Sexo No Por Favor, Soy Británico

Posted on Actualizado enn

clip_image002 Sexo No Por Favor, Soy Británico

por Carl Trueman

A la luz de mi reciente post sobre el risible sexo-experimento de Ed Young, un amigo me preguntó esta semana sobre la tendencia actual de algunos pastores de hacer referencia a temas sexuales con detalles gráficos en los libros y sermones. Después de haber sido justamente reprendido por mi esposa una vez por emplear la frase `bailarina de barra" cuando prediqué sobre 1 de Corintios una congregación donde había niños, ahora soy muy prudente cuando estas cuestiones surgen. Aquí están mis pensamientos sobre otra de las muchas tendencias modernas en los círculos neo-reformados con los que tengo poca paciencia.

Es cierto: los que saltan rápidamente en alegorizar el Cantar de los Cantares eluden todo el hecho evidente de que se trata de un poema de amor erótico. Sin embargo, me parece importante que la Biblia reserva las referencias sexuales crudas y explícitas para pasajes como Ezeq.23:20. Sí, la Biblia contiene crudeza pero nunca se usa ese lenguaje para describir un matrimonio que funcione correctamente. Aquellos que hablan de manera explícita en sus sermones sobre los actos sexuales pueden reflejar el hecho de que la Biblia se refiere a tales cosas, pero la forma en que lo utilizan en realidad puede estar reflejando más las patologías de la cultura en general. Ciertamente no están dando ningún respeto a la forma que utilizan la escritura para hablar de tales cosas. Hay una belleza en el Cantar de los Cantares que está conectado a su forma poética. Decirle al mundo que se refiere a tal o cual acto sexual pierde el punto específico en tantos niveles diferentes y es una respuesta interesante y elocuente que tal vez nos dice mucho sobre el lector y muy poco sobre el texto, me recuerda al estar en una galería y ver priapistas adolescentes riéndose del pecho desnudo de una mujer en una pintura de un maestro del Renacimiento.

También me pregunto qué tan útil es tratar en detalle gráfico actos sexuales desde el púlpito para aquellos que luchan con la adicción a la pornografía en Internet. O simplemente a las personas solteras. O para aquellos que no han oído hablar de algunos de los actos sexuales mencionados. O para aquellos que son impotentes. O para aquellos que todavía son niños. O para aquellos que sufrieron abuso sexual. Tantos asuntos pastorales parecerían ser exacerbados por la enseñanza explícita e indiscriminada sobre este asunto desde el púlpito. Sí, hay, obviamente, las disfunciones sexuales graves en la iglesia – muchas se derivan directamente de una cultura más amplia, que es tan explícita sobre el sexo – pero la mayoría de ellas no todas, se resolverán mejor en contextos pastorales más individualizados.

Además, la reducción de las relaciones sexuales a una serie de actos físicos parece jugar a las idolatrías del mundo alrededor, y esta reducción puede ser el resultado tanto de la forma en que hablamos sobre el sexo como el contenido de lo que decimos. Me parece significativo, por ejemplo, que ahora rutinariamente hablemos de “tener sexo” más que “hacer el amor.” Tal vez esto último es algo arcaico, pero todavía lleva consigo connotaciones emocionales, relacionales y de amor que el primero carece por completo. Un hombre puede tener relaciones sexuales con una prostituta, sólo puede hacer el amor con alguien con quien él está emocionalmente conectado.

La negativa de la Biblia para reducir el sexo a los actos físicos es sin duda una de las razones por las que se utiliza la poesía para describirlo. La poesía comunica significado y e importancia que no puede reducirse simplemente a la referencia, y el giro del Cantar de los Cantares principalmente en un manual de sexo es sin duda un acto más de reduccionismo que saltar directamente desde el texto a Cristo y la iglesia. Esto es importante porque la reducción de la importancia del sexo a lo físico es uno de los mayores errores morales del espíritu de nuestro tiempo, y la tendencia actual de contenido explícito en sus sermones, parece más bien estar en continuidad con ese espíritu que ser una señal profética en contra de ella. El consejo de Pablo acerca de mejor casarse que estarse quemando no se reduce a “si usted lucha con la lujuria, encuentre a una chica para casarse y tener relaciones sexuales con ella.” Eso no aborda el problema subyacente. Todo el mundo sabe que nadie es adicto a una sola imagen pornográfica, así la lujuria no se elimina, simplemente tratando de ponerlo en un contexto monógamo.

Por último, me pregunto si la pasión actual por la producción de libros y sermones predicados sobre sexo también testifica la erosión de la frontera entre lo público y lo privado, que es más que evidente en el mundo que nos rodea. Facebook, Twitter, los ‘reality shows’ y el aumento de las celebridades cada uno sirve para convertirnos a todos en exhibicionistas y para hacer que los que anhelan ver la privacidad parezcan bichos raros y perdedores. Que esto está afectando a la iglesia de arriba hacia abajo es obvio, y por lo menos vale la pena hacer una pausa para preguntarse si los libros de sexo explícito y los sermones son parte de esto. Sin duda, es difícil imaginar que figuras públicas cristianas de antaño, como Martyn Lloyd-Jones, JI Packer, o Carl Henry crearan un sitio web llamado ‘sexoexperimento’ o dar consejos sobre técnicas sexuales desde el púlpito.

2 comentarios sobre “Sexo No Por Favor, Soy Británico

    […] que saltar directamente desde el texto hacia Cristo y la iglesia.” (Véase John MacArthur y Carl Trueman para más […]

    Jorge escribió:
    17 agosto 2016 en 11:04 am

    bendiciones a todos los hermanos que hacen posible publicar estos mensajes. Creo que hay que hablar del tema es muy importante, no desde el púlpito pero si convocar en eventos a los caballeros, jóvenes y mujeres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s