Altar a un Amor Desconocido: Reseña por Iain Murray

Posted on Actualizado enn

clip_image001Altar a un Amor Desconocido: Reseña por Iain Murray

En varios momentos de mi vida y ministerio, los ricos escritos de Iain Murray han sido una gran ayuda para mi alma -, así como a mi querida esposa e hijos. Por tanto, es difícil expresar la profundidad de la gratitud que siente al tener el apoyo y el aliento de este querido santo. Su familiaridad con los problemas históricos provocada por las enseñanzas de CS Lewis es mucho mayor que la mía, después de todo, como uno que sirvió junto a hombres como Martyn Lloyd Jones, ha visto los efectos de muchos tiempo de la teología de Lewis durante muchos años.

En vista de todo esto, nos quedamos muy contentos de aprender de su reseña de Altar a un Amor Desconocido – Una reseña que completó en julio de este año. (2011) Esta misma reseña ha aparecido recientemente en la edición de este mes de Banner of Truth Magazine.

A continuación se reseña completa del reverendo Murray, reproducido con permiso:

(Michael J. Beasley)


Altar to an Unknown Love: Rob Bell, CS Lewis, and the Legacy of the Art and Thought of Man [Altar a un Amor Desconocido: Rob Bell, CS Lewis, y el Legado del Arte y el Pensamiento del Hombre] de Michael John Beasley http://www.thearmouryminstries.org : Lightning Source, Milton Keynes, 2011, 146pp, £6.50/$10.49

El año pasado ha sido testigo de una gran controversia en los Estados Unidos más de Love Wins de Rob Bell, un Libro Sobre el Cielo, el Infierno y el Destino de Toda Persona que ha Vivido. El interés en ese libro ahora está pasando, pero antes de hacerlo, Michael Beasley cree que hay una cuestión más amplia que debe ser abordada. El pensamiento de Bell, señala, ha sido condenado por los evangélicos que son, al mismo tiempo, los admiradores declarados de autores de quienes Bell ha sido atraído, a saber, George MacDonald y CS Lewis. Beasley cuestiona la consistencia de este procedimiento, y si no se toma en serio su libro –como se merece – debe promover más controversia, porque MacDonald y Lewis son figuras ampliamente respetadas. Lewis es casi un icono del evangelicalismo estadounidense; en una ocasión, los lectores de la revista Christianity Today lo calificaron como el escritor más influyente en su vida. Pero la única base fiable para la fe cristiana no se encuentra en Lewis. Él no cree en la infalibilidad de la Escritura, con la consecuencia de que sus conclusiones son un conglomerado de Biblia, imaginación y filosofía. ¿Importa la ausencia de ese fundamento, cuando se trata de comprender el amor de Dios –el tema con el que el libro de Beasley se refiere principalmente? De Hechos 17, la adoración ateniense ‘a un dios desconocido,’ Beasley muestra que el conocimiento de la salvación de Dios sólo es conocida por la revelación divina. El hombre perdido es tan ignorante de ese conocimiento que tenían los atenienses. Sin embargo, en lugar de comenzar con la Escritura, Lewis cree que la consideración del amor en el hombre puede ayudarnos a entender el amor de Dios. Una parte importante de Altar a un Amor Desconocido es una refutación de este error. El amor que se encuentra en el hombre no regenerado es el amor propio –el amor centrado en torno a la búsqueda del placer, e identificado por los griegos (y por Lewis) como eros. Pero el amor de Dios (nunca llamado eros en el NT) es completamente diferente, y no se conoce hasta que una persona ha nacido de Dios (1 Juan 4:7-10). ‘Los que no conocen a Dios no puede conocer su amor »(p. 52). “Sin la comprensión de la naturaleza de su amor. . . . . nos quedamos con nada más que nuestras propias arenas movedizas del afecto humano “(p. 39).

Una presentación reconstruida del amor de Dios – que se encuentra en todos los autores que Beasley está criticando – produce una enseñanza nos lleva ofensa al hombre natural.¿Qué es más ofensivo para el hombre natural que la verdad en relación con la justicia de Dios y su ira contra el pecado? Pero ese delito se elimina por la, enseñanza subjetiva centrada en el hombre aquí revisada. El amor de Dios es tal, se dice, que le obliga a respetar la libertad humana, y esa libertad debe controlar la forma en que pensamos en el cielo y el infierno. ‘Los condenados,’ escribió los editores de Lewis de El Gran Divorcio (Macmillan Publishing, 1976), no están obligados a regresar al infierno. Pueden permanecer en el cielo, si lo desean, si es que están dispuestos a renunciar a sus pecados más preciosos” (p. 86). O como Lewis dijo: “Las puertas del infierno están cerradas por dentro” (p. 89N). “Conseguimos lo que deseamos,” dice Bell. “Dios así nos ama. Si deseamos aislamiento, desesperación y el derecho de ser nuestro propio dios, Dios en su gracia nos concede esa opción. . . . . Dios dice que sí, podemos tener lo que deseamos, porque el amor triunfa” (págs. 85, 122). Así que no es la justicia, sino el amor lo que lleva a alguien al infierno. El amor divino, que se afirma que es subordinado a la libertad humana, lleva a los hombres recibir lo que quieren. El cielo y el infierno giran alrededor del hombre, no de Dios (p. 81).

Esta forma de pensar no se limita a llevar el ofensa de la verdad bíblica; en última instancia, elimina el evangelio mismo. Porque si la determinación de Dios para juzgar y castigar el pecado ya no es parte de su carácter, entonces, una expiación sustitutiva deja de ser una parte del mensaje cristiano. No es casual que ninguno de los autores que Beasley está examinando cree que en el derramamiento de su sangre Cristo estaba llevando la penalidad del pecado. El autor señala correctamente que CS Lewis no pertenecía a los círculos evangélicos en Gran Bretaña durante su vida. A nuestro juicio demuestra el argumento de que Lewis es ahora tan ampliamente aceptable en el evangelicalismo estadounidense, porque las ideas no bíblicas no están siendo reconocidos como lo que son. La destreza en la escritura, narración efectiva, con una mezcla de ‘referencias y pensamientos bíblicos desconectados,’, son capaces de alcanzar gran éxito en un día en que la discriminación ha dado paso a la apelación popular. Todas estas son características de los escritos de Bell, Lewis, y MacDonald. Esto no quiere decir que todo lo que escribió es igualmente condenable. Las críticas de Beasley sobre Love Wins de Bell son justamente las más severas (pp. 114-15). Las Crónicas de Narnia, de Lewis ahora se producen en la película de Disney para los millones, no está en la misma categoría, pero cuando ‘más y más predicadores están ansiosos por citar a Lewis en apoyo de sus posiciones teológicas’ la advertencia contenida en este libro no es infundada. Plantea cuestiones de importancia fundamental.

Michael Beasley, Licenciada en Ciencias por la Universidad Estatal de California, y del Máster Seminary, ha servido en el ministerio pastoral desde 1994. Estamos impresionados y agradecidos por el carácter de sus escritos. Su valioso libro,, Indeed, has Paul Really Said?A Critique of NTWright’s Teaching on Justification, ya se ha examinado en estas columnas.

Iain H. Murray

Un comentario sobre “Altar a un Amor Desconocido: Reseña por Iain Murray

    […] Ver reseña de Ian Murray aqui […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s