Día: 8 abril 2014

El Moralismo no es el Evangelio (Pero Muchos Cristianos Piensan que lo Es)

Posted on

clip_image001El Moralismo no es el Evangelio (Pero Muchos Cristianos Piensan que lo Es)

por Albert Mohler

Una de las declaraciones más sorprendentes por el apóstol Pablo es su acusación a los cristianos de Galacia por abandonar el Evangelio. “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente,” declaró Pablo. Al decir esto de manera enfática, los gálatas habían fracasado en la prueba crucial de discernir el evangelio auténtico de sus falsificaciones.

Sus palabras no podrían ser más claras: " Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.”"[Gal. 1:8-9]

Leer el resto de esta entrada »

La División vs el Discernimiento

Posted on

clip_image002La División vs el Discernimiento

Por John MacArthur

¿El discernimiento y la división van de la mano? ¿Es cierto que el término discernimiento se emplea a menudo como una cubierta para un espíritu contencioso o de crítica?

Vamos a reconocer que hay gente sin escrúpulos que, bajo la apariencia de "discernimiento bíblico," se dedican a la crítica poco fraternal. Sus tácticas incluyen a menudo la insinuación, la difamación, la culpabilidad por asociación, y otros métodos deshonestos. Tejen teorías de conspiración, hacen sensacionalismo de sus ataques en contra de los demás, y favorecen insultos personales por encima de un análisis doctrinal de fondo. El fundamentalismo militante ha hecho de este tipo de crítica su especialidad. Como consecuencia de ello, ese movimiento ha ido perdiendo su influencia, perdiendo su credibilidad, y fragmentado en pequeños facciones beligerantes. Mi llamamiento al discernimiento no es un llamado a ese tipo de actitud divisiva.

Leer el resto de esta entrada »

La Nueva Jerusalén

Posted on

clip_image001La Nueva Jerusalén

Por Nathan Busenitz

¿Alguna vez has pensado en el cielo como una ciudad?

En el relato de la nueva tierra en Apocalipsis 21-22 del apóstol Juan, se presta una atención destacada a la Nueva Jerusalén, la capital del cielo eterno. Casi la mitad de Apocalipsis 21 está dedicada a describir las propiedades físicas de las magníficas metrópolis. Su glorioso esplendor será el corazón de la tierra nueva, porque es aquí donde Dios mismo mora.

Los cristianos rara vez pensamos en el cielo como una ciudad, y sin embargo, eso es precisamente cómo Dios lo describe (Heb. 11:16. Cf Juan 14:2). Las ciudades tienen edificios, calles, casas y ciudadanos. Son lugares de poder político, económico de la industria, educación superior, la cultura refinada y una arquitectura impresionante. Estas características son verdaderas de la ciudad celestial, así, a pesar de que la Nueva Jerusalén por mucho eclipsará a cualquier ciudad terrena, tanto en su magnificencia y su poder.

Leer el resto de esta entrada »