: “sea hallado Dios veraz, aunque todo hombre sea hallado mentiroso.”

La Verdad Es Absoluta

La verdad es soberana. La verdad reina sobre todo. La verdad es el estándar definitivo por el cual todo se mide. La verdad nunca es relativa. Nunca es arbitraria. Nunca es condicional. Todo lo que está fuera de la verdad es una mentira. Jesús dijo de los líderes religiosos de aquel día y de aquellos que los siguieron: “Sois de vuestro padre el diablo y queréis hacer los deseos de vuestro padre. El fue un homicida desde el principio, y no se ha mantenido en la verdad porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza, porque es mentiroso y el padre de la mentira”( Juan 8:44).) En última instancia, solo hay dos padres y dos familias en el mundo. Hay Dios el Padre, y todos los que son de Dios están en su familia, y escuchan la verdad. Y están los que son de su padre el diablo, y escuchan las mentiras de Satanás.

La Verdad Es Objetiva

La verdad es proposicional La verdad se transmite en palabras claramente definidas y palabras que tienen un significado definido. La verdad es blanco y negro. La verdad está estrechamente definida por la Palabra de Dios. La verdad es racional. La verdad no es subjetiva. La verdad es un hecho; no es sentimiento. La verdad está contenida en la Palabra de Dios escrita. El Salmo 119: 160 dice: “Tu palabra es verdad”. Jesús dijo lo mismo en Juan 17:17 . La verdad se encuentra en palabras específicas con significado específico en la Palabra inspirada, inerrante e infalible del Dios viviente.

La Verdad Es Singular

Cuando Jesús representa la verdad aquí en Juan 18, Él habla de la verdad. Cuando dice “la verdad”, no solo declara que es objetiva y autoritativa, sino que dice que es singular. Toda la verdad de la mente de Dios encaja perfectamente, y nunca hay ninguna contradicción. Lo que Dios le dice a una generación es verdad para cada generación. La Biblia habla con una sola voz. Establece un plan de salvación, hace un diagnóstico del problema de la condición humana, presenta una historia de redención y ofrece un Salvador. Todos los sesenta y seis libros de la Biblia están juntos. Si trazas un hilo en Génesis, tu Biblia se arrugará en Apocalipsis. Aunque hay más de cuarenta autores, que escribieron durante un período de mil seiscientos años, hay un autor primario que utilizó autores secundarios para registrar lo que está en este libro: la verdad infalible de Dios.

La Verdad Es Inmutable

La verdad nunca cambia. Lo que era cierto en el Jardín del Edén es cierto en todo el Antiguo Testamento, es verdadero en los tiempos de Cristo, es verdad en la expansión de la iglesia, es cierto a través de los siglos, y es verdad hoy porque Dios nunca cambia. Él es “el mismo ayer, y hoy, y por los siglos” ( Hebreos 13:8). Es este Dios eterno, inmutable e incambiable quien habla la verdad, y cuando Dios habla la verdad, fluye de su propia naturaleza y lo que Dios dice nunca cambia. Su Palabra “está asentada en los cielos” ( Salmo 119:89 ), y “la palabra de nuestro Dios permanecerá para siempre” ( Isaías 40:8 ). La verdad es siempre la misma de generación en generación. La sociedad puede tratar de redefinir la moralidad, la cultura puede tratar de reclasificar lo correcto y lo incorrecto, pero la verdad nunca cambia.

La Verdad Es Autoritativa

Cuando la verdad habla, Dios habla. Juan Calvino solía decir, citando a Agustín, que cuando la Biblia habla, Dios habla. Su palabra escrita es autoritativa. Hace exigencias sobre nuestras vidas. La verdad nunca es solo interesante. La verdad nunca pretende provocar simplemente nuestra curiosidad. No, la verdad es asertiva. La verdad tiene derecho a exigir nuestras vidas porque es la verdad de Dios. La verdad posee el derecho de gobernar nuestras vidas.

La Verdad Es Poderosa

La verdad solo condena. La Palabra de Dios es viva y activa, más nítida que cualquier espada de dos filos, capaz de atravesar la división del alma y el espíritu y exponer los pensamientos más íntimos del hombre. Todas las demás afirmaciones simplemente permanece superficialmente. Solo la verdad puede hundirse y penetrar en el corazón de una persona, exponiendo sus corazones ante Dios y permitiéndoles verse a sí mismos tal como Dios los ve. La verdad salva. En verdad, es el germen de la vida. Y cuando esa semilla de verdad es recibida en el corazón por fe, germina por regeneración soberana, y hay vida. Hemos sido “nacidos de nuevo, no de simiente perecedera, sino imperecedera, es decir, por la palabra de Dios viviente y duradera” ( 1 Pedro 1:23 ). La verdad santifica. Nos conforma a la imagen de Cristo. La verdad alienta. La verdad consuela.

La Verdad Es Determinante

Tu destino eterno está determinado por la verdad. Tu relación con la verdad determinará dónde pasarás toda la eternidad. Tu relación con la verdad determinará si estás en el cielo o en el infierno para siempre. Tu relación con la verdad marcará el rumbo de tu vida en este mundo. Tu relación con la verdad definirá a tu familia. Dirigirá tu negocio. Será una lámpara para tus pies y una luz para tu camino. Toda tu vida está marcada por la verdad. Todo lo que no se mide con la verdad es una fachada. Solo una vez que la verdad ha hablado podremos entender qué es la verdadera realidad.

Esta es la realidad de la verdad. En nuestra próxima publicación de blog, consideraremos la recepción de la verdad.

2 comentarios sobre “El Momento De La Verdad: Su Realidad

    Efren Gonzalez Quiros. escribió:
    24 marzo 2018 en 12:37 pm

    Quien busca su realidad o su verdad, generalmente lo hace a través de su prisma personal. Así, dependiendo de quien pregunte, así tambien esperara respuesta que lo satisfaga. La realidad para Adan y Eva en el Edén, estaba en la obediencia, la verdad para Poncio Pilatos, estaba en la conveniencia, la verdad para los cristianos está en la creencia.

    […] El Momento De La Verdad: Su Realidad — Read on evangelio.blog/2018/03/24/el-momento-de-la-verdad-su-realidad/ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s