Seis Maneras En Que Las Canciones Que Cantamos El Domingo Deben Transformar Nuestra Vida

Posted on

ESJ-2018 1009-002

Seis Maneras En Que Las Canciones Que Cantamos El Domingo Deben Transformar Nuestra Vida

Por Jordan Standridge

Si cantas desde los bancas los domingos, deberías leer Nuestra Adoración Importa de Bob Kauflin . Si juegas un papel en la música principal el domingo, tienes que leer Worship Matters . No me importa si tocas la flauta, ejecutas el sonido o cantas cuatro solos todos los domingos, necesitas leer este libro.

El libro cumple 10 años este año, pero no podría ser más relevante para la iglesia. En un mundo donde muchas iglesias se desvían hacia canciones superficiales con significados misteriosos y místicos, debemos luchar contra la tendencia cultural y darnos cuenta del hecho de que lo que cantamos importa. El libro completo es extremadamente útil, pero permítame darle una idea de un capítulo en particular.

En el capítulo 17, el autor busca convencer al lector de que la música del domingo por la mañana puede transformar su semana. Él cree que si cantamos las canciones correctas, hay seis maneras en que pueden transformar la vida del cantante. Kauflin ofrece algunas canciones como ejemplo, y también agregaré mis propias observaciones.

Adorar a Dios Debe Hacernos Humildes

Kauflin argumenta que cada vez que las personas en las Escrituras se encuentran con Dios, se van con más humildad. Él dice: “Si vemos un atisbo de la gloria y el esplendor de Dios, producirá una humildad genuina en nuestros corazones”. Fue cierto para Moisés, los israelitas, Isaías, Jeremías, Pedro, el apóstol Juan y muchos otros.

Gran parte de la música moderna exalta al cantante más que al que supuestamente estamos cantando. Es muy difícil encontrar canciones sin pronombres personales en todo momento. La mayoría de las canciones populares en estos días están centradas en el hombre en lugar de centrarse en Dios, y dejan a la congregación con temor a ellos mismos en lugar de a Dios.

Kauflin continúa diciendo: “Si adorar a Dios nos deja a nosotros mismos pensando más en nosotros mismos, hemos puesto de cabeza la adoración bíblica. Adorar en general, y la adoración corporativa en particular, está destinado a hacernos humildes “.

Un deudor a merced solo,
De la piedad del pacto canto.
Vengo con tu justicia,
Mi humilde ofrenda a traer.
Los juicios de tu santa ley.
conmigo no puedo tener nada que hacer;
La obediencia y la sangre de mi Salvador.
Oculta todas mis transgresiones de la vista.

Adorar a Dios Debe Traernos Seguridad

Kauflin escribe sobre un momento en particular cuando muchas personas en su congregación temían por sus vidas. Unos pocos francotiradores estaban matando a personas al azar y andaban sueltos durante aproximadamente tres semanas.

Su meta al escoger música durante ese tiempo era que la gente en su congregación confiara más en Dios que en los medios de comunicación, y que saliera sabiendo que Dios es completamente soberano.

También agregó una estrofa a la canción de William Cowper “Dios se mueve de una manera misteriosa”:

Así que Dios, confiamos en ti;

Oh Dios, confiamos en ti;

Cuando las lágrimas son grandes y pocos los consuelos

Esperamos en las misericordias siempre nuevas;

Confiamos en ti.

Adorar a Dios Debe Hacernos Agradecidos

CJ Mahaney, el pastor de Bob, cuando alguien lo saluda y le pregunta cómo está, responde con “mejor de lo que merezco.” Esta es la actitud de alguien que se da cuenta de que lo que realmente merece es la muerte y el infierno.

El hecho de que no estemos en el infierno siendo castigados por nuestro pecado es una bendición increíble. La verdad del Evangelio debe hacer que nos regocijemos constantemente. Aquellos que lo han experimentado nunca deben quejarse, y sin embargo, a menudo lo hacemos.

Kauflin escribe: “Sin embargo, muchas veces las personas entran en nuestras reuniones, frustradas, insatisfechas e ingratas. Han estado pensando en otros que son más ricos, más bellos, más conocidos, más fuertes, más talentosos o más piadosos. Adorar a Dios correctamente debe abrir nuestros ojos a la asombrosa gracia de Dios.”

Necesitamos cantar canciones que nos lleven hacia el agradecimiento, hermosas canciones sobre el Evangelio.

El misterio de la cruz no puedo comprender

La angustia que llegó a sufrir

El perfecto dios, su hijo entregó

La copa amarga él bebió por mí

Tu sangre, mi maldad lavó

Gracias, cristo

Fue satisfecha la ira de dios

Gracias, cristo

Tu enemigo fui y hoy me siento a tu mesa

Gracias, cristo.

