¿Qué Podemos Saber Sobre Los Ángeles?

Posted on

ESJ-2019 0322-001

¿Qué Podemos Saber Sobre Los Ángeles?

Por Dustin Benge

ÁNGELES Y DEMONIOS, CREACIÓN Y ADORACIÓN

El 21 de septiembre de 1994, Touched by an Angel [Tocado Por Un Angel] se estrenó en CBS. Continuó con 211 episodios a lo largo de nueve temporadas. La serie presentaba a dos “ángeles” llamados Monica y Tess. A lo largo de la serie, Mónica tiene la tarea de transmitir la guía y los mensajes de “Dios” a varias personas que se encuentran en una encrucijada en sus vidas. Eventualmente, Mónica y Tess se unen a otro ángel llamado Andrés, el ángel de la muerte, quien hace apariciones en la enfermedad, eventos trágicos, o en el momento en que él aparentemente lleva a los individuos al cielo. La serie se convirtió en una de las series mejor valoradas de CBS, con más de 121 millones de espectadores, y fue nominada para once premios Primetime Emmy y tres Golden Globe. Esta serie reveló que la fascinación humana por los ángeles en nuestros días no ha disminuido desde la historia temprana de la iglesia. De hecho, los ángeles han sido representados a lo largo de la historia del arte, la música y la cultura.

Una búsqueda en Google de “ángeles” produce una miríada de sitios web que revelan esta fascinación. El famoso sitio enciclopédico Wikipedia comenta que los ángeles son seres sobrenaturales encontrados en varias religiones y mitologías. El artículo continúa revelando que cada tradición religiosa tiene su propio método para definir y explicar a estos seres celestiales. Por ejemplo, en el Zoroastrismo, cada persona tiene un ángel guardián y manifiesta la energía de Dios. En el Islam, los ángeles se mencionan a menudo en todo el Corán y en los Hadices (tradiciones orales codificadas sobre Mahoma), y Dios les confía a menudo tareas específicas que deben realizar, tales como poner a prueba a los seres humanos concediéndoles abundantes riquezas y sanar sus enfermedades. De acuerdo con las enseñanzas de la Sociedad Teosófica, se considera que los ángeles viven en la atmósfera de los planetas o dentro del sol, y ayudan en el funcionamiento y los procesos de la naturaleza. Los ángeles son representados a través de la historia del arte, la música y la cultura.

Rodeada de misticismo y misterio, la perspectiva cristiana popular de los ángeles necesita desesperadamente una reforma. Necesitamos una comprensión bíblica y teológica bien pensada y cuidadosamente estructurada de estas criaturas celestiales y de su función dentro de la historia redentora de Dios. Por lo tanto, debemos preguntarnos, ¿qué dice la Biblia?

LOS ÁNGELES SON CREADOS

La Biblia afirma que los ángeles no siempre han existido. Numerosos pasajes bíblicos afirman que Dios, en el principio, creó a todos los ángeles. Job alude a coros angélicos que llenan los cielos de alabanza a Dios durante el evento de la creación, ” cuando cantaban juntas las estrellas del alba, y todos los hijos de Dios gritaban de gozo?” (Job 38:7). Las Escrituras se apresuran a afirmar que, aunque son seres espirituales, los ángeles son distintos del Dios trino y no han existido eternamente. En Nehemías 9:6 se hace una clara distinción entre el Dios del cielo y Su creación: “Sólo tú eres el Señor. Tú hiciste los cielos, los cielos de los cielos con todo su ejército, la tierra y todo lo que en ella hay, los mares y todo lo que en ellos hay. Tú das vida a todos ellos y el ejército de los cielos se postra ante ti.” En el Nuevo Testamento, Pablo afirma el Antiguo Testamento con respecto a la creación de ángeles: ” Porque en El [Cristo] fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de El y para El.” (Col. 1:16). Note que Pablo describe a los ángeles como “creados”, en tiempo pasado. En otras palabras, Dios no está continuamente creando ángeles, pero su existencia y número estaban firmemente fijados en el principio. Las Escrituras nunca indican el número exacto de los ángeles que fueron creados, pero a menudo alude a una hueste innumerable. En el monte Sinaí, Dios “y vino de en medio de diez millares de santos; a su diestra había fulgor centellante para ellos” (Deut. 33:2). En el Salmo 68:17, el salmista identifica “Los carros de Dios son miríadas, millares y millares.” Cuando los creyentes entran en la presencia de Dios en la santa adoración, nosotros entramos en la presencia de “y a miríadas de ángeles” (Hebreos 12:22). En Apocalipsis, cuenta Juan: “Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono y de los seres vivientes y de los ancianos; y el número de ellos era miríadas de miríadas, y millares de millares” (Apocalipsis 5:11). Sin importar el tamaño de su población, podemos estar seguros de que Dios creó el número necesario de ángeles para cumplir Su voluntad soberana y para rendir alabanza y gloria apropiadas a su Creador.

El padre de la iglesia primitiva, Agustín (354-430), se apresura a enfatizar que el relato de la creación revelado en Génesis no menciona directamente la creación de los ángeles y, de hecho, es sorprendentemente silencioso al respecto, dando más consideración a la creación de las otras criaturas de Dios. Para Agustín, la creación de los ángeles es una cuestión de especulación textual y teológica. Sin embargo, alude a la creación angélica al examinar los primeros capítulos del libro del Génesis y especula que la creación del “cielo” en Génesis 1:1 inaugura la creación ex nihilo de seres espirituales, mientras que la creación de la “luz” en Génesis 1:3 sirve como el tiempo en que esas criaturas celestiales llegan a la luz, lanzándolas como siervas de Dios. En su discusión, Agustín tuvo cuidado de señalar que, aunque el relato de la creación en Génesis no menciona directamente la creación de ángeles, era concebible que Dios creó a los ángeles justo antes de Su creación del cosmos – o que los ángeles fueron creados en conjunto con el establecimiento del universo. Para Agustín, de acuerdo con Nehemías 9:6, el elemento más vital es que los ángeles deben ser comprendidos de una manera que los separe completa y totalmente de ser coeternos con el Dios trino.

LOS ÁNGELES NO SON HUMANOS

Mientras que la Biblia enfatiza la creación de los ángeles por el Dios trino, también sostiene que no existen de la misma manera en que lo hacen los seres humanos. Por ejemplo, a diferencia de los humanos, Dios creó a los ángeles para que no se casaran ni procrearan (Mateo 22:30). El autor de Hebreos propone que todos los ángeles son “espíritus” — “no son todos espíritus ministrantes…”. ?” (Heb. 1: 14). Cuando Jesús se apareció a sus discípulos entre su resurrección y ascensión, reconoce que un “espíritu” no posee “carne y huesos” como lo hace Él (Lucas 24:39). En las Escrituras, los ángeles son seres invisibles y usualmente no son visibles para los humanos a menos que Dios los revele (Núm. 22:31; 2 Reyes 6:17; Lucas 2:13). Sin embargo, de vez en cuando, los ángeles tomaron forma física y se aparecieron a varios individuos en las Escrituras como Abraham, Lot, Moisés, Daniel, María y Juan. El ángel le dijo a la mujer en la tumba vacía de Jesús: “No tengáis miedo, porque sé que buscáis a Jesús, el crucificado. No está aquí, porque ha resucitado” (Mat. 28, 5-6). Aunque son criaturas semejantes, los ángeles son distintos de los humanos dentro de la creación de Dios.

LOS ÁNGELES NO DEBEN SER ADORADOS

En Apocalipsis, cuando Juan cae a los pies de un ángel, el ángel advierte rápidamente a Juan del peligro de adorar a una criatura semejante: “No hagas eso; yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos que poseen el testimonio de Jesús; adora a Dios. Pues el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.” (Apoc. 19:10). Esta advertencia obviamente requiere que nunca debemos orar a los ángeles. Pablo nos advierte que no debemos pensar que cualquier otro “mediador” puede interponerse entre nosotros y Dios, “porque hay un solo Dios, y hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1 Tim. 2:5). No hay ejemplos ofrecidos en las Escrituras de que alguien le ore a un ángel o le pida ayuda a un ángel. Además, las Escrituras no animan a nadie a buscar la aparición de un ángel, porque se manifiestan sin querer. Aunque tengamos una fascinación por estos seres celestiales, los creyentes nunca deben albergar una curiosidad malsana o un deseo de algún tipo de experiencia sobrenatural por encima de nuestro amor a Dios y devoción a Él y a Su obra. Nuestro papel es más bien hablar con el Señor, que es Él mismo el creador, sustentador y comandante de todas las fuerzas angélicas.

Desestimar la teología de los ángeles como algo muy misterioso, demasiado especulativa o demasiado mística es descartar la evidencia clara de su existencia a través de las Escrituras y el ejercicio intelectual y la reflexión espiritual de incontables pensadores cristianos a través de la historia de la iglesia. Por lo tanto, nuestro objetivo como cristianos, en aras de nuestra santificación evangélica, debe ser desarrollar una robusta angelología con la sincera esperanza de que la atención y la reflexión teológica no se dirijan a los ángeles mismos, sino a Cristo, a quien adoramos y servimos juntos.


El Dr. Dustin W. Benge es profesor invitado en el Munster Bible College, Cork, Irlanda y asistente de investigación administrativa en el Andrew Fuller Center for Baptist Studies en el Southern Baptist Theological Seminary en Louisville, Ky.

Un comentario sobre “¿Qué Podemos Saber Sobre Los Ángeles?

    hosting escribió:
    25 marzo 2019 en 12:55 pm

    En realidad es muy poco lo que la biblia nos enseña acerca de la naturaleza de los ángeles, pero considero que este articulo es muy equilibrado, por tanto una guía útil para quien quiera instruirse acerca del tema, un abrazo, bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s