¿Son Literales los Números y los Periodos de Tiempo en el Apocalipsis?

Posted on

ESJ-blog 20210406_01

¿Son Literales los Números y los Periodos de Tiempo en el Apocalipsis?

POR MARK HITCHCOCK

El libro del Apocalipsis está lleno de números. “Hay 174 números cardinales en el libro del Apocalipsis. Además, hay 19 números que son fracciones (por ejemplo, ⅓) o números cardinales con fracciones (por ejemplo, 3½). Por último, hay 61 números ordinales que hacen un total de 254 números en el libro.” [15] La presencia de tantos números ha dado lugar a todo tipo de especulaciones. La cuestión central es ésta: ¿Cómo debemos entender estos números? ¿Son todos literales? ¿Son todos simbólicos? ¿O son una mezcla de ambos?

Para responder a esta pregunta, lo mejor es comenzar con el propio Apocalipsis. En el Apocalipsis 1, Jesús aparece de pie en medio de siete candelabros con siete estrellas en su mano derecha. Luego, en el último versículo del capítulo, proporciona la interpretación divina de estos símbolos. Dice que los siete candelabros son “siete iglesias” (Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea), y las siete estrellas son los “siete ángeles [mensajeros] de las siete iglesias.” Claramente, para Jesús, el número siete-en ambos casos-es literal. Podemos asumir con seguridad que Jesús sabía cómo interpretar los números en el Apocalipsis. Él estableció esta comprensión de los números en el Apocalipsis desde el principio.

En cuanto a la interpretación de los números en el Apocalipsis, John Walvoord resume bien la cuestión:

Los números son muy prominentes en el libro: 2, 3, 3½, 4, 5, 6, 7, 10, 12, 24, 42, 144, 666, 1.000, 1.260, 1.600, 7.000, 12.000, 144.000, 100.000.000 y 200.000.000. Estos números pueden entenderse literalmente, pero incluso cuando se entienden de esta manera, a menudo llevan consigo un significado simbólico. De ahí que el número siete, utilizado cincuenta y cuatro veces, más que cualquier otro número en el libro, se refiera a siete iglesias históricas en el capítulo inicial, Sin embargo, por el propio uso de este número (que habla de finalización o perfección) se transmite el concepto de que se trataba de iglesias representativas que en cierto sentido estaban completas en su descripción de las necesidades normales de la iglesia. No sólo había siete iglesias, sino también siete candelabros, siete estrellas, siete espíritus de Dios, siete sellos en el rollo, siete ángeles con siete trompetas, siete copas que contenían siete últimas plagas, siete truenos, siete mil muertos en el terremoto del capítulo 12, un dragón con siete cabezas y siete coronas, la bestia del capítulo 13 con siete cabezas, siete montes del capítulo 17 y los siete reyes.

Después del número siete y en el orden de su frecuencia están los números doce, diez y cuatro. Algo de esto proviene del hecho de que hay doce tribus de Israel. Doce mil fueron sellados de cada una de las doce tribus. Los ancianos del capítulo 4 son dos veces doce o veinticuatro. Se declara que la Nueva Jerusalén tendrá 12.000 estadios de ancho y largo, y su muro doce veces doce, o sea 144 codos de altura. Claramente, el uso de estos números no es accidental. Aunque el simbolismo no siempre es obvio, se debe seguir la regla general de interpretar los números literalmente a menos que haya una clara evidencia de lo contrario. No obstante, los números transmiten algo más que su mero significado numérico. [16]

Steve Sullivan está de acuerdo en su mayor parte con la interpretación literal de los números.

La mención de 42 meses (11:2; 13:5) como 1260 días (11:3; 12:6) es el uso convencional del tiempo. Además, se podría añadir ½ hora (8:1), 10 días (2:10) y 5 meses (9:5, 10). Los números redondos se utilizan raramente en el Apocalipsis. Es razonable ver números redondos en las fracciones 1 /10 (11:13) ¼ (6:8), y 1 /3 (8:7, 8, 9, 10, 11, 12; 9:15, 18; 12:4). Es posible que los 7.000 hombres muertos en el terremoto (11:13), los 200.000.000 de ejércitos y los 1.600 estadios puedan ser números redondos… Un rápido vistazo a una concordancia indicará que cuando se utiliza un número con la palabra “año” se refiere a un año literal. En todos los lugares del Apocalipsis en los que aparece un número con un indicador de tiempo, como días, meses y años, no se encuentra nada en el texto que obligue al lector a entender que se trata de otra cosa que de un uso convencional de los números. [17]

Esta cuestión es de especial importancia en textos como Apocalipsis 20:1-6, donde se mencionan 1000 años seis veces en siete versículos. Aunque es posible, por supuesto, que algunos números del Apocalipsis puedan ser redondeados, cuando la palabra “año” aparece con un número, parece que podemos tomar el número literalmente. Esto es útil para resolver el debate sobre si el milenio tiene una duración literal de 1000 años.

Al interpretar los números en el Apocalipsis, como en otras áreas de interpretación, es importante establecer algunas reglas básicas. Si algunos números se toman literalmente y otros no, ¿cuáles son los criterios para tomar la decisión? La decisión no puede depender de los caprichos de cada intérprete del texto, o el Apocalipsis carecería en gran medida de sentido.

En aras de la coherencia, es mejor tomar los números al pie de la letra, a menos que haya alguna indicación clara de lo contrario, o que tomar el número literalmente no tenga sentido. Dado que Jesús abre el primer capítulo con dos usos literales del número siete, este enfoque debería guiarnos durante el resto del libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s