Adorar a Dios Debe Hacernos Santos

Una de las mejores maneras de describir a Dios es usando la palabra Santo. La Biblia a menudo se refiere a Dios con el lenguaje de la santidad.

Kauflin escribe: “Aunque la santidad suele ser burlada o mal entendida en nuestra cultura, es preciosa a los ojos de Dios. Y debemos recordarle a la iglesia esa realidad cuando nos reunamos para adorarle.”

No hay muchas canciones modernas escritas con la esperanza de que el cantante se arrepienta. Pero hay muchos himnos antiguos que se centran en la santidad de Dios y la depravación del hombre. Kauflin ofrece una canción moderna llamada “In the Presence” escrita por Mark Altrogge:

En presencia de un Dios santo.
Soy tan pequeño y frágil y débil
Cuando veo tu poder y sabiduría, Señor
No me quedan palabras para hablar
En presencia de un Dios santo.
Hay un nuevo significado ahora para la gracia;
Tomaste todos mis pecados sobre ti mismo
Y solo puedo quedarme asombrado.

Adorar a Dios Debe Hacernos Amar

Cuando consideramos el amor que Cristo nos mostró en la cruz, y consideramos el hecho de que Él nos llamó a amarnos de la misma manera, sabemos que tenemos una gran tarea por delante. Por eso es imperativo que nos recuerden constantemente el hecho de que somos llamados a amar como Cristo, y que, al igual que Él, somos llamados a tomar nuestra cruz y seguirlo.

Kauflin escribe: “Los buenos líderes reconocen que el ensalzar el Evangelio de Cristo debe motivarnos a entregar nuestras vidas en amor por los demás.” Esto solo puede suceder si estamos cantando canciones que nos hacen considerar el sacrificio de Cristo y nos llevan a modelarlo.

Si fuera mío todo el ámbito de la naturaleza,
Ese sería un regalo demasiado pequeño;
Amor tan asombroso, tan divino,
Exige mi alma, mi vida, mi todo.

Adorar a Dios Debe Hacernos Pensar En La Misión

Por último, pero no menos importante, viene el evangelismo. Es lo único que podemos hacer en la tierra que no podemos hacer en el Cielo, por lo tanto, debería estar presente en nuestras canciones. Cantaremos a menudo en el cielo, pero no cantaremos sobre el evangelismo; en ese punto, será demasiado tarde.

Kauflin escribe: “Los líderes de adoración deben ser grandes evangelistas. Después de todo, es nuestra pasión ayudar a las personas a ver claramente por qué Dios merece la adoración, y queremos que tantas personas como sea posible compartan la alegría de conocerlo.”

Sin embargo, advierte que, “a medida que guiamos a la iglesia a meditar sobre estos pensamientos, queremos evitar cantar canciones que sean altas en la escala de energía y bajas en la escala de contenido. Es fácil sentirse momentáneamente entusiasmado por llegar a las naciones y no cultivar ningún deseo de compartir el Evangelio con nuestros vecinos.”

Más bien, digo yo, cantemos canciones que exalten a Dios y crezca nuestro amor por Él, que la reacción natural sería proclamarlo a quienquiera que escuche. Cuanto más nos enamoremos de nuestro gran Dios, más querremos hablar de Él con el mundo.

Tu causa, oh Señor

Llena nuestro ser

Que a Cristo el Salvador

Puedan conocer

No a nosotros, Dios

La gloria sea a Ti

La cruz ya nos salvó

Tu reino venga, oh Dios.

Estoy seguro de que hay más grandes efectos de la adoración del domingo por la mañana, pero todos podemos estar de acuerdo en que el que elige las canciones tiene una gran responsabilidad. En segundo lugar, a la predicación de la Palabra de Dios, la música que elegimos para el canto corporativo el domingo por la mañana es fundamental para nuestra santificación.

Nuestra Adoración Importa es un maravilloso libro escrito por un hombre que tiene estos seis objetivos en mente cuando dirige la adoración. Esta es una lectura obligatoria para todos los líderes musicales, pero también para cualquiera que cante en adoración al Señor. Debemos, debemos hacerlo, elegir canciones que están escritas con el propósito de informar y enriquecer nuestras almas, para impulsarnos a adorar a Dios de la manera que Él se merece. En lugar de buscar una iglesia con una banda, una orquesta o cualquiera que sea su preferencia, busque una iglesia en la que la persona que escoge las canciones tenga estos seis objetivos en mente, y que dedique su tiempo a pensar qué canciones honrarán verdaderamente a Dios y hacer que los cantantes crezcan en la piedad.

Un comentario sobre “Seis Maneras En Que Las Canciones Que Cantamos El Domingo Deben Transformar Nuestra Vida

    Andrés R Ramos Paternina escribió:
    9 octubre 2018 en 1:45 pm

    GRACIAS HERMANOS POR COMPARTIR! ESPERO PODER CONSEGUIR EL LIBRO PRONTO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s