¿Por qué los Demonios Odian a la Gente?

Posted on Actualizado enn

clip_image001¿Por qué los Demonios Odian a la Gente?

Por Jesse Johnson

Uno podría pensar que los demonios (que odian a Dios) y las personas (la mayoría de ellos odian a Dios) tendrían al menos una relación amistosa. Después de todo, ambos se oponen a Dios, y ambos están viviendo en rebelión abierta contra él. ¿No los uniría un enemigo común?

Sin embargo, regresándonos a la primera serpiente satánica poseída, los ángeles caídos tienen un historial de odio y de violencia contra las personas. Satanás impulsó al mundo al pecado, mientras que los demonios afligen a los débiles y paralizan a los fuertes. ¿Por qué? ¿Por qué los demonios odian tanto a la gente?

Parte de la razón tiene que ver con la caída —no la caída de Adán, sino de Lucifer. Obviamente, Satanás cayó por orgullo, y a causa de su deseo de ser como Dios. Pero las Escrituras también señalan a eso, y se remonta a la creación.

Cuando Dios creó la tierra, era buena, bella y perfecta. Los ángeles fueron parte de la creación. No existían antes del primer día, y uno de sus primeros actos de existencia era aplaudir la obra de Dios (Job 38:5-7). Fueron creados, entonces fueron impactados por la belleza y la majestad de la creación de Dios, el centro de atención del cual es la tierra.

Los ángeles no caídos se mantuvieron en el día 6. Después de todo, al final del día 6, Dios declaró a todo lo que había creado como bueno. El universo puede cambiar (y lo haría), pero por el momento todo era perfecto. Sin embargo, la pregunta aun permanecía: ¿quién tendría dominio sobre la tierra? ¿Quién gobernaría a los animales, y quien sería el regente de Dios sobre el planeta?

Los ángeles aprecian claramente la creación. La aplaudieron, y ellos estaban asombrados de su belleza (Ezequiel 28:13). Pero Dios no le dio la tierra a los ángeles. Como Pablo escribe: “Porque no sujetó a los ángeles el mundo venidero, acerca del cual estamos hablando…” (Hebreos 2:5). En cambio, Dios hizo al hombre. Él creó a Adán del polvo, y a Eva de Adán. Y entonces Dios les dio el dominio de la tierra en su lugar (Gen 1:26).

Esto sin duda habría sido un sorprendente giro de los acontecimientos a los ángeles. Los ángeles son espirituales, y la gente está literalmente hecha de tierra. Los ángeles son los hijos de Dios, pero la gente es a imagen de Dios. La Escritura dice claramente que la gente es “un poco menor que los ángeles,” y eso, sin duda pretende ser un eufemismo (Salmo 8:5).

¿Por qué hizo Dios a las personas (incluso después de ángeles)? Salmo 8:6 dice: “Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies” Esto es exactamente lo que algunos de los ángeles querían. Por lo menos, Satanás quería dominar la tierra. Él quería ser como Dios. De hecho, llegó a comparar su belleza a la belleza del hombre y de la creación (Ezequiel 28:17). Y hay que admitir que tiene razón. La pregunta obvia es:

¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, O el hijo del hombre, para que le visites? Le hiciste un poco menor que los ángeles, Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos; Todo lo sujetaste bajo sus pies. Porque en cuanto le sujetó todas las cosas, nada dejó que no sea sujeto a él; pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas. (Hebreos 2:6-8)

¿Por qué Dios hace eso? ¿Por qué giraría él la tierra sobre personas antes que los ángeles? Para empezar, somos a su imagen. Por otra parte, al hacernos débiles ("niños frágiles de polvo y débiles como frágiles", dice el autor del himno) Dios es más glorificado por nuestra dependencia de él. Debido a que somos débiles y pecadores, Dios es glorificado a través de nuestro perdón de los pecados. El evangelio viene a través de nosotros, no a través de los ángeles. Por eso Hebreos 2 sigue inmediatamente a la pregunta acerca de por qué la gente recibe el dominio con esta observación: Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús (Hebreos 2:9).

Los ángeles no pueden morir. Sin embargo, la gloria de Dios, como se ve en el Evangelio está ligada a la muerte de Jesús:

Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos. Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos..

En otras palabras, Dios le dio la tierra a la gente (a diferencia de los ángeles) ya que el evangelio viene a través de la muerte de Jesús y su muerte es vicaria por su perfección, lo que se demuestra a través de su sufrimiento. El resultado final es que vienen muchos hijos a la gloria.

Pero esto no se haría para el diablo. Privado de su dominio deseado, fue arrojado del cielo a la tierra (Ezequiel 28:16). Y a partir de ese momento, una guerra cósmica entre Satanás y la gente se juega en la tierra. El plan de Dios es rescatar a las personas del pecado por medio de Jesús, y el plan de Satanás es llevar a cabo su venganza celosa sobre las personas —los receptores de la tierra. Al oponerse al evangelio y afectando a las personas, él está tratando de deshacer el plan de Dios. Al alejar a la gente del evangelio intentando mitigar la gloria de Dios, al mismo tiempo que ejerce su rebelión contra Dios, afectando a aquellos a quienes Dios ha dado el dominio que sentía debía ser suyo.

Esta es la razón de porque Satanás comenzó su ataque en el jardín. Atacó el orden creado por Dios (dirigiéndose a Eva) y trató de deshacer su dominio. Esto es por qué los ángeles cohabitaron con la gente en Génesis 6, y es por eso que los demonios atacan a la gente. Tienen un deseo de dominio, pero un odio hacia nosotros.

El resultado es que nos afligen como una forma de rebelarse contra el orden de Dios. Dios ordenó a los ángeles que sirvieran a las personas, y en su lugar algunos ángeles como parte de su revuelta nos atacan, mientras continúan rebelándose contra el hecho de que se nos ha dado dominio.

5 comentarios sobre “¿Por qué los Demonios Odian a la Gente?

    Arch escribió:
    15 abril 2013 en 1:45 am

    Eso demuestra el amor que Dios nos tiene, y la falta de orgullo y envidia de algunos ángeles, pero siempre me he preguntado, si Dios acabo con Sodoma y Gomorra por su libertinaje y excesos, Por que no detuvo a Luzbel cuando pudo?

    Juan Sandoval Iñiguez escribió:
    2 diciembre 2014 en 11:24 am

    ¿Porque los Demonios Odian a la Gente? Entender el pensamiento de un Demonio o Genio no siempre es tan sencillo pero no por ello imposible, si bien es contrario a lo que conocemos, tambien es necesaria su actitud. Con una bonita historia espero dar por explicado este comportamiento. En un lejano pueblo habia un Principe al cual el pueblo amaba y obedecia en todo lo que se les encomendase porque sus edictos eran perfectos. Un dia despues de dirigir sus ordenes su secretario sorprendido le escucho murmurar entre dientes una ofensa a sus seguidores a lo que acto seguido le dice: Señor ellos le honran y usted parece odiarlos, si les amara – responde el Principe – seria uno mas entre ellos y al no haber diferencias terminarian odiandome, mi propia naturaleza se niega a aceptar la vida mundana y aunque estoy en el centro de ella no creo pertenecerle, ellos buscan la diferencia, esa diferencia se las doy yo, ellos no entienden que al amarme se odian a si mismos, yo por mi parte les odio porque solo de esa manera me protejo y les protejo a ellos.

    Edgar Rosado escribió:
    21 noviembre 2016 en 9:43 am

    todo se resume a un acto de venganza y cobardia porque satanas se desquita con nosotros que somos muy bulnerable y debiles, en lugar de anfrentar a cristo.

    Edgar Rosado escribió:
    21 noviembre 2016 en 9:50 am

    todo se resume a un acto de cobardia y venganza ya que satanas es un total cobarde por meterse con seres
    bulnerables y debiles, y digo cobarde porque deberia enfrentar sus diferencias con dios frente a frente y no con nosotros, solo para hacele la vida de cuadritos a DIOS.

    Edgar Rosado escribió:
    21 noviembre 2016 en 10:01 am

    Todo se resume a un acto de cobardia y venganza por parte de satanas por desquitarse con seres bulnerables y debiles solo para molestar a DIOS y hacerle la vida de cuadritos, en lugar de confrontar y hablar sus diferencioas cara a cara con DIOS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s