¿Es Apocalipsis 3:20 una invitación evangelística?

Posted on

ESJ-blog 20200607_01

¿Es Apocalipsis 3:20 una invitación evangelística?

POR MARK HITCHCOCK

Apocalipsis 3:20 es probablemente el versículo más conocido, más citado y más memorizado del último libro de la Biblia: “He aquí que estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré en él y cenaré con él, y él conmigo.” Este versículo es hermoso por su sencillez y sinceridad. Es claro para cualquiera que lo lea que es una invitación abierta de Jesús para la iglesia de Laodicea-tanto corporativa como individualmente-para buscar Su presencia y abrir la puerta para que Él entre. Pero, ¿cuál es la invitación específica, y a quién se dirige: a los creyentes o a los incrédulos? Hay cuatro puntos de vista principales sobre Apocalipsis 3:20.

Opinión #1-Salvación

Muchos ven Apocalipsis 3:20 como una explicación de cómo llegar a ser cristiano. [91] Para ellos, la puerta a la que Cristo llama es el corazón de un incrédulo que necesita permitir que Cristo entre para traer la reconciliación y el perdón. El problema con este punto de vista es el contexto en el que el Señor se dirige a los laodicenses como creyentes. En Apocalipsis 3:19 Jesús dice: "A los que amo, los reprendo y disciplino; por tanto, sed celosos y arrepentíos." Las palabras "amar…reprender…disciplinar…ser celosos…arrepentirse" son consistentes con alguien que ya es un seguidor de Cristo, no un incrédulo. Si esto es correcto, entonces el siguiente versículo no podría ser una oferta de salvación a los incrédulos. El contexto establecido en Apocalipsis 3:19 está en contra de este punto de vista.

Punto de vista #2-Escatológico

Según este punto de vista, la puerta a la que Jesús llama es "la puerta escatológica por la que Cristo entrará en su segundo advenimiento". [92] Cristo es representado como parado en la puerta y listo para regresar en cualquier momento, lo cual enfatiza la urgencia de que la gente se arrepienta y esté lista. Este punto de vista se apoya en el uso frecuente de la imagen de la puerta para representar el regreso de Cristo (Mateo 24:33; Marcos 13:29; Lucas 12:36; Santiago 5:9). Aunque este punto de vista es posible, parece demasiado oscuro. ¿Se puede esperar que los lectores hagan esta tenue conexión?

Punto de vista #3-Comunión Corporativa

Con este punto de vista, la puerta es la puerta de la iglesia. Apocalipsis 3:20 se dirige a la iglesia para que abra la puerta y deje entrar a Jesús. En una imagen patética, Jesús es representado de pie fuera de la iglesia, llamando a la puerta y buscando la entrada a su propia iglesia. Aunque esta visión parece creíble, la invitación de Jesús parece extenderse a cualquier persona dentro de la iglesia que abra la puerta, no a la iglesia en su conjunto. Jesús usa palabras que indican que el llamado está dirigido a individuos dentro de la iglesia ("cualquiera… él… él"), no a toda la iglesia.

Punto de vista #4-Comunión individual

Esta posición ve la puerta como los corazones de los creyentes individuales dentro de la iglesia que necesitan restaurar la comunión con su Señor. Cristo está fuera de la iglesia llamando a los creyentes dentro de la iglesia a arrepentirse y abrir la puerta de su corazón para que Él pueda restaurar la comunión con ellos. Creo que este punto de vista es el más coherente con el contexto y el lenguaje de Apocalipsis 3:20.

El comentarista bíblico Grant Osborne observa:

Nótese la progresión de la metáfora. Jesús llega a la puerta como un visitante, se identifica y busca la admisión. La persona debe responder, abrir la puerta y permitirle la entrada. El resultado es la comunión, ya que comparten una comida. Espiritualmente, esto denota un llamado al arrepentimiento y la respuesta del creyente para reconciliarse con Cristo. [93]

Charles Ryrie expone este punto de vista de manera sucinta en la nota sobre Apocalipsis 3:20 en la Biblia de Estudio Ryrie: "¡Qué increíble que Cristo sea mantenido fuera de su propia iglesia! ¡Qué gracia que todavía busque la entrada! Cristo está apelando a los creyentes mundanos y transigentes de la iglesia para que regresen y disfruten de una plena comunión con Él."

Charles Swindoll está de acuerdo en que esta es la interpretación de Apocalipsis 3:20, pero también ve una aplicación para el evangelismo: "Aunque este pasaje tiene alguna aplicación para el evangelismo, el Señor estaba principalmente preocupado aquí por mover a los cristianos de un compromiso a medias a un arrepentimiento total." [94]

Sea cual sea el punto de vista de Apocalipsis 3:20, la historia de Holman Hunt capta el conmovedor atractivo de este texto. Hunt pintó un famoso cuadro de Cristo como la Luz del Mundo, en el que representaba al Señor con una corona de espinas y de pie fuera del corazón humano cerrado, llamando pacientemente a la puerta para ser admitido. Una copia de este cuadro cuelga ahora en la Catedral de San Pablo de Londres. Cuando se expuso por primera vez, los críticos se reunieron para comentar la obra. Uno de ellos se dirigió al pintor y le dijo: "Señor Hunt, ha pintado usted una obra maestra, pero ha cometido un error muy grave. Ha pintado una puerta sin manivela". "No es un error", respondió el artista. "La manivela está en el interior". [95]

¿Ha abierto la puerta?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s