La Predicación y el Reloj

Posted on

La Predicación y el Reloj

Martes, 8 de diciembre 2009

(Por John MacArthur)

¿De cuánto tiempo debe ser un sermón?

¡En la medida en que se necesite cubrir el pasaje de manera adecuada! No creo que la longitud del sermón es tan importante como su contenido. A veces he predicado cincuenta minutos y han pasado diez minutos muy largos. Otras veces, he predicado de una hora y veinticinco minutos y ha sido justo. Lo importante es cubrir el punto principal para que las personas estén convencidas de su verdad y comprender sus necesidades. Si usted no tiene nada valioso que decir, incluso veinte minutos parecerán una eternidad a su gente. Si están interesados, se quedarán con usted. Sin embargo, no se debe confundir la persuasión por prolijidad. Si se predica más de lo que debe, sacrificará la persuasión.

Estoy convencido de que la exposición bíblica requiere por lo menos cuarenta minutos. Menos de esto no sería suficiente para analizar el texto profundamente. Si tarda quince o veinte minutos para dar el trasfondo, diez a quince minutos para extraer los principios, de cinco a diez minutos para una referencia cruzada, y de cinco a diez minutos para la conclusión, ya tiene cerca de cincuenta minutos. Es raro que un hombre predicando por veinticinco a treinta minutos haga una exposición doctrinal.

Por ello, el desarrollo del flujo lógico de un sermón es crucial. Si su mensaje se esboza claramente y conduce a su pueblo a través del proceso de descubrimiento, tratará de mantener su atención. Su sermón debe ir a alguna parte. Usted no puede limitarse a dar una serie de verdades diversas sin relación entre sí. Si su sermón carece de interés porque es incoherente, su gente perderá interés.

Si usted va a ser un expositor de la Biblia, olvide los sermones de veinte y treinta minutos. Usted buscará cuarenta o cincuenta minutos. En algo menos que eso, usted no puede Exponer la Escritura. El propósito de un sermón no es para acabar de una vez, sino más bien para explicar la Palabra de Dios. Mi objetivo no se logra porque sea breve. Mi meta es lograr cuando lo tenga claro y haya expuesto la Palabra de Dios.

¿No se aburrirá la gente si predico demasiado tiempo sobre el mismo libro?

Creo que la gente se aburre si usted es aburrido. No tiene que ver con la cantidad de tiempo que pasa en un libro. Mientras usted esté diciendo cosas que capten su interés y desafíen sus vidas, no importa en qué libro usted esté o por cuánto tiempo.

Creo, sin embargo, que el equilibrio es deseable. Si usted está predicando a través de un libro muy doctrinal, como Romanos o Hebreos, es bueno darle a la gente un descanso periódicamente. Si usted está predicando a través de uno de los Evangelios, tal cosa puede no ser necesario. Cuando prediqué a través de Mateo durante un período de ocho años, casi nunca sentí la necesidad de tomar un descanso. Mateo contiene esa mezcla de pasajes doctrinales, parábolas y pasajes narrativos que cambia el ritmo con frecuencia por si solo.

A veces, también, tendrá que hacer frente a un tema específico. Usted puede encontrar que la gente en su iglesia está siendo influenciada por una enseñanza bíblica que hay que combatir. O pueden ser confundidos en un pasaje de la Biblia o una cuestión teológica. También, de vez en cuando puede ver la necesidad de predicar sobre la visión bíblica de un acontecimiento mundial importante. En general, sin embargo, la predicación a través de un libro no aburrirá a la gente si usted es un predicador interesante. Esta es la forma más pura de la predicación expositiva.

El post de hoy es adaptado de la sección de P & R de El Redescubrimiento de la Predicación Expositiva (Nelson, 1997).

Tomado de Shepherds Fellowship Pulpit Magazine

2 comentarios sobre “La Predicación y el Reloj

    jesus escribió:
    9 diciembre 2009 en 10:14 am

    Las respuestas exactas a mis preguntas actuales, ¿qué más se puede pedir a un Dios de amor y misericordia que se preocupa por responder incluso a estas preguntas tan simples de un siervo suyo?
    A El y solo a El sea la gloria, honra y honor por los siglos de los siglos.
    ¡¡AMEN!!

    FERNANDO RIVERA P. escribió:
    9 diciembre 2009 en 10:49 pm

    QUERIDOS HERMANOA EN CRISTO QUIERO SABER SOBRE DEJAD LOS NINOS VENIR A MI..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s