Rescatado de las Resoluciones Sin Sentido

Posted on

ESJ-2018 0103-003

Rescatado de las Resoluciones Sin Sentido

Por Jordan Standridge

Cuando miro hacia atrás en 2017, no puedo dejar de pensar en las hordas de estudiantes universitarios que recorren los distintos campus a los que asistí.

Millones de estudiantes universitarios de todo el país trabajan duro para encontrar la felicidad y, sin embargo, están tan confundidos acerca de cómo lograrlo.

Sin sentido. Esa es la palabra que me viene a la mente cuando pienso en sus vidas.

Es fascinante que no vean la inutilidad en todos sus esfuerzos. Tienen dificultades para elegir una carrera porque piensan que lo que decidan terminarán siendo su profesión por el resto de sus vidas. Van a la escuela para poder conseguir un trabajo decente, de modo que puedan comer alimentos decentes y tener unas buenas vacaciones cada año. Entonces, una vez alimentados y descansados, vuelven al trabajo para poder comer y pasar las vacaciones, de modo que puedan tener energía para volver al trabajo, de modo que puedan comer y así hasta que mueran. Te dan la imagen.

En medio de esto, para encontrar algún significado en la vida, se casan y tienen hijos. Luego alimentan a los niños y se aseguran de que puedan tocar instrumentos, practicar deportes y tener éxito en la escuela para que puedan comenzar el increíblemente absurdo ciclo sin sentido que hicieron sus padres. Absolutamente sin sentido.

Y, sin embargo, a medida que comenzamos el año 2018, se nos recuerda que hemos sido rescatados de este sinsentido.

Dios, en Su increíble misericordia, por el gran amor con que nos amó, nos dio vida (Efesios 2: 4), despertó nuestras almas muertas para ver la falta de sentido de nuestras vidas, la grosería del pecado, y nos rescató de la falta de sentido de una vida sin Cristo.

Ahora podemos vivir vidas significativas. Por supuesto, debemos comer y trabajar. Por supuesto, debemos instruir y criar a nuestros hijos, pero, si se hace para nuestra gloria y para nuestro orgullo, no tendrá sentido; pero, si se hace para la gloria de Cristo, estará lleno de significado.

Todo se reduce al corazón y a la adoración. Nuestro llamado es simple: hacer todas las cosas para la gloria de Cristo.

A medida que comiences en 2018, me gustaría animarte a poner tu corazón a vivir para Cristo. Por supuesto, vaya a la iglesia cada vez que las puertas estén abiertas, lea su Biblia todos los días, ore sin cesar y sea fiel para evangelizar a aquellos que Dios pone en su vida. Pero es más que eso. Es un recordatorio constante de que puedes vivir para Cristo mientras evangelizas, mientras predicas o incluso mientras haces ejercicio o trabajas en la casa. Puede agradar a Cristo mientras prepara los sermones, tan fácilmente como mientras equilibra los presupuestos o cambia los pañales.

Como dice Pablo en Colosenses 3:17, “Y todo lo que hacéis, de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de El a Dios el Padre.”

Al hacer resoluciones, seamos conscientes del hecho de que Cristo debe ser glorificado en todo lo que hacemos. Él es el único propósito de nuestras vidas.

Como Pablo nos recuerda en Filipenses 1:21, debemos anhelar el Cielo. Si te gusta este pensamiento o no, debes recordar que 2018 puede ser tu último año en esta tierra; es posible que nunca vea 2019. Todo creyente anhela el cielo porque el objetivo de cada creyente es agradar a Cristo y estar con Él. El cielo es todo acerca de Jesús, Él es la fuente de luz (Apocalipsis 21:23). El cielo será todo sobre él; por lo tanto, la vida debe ser también sobre Él.

El brillante poema de CT Studd “Una sola vida” es un gran recordatorio sobre la importancia de vivir y anhelar a Cristo. Oro porque te aliente mientras buscas correr fielmente hacia Él este año.

Dos pequeñas líneas que escuché un día,

Viajando a lo largo de la vida ocupada;

Trayendo convicción a mi corazón,

Y desde mi mente no se iría;

Solo una vida, pronto pasará,

Solo lo que se hace por Cristo durará.

Solo una vida, sí solo una,

Pronto se cumplirán sus horas fugaces;

Entonces, en ‘ese día’ encontrarme con mi Señor,

Y estar de pie delante de su tribunal;

Solo una vida, pronto pasará,

Solo lo que se hace por Cristo durará.

Solo una vida, persiste la pequeña voz,

Suplica suavemente por una mejor opción

Pidiéndome objetivos egoístas para irme,

Y a la santa voluntad de Dios para partir;

Solo una vida, pronto pasará,

Solo lo que se hace por Cristo durará.

Solo una vida, unos pocos años,

Cada uno con sus cargas, esperanzas y miedos;

Cada uno con sus arcillas debo cumplir,

viviendo para uno mismo o en su voluntad;

Solo una vida, pronto pasará,

Solo lo que se hace por Cristo durará.

Cuando este mundo brillante me tienta,

Cuando Satanás obtendría un puntaje de victoria;

Cuando el yo buscaría hacer lo que quiere,

Entonces ayúdame Señor con alegría para decir;

Solo una vida, pronto pasará,

Solo lo que se hace por Cristo durará.

Dame Padre, un propósito profundo,

En alegría o tristeza Tu palabra guardar;

Fiel y verdadero cual sea la lucha,

Agradándote en mi vida diaria;

Solo una vida, pronto pasará,

Solo lo que se hace por Cristo durará.

Oh, deja que mi amor con fervor arda,

Y del mundo ahora permítanme darme la vuelta;

Viviendo para ti y solo para ti

Trayéndote placer en tu trono;

Solo una vida, pronto pasará,

Solo lo que se hace por Cristo durará.

Solo una vida, sí solo una,

Ahora déjame decir: “Hágase tu voluntad”;

Y cuando por fin oiré el llamado,

Sé que diré que “valió la pena todo”;

Solo una vida, pronto pasará,

Solo lo que se hace por Cristo durará.

Al hacer planes este año para perder peso, hacer crecer nuestras cuentas bancarias o aprender un idioma, recordemos siempre que si Cristo no está en ello, o no es el motive de ello, no tiene sentido; pero, si lo es, no solo será significativo, sino que será eterno.

Un comentario sobre “Rescatado de las Resoluciones Sin Sentido

    Nora Varas S escribió:
    4 enero 2018 en 9:48 am

    uuff maravillosa lectura… gracias. Me encontraba, muy torpemente, ensimismada por situaciones nuevas, esta lectura refresca en mi alma cosas tan importantes y hasta obvias para un nacido de nuevo… gracias a Dios por esta agua fresca que me vuelve a recordar lo que el poema dice tan bellamente “Solo una vida, pronto pasará, Solo lo que se hace por Cristo durará”… sin duda, sin Cristo sin la búsqueda constante de Su gloria en todo, sin lugar a dudas, la vida de un hijo de Dios será de una profunda tristeza y sinsentido. Gracias,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s