Día: 16 marzo 2018

Doctrina Mortal: Divorciando el Espíritu Y la Verdad

Posted on

ESJ-2018 0316-003

Doctrina Mortal: Divorciando el Espíritu Y la Verdad

POR COSTI HINN

Joel Beeke, en su artículo sobre el conocimiento y la piedad de Calvino, resume su visión de la enseñanza de Calvino sobre la obra del Espíritu Santo y la Palabra escrita de esta manera: “La obra del Espíritu no suplementa o reemplaza la revelación de la Escritura, sino que la autentica.” [1]

La Declaración de 1978 sobre la inerrancia bíblica de Chicago, artículo XVII, dice: “Afirmamos que el Espíritu Santo da testimonio de las Escrituras … Negamos que este testimonio del Espíritu Santo opere en forma aislada o en contra de las Escrituras”. Leer el resto de esta entrada »

Teología Reformada en América Latina

Posted on

ESJ-2018 0316-002

Teología Reformada en América Latina

Por Miguel Nuñez

¿QUÉ LE CAUSÓ A DEJAR LA PROFESIÓN MÉDICA PARA CONVERTIRSE EN PASTOR Y PLANTAR UNA IGLESIA?

Antes de responder a la pregunta, solo para mayor claridad, permítanme decir que todavía veo algunos pacientes en el campo de las enfermedades infecciosas. Por lo general, son casos complicados en los que mi función principal es ofrecer una opinión o un tratamiento en los casos donde no se ha encontrado una explicación o donde los tratamientos anteriores han fallado. Podría ver de dos a cuatro casos como este a la semana, como máximo. No tengo un consultorio médico y los pacientes deben ser remitidos por otro médico. Leer el resto de esta entrada »

Ídolos en el Templo de Dios

Posted on

ESJ-2018 0316-001

Ídolos en el Templo de Dios

Por Mike Riccardi

Hace mucho tiempo, en una tierra muy, muy lejana, comencé una serie sobre la cual el fiel ministro cristiano puede asociarse legítimamente en el ministerio. Primero, estudié brevemente la historia del movimiento ecuménico para ilustrar vívidamente la terrible consecuencia de la desobediencia a la Escritura en este asunto. Luego, me orienté hacia el texto clave que responde a esta pregunta, 2 Corintios 6:14-7:1 y consideré el contexto en el que se presenta. Luego, consideré la principal prohibición del texto en sí, y exploré lo que significa para los cristianos no estar “en yugo desigual” con los incrédulos.

En el último artículo de esta serie, consideré cómo el texto describe con precisión cómo los creyentes son “desiguales” para los incrédulos. Mencioné que había cinco diferencias fundamentales entre creyentes e incrédulos que Pablo enumera, y miramos los primeros cuatro en esa publicación. Los creyentes y los incrédulos están gobernados por diferentes reglas de vida, son súbditos de diferentes reinos, están gobernados por diferentes reyes y poseen diferentes cosmovisiones. Hoy, intento retomar lo que dejé ahondando en la quinta diferencia fundamental, que es, simplemente, que adoramos a diferentes Dioses. Pablo concluye su serie de preguntas retóricas en el versículo 16 preguntando: “¿Qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos?” Leer el resto de esta entrada